Archivos para abril 1, 2011


Por Ana Vargas|Corresponsal de Christian Post

El viernes, varios miles de manifestantes asaltaron la sede de la ONU en Afganistán, protestando contra la quema de un ejemplar del Corán en una Iglesia de EU.

El asalto resultó en la muerte de siete empleados y cuatro civiles en la ciudad afgana de Mazar-i-Sharif, luego de que el pasado 20 de marzo, el pastor protestante Wayne Sapp quemara un ejemplar del Corán en una iglesia de Florida junto al pastor Terry Jones, que el año pasado hiciera una controversia por su intento de quemar el Corán.

Luego de la oración del viernes, miles de personas se concentraron frente a la sede que la misión de la ONU en el país (UNAMA) tiene en la ciudad, la más importante del norte afgano, lanzar proclamas y posteriormente apedreando las instalaciones.

Durante la protesta, los manifestantes terminaron por arrebatar las armas a los guardas de seguridad y comenzaron a disparar. Tras irrumpir en el edificio, prendieron fuego a las instalaciones, de acuerdo con el portavoz de la policia Lal Mohamad Ahmadzai, informó EFE.

“Confirmamos que hay miembros del personal de la UNAMA entre los muertos. La situación todavía es confusa”, afirmó en un comunicado un portavoz de la organización en el país, Dan McNorton.

Wayne Sapp, quemó un ejemplar del Corán en una iglesia de Florida con motivo del aniversario del 11 de septiembre.

La acción de Sapp ha desencadenado una ola de condenas entre las autoridades del mundo islámico, entre ellas la del presidente afgano, Hamid Karzai, quien calificó lo sucedido como un “crimen contra una religión” y pidió un castigo judicial contra Sapp.

Manifestaciones en Nimroz (suroeste) y la tranquila Bamiyán (centro) se originaron luego de la acción de Sapp, pero la más numerosa tuvo lugar en la ciudad occidental de Herat, donde miles de personas se echaron a las calles y gritaron proclamas contra Estados Unidos antes de dispersarse pacíficamente.

Fuentes oficiales habían afirmado que los muertos de la UNAMA eran ocho, pero más tarde el portavoz afgano de Interior, Zemaray Bashari, dijo que en realidad murieron siete empleados y cuatro manifestantes, y que 24 civiles más sufrieron heridas.

Las fuerzas de seguridad afganas se han hecho con el control de la zona y han abierto una investigación sobre los hechos que se ha saldado con la detención de al menos cuatro manifestantes.

http://spanish.christianpost.com


La quema del Corán organizada por dos pastores pasó desapercibida en florida.

Yolanda Monge- Washington-4/2/11

La amenaza de una gran falla alimentada de Coranes con motivo del noveno aniversario del 11-S no se concretó pero fue noticia mundial. El pastor Terry Jones, al frente de la diminuta iglesia de Gainesville (Florida), fanático e iluminado, solo dio marcha atrás después de recibir una llamada del secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, en la que le conminaba a no hacerlo ya que estaba poniendo en peligro la vida de personas inocentes y soldados norteamericanos. Las cadenas de televisión apagaron las cámaras y cientos de periodistas volvieron a sus casas. No pasó nada.

Jones concentró la atención mundial el pasado 11-S por el mismo motivo

Pero ese mismo odio irracional finalmente se escenificó el pasado 20 de marzo en esa misma Iglesia -conocida por el rebuscado nombre de Dove World Outreach Center y con menos de medio centenar de fieles-, durante el sermón dominical, y nadie tuvo noticia. Pasó totalmente desapercibido. Ninguno de los dos periódicos locales, ni el Gainesville Sun ni The Florida Alligator, recogieron el hecho de que Jones supervisó la quema de un Corán durante un simulacro de juicio en el que fue encontrado “culpable” y sometido a la hoguera como en los tiempos de la Inquisición. El diario USA Todaylogró, a través de su servicio de noticias religiosas, entrevistar brevemente por teléfono al pastor, quien relató lo ocurrido. La agencia de noticias France Presse lo contaba en un cable datado el 21 de marzo en Florida. No hubo ruido mundial. Eso fue todo. Excepto que como consecuencia de ese Corán abrasado ayer morían asesinados siete trabajadores de Naciones Unidas en la remota Mazar i Sharif, en el lejano Afganistán.

