Archivos para febrero 6, 2011

Rezo Conjunto

Publicado: febrero 6, 2011 en Fotografía

Foto: AFP

Si el viernes fueron los cristianos quienes se unieron a los musulmanes en su rezo semanal por la salida de Mubarak del poder y como parte de las manifestaciones de protesta, hoy domingo son los musulmanes los que se unen a los cristianos en la misma labor. Coranes y crucifijos se mezclan en la plaza de la Libertad.


Fieles de diferentes credos se congregan en una oración

NURIA TESÓN – El Cairo – 07/02/2011

Una cruz copta y un rosario musulmán son alzados sobre las cabezas de la multitud. El Corán y la Biblia se leen alternando un rezo común que ayer unía en hermandad a cristianos y musulmanes en la plaza de Tahrir. “No queremos que nadie nos robe la revolución”, gritaban unos y otros. Se referían al intento del Gobierno egipcio de poner en el punto de mira de las protestas a los islamistas Hermanos Musulmanes.

Sin embargo, jóvenes y adultos, barbudos y afeitados, mujeres y niños se daban la mano o proferían consignas revolucionarias contra Mubarak. No solo los miembros de algún credo religioso, sino también los laicos y agnósticos acompañaron a sus compatriotas respetando sus momentos de oración.

Mientras por el escenario político empezaban a desfilar los personajes protagonistas del proceso de transición que empieza a organizarse, en la plaza de la Liberación el pueblo egipcio volvía a pintarse el rostro con los colores de la bandera.

No había líderes en la celebración del Día de los Mártires, una denominación de connotaciones religiosas que servía para marcar en el calendario el domingo, 6 de febrero, como el día del recuerdo de las víctimas mortales de las protestas. Naciones Unidas, que hace unos días daba el dato de 135 muertos, elevó ayer la cifra a más de 300.

“He venido para que todo el mundo sepa que soy musulmán, que mi esposa es musulmana y que un cristiano ha dado su vida por nosotros”, explicaba el periodista Ahmed H. Sharkawi. Con la foto de un hombre de ojos azules con cara sonriente y traje de domingo, Ahmed y su esposa Somaya, cuentan, alzando más y más la voz, la historia de Fouad Soliman Asaad. “Tenía 28 años y era nuestro vecino. Era mecánico. El único que trabajaba en una familia de siete personas”.

El 28 de enero se fue de su casa en Shubra, un suburbio al oeste de El Cairo, para estar con los manifestantes. Aquella noche la policía egipcia gaseó, disparó y atropelló a los jóvenes que después de la oración musulmana del viernes habían manifestado su deseo de que Hosni Mubarak abandonara el poder. Fouad era uno de ellos. “Su sangre se derramó por nosotros, para que la democracia nos hiciera a todos, cristianos y musulmanes, iguales en una sociedad civil libre”.

ELPAIS.COM –  INTERNACIONAL