Archivos para abril 12, 2011


El burka desaparece de las calles

Sarkozy impulsa un ‘Código de la Laicidad’ para frenar el Islamismo fundamentalista

El partido de Gobierno debate 26 medidas para poner fin a ciertas prácticas musulmanas. La prohibición del burka entra en vigor.

12 de abril de 2011, PARÍS

El Presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha vuelto a poner sobre la mesa el debate sobre la laicidad, proponiendo medidas que afectarán muy directamente al Islam. El Gobierno y las principales religiones en Francia se han enfrentado claramente en el debate sobre la libertad religiosa. Justo cuando entra en vigor en Francia la prohibición de llevar velo integral (conocido como Burka) en la calle, que había sido aprobada el año pasado.

Sarkozy ha retomado la iniciativa política en su propio país, tras varios meses de aparentar debilidad. Los últimos días han estado marcados por el anuncio de la creación de un ‘Código de la Laicidad y la libertad religiosa’.

La propuesta, que se ha presentado en una asamblea extraordinaria la Unión por un Movimiento Popular (UMP), el partido de Sarkozy, ha puesto encima de la mesa 26 propuestas para relanzar el laicismo, que consideran amenazado por el ascenso de algunas religiones, en particular la musulmana, practicada en Francia por más de cinco millones de personas.

NORMAS AFECTAN PRINCIPALMENTE AL ISLAM
Muchas de las propuestas lanzadas por la UMP pretenden convertirse en leyes y ser aplicadas a partir de 2012. Otras serán de aplicación más inmediata, como la prohibición de organizar rezos fuera de lugares de culto, que persigue acabar con esta práctica muy utilizada por los musulmanes en aquellos lugares en los que no hay mezquitas.

La UMP también propone un conjunto de medidas para erradicar los signos religiosos de los servicios públicos, como la posibilidad de rechazar un médico por su sexo-muchas musulmanas exigen ser tratadas por doctoras-, la exigencia de tener un menú específico o de no tener que dar ciertas asignaturas en la escuela.

“La escuela de la República no es a la carta”, ha asegurado Jean-François Copé, secretario general a de la UMP. Ha opinado que todos los alumnos deben conocer “el tiempo de las cruzadas, la Shoah, la educación sexual o las prácticas en piscinas”, materias todas ellas rechazadas por los musulmanes.

“UN LAICISMO DE UNIÓN, NO DE DIVISIÓN”
Copé ha argumentado que el debate sobre el laicismo está en la sociedad y que los políticos no pueden mirar para otro lado. El líder de los conservadores señaló que su partido propone “un laicismo de unión, no de división” y aseguró que las medidas propuestas buscan ayudar a aquellos que se enfrentan sobre el terreno con los problemas derivados del ascenso religioso.

Por otra parte, Copé, ha publicado en la revista ‘L’Express’ una “Carta a un amigo musulmán”, en la que asegura que la semana próxima no se eludirán “los progresos realizados” por el Islam de Francia y “lo que queda por hacer”.

“Nuestro objetivo es aliviar la carga que pesa sobre las espaldas de los musulmanes de Francia: ya no aguantan más una estigmatización causada por comportamientos que condenan” como el burka, la oración en plena calle o el rechazo de las actividades mixtas entre personas de sexo masculino y femenino, argumentó Copé.

CRÍTICAS Y “ELECTORALISMO”
Copé, además, cree que el partido socialista “niega” el problema. A la vez que ha acusado al Frente Nacional de hacer “demagogia”. La solución, cree el UMP, es “una tercera vía, la de la responsabilidad”.

El proyecto, sin embargo, ha recibido duras críticas. Por un lado están los que consideran que tras la medida está la debacle electoral del partido de Gobierno en las pasadas elecciones cantonales, así como el ascenso del Frente Nacional, partido ultranacionalista de Marie Le Pen, que en algunas encuestas ya superaría a Sarkozy en intención de voto. Sarkozy estaría tratando de frenar la huída de votos con una medida cercana a las propuestas de la derecha más nacionalista.

GRANDES RELIGIONES DE ACUERDO CONTRA LAS NUEVAS MEDIDAS
El otro gran pulso lo han planteado las grandes religiones. Se han plantado en bloque ante las medidas que se están discutiendo y han avisado que no aceptarán medidas que puedan comprometer la libertad religiosa en el país.

Pese a que el enfoque de las propuestas del gobierno francés está sobre algunas prácticas religiosas musulmanas, el conjunto de los representantes religiosos mayoritarios se han solidarizado con los musulmanes en un gesto con pocos precedentes.