Jones insiste en que no rompió su palabra de que no volvería a sus ideas incendiarias. “No hemos roto ningún compromiso, aquella promesa tenía que ver con el Día Internacional de la Quema del Corán”. Esto es otra cosa. Lo cuenta el pastor en la entrevista que concedió al diario USA Today, porque ni él ni ningún miembro de su raquítica organización pudo ser contactado ayer por este periódico. Los teléfonos de Dove World comunicaron durante todo el día. Los correos electrónicos se quedaron sin respuesta. Solo pasado el mediodía, la página web delGainesville Sun publicaba un comunicado del religioso que se citaba a sí mismo a través de su plataforma Stand Up America.

“Nosotros, Stand Up America, encontramos que lo sucedido es una acción criminal y trágica”, se lee en el comunicado. “Los disturbios de Afganistán son inaceptables para el Gobierno de Estados Unidos”, prosigue el texto, para llegar a la cuestión de fondo defendida por el pastor Jones: “El islam no es una religión de paz. Ha llegado la hora de que hagamos responsables de sus actos a esa gente. Reclamamos que nuestro Gobierno tome medidas y se manifieste contra estos actos. Esta gente debe ser llevada ante la justicia”.

Jones vive bajo la teoría de que el islam, de que “esa gente”, está esperando la oportunidad de poder tomar el control de la sociedad estadounidense para imponer sus leyes. Autor de un libro titulado El islam es el diablo, Jones considera que “ha llegado el momento de que deje de tolerarse a los países dominados por los musulmanes que extiendan su odio contra el cristianismo”. Esta era la única disculpa que ayer llegó del fanatismo que predica Jones, si es que alguien esperaba alguna.

El Corán que se quemó el 20 de marzo ardió durante 10 minutos. El hombre que expulsó el mal con fuego fue el pastor Wayne Sapp, bajo la atenta mirada de Jones y poco más de 30 seguidores, aunque el acto de redención era abierto al público. La hoguera fue el final del juicio a la que la Iglesia de Gainesville condenó al Corán. Tras ser encontrado “culpable” de todos sus “crímenes”, el acusado fue “ejecutado”, en palabras del propio Jones. El jurado había deliberado durante ocho minutos. No le hizo falta más tiempo para considerar que el libro sagrado de los musulmanes promueve “el mal y la violencia”. El Corán había sido regado anteriormente durante una hora con queroseno. Cuando llegó el veredicto solo hizo falta aplicarle fuego -con un mechero de barbacoas- para que ardiera, sobre una bandeja de metal, en el centro de la Iglesia. Jones consideró el evento un éxito. “Esta es una de esas experiencias que solo se tienen una vez en la vida”, declaró el pastor.

Una cadena de provocaciones

– Julio de 2010. Terry Jones, pastor de una pequeña parroquia pentecostal de Florida, convoca a través de Internet el Día Internacional de la Quema del Corán para el 11 de septiembre. Jones considera el libro sagrado islámico un texto que incita a comportamientos violentos y radicales.

– Agosto de 2010. La convocatoria de Jones atrae paulatinamente la atención de usuarios de Internet y, sucesivamente, la de medios informativos. La polémica sobre la iniciativa del pastor viaja en paralelo con el gran debate nacional que se desarrolla en Estados Unidos sobre el proyecto de construcción de un centro islámico -dotado de instalaciones culturales, deportivas y de una zona de rezo- a dos manzanas de la zona cero de Manhattan. La iniciativa de Jones produce un rechazo prácticamente unánime. Amplios sectores de la derecha estadounidense, encabezados por Sarah Palin, consideran inaceptable el proyecto islámico en Nueva York.

– Septiembre de 2010. Manifestaciones de protesta contra la convocatoria de Jones son celebradas en varios países. Entre ellos figuran Afganistán, Pakistán, India e Indonesia. En algunos casos las concentraciones son violentas. La tensión crece, y la cúpula política estadounidense ejerce una gran presión sobre el pastor para que renuncie al acto. El día 9 de septiembre, Jones anuncia su marcha atrás.

– Marzo de 2011. El día 10, el Congreso estadounidense abre una comisión de investigación sobre la radicalización de los musulmanes en EE UU, lo que genera temores de una vuelta a la caza de brujas de McCarthy. El día 20, los pastores Terry Jones y Wayne Sapp celebran un “juicio al Corán” organizado en la parroquia de Jones. A finales de marzo, dos cristianos son asesinados y una iglesia resulta quemada en ataques justificados como respuestas al acto de Sapp y Jones.

http://www.elpais.com


Por Jorge Magallon|Corresponsal de Christian Post

Seis de los 180 voluntarios anónimos que trabajan en la planta nuclear de Fukushima, Japón, para evitar una catástrofe nuclear son cristianos, de acuerdo con agencias misioneras japonesas.

A 20 días de que un terremoto y tsunami golpeara Japón, dañando la planta nuclear de Fukushima I, los trabajadores encargados de las tareas de mantenimiento y enfriamiento se mantienen bajo el peligro de la exposición radioactiva, fuentes locales dijeron a la agencia Fides que el líder del equipo que dirige el trabajo es un cristiano, mientras otros cinco cristianos miembros de una comunidad Battista están trabajando en el proceso de enfriamiento del reactor 1 y 2.

Monseñor Tetsuo Hiraga declaro para Fides, “En la tragedia que estamos viviendo y que crea gran preocupación a todos, sabemos que algunos cristianos están trabajando como voluntarios cerca de la central. En esta terrible situación, los cristianos japoneses tienen una gran oportunidad de ofrecer un testimonio de la propia fe y de los valores del Evangelio. Lo están haciendo en la solidaridad, en la dedicación al prójimo, en el espíritu de abnegación. En Fukushima los trabajadores están arriesgando sus vidas para salvar a la población japonesa y para evitar una catástrofe nuclear”.

Además, también externo la petición de los trabajadores de la planta, “con plena conciencia de estar dando su vida por los demás, en la fe y la oración” y han pedido oraciones a todos los fieles del mundo, “para confiar sus vidas a las manos de Dios”, anotó Fides.

Los reactores de la Planta Fukushima Daiichi, siguen en peligro por una posible fusión nuclear, lo que mantiene a la zona en extremo peligro, además de tener registros de fuga de sustancias toxicas tan peligrosas como el plutonio.

Las autoridades ven un futuro incierto debido a que el problema representa muchas opciones; las peticiones para el desmantelamiento de los reactores 1, 2, 3 y 4 son tomadas en cuenta debido al peligro que representan para la nación y el ambiente, pero antes de pensar en el desmantelamiento, se debe controlar el enfriamiento de los contenedores de gasolina nuclear que ahora podrían desencadenar un desastre.


En Pakistán

Dan 2 millones de dólares por matar a Terry Jones

Tras cumplir Jones su promesa de quemar el Corán. En Pakistán un grupo extremista ofrece una gran recompensa por su asesinato.

2 de abril de 2011, EE UU / PAKISTÁN

La pasada semana el pastor protestante Terry Jones quemó un ejemplar del Corán en el interior de su iglesia. A diferencia de lo ocurrido en septiembre de 2010, fecha en la que Jones anunció la quema del “Libro Sagrado” del islam, que produjo una tumultuosa reacción en el mundo, ahora, los pronunciamientos sobre el “acto sacrílego” han sido más tibios, salvo en Pakistán.

