Archivos para mayo 9, 2011


Rosa de Lutero
La "rosa", un distintivo de la teología luterana. Se compone de cinco elementos: la cruz negra, el
corazón rojo, los cinco pétalos blancos, el fondo azul y el anillo dorado. Cada parte tiene su significado:
1.La cruz negra, al centro del emblema recuerda que en Jesús, Dios viene a nuestro encuentro
sacrificando su vida y venciendo el poder de la muerte en nuestro favor. Para que todo aquel que cree
en él, no muera sino tenga vida eterna (Juan 3.16). La cruz negra, envuelta por el corazón rojo,
significa que Cristo es el centro de la vida de la comunidad y de la Iglesia. El es el mas importante. A
partir de El todas las otras cosas y personas reciben su debido lugar y su valor.
2.El corazón nos hace recordar que es por la fe que somos justificados. El color rojo es símbolo del
amor que se dona y reparte. Así como Cristo nos amó, también los suyos se aman unos a los otros.
Así como Cristo sirve a los suyos, ellos se sirven unos a los otros, cada cual conforme al don que
recibió (Gl. 6.2). Seguimos al crucificado, confiando que la cruz no trae muerte sino nos mantiene
vivos.
3.Los cinco pétalos blancos señalan que por la fe, que actúa en favor de la justicia y de la paz,
tenemos alegría, consuelo y paz de Dios para con nosotros mismos y para con los unos y otros. Eso
es lo que el color blanco simboliza.
4.El color azul recuerda el cielo e inspira a la fidelidad a Dios. En Cristo el vino a salvarnos y a unirnos
en comunidad. Cristo reina desde la Ascensión. A partir de Pentecostés el crea, envía y guía a su
Iglesia y, yendo delante de ella, le abre el camino. Esa es la base de nuestra esperanza.
5.El anillo dorado recuerda el oro, metal mas preciado. Simboliza todo lo que Dios nos otorga por fe,
en forma de señales: perdón, comunión, esperanza, sentido de vida, opción en el día a día. Apunta
también a lo que nos será otorgado en la eternidad: alegría sin fin, satisfacción de todas las
necesidades y deseos. Entonces veremos cara a cara, a aquel en quien hemos creído.
Ya que la rosa fue creada de manera bella y ordenada, también la iglesia está motivada a
invertir creativamente en la confección de su plan misionero. Inspirada por el símbolo de la
rosa de Lutero, la comunidad elaborará un planeamiento deductivo e participativo de la misión.
Partiendo del centro, su forma en círculos se asemeja a anillos subsecuentes, como aquellos
provocados en la superficie de un lago cuando se lanza una piedra.
La cruz de Cristo es el punto de partida de toda y cualquier misión de la Iglesia, y con la fuerza de la
propia cruz, la misión se expande hasta los confines de la tierra
Fotografía: Samuel Nieva 
Cámara: NikonD90 
Lente: Nikkor zoom 70-300mm

Por Tito Pérez*

Templo-panel en la ciudad de Lima

El número de congresistas evangélicos electos se duplicó en las elecciones de 2011 respecto al número de congresistas evangélicos elegidos en las elecciones de 2006, pues de cuatro congresistas aquel año se ha pasado a ocho congresistas este año. El incremento del número de congresistas evangélicos no significa, sin embargo, que la iglesia vaya a mejorar su representación ni que el Congreso vaya a obtener 100 por ciento de credibilidad.

A menos que ocurran los milagros políticos que muchos esperan, o que llegue a concretizarse, aunque tarde, alguna de las siete profecías lanzadas en la campaña electoral de 2006 sobre algunos candidatos evangélicos y sobre el país. En la reciente campaña electoral los profetas políticos han estado descansando, quizás digiriendo aún sus derrotas, quizás esperando mejores tiempo para volver a las andanzas.

En fin, y luego de que la Oficina Nacional de Procesos Electorales ha terminado el conteo de los votos presidenciales, congresales, y del Parlamento Andino, es mi obligación, como seguidor y acompañante de los últimos procesos electorales, informar y opinar sobre los resultados de las elecciones 2011. Hay, como en todo proceso electoral, ganadores y perdedores.

LOS GANADORES

El principal ganador de las recientes elecciones a nivel parlamentario es, sin duda, el pastor Humberto Lay, quien ha obtenido 215,076 votos y ha sido elegido congresista por Lima. Lay, de la Iglesia Bíblica Emanuel, ha ocupado, de esta manera, el segundo lugar entre los diez congresistas más votados en las elecciones de abril.

Otro ganador es el pastor y teólogo nazareno, Eduardo Nayap, elegido congresista por el departamento de Amazonas en las listas de Gana Perú, dejando en el camino al candidato y actual congresista del Partido Nacionalista, José Maslucán. Nayap es un nativo de la etnia awajún, y Maslucán, descontento, ha impugnado el resultado.

Julio Rosas vendría a ser otro de los ganadores, pues obtuvo una curul parlamentaria por Lima con 75,322 votos superando una intensa campaña de cuestionamientos por su postulación en Fuerza 2011. Ganador también es Michael Urtecho, el único de los cuatro congresistas aún en funciones que ha sido reelegido, en La Libertad, esta vez por el partido Solidaridad Nacional.

El pastor Otoniel Pardo merece una mención honrosa por la obtención de 101,090 votos en su postulación al Parlamento Andino, en las listas de la Alianza por el Gran Cambio, situación que lo ubica como parlamentario accesitario.

LOS PERDEDORES

Los pastores Alda Lazo y David Perry, de la Comunidad Cristiana Agua Viva de Lima y de la Iglesia Marantha de Madre de Dios respectivamente, son los grandes perdedores de la jornada electoral. Como es de dominio público, ambos son congresistas en ejercicio hasta julio por haber sido elegidos, el 2006, en las listas del partido Restauración Nacional.

A mitad del camino, y en medio de la gran popularidad del alcalde limeño Luis Castañeda, Lazo y Perry abandonaron Restauración Nacional para auparse al partido Solidaridad Nacional que, en las elecciones de abril, obtuvo un rotundo fracaso. También fracasaron los exregidores limeños Jorge Márquez y Eduardo Yaipén, quienes, igual que los congresistas aludidos, iniciaron sus carreras políticas en el partido del pastor Lay para luego pasar al partido del alcalde Castañeda. Márquez perdió como impulsor descomedido de la candidatura de Alda Lazo, y Yaipén perdió estrepitosamente como candidato congresal.

Los números son claros y contundentes. En las elecciones de 2006 la pastora Alda Lazo obtuvo 29,154 votos y fue elegida congresista por Lima en las listas de Restauración Nacional, y en las elecciones del 2011 obtuvo 24,070 votos y no fue elegida en las listas de Solidaridad Nacional (es decir 5,084 votos menos mientras la iglesia seguía creciendo en cinco años). El pastor David Perry obtuvo 4,917 votos el 2006 en las listas de Restauración Nacional, y 1,651 votos el 2011 en las listas de Solidaridad Nacional. Su caudal electoral decreció en 3,266 votos.

Juana Lancho, pastora de la Iglesia Yo Soy, también experimentó un severo decrecimiento de su votación respecto al anterior proceso electoral. Así, en las elecciones de 2006 obtuvo 13,469 votos en su candidatura congresal por Lima en las listas de Restauración Nacional, mientras que en las elecciones de 2011 obtuvo 7,064 votos en su candidatura congresal por el partido Perú Posible del expresidente Alejandro Toledo. Bajó 6,405 votos.

El Movimiento G12, de esta manera, obtuvo un rotundo fracaso en las elecciones generales 2011, pues ni Alda Lazo ni Juana Lancho lograron su objetivo, como tampoco lo logró la pastora Clara Meza, de la misma iglesia que Lancho, en Ucayali. Este fracaso se dio a pesar de la presencia en Lima de César y Claudia Castellanos, líderes internacionales del G12, quienes, inclusive, participaron en un culto donde estuvo presente el candidato Toledo.

También perdió la Iglesia Camino de Vida que tuvo tres postulantes al Congreso de la República, ninguno de los cuales consiguió su objetivo: Eduardo Yaipén (Solidaridad Nacional, Lima, 5,367 votos), Raquel Gago (Alianza por el Gran Cambio, Lima, 3,176 votos), y Jane Cosar (Alianza por el Gran Cambio, Lima, 18,643 votos). Se recuerda que Robert Barriger, pastor principal de la Iglesia Camino de Vida, invitó a su iglesia o a eventos promovidos por ésta, a los candidatos presidenciales Luis Castañeda y Pedro Pablo Kuczynski.

Los representantes del movimiento apostólico dieron otro mal paso. Yris Huidobro, esposa del apóstol Marcelino Salazar, sólo obtuvo 4,708 votos en su candidatura congresal por Lima en las listas del Partido Aprista Peruano. Y Samuel Arboleda, apóstol, postuló al Parlamento Andino por la Alianza por el Gran Cambio y consiguió 19,623 votos en una elección que requería más de 100,000 votos para intentar posicionarse de una banca del Parlatino.

ESTADÍSTICAS ALIGERADAS

En las elecciones generales de 2011 postularon treinta y ocho candidatos evangélicos, de los cuales dieciséis fueron pastores (42 por ciento) y veintidós fueron laicos (58 por ciento), proporción que ha variado sustancialmente respecto a anteriores procesos electorales donde los pastores candidatos eran minoría extrema. Las cosas han cambiado.

Como se precisa al comienzo, en el proceso electoral 2011 han sido elegidos ocho congresistas evangélicos (cuatro pastores y cuatro laicos). De los ocho congresistas cinco pertenecen a Fuerza 2011, uno a Gana Perú, uno a Solidaridad Nacional, y uno a Alianza por el Gran Cambio. No son estadísticas que me alegren, pero eso es lo que hay.

Por Fuerza 2011 fueron elegidos Julio Rosas (Lima 75,322 votos), Julio Gagó (Lima 49,272 votos), Jesús Hurtado (Junín 14,632 votos), María Cordero (Tumbes 6,073 votos), y Víctor Raúl Grández (Loreto 10,531 votos). Por Gana Perú fue elegido Eduardo Nayap (Amazonas 17,556 votos); por Solidaridad Nacional fue elegido Michael Urtecho (La Libertad 25,388 votos); y por la Alianza por el Gran Cambio fue elegido Humberto Lay (Lima 215,076 votos).

Finalmente, el pastor Rodolfo Gonzales no pudo imponer al candidato de su iglesia, general PNP (r) Juan Gonzales, quien sólo obtuvo 21,474 votos en la lista fujimorista por Lima.

*Director del periódico evangélico HECHOS e investigador de los temas Iglesia y Estado y Participación Política de los Evangélicos.


Juan Simarro
Retazos del evangelio a los pobres (XIX)
“Cuando él los vio les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados”.Lucas 17:14. Texto completo en Lucas 17:11-19.
Es extraño que en algunos movimientos denominacionales religiosos o confesionales, se haga tanto hincapié en la sanidad y en los milagros, se hagan cultos de sanidades, se impongan las manos para sanar y tengan todo un ritual que atrae a los enfermos para ser curados y, por otra parte, se olviden de los pobres de la tierra.  En Jesús, la rehabilitación del hombre se da tanto en el caso de enfermedad como en el de pobreza o marginación.  Todo parecía parte de un mismo intento de sacar al hombre sufriente de su situación para liberarle. Esto se ve en el caso de la sanación de los diez leprosos, en el del ciego Bartimeo, que mendigaba en los caminos, y en muchos otros de los milagros sanadores de Jesús.Muchos de los pobres que rehabilitó Jesús eran enfermos y muchos de los enfermos que liberó eran pobres. Jesús no era un sanador, sino un restaurador, rehabilitador y liberador del hombre sumido en la infravida, fuere cual fuere el motivo de su marginación y sufrimiento. Ofrecía vida abundante, plenitud de vida en todos sus aspectos.

 En la época de Jesús, pobres y enfermos formaban un conjunto de marginados y excluidos, de culpabilizados por los religiosos como si fueran ofensores de Dios mismo.  Entre los pobres más pobres estaban los enfermos: parados, mendigos por necesidad absoluta, mal mirados y vistos bajo el prisma de la maldición divina. Los enfermos eran los grandes abandonados en la época de Jesús. Cuando se habla de los pobres en la concepción del Evangelio, hay que pensar que los enfermos están dentro de este grupo.

Por tanto hay que decir a los que desean seguir al Maestro en estos aspectos sanadores o de búsqueda de milagros, que el concepto sanador de Jesús no era estrictamente biológico. Sus actos sanadores están, en la mayoría de los casos, en la línea de liberación de los pobres. Pobres y enfermos formaban un conjunto inseparable, un colectivo por el cual Jesús se preocupa y dice, de forma expresa, que el Evangelio que trae es para ellos, para los pobres. Único colectivo específico nombrado por Jesús como destinatarios de su Evangelio.

 Si leemos el programa de Jesús, su declaración programática, que presenta en la sinagoga leyendo el libro del profeta Isaías, cuando habla de que el Señor le ha ungido para dar Buenas Nuevas a los pobres, se comprueba que este concepto “pobre” lo monta en paralelo al de sanación de quebrantados, cautivos, ciegos, oprimidos… , o sea, el concepto de pobre está en paralelo con todos esos colectivos, así como el de los débiles, los pequeños, los mínimos.

Así, su Evangelio liberador era para pobres, enfermos, oprimidos, débiles, pequeños, mínimos, despreciados, proscritos, quebrantados, cautivos… Todos forman un conjunto inseparable. Es una mutilación bíblica el fijarse en las sanidades biológicas, en los milagros que afectan a las enfermedades del cuerpo y olvidarse del resto de colectivos sufrientes del mundo.

 Si en muchos casos Jesús se acercó y tocó a los enfermos, en este caso concreto de los diez leprosos, éstos les gritan desde lejos.  Él les responde con imperativos, teniendo en cuenta que los sacerdotes, según la ley en el libro de Levítico, eran los que debían comprobar que el enfermo estaba curado y permitirles que se reintegraran a la sociedad. El imperativo fue el siguiente: “Id, mostraos a los sacerdotes”, frase que anunciaba la posibilidad de sanidad e integración social.

Lo sorprendente es que los enfermos obedecen ante la autoridad de Jesús y, aún con sus carnes y pieles enfermas, se ponen en camino para mostrarse a los sacerdotes. Se dirigen hacia los sacerdotes estando aún enfermos. Una vez más se muestra la disponibilidad de los pobres a seguir las directrices del Maestro. Los pobres no se salvan ni se sanan por el hecho de ser pobres, pero son bienaventurados por esa disponibilidad que muestran en tantas ocasiones de la vida y enseñanza de Jesús, una disponibilidad de no rechazo del Evangelio. También en la parábola del banquete del reino, ninguno rechaza la invitación a dicho banquete, aunque incluso se les fuerza a entrar, mientras que muchos integrados ponen excusas y se quedan fuera.

Los pobres leprosos comienzan a andar hacia los sacerdotes con su enfermedad y maldición humana encima. No pusieron excusas, se pusieron en camino confiando en la palabra de Jesús. El problema de hoy, para que milagros e integración social de los pobres sean posibles, es que necesitamos ver para creer. Los leprosos no vieron, pero cargados de su enfermedad se pusieron en marcha cargados de su lepra y de su pobreza y exclusión. Se sanaron mientras obedecían sin haber visto todavía el milagro. También en la sanidad integradora de los pobres hay que marchar en fe, aunque aún no hayamos visto los resultados. Hay que ponerse en marcha.

 Otro elemento curioso de la parábola, es que, al verse sanos, ninguno de ellos volvió a dar las gracias a Jesús, excepto un extranjero despreciado.  Siempre aparece el elemento débil, el despreciado, el no valorado y discriminado, el marginado o excluido. En este caso era un samaritano con el que los judíos ni siquiera se hablaban. Jesús toma el elemento débil como ejemplo fuerte ante los demás. Es una constante bíblica.

“¿Dónde están los otros?”, preguntará Jesús como en un lamento. ¿No hubo quien volviese? Y vemos de nuevo un elemento que avala nuestro posicionamiento de que a Jesús no le interesaba la mera sanidad física, biológica, sino la integral. Sanidad, integración social y algo que completaba la sanidad integral: la oferta de salvación: “Tu fe te ha salvado”. Sanidad integral, liberación completa. Jesús reconstruye al hombre entero. Salva al hombre de forma integral en su aquí y su ahora… y para la eternidad.

Así, los actos de sanidad de Jesús deben ser entendidos como una reacción frente al desamparo, la condena moral por parte de los que se consideran más puros, una reacción frente al desamor del hombre ante su prójimo más débil, una reacción frente a la pobreza y la exclusión, una lucha contra la marginación, la injusticia y la opresión. Estos milagros son parte del Evangelio a los pobres que nos trajo Jesús… para darnos ejemplo y mostrarnos líneas de actuación comprometida con los débiles del mundo.

Autores: Juan Simarro

© Protestante Digital 2011

Los papas de Aviñón

Publicado: mayo 9, 2011 en Historia, Iglesia

César Vidal Manzanares
La necesidad de la Reforma: la Reforma indispensable (I)
En mi anterior serie, me detuve en más de una ocasión en referencias a la Reforma del s. XVI. En esta nueva, intentaré mostrar hasta qué punto la Reforma era indispensable y justa y hasta qué punto en ella puede encontrarse un punto de referencia obligado para la situación espiritual de nuestro tiempo.
 La unidad rota
Suele ser una opinión extendida entre círculos no informados –o decididamente tendenciosos– el de que la Reforma significó el final de una unidad eclesial que se había extendido desde el s. I d. de C. hasta el s. XVI.

Esa ruptura, extraordinariamente traumática, habría venido provocada sustancialmente por la herejía. Semejante visión –a pesar de que sigue siendo común en ciertos ambientes- no se corresponde ni lejanamente con la realidad histórica. De manera bien reveladora, un católico tan fiel y piadoso como Geiler von Kayserberg, de Estrasburgo, diagnosticaría que “la cristiandad está destrozada de arriba abajo, desde el papa al sacristán, desde el emperador a los pastores”. El juicio era severo, terrible si se quiere, pero dolorosamente exacto.

A decir verdad, la Reforma fue una ruptura ciertamente, pero se sumó a otras fracturas anteriores, algunas de las cuales se habían producido en el seno de la Cristiandad occidental tan sólo unas décadas antes.  Como ha señalado un personaje tan poco sospechoso como el estudioso católico J. Lortz, aparte del desgarro que había separado a las iglesias ortodoxas de Roma, la ruptura de la Cristiandad occidental fue anterior a la Reforma. A decir verdad, los episodios resultaron además de trágicos, numerosos. El primero se produjo a inicios del s. XIV y es conocido como la Cautividad babilónica de la iglesia.  Este lamentable hecho iba a marcar prácticamente la totalidad de la Historia de la Cristiandad occidental durante el s. XIV.

En 1305, Bertrand de Got, arzobispo de Burdeos (n. c. 1260), fue elegido papa gracias al apoyo de los cardenales favorables a la monarquía francesa. Tributario de esta acción,  Bertrand, que tomó el nombre pontificio de Clemente V, trasladó la residencia de la Santa Sede desde Roma a Aviñón.  Durante las siguientes siete décadas, el rey de Francia controló de manera casi total los asuntos papales o, como señala Lortz, “el papa se convierte casi en obispo de la corte francesa”(1). Clemente V condenó por hereje e inmoral a su predecesor el papa Bonifacio VIII – que se había enfrentado con Francia – y ordenó el proceso de los Templarios, cuyas riquezas codiciaba el rey galo.

A la muerte de Clemente V, la sede papal estuvo vacante por espacio de más de dos años y cuando, finalmente fue elegido papa Jacques Duèse, se trató de un candidato de compromiso, que contaba con el respaldo de Felipe de Francia y de Roberto, rey de Nápoles y que adoptó el nombre de Juan XXII, viéndose su pontificado amargamente marcado por las acusaciones de herejía.

En 1322, el Capítulo general de los franciscano declaró que Jesús y los apóstoles no habían tenido ninguna posesión material. La respuesta del papa Juan XXII consistió en renunciar a la titularidad de los bienes de los franciscanos -que, formalmente, era papal, pero, en la práctica, estaba en manos de la orden franciscana– y, a continuación, proceder a condenar como herejía la declaración del Capítulo general.

La reacción de los franciscanos ante estas medidas papales consistió en acusar, a su vez, al papa de hereje. En defensa de semejante postura, los franciscanos contaban con precedentes papales ya que en 1279, el papa Nicolás III se había decidió en favor de la tesis defendida por los franciscanos señalando que la renuncia a los bienes en comunidad podía ser un camino de salvación. Deseo de convertir la decisión papal en irrevocable, el franciscano Pedro Olivi redactó la primera defensa teológica de la infalibilidad papal en cuestiones de fe y costumbres. Juan XXII, por lo tanto, no podía revocar aquello sobre lo que se había pronunciado previamente Nicolás III. Sin embargo, cuando los franciscanos apelaron a la creencia en la infalibilidad papal para oponerse a Juan XXII, éste condenó la mencionada doctrina como “obra del diablo” (bula  Qui quorundam  de 1324). Dando un paso más allá, en 1329, el papa, en virtud de la bula Quia vir reprobus , declaró que la propiedad privada existía antes de la Caída de Adán y que los apóstoles contaban con posesiones propias.

Otro problema de carácter teológico se originó cuando en 1322, el papa declaró asimismo que los salvos que están en el cielo sólo ven la humanidad de Cristo y no podrán contemplar plenamente a Dios hasta después del Juicio final. En 1333, esta tesis fue condenada por la universidad de París como herética, circunstancia que aprovechó Luis IV el Bávaro para intrigar contra el papa y preparar un concilio general que lo depusiera.

Ya en su lecho de muerte, Juan XXII, muy afectado por las acusaciones de corrupción que se lanzaban contra él y la desesperada situación política, se retractó de su declaración sobre el estado de los bienaventurados y afirmó que los mismos ven la esencia divina “tan claramente como lo permite su condición”.

 Sin duda, los frutos del traslado de la Santa Sede de Roma a Aviñón resultaban muy amargos  y uno de los menores no fue precisamente el de que se articularan defensas de profundo calado intelectual en contra del papado. Al respecto, el Breviloquium de principatu tyrannico papae (1339-40) de Guillermo de Occam(2) o el Defensor Pacis (1324) de Marsilio de Padua(3).

Sin embargo, a pesar de todo, tras el dramático pontificado de Juan XXII, la Santa Sede se mantuvo en Aviñón con Nicolas V (12 de mayo de 1328 – 25 de julio de 1330) –que suele ser incluido en la lista de los antipapas- Benedicto XII. (20 de diciembre de 1334 – 25 de abril de 1342), Clemente VI. (7 de mayo de 1342 – 6 de diciembre de 1352), Inocencio VI. (18 de diciembre de 1352 – 12 de septiembre de 1362) y Urbano V. (28 de septiembre de 1362 – 19 de diciembre de 1370).

En 1367, este último papa abandonó Aviñón con la intención de volver a establecer la sede papal en Roma. Allí se trasladó y permaneció hasta 1370. Para esa fecha la presión de los cardenales franceses y la antipatía que le profesaba el pueblo de Roma, le llevaron a considerar la necesidad de regresar a Aviñón donde volvió a establecerse en septiembre del citado año.  Hasta 1377, no regresó a Roma su sucesor Gregorio XI en un acto que significó la conclusión de la cautividad de Aviñón.

Este regreso a la sede papal de siglos fue, sin duda, feliz, pero no implicó una recuperación espiritual ni tampoco una cura para la maltrecha imagen del papado. Por el contrario, constituyó el preámbulo de una crisis aún más grave que recibiría el nombre de de Cisma de Occidente.

 CONTINUARÁ
 Próximo artículo: La necesidad de la Reforma: la Reforma indispensable (II): el Cisma de Occidente


1) J. Lortz, Historia de la Reforma, 2 vols, Madrid, 1963, p. 20.
2) Existe una buena edición con estudio preliminar de Pedro Rodríguez Santidrián, Guillermo de Ockham, Sobre el gobierno tiránico del papa, Madrid, Madrid, 1992.
3) Existe una buena edición estudio preliminar de Luis Martínez Gómez, Marsilio de Papua, El defensor de la paz, Madrid, 1989.

Autores: César Vidal Manzanares

© Protestante Digital 2011

La perdida infancia de Katy Perry

Publicado: mayo 9, 2011 en Música

José de Segovia Barrón
La cantante Katy Perry dice en una entrevista –con la revista Vanity Fair del próximo mes de junio– que “no tuvo infancia”, por ser hija de pastores.

10 de mayo de 2011

Sus padres sólo le permitían leer la Biblia. Cuenta que sus amigas tenían que esconder sus cedés, porque “la música secular” estaba prohibida en casa. En ella no se podía mencionar el nombre del diablo, ni en la expresión inglesa para huevos rellenos ( deviled eggs ) o la marca de una aspiradora ( Dirt Devil ). Su último éxito – Teenage Dream  /  Sueño adolescente –, la muestra desnuda sobre una nube rosa.

Katy hizo un disco en el mundo cristiano, pero en 2008 se hizo conocida en todo el mundo por una canción de sexualidad confusa, que se titulaba  Yo he besado a una chica  ( I Kissed A Girl ) .  En octubre del año pasado se casó en una ceremonia hindú con el comediante británico Russell Brand en la India.

En Norteamérica los hijos de predicadores ( preachers´ kids )tienen fama de ser gente poco fiable.Se les ve como algo retorcidos y perversos. Ya que muchos parecen rebelarse ante su educación conservadora, llegando a ser conocidos por su extrema inmoralidad. A la prensa le encanta resaltar estas historias. Y los padres de Katy Perry son ya casi tan conocidos en Estados Unidos como su confusa hija.

La cantante se llama en realidad Hudson. Comenzó a cantar en la iglesia a los 9 años. A los 16 hizo ya un disco con su nombre en el pintoresco mundo de la llamada “música cristiana”. Lo publicó el año 2001 uno de esos sellos de  reli-pop  que se llama  Red Hill Records.  En aquel momento hizoincluso una gira con el cantante Phil Joel.

 HIJA DE PASTORES PENTECOSTALES
 Los padres de Katy son pastores evangélicos. Keith y Mary Hudson, parece que tienen un pasado  hippy  –según ella, su madre salió con Jimi Hendrix y su padre andaba con Timothy Leary, el  profeta del LSD – .  “Hasta que encontraron a Dios, o mejor dicho, Dios les encontró a ellos”, dice corrigiéndose a sí misma Perry.

 Los medios de comunicación describen a veces sus padres como “conservadores” –aunque ella dice que su padre tiene cuatro tatuajes y es “como un pastor moderno de  rock and roll –, pero parecen estar “profundamente avergonzados” de escuchar a su hija cantar que ha besado a una chica. El  London Daily Mail  publicó que su madre no puede escuchar la canción:

“La primera vez que la oí fue un choque tremendo. Cuando la ponen en la radio, bajo la cabeza y oro. Odio esa canción. Claramente promueve la homosexualidad y su mensaje vergonzoso me disgusta.”

 La madre se queja ahora de que han manipulado sus declaraciones y Katy ha dicho a una publicación  gay  que su familia todavía le “apoya mucho”, aunque no estén de acuerdo con ella. “Siempre me dicen que están orando por mí, y yo aprecio eso”, dice Perry.

 LA NIÑA QUE PREGUNTA POR QUÉ
“Mi padre es de Memphis y tiene un aire pentecostal, pero con sentido del humor”. Perry dice que tuvo una educación “evangélica no denominacional”. La periodista Katie Couric le hizo una entrevista para la televisión en una iglesia vacía, en los premios Grammy. Cuando le preguntaron qué significa eso de que su familia “habla en lenguas”, ella lo compara con “muchas cosas que se ven en televisión”, pero sobre todo la película documental  Jesus Camp, que cuando la vio, le parecieron “tomas ocultas de su infancia”.

“Fui educada con ciertas ideas de lo que dice la Biblia, pero ahora como adulta estoy en un mundo diferente, que ni siquiera sabía que existía”. Cree que tiene ahora “definitivamente una perspectiva diferente”. Asegura estar en “continua búsqueda” y no cree que tenga “todas las respuestas”, ni quiere “imponérselas a otros”. En la entrevista con  Vanity Fair  dice: “Yo siempre he sido la niña que pregunta por qué”.

Su disco de  gospel  del año 2001 no tiene las típicas canciones de  Jesús es mi novio.  Las letras parecen algo más genuino. En 2004, cuando tenía 19 años, dijo en una entrevista que durante su adolescencia no era “la típica cristiana”. Confesó a  Blender Magazine :“He hecho muchas cosas malas, puedes imaginártelo”.

Katy cambió su nombre, bien para evitar confusión con la famosa actriz o tomar distancia de su pasado evangélico, pero ya el 2004 aparece como Perry haciendo voces con el grupo  The Matrix  para Avril Lavigne o Britney Spears. El 2007 firma con C apital s u disco  Ur So Gay ( Eres tan gay ) – que la propia Madonna eligió como uno de sus favoritos – , al que sigue su controvertida canción de perpleja sexualidad  I Kissed A Girl  ( Besé a una chica ).

 PERDIDA
 En su álbum del año 2008,  One Of The Boys  ( Uno de los chicos ) ,  hay una curiosa canción que se llama  Perdida ( Lost ):
 Te has sentido tan perdida
 Conocías el camino y sin embargo tan perdida…
 Mi madre dice que debería volver a casa, pero
 no puedo encontrar el camino, porque el camino se ha ido,
 Así que cuando oro, sólo envío palabras al espacio exterior.

 Katy Perry se parece a muchos adolescentes que han crecido en el estricto ámbito de la iglesia, hasta que su curiosidad les ha llevado a explorar el mundo a su manera. A veces vuelven a la fe de su juventud, y otras se apartan totalmente de ella . No es fácil saber por qué. Ocurre tanto con padres conservadores como con padres tan modernos como los de Perry –aunque sean pastores–.

Yo soy hijo de pastor –como Katy, aunque mi madre nunca se considerara tal cosa–. Crecí en el difícil contexto de la Transición, cuando muchos abandonaron la Iglesia, en medio de tantos cambios. Recuerdo haber tenido una adolescencia muy confusa. La viví en plena  movida madrileña. Creo que he tenido la misma insana curiosidad que muchos jóvenes de mi edad –no sé si más enfermiza por ser hijo de pastor–, pero no recuerdo nunca haber dejado de hablar con Dios.

 SU GRACIA NOS PERSIGUE
 ¿Cuál es entonces finalmente la razón por la que algunos se apartan de la fe por un tiempo y otras luchan contra ella toda su vida? La experiencia de la fe no es algo fácil de explicar.  Aquellos que nos dedicamos a la tarea pastoral, podemos asegurar que no hay dos personas que la vivan del mismo modo. Es algo complejo y difícil de entender desde nuestra limitada perspectiva humana.  Lo que puedo asegurar es que somos lo que somos, por la gracia de Dios  ( 1  Corintios  15:10 ).

No hay para mí finalmente otra razón por la que yo estoy todavía en el camino de la fe, mientras que otros muchos han abandonado. No es cuestión de sabiduría, disciplina o esfuerzo personal. Es la gracia de Dios la que me ha perseguido siempre, no dándome tregua, hasta encontrar descanso en Él. Es por eso que yo oro y espero que Dios encuentre a Katy allí dónde esté. Porque ¡su gracia nunca nos abandona!

 Me ha emocionado escucharla decir en esa entrevista de televisión: “No es que mis padres tuvieran que encontrar a Dios, es que Dios les encontró a ellos”.  Como escribe Bonhoeffer en uno de sus papeles desde la prisión, mientras espera ser ejecutado por los nazis: “La  metanoia  (el arrepentimiento) no es, en primer lugar, pensar en tus propias necesidades, problemas, pecados y miedos, sino dejar que uno sea cautivado por el camino de Jesucristo”.

 Sólo un nuevo afecto nos librará de la esclavitud del poder de los placeres efímeros que la Biblia llama pecado. Porque el pecado es lo que hacemos cuando no estamos satisfechos con Dios. Nadie peca por obligación. Lo hacemos libremente, al creer la falsa promesa de felicidad, que acaba esclavizándonos, hasta que finalmente deseamos a Dios más que a la vida misma ( Salmo 63:3 ).

Porque la promesa de Dios es más poderosa que la promesa del pecado. El corazón humano es así purificado “por la fe” ( Hechos 15:9 ) –esa misma fe que nos salva ( Efesios 2:8 ) –, al darnos cuenta lo que Dios es para nosotros en Cristo Jesús.

Autores: José de Segovia Barrón

© Protestante Digital 2011


Cuando Mackey, le preguntó por qué estaba detenido, Damen Meyer, director del local respondió: “Usted ha sido invitado a marcharse. Usted no lo hizo. Usted no está autorizado a predicar aquí porque se trata de una audiencia cautiva”, dijo Meyer.

Estados Unidos | Lunes 9 de Mayo, 2011 | Por NoticiaCristiana.com

Hemet, California – Un pastor de una iglesia del sur de California y dos de sus miembros han presentado una demanda federal porque sus derechos civiles fueron violados por un agente de la Patrulla de Caminos de California, al cual ahora están acusando.

El pastor y sus miembros estaban leyendo la Biblia, fuera de una oficina del DMV (Departamento de Vehículos Motorizados), cuando fueron detenidos.

Los otros dos fueron detenidos más tarde por entrar supuestamente ilegalmente.

Jennifer Monk, consejera general, asociada con los abogados Murietta, basados en la fe y libertad, presentó la demanda el 25 de abril en el Tribunal de Distrito EE.UU., contra este policía quien les prohibió a los predicadores del evangelio, ejercer su libertad de expresión y por haberlos detenido ilegalmente.

Jennifer Monk, representa Marcos Mackey, un miembro de Calvary Chapel Hemet, quien estaba leyendo Romanos 1, cuando fue detenido el 02 de febrero. Los otros dos demandantes, el pastor Brett Coronado y Eduardo Flores Jr., también fueron detenidos más tarde después de preguntar qué leyes ellos habían violado.

Todo el incidente fue grabado en video, y el 21 de abril fue publicado en YouTube, donde ha sido visto más de 66.000 veces. El video muestra de pie a Mackey en el estacionamiento a pocos metros de las aceras que rodean la entrada al Departamento de Vehículos Motorizados.

El audio recoge la charla ociosa de los que esperan en la fila. Según la denuncia de 13 páginas, el trío de evangélicos comenzó a compartir el evangelio a las 8:10 a.m. cerca de una hora antes de la apertura del DMV.

Mackey, leyó la Biblia por un momento, cuando se le acercó un guardia de seguridad, quien le dijo, “Tienes que ir a otra parte.” Mackey dijo que iba a seguir leyendo. El guardia de seguridad se alejó.

Posteriormente el guardia de seguridad habló con el oficial de policía brevemente y le dijo a Mackey: “Usted está bajo arresto”. Se puede escuchar la risa de los clientes del DMV.

Cuando Mackey, le preguntó por qué estaba detenido, Damen Meyer, director del local respondió: “Usted ha sido invitado a marcharse. Usted no lo hizo. Usted no está autorizado a predicar aquí porque se trata de una audiencia cautiva”, dijo Meyer.

Noticiacristiana.com


Más de mil protestantes abarrotan el Ayuntº de Madrid ante el cierre de sus templos

Es la primera manifestación de protestantes españoles por sus derechos en la España democrática (de la predemocrática mejor no hablar).

9 de mayo de 2011, MADRID

  Mil personas según unos, y dos mil según otros, el caso es que la gran rotonda que rodea la entrada al enorme edificio del Ayuntamiento de Madrid (antigua Casa de Correos) se vió colapsada por los evangélicos que acudieron para protestar por lo que entienden el cierre indiscriminado de sus templos. Como vale más una imagen que mil palabras, les invitamos a ver el video reportaje de la manifestación que acompañan esta noticia.
   Una multitud que acudió a la Plaza de Cibeles , convocada por el Consejo Evangélico de Madrid (CEM) y una plataforma de pastores de Iglesias Evangélicas de Madrid. “La policía nos ha felicitado porque hemos sido ordenados a pesar del gran número de personas” ha destacado Tarquis, portavoz del CEM, en declaraciones a Europa Press, al tiempo que ha subrayado que había una “gran representación” de evangélicos (75 mil en la Comunidad de Madrid) para ser un día laborable; y que han quedado “muy satisfechos” a la espera de resultados. También han cubierto el acto, además de EP y medios evangélicos, la agencia EFE y la  Cadena SER , que ha sacado la noticia tanto en antena como en su página web. Ya se han hecho eco de estas fuentes en las primeras horas medios como  El País , el  diario ABC ,  La Vanguardia  y El Periódico.
El CEM ha denunciado que  en los últimos años y, especialmente en los últimos meses, el Ayuntamiento de Madrid ha precintado cinco Iglesias Evangélicas y ha abierto expediente a más de 20 templos al requerírseles una licencia de actividad propia de discotecas . Esta situación, según han indicado, provoca una “reiterada y grave discriminación” hacia los templos protestantes.
  Concretamente, entre las exigencias que se han impuesto a algunos lugares de culto, el CEM ha destacado “el aislamiento acