¿Tenía Jesús ombligo?

Publicado: diciembre 6, 2010 en Teología

Publicado por:juanstam

Un amigo me planteó una pregunta que al principio me pareció rara y un poco escandalosa pero que resultó interesante y reveladora.

¿Tenía Jesús ombligo?

Soy enemigo de las cuestiones especulativas, y jamás hubiera planteado la pregunta que encabeza estas líneas. Pero un amigo sudamericano me hizo esa pregunta y me resultó interesante.

Según el amigo, un hermano le había dicho que hay tres personas que nacieron sin pecado: Adán, Eva y Jesús. Dos de ellos no tenían ombligo, y es lógico que Jesús tampoco. Adán y Eva nunca nacieron, y Jesús nació sobrenaturalmente. Además, Jesús no podría haber recibido sangre de María porque esa era sangre impura, contaminada por el pecado original. Entonces Jesús no hubiera podido limpiar nuestros pecados con su sangre pura. Por eso el Jesús pre-natal no podría haberse alimentado de Maria mediante un cordón umbilical. Más bien, Jesús nació con la naturaleza perfecta de Adán y Eva antes de pecar, no con la naturaleza caída de su madre.

Este argumento refleja la gran dificultad que tenemos en comprender la humanidad de Cristo y aceptarla plenamente. El mismo día me llegó un hermoso poema navideño con una perspectiva muy diferente:

Desnudito, desnudito,

sin defensa, ni abrigo.

entregado, entregadito

tendrás que padecer.

Lo descubrieron desnudito,

y descubierto nació…

El niño en su llanto

nos dice — ¡aquí estoy!

Ese bello poema, por Julio C. López, me hizo recordar una experiencia de los años 80. Estábamos en Nicaragua, en una entrevista con un destacado líder de la oposición. Después de una larga serie de denuncias contra los Sandinistas, pidió a su secretaria traerle “aquellas pinturas”. Eran dos cuadros de la crucifixión, pintado por gente de Solentiname, en los que ellos, según su fiel entendimiento de los evangelios, pintaron a Cristo desnudo en la cruz. Entonces, como la peor de sus denuncias, exclamó, “Esos sandinistas quieren humanizar a Jesús”.

Hace unos años un estudiante de la Universidad Nacional, que era profesor del Liceo de Costa Rica, diseñó una encuesta para ver si los estudiantes realmente creían en la humanidad de Jesús. Hizo muchas preguntas tradicionales: ¿Crees tú que Jesucristo es Dios, que era hombre, que nació de la virgen, que hizo milagros y murió en la Cruz? A todas esas preguntas los estudiantes respondieron que sí. Pero entre pregunta y pregunta, insertaba otras distintas: ¿En la mañana, Jesús tenía que cepillarse los dientes para quitar el mal sabor de la boca? ¿En un día de mucho calor, sudaba Jesús excesivamente y necesitaba desodorante? ¿Jesús se cansaba? ¿Se enojaba? ¿Le podría dar un dolor de cabeza o un resfrío? A todas esas preguntas respondieron que no, ¡jamás de los jamases! Quedó evidente que realmente no creían en la humanidad de Cristo.

El mismo San Lucas que afirma la concepción virginal del Salvador alude también a los nueve meses del embarazo de María (1:56; 2:6), en que el Hijo de Dios era un feto pre-natal. Lucas narra también que el niño Jesús fue circuncidado al octavo día (Lc 2:21), igual que cualquier otro niño judío y de la misma forma: una intervención quirúrgica al órgano masculino del niño. Si Jesús pudo ser circuncidado, ¿por qué no pudo tener ombligo? Además, a los cuarenta días José y María cumplieron el tradicional ritual “de la purificación de ellos”, es decir, de la madre y del niño (2:22). Más adelante, Jesús se sometió al bautismo para arrepentimiento, para identificarse con nosotros sin tener él ningún pecado de que arrepentirse. Los evangelios nos cuentan también que Jesús se cansaba (Jn 4:6; Mt 8:24, ¡Jesús dormía en plena tempestad!), se enojaba (Mr 3:5; 10:14), lloraba (Jn 11:35; Lc 19:41) y se angustiaba (Mt 26:37). Según Heb 4:15, “el fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado” (Heb 4:15).