Ibrahim Hooper, portavoz del Consejo Islámico Americano, ha manifestado escuetamente que“Terry Jones ya ha tenido sus 15 minutos de gloria, y nosotros no vamos a darle ni uno más”. En Pakistán, en cambio, las reacciones no se han hecho esperar. El Presidente Asif Zarzari ha condenado la profanación en el parlamento, y el grupo extremista musulmán de Jamaat-ub-Dawad ha ofrecido 2.200.000 de dólares al creyente de Alá que asesine a Jones.

DOS CRISTIANOS ABATIDOS
Zarzari, que ha demostrado su rechazo por la reducción a cenizas de un Corán en una ignota población de la Florida profunda, no ha considerado relevante que ése mismo día fueran abatidos a balazos dos cristianos en la localidad paquistaní de Hyderabad.

El lunes 21 de marzo, unos musulmanes dispararon sobre cuatro cristianos, de los que dos murieron y otros dos permanecen en estado crítico. Según un familiar de las víctimas, la policía, que se limitó a detener a dos jóvenes que nada tenían que ver con el crimen, actuó como si el hecho fuera intrascendente.

El doble asesinato se produjo frente a una iglesia en la que se celebraba el 30 aniversario de su fundación. Una de las víctimas es Younis Nasih de 47 años, que deja viuda y cuatro huérfanos.

JONES ACUSA AL CORÁN DE “ASESINO”
El pastor Terry Jones programó un “juicio” en el interior de su iglesia en el que el libro sagrado musulmán fue declarado “culpable” de varios delitos, entre ellos, asesinato, tras lo cual se ejecutó la condena: la quema del ejemplar.

El libro había sido rociado con queroseno y fue colocado en un recipiente de metal en el centro del salón de la iglesia “Dove World Outreach Center”, donde se encendió y ardió durante unos 10 minutos.

“Intentamos darle al mundo musulmán una oportunidad de que defendiera su libro”, dijo el pastor Terry Jones, en referencia al juicio. Consideró que el evento fue un éxito y que se trató de “una experiencia de las que se tienen una vez en la vida”.

En septiembre de 2010, Jones despertó la atención mundial por su plan de quemar ejemplares del Corán en su iglesia en el aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre en Estados Unidos. Tras fuertes reacciones en el mundo musulmán y condenas de líderes internacionales, entre ellos del presidente estadounidense Barack Obama, Jones desistió de su idea.

Fuentes: EFE Mundo Cristiano

© Protestante Digital 2011

 


César Vidal recibe el premio 'Personalidad del año' de ADECE.

El escritor recibirá el premio en el III Encuentro de Comunicadores Evangélicos que se celebra en Madrid.

2 de abril de 2011, MADRID

César Vidal recibire este sábado 2 de abril el premio Personalidad del Año que concede la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (ADECE).

El galardón, que han recibido en años anteriores Kaká Juan José Cortés, padre de la niña Mari Luz, se le concede por su “presencia importante como evangélico en los medios de comunicación”.

Se menciona en especial su trabajo como escritor, “en la que ha plasmado de manera clara y llena de éxito diferentes aspectos de los relatos bíblicos de manera novelada, así como de aspectos históricos del protestantismo”.

El premio se entregará este sábado a las 11.30 horas en el hotel High Tech Madrid Aeropuerto, donde se celebra el III Encuentro Nacional de Escritores y Comunicadores Evangélicos del 1 al 3 de abril, y donde el periodista de esRadio dará una conferencia bajo el título “Comunicando a Jesús en la literatura”.

El guionista de cine y televisión Curro Royo (del equipo de “Cuéntame lo que pasó”) y el cantautor Marcos Vidal completarán las plenarias hablando sobre cine y música, respectivamente. La entrada a estas conferencias es gratuita.