Archivos para marzo 4, 2011


Se lanzará en abril

Una novela histórica con la faceta humana del reformador durante el año de su refugio en el castillo de Wartburg. Escobar ha recibido ofertas para llevar varias de sus historias al cine.

 

Martin Lutero, el monje que prendió la llama que revolucionó las sociedades europeas en el siglo XVI, pasó un año entero refugiado en un castillo. De su tiempo allí se sabe que tradujo -la primera vez que se hacía- la Biblia al alemán, pero poco se conoce sobre su día a día. El madrileño Mario Escobar ha creado una historia ambientada en estos momentos de “angustia” en los que Lutero observaba desde la distancia cómo la Reforma que él había iniciado se expandía.“Siempre me has fascinado el personaje de Martín Lutero, sobretodo esa primera parte de su vida en la que sufre tantos riesgos por haber hablado de la necesidad de acabar con ciertas injusticias que había en su época y por usar la Biblia como regla de fe y de conducta en el mundo en el que vivía”. Mario Escobar no esconde su interés por las intrigas históricas, siguiendo la línea de anteriores novelas como “La Conspiración de Maine”, “El País de las Lágrimas” o “El secreto de los Assassini”.

En “Matar a Lutero” (Grupo Nelson, 2010), el autor se ha centrado en un aspecto muy concreto de la vida de Lutero. Escobar, licenciado en Historia y experto en Historia Moderna, se ha centrado el tiempo que Lutero pasó en el castillo de Wartburg (en Eisenach, actual Alemania). “Me pareció apasionante hacer una novela sobre qué pasó durante ese año tan misterioso y a la vez tan productivo de la vida de Lutero”.

UN MOMENTO DEL QUE SE SABE POCO
Mucho se ha escrito sobre el monje que hizo estallar a principios del siglo XVI lo que después se llamaría la Reforma, pero poco sobre sus rutinas en Wartburg. “He intentando ser muy veraz en los datos”, pero “no sabemos el día a día de la vida de Lutero en ese refugio”. La falta de información histórica lleva a un vacío que “da para novelar, para imaginar qué pasó”, explica Escobar. En las largas jornadas encerrado en un castillo, Lutero seguramente tuvo sus momentos de “angustia, dudas e impotencia por no poder volver a Wittenberg, donde la Reforma seguía”.

Pese a que la novela se centra en el conocido reformador, Escobar también quiere retratar a algunas de las personas que se movieron alrededor de Lutero en este tiempo de “angustia”. El perfil del protagonista se va perfilando poco a poco a través de la relación que construye con estos personajes secundarios. “Basado en textos históricos que ha dejado, busco plasmarlo en diálogos” con personajes como “el mercenario protector Juan Márquez o Elisabet, una sirvienta del castillo”.

Se trata de “personajes ficticios” pero el autor observa que “hubo personajes reales que tuvieron ese papel a lo largo de ese año tan difícil”. Juan Márquez, por ejemplo, representa en el libro a “muchos españoles de ese siglo XVI que se hicieron protestantes, algunos luteranos, otros calvinistas, como Francisco de Encinas o Antonio del Corro”.

“HUMANIZAR EL PERSONAJE”
Más allá de la vida del reformador durante su reclusión en Wartburg, “Matar a Lutero” también presenta al lector otros escenarios paralelos como Worms o Wittenberg, centros de conflicto, de los que llegaban informaciones a Lutero mediante intermediarios.

Con todo ello, Escobar ha querido “humanizar al personaje” al presentar “las luchas que Lutero tuvo durante ese año”, lo que “nos acerca a la persona” más allá de su condición de héroe (o villano) de la Historia. El autor cree, además, que con el libro se resalta la importancia del papel que muchas personas anónimas tuvieron en ese siglo. Algunas “pudieron a veces sacrificarse hasta lo máximo por esta Reforma o por la libertad en general”.

IDEAS ENTRE LÍNEAS
El lector se puede preguntar si Escobar quiere reivindicar alguna idea concreta, con el libro. “Me gusta que los personajes mismos transmitan sus valores e ideas”, dice, “para no usarlos simplemente como marionetas para poner mis ideas”. Explica que en el libro deja que cada figura muestre sus valores, para que no sea “el escritor que esté jugando a ser Dios manejando a los personajes”.

“Matar a Lutero” también refleja que las personas que revolucionaron Europa en el siglo XVI querían transmitir “que el mundo puede cambiar”. Hay un “deseo de libertad”. De la misma forma que en muchos países árabes ahora en el siglo XXI, los reformadores buscaron “libertad para reunirse y tolerancia”, “que se consiguió con mucho sufrimiento y sangre”, y permitió “una avance y un progreso que ha seguido hasta ahora”.