La Biblia nunca dice que Cristo naciera sin “naturaleza pecaminosa”, sino que vivió sin cometer pecado.  Existiendo en las mismas condiciones nuestras, de nuestra condición “caída”, hizo la voluntad de su Padre y lo obedeció en todo momento. Es un error imaginar que Jesús naciera con la naturaleza de Adán y Eva antes de su pecado. En los términos de Heidegger y Sartre, Jesús también vivía “el ser para la muerte”. Si no lo hubieran crucificado, hubiese muerto de alguna otra manera. En eso también se identificó con nosotros y asumió plenamente nuestra condición humana.

Nos preocupa, y con razón, cuando alguien niega la deidad de Cristo, pero muchas veces nosotros mismos estamos negando implícitamente su humanidad. Llama mucho la atención que la primera herejía cristológica no era negar que Jesús era Dios sino precisamente negar que era humano. Es más, y muchísimo más sorprendente, la Biblia dice muy enfáticamente que negar la humanidad de Cristo es el espíritu del anticristo: “todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo” (1 Jn 4:2-3; 2 Jn 7; cf 1 Jn 2:18,22).

Anuncios
comentarios
  1. MUY INTERESANTE EL TEMA, TOMEMOS ALGUNAS PREMISAS; GENESIS 1.26 DICE “HAGAMOS AL HOMBRE A NUESTRA SEMEJANZA…” ESTA AFIRMACION HECHA POR DIOS ESTA EN “PLURAL” DEBIDO A LA YA EXISTENCIA DE CRISTO Y EL ESPIRITU SANTO DESDE EL PRINCIPIO DE LOS TIEMPOS, NO FUE CREADO, YA EXISTIA.
    CRISTO REUNE LA UNICA CONDICION QUE PUEDE REDIMIR AL SER HUMANO POR SU NATURALEZA DIVINA Y HUMANA; HUMANA PORQUE TOMA FORMA CORPOREA AL NACER DE UN SER HUMANO, LA VIRGEN MARIA QUIEN NO TENIA ORIGEN DIVINO SINO HUMANO.
    LA BIBLIA RELATA EL EMBARAZO DE LA VIRGEN MARIA CON EL TERMINO CORRESPONDIENTE LO QUE IMPLICA UN CRECIMIENTO NORMAL A TRAVEZ DEL CORDON UMBILICAL (VIA DE ALIMENTACION Y OXIGENACION), LA BIBLIA DESCRIBE EL SUFRIMIENTO NO SOLO FISICO SINO TAMBIEN PSICOLOGICO DEL HIJO DE DIOS, LO QUE INDICA QUE ERA UN SER HUMANO COMPLETO, TUVO HAMBRE TUVO SED, SENTIMIENTO “Y JESUS LLORO” Y POR ULTIMO SU CUERPO MARTIRIZADO DEBILITADO POR HERIDAS DE MUERTE, DESFALLECIO Y MURIO COMO CORRESPONDE A UN SER HUMANO, PERO CRISTO ERA DE ORIGEN DIVINO ERA EL HIJO DE DIOS ENCARNADO EN LA TIERRA.ES BUENO DEJAR EN CLARO QUE SU CONCEPCION FUE UN MILAGRO COMO TAMBIEN FUE SU RESURECCION Y EL LEGADO DE LA SALVACION DEL HOMBRE.
    VOLVIENDO A LA PREGUNTA ES POSIBLE QUE HAYA TENIDO OMBLIGO, COMO TAMBIEN CICATRICES PRODUCTO DE LAS TORTURAS QUE SUFRIO.
    QUE DIOS LOS BENDIGA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s