André Vingt-Trois, arzobispo de París y presidente de la Conferencia Episcopal francesa, decidió hace días aprobar, apoyar y firmar personalmente un documento crítico contra el proyecto del partido de Sarkozy. En la rúbrica estuvo acompañado por Mohammed Moussaooui, presidente del Consejo nacional de culto musulmán; Gilles Bernheim, Gran rabino de Francia; Claude Baty, presidente de la Federación protestante de Francia; Emmanuel Mouisson, presidente de la Asamblea de obispos ortodoxos, y Olivier Wang-Genh, presidente de la Unión budista de Francia.

Pero ni siquiera en el seno de su familia política Copé ha encontrado unanimidad y el propio primer ministro, François Fillon, ha boicoteado el debate ante el riesgo de una “estigmatización” de los musulmanes.

AMPLIO APOYO A LA PROHIBICIÓN DEL BURKA
Lo que sí sale adelante sin mayores problemas es la prohibición de utilizar el velo integral en las calles de Francia. A partir de ahora, los Burkas que sólo permiten ver los ojos serán penalizados porque van contra la seguridad nacional y contra los derechos de la mujer, han dicho los impulsores. Las penas pueden alcanzar 30.000 Euros y un año de cárcel en casos en los que se demuestre que una mujer ha sido obligada a llevar el velo integral.

Francia es, de hecho, el primer país occidental que impone la prohibición del velo integral islámico en el espacio público. Y la mayoría de ciudadanos celebra la prohibición. Como muchos políticos, la población ve ese tipo de vestimenta islámica como un símbolo de la opresión de la mujer y como estandarte del Islam fundamentalista. Sólo un único parlamentario votó contra la ley en el Senado.

“El Burka no es un símbolo religioso sino un símbolo de la opresión”. “No es bienvenido en Francia”, sentenció el propio Sarkozy. Luego especificó que su rechazo del velo integral no tiene nada que ver con una falta de respeto frente al islam.

LOS ISLAMISTAS RADICALES AMENAZAN
El Gobierno ha puesto en marcha la prohibición del Burka, aprobada hace un año, pese a las amenazas de extremistas islámicos como Al Qaeda que han amenazado en los últimos meses con asesinar a los rehenes franceses en el Sahel africano si la ley se aprueba y con atentados en París.

Autores: Joel Forster

Fuentes: La Vanguardia El Mundo Agencias

© Protestante Digital 2011

 


El obispo Roberto López Rojas, actual presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal, con más de dos millones de fieles, integró la Central Nacional de Informaciones (CNI), como policía secreta de Pinochet. “Me siento orgulloso de haber cumplido mis funciones, pues nunca estuve involucrado en ningún crimen”, explicó.

Chile | Martes 12 de Abril, 2011 | Por Nínro Ruíz Peña|

El obispo Roberto López Rojas, actual presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal, la principal congregación evangélica en el país austral, con más de dos millones de fieles, fue agente de organismos represivos y de espionaje durante la dictadura de Augusto Pinochet, según publica la agencia EFE.

Efe, confirmó esta información a través de documentos de la Marina a los que tuvo acceso y en una entrevista con el obispo Roberto López Rojas, él aseguró que no estuvo involucrado en “ningún crimen”, pero dijo sentirse “honrado” de haber cumplido las funciones que se le asignaron como suboficial de la institución naval.

López Rojas, dirige la Iglesia Metodista Pentecostal con más de un siglo de presencia en Chile, sin embargo, antes de llegar a ser obispo integró la Central Nacional de Informaciones (CNI), sucesora de la DINA como policía secreta de Pinochet.

En su currículo de López Rojas, se plasman cursos de perfeccionamiento en la CNI y en la Marina donde también operó como agente de la Dirección de Inteligencia de la Armada (Dirinta), entre ellos de “Inteligencia Naval”, “Capacitación de inteligencia operacional” y “Guerra especial”. Fue agente del Servicio Secreto de la Armada, con operaciones tanto en el ámbito interno como externo de la institución.

Su condición de agente aparece confirmada en el “Oficio Ordinario número 1505/0323/1590 INT”, de la Marina, al que tuvo acceso EFE. Sin embargo el documento no detalla qué funciones cumplió el obispo en los organismos donde estuvo, pero señala que López también cumplió tareas en el Estado Mayor de la Defensa Nacional.

El obistpo Roberto López no aparece involucrado en delitos de lesa humanidad y asegura que no se avergüenza de su pasado.

La agencia EFE le preguntó al obispo si no se consideraba moralmente impedido de encabezar una institución que aboga por la paz y los derechos humanos, tras haber estado en organismos represivos que violaron esos derechos, como la CNI y los servicios de inteligencia de la Armada, expresó que “no”.

“Por el contrario, a mucha honra, me siento orgulloso de haber cumplido mis funciones, pues nunca estuve involucrado en ningún crimen”, repuso.

El obispo López Rojas, permaneció en la Marina entre el 1 de agosto de 1979 y el 15 de julio de 2001.

 

http://www.noticiacristiana.com