PODRÍA LLEVARSE AL CINE
¿A quién recomendaría la novela? “Es un buen libro para regalar a gente que no conoce la época de la historia ni por qué se produjo toda esa revolución social y espiritual”, opina. La intención es que el lector pueda acercarse a diferentes niveles: “Desde una lectura como una novela de aventuras, que lo es, hasta una lectura más profunda sobre la lucha por la libertad en todos los sentidos, que es el mensaje principal de la novela”.

El impacto de anteriores historias de Mario Escobar ha sido importante, y esto ha llevado, explica a que los derechos de varios de sus libros se hayan vendido ya para proyectos cinematográficos. Reconoce que “todo va lento, y con la crisis aún más”, pero espera que cuando las cosas se asienten se pueda “ir adelante con la preproducción” porque reconoce que tiene “muchas ganas de ver a estos personajes en el cine”.

UNA REPERCUSIÓN IMPORTANTE
Después del lanzamiento en Estados Unidos la novela se podrá comprar en España. Será a partir del 1 de abril, tanto en librerías como centros comerciales. Mario Escobar plnea ya hacer una gira de presentación en mayo, por ciudades como Bilbao, La Coruña, Santiago, Zaragoza, Barcelona, Valencia y Madrid. Incluso está en los planes ir a Estados Unidos, para promover el libro en la Feria del Libro de Los Ángeles.

MÁS INFORMACIÓN
Puede escuchar la entrevista completa de Esperanza Suárez con Mario Escobar sobre “Matar a Lutero”.
También puede leer las las primeras 25 páginas de la novela aquí.
Además, puede seguir al autor en su perfil de Facebook.

© Protestante Digital 2011


Lo anunció el alcalde de la ciudad

Barcelona dedicará un parque o plaza pública a Lutero

En la presentación del libro «Las iglesias evangélicas históricas de Barcelona 1876-1978».

5 de marzo de 2011, BARCELONA

Guillem Correa Caballé, secretario general del Consejo Evangélico de Cataluña participó junto con el alcalde -Jordi Hereu- en la presentación del libro «Les Esglésies evangèliques històriques de Barcelona 1876-1978» (Las iglesias evangélicas históricas de Barcelona 1876-1978).

El acto, realizado el pasado 2 de marzo, giró en torno a la presentación del libro, cuyo autor es el historiador e investigador Federico Vázquez (CEHI-Universitat de Barcelona).

Al acabar el acto Hereu tomó la palabra para anunciar que la ciudad dedicará un parque o una plaza pública a Martín Lutero, el precursor de la Reforma Protestante, dado que actualmente en la ciudad no existe una sola calle que lleve el nombre de un protestante por su relevancia como tal.

PRESENTACIÓN DEL LIBRO
En el Saló de Cent de la Ciudad Condal el alcalde Jordi Hereu dio la bienvenida a los representantes de las Iglesias Evangélicas en un auditorio totalmente lleno hasta el punto que tuvo que habilitarse una sala anexa para que desde la misma se pudiera seguir el acto.

Fueron invitados los principales dirigentes de la comunidad protestante de Cataluña, además del mencionado Guillem Correa. Como, por ejemplo los líderes históricos Pere Bonet, pastor emérito de la Església Evangèlica Bona Nova; Enric Capó, pastor de la Església Evangèlica de Catalunya; y Armand Urrutia Agraz, exdirector del Hospital Evangèlic de Barcelona.

También estuvieron invitados los miembros del Grupo de Trabajo Estable de las Religiones (GTER) y del Consejo Interreligioso de Cataluña.

El libro es una historia sobre la Iglesia Perseguida. Es la Historia, hasta ahora no contada más allá de nuestras fronteras, sobre los años de represión y olvido.

A su contenido contribuyeron con sus testimonios destacados líderes evangélicos que han sido testigos y partícipes de buena parte de la historia que se relatan en el libro.

El acto debe enmarcarse en la celebración del 30 Aniversario del Consejo Evangélico de Catalunya. En el transcurso del mismo se dejó constancia de que había llegado la hora de que la ciudad y su ayuntamiento, por un lado, y la Comunidad Protestante, por el otro, dejaran de vivir de espaldas.

UN MOMENTO HISTÓRICO
En palabras de Guillem Correa “el día 2 de marzo de 2011 será recordado como la fecha en la que el Ayuntamiento de Barcelona, y por extensión la ciudad que lleva su nombre, se reencontró con la Comunidad Protestante”.

Como muestra de agradecimiento se obsequió al alcalde con una versión facsímil editada por el Consejo Evangélico del Nuevo Testamento de 1832, la primera versión en lengua catalana, promovida por los evangélicos de la época.

También se obsequió al alcalde con un Recordatorio en el que constaba la fecha del acontecimiento a fin de que sirviera como referente del inicio de un nuevo camino entre el Ayuntamiento de Barcelona y la comunidad protestante entre el Consistorio barcelonés y el Consejo Evangélico de Catalunya “en el que se pase de las declaraciones de buenas intenciones a una cooperación efectiva entre las partes”.

Fuentes: CEC

© Protestante Digital 2011

 


Un pujante cristianismo chino crece en Europa

Por primera vez el Seminario Bíblico Chino europeo –con sede en España- graduó a un grupo de estudiantes, sus primeros obreros formados.

2 de marzo de 2011, CASTELLDEFELS

El pasado 15 de febrero fue un día histórico para la comunidad cristiana china en Europa y tal vez para los cristianos europeos también. Por primera vez el CBSIE (Seminario Bíblico Chino en Europa), con sede en los edificios del IBSTE en Castelldefels, graduó a un grupo de estudiantes, que son el primer fruto de obreros formados.

El CBSIE se fundó en el año 2007, con el propósito de preparar a pastores y obreros para las iglesias chinas en Europa.Los nueve estudiantes graduados trabajan todos como obreros o son obreros aspirantes en estas iglesias, la mayoría en España.

La escuela, la única de este tipo en el hemisferio occidental, es evangélica. La teología es bíblica. Los profesores proceden de Taiwan o de la diáspora china en Asia oriental y Australia, donde sí existe preparación académica para obreros chinos. Los fondos, que permiten que la escuela tenga unos 25 estudiantes, también proceden de Asia (aunque también se recibe apoyo de Europa). El consejo del CBSIE consiste en empresarios cristianos que garantizan con sus propiedades el proceder de la escuela.

CRECIMIENTO IMPARABLE
Los estudiantes son parte de la misma diáspora china, pero casi todos tienen su trasfondo en la China continental donde las iglesias, después de las persecuciones terribles ejecutadas por el comunismo, crecen de forma irresistible.

Los años noventa del siglo pasado ya han recibido el nombre de fiebre china por un crecimiento cristiano tan poderoso que todos los esquemas sociológicos resultaron insuficientes para explicarlo.El Dr. Thimoty Lau, el decano del CBSIE, estima el número de los cristianos en la China continental en más o menos 5% de la población, que son entre 70 y 100 millones. Si bien, es un cristianismo dividido en catolicismo, protestantismo, iglesias respaldadas y limitadas por el Estado, e iglesias clandestinas de tipo casas-culto con más o menos libertad e iglesias registradas.

En Europa debe haber alrededor de unos tres millones de chinos, de los cuales un número creciente -actualmente en torno al 4%- son cristianos. La necesidad más urgente de esta creciente multitud que acepta el Evangelio es la preparación bíblica y teológica de sus líderes. El CBSIE es una iniciativa para satisfacer esta necesidad.

La fiesta de graduación del CBSIE fue una síntesis interesante de tradiciones académicas anglosajonas, cortesía oriental y una liturgia cristiana. Hubo una asistencia de unas 400 personas, la mitad de ellas procedentes desde fuera de Europa. El director, rev. Peter Wan expresó su gratitud al IBSTE, pero para el IBSTE (afirma su decano, Bernard Coster) la convivencia con la escuela china y el estímulo que recibe el seminario español de los hermanos chinos es de valor incalculable.

VOLVER A JERUSALÉN
Una semana más tarde, el Dr. Lau dio un informe sobre el cristianismo chino al Quinto Seminario sobre Misionología que se celebró los días 21 hasta 24 de febrero en el IBSTE. Explicó que por condiciones históricas, económicas y culturales, los chinos son misioneros reacios, no obstante, reconoció su llamamiento histórico en el siglo XXI.

En los años próximos el seminario se enfocará en las necesidades de la comunidad china, pero se espera que dentro de un tiempo los cristianos chinos europeos tengan la visión y la capacidad de hacer misión entre los europeos autóctonos y también entre la población musulmana.

El Dr. Lau hizo referencia al movimiento chino de Volver a Jerusalén. Es la idea de que los chinos son responsables de la última etapa de la vuelta del cristianismo alrededor del mundo. En la Edad Media llegó a Europa. Luego fue a las Américas y desde América del Norte llegó a China. Ahora los chinos deben devolverlo a Jerusalén, pasando por y predicando el evangelio al mundo musulmán de Asia central y del Medio Oriente y a los judíos también.

Volver a Jerusalén, que realmente es una comprensión escatológica-misionera de la historia, tiene su origen en la primera parte del siglo XX, y renació en el cristianismo chino postrevolucionario. En todo caso, el informe sobre el cristianismo chino y su visión misionero obligó al Seminario sobre Misionología, a analizar y revisar su propio lema de ‘Las misiones vuelven a Europa’.

(Fuente y redacción: Bernard Coster, coordinador del Foro Misionológico y decano de IBSTE. Edición: ProtestanteDigital.com)

© Protestante Digital 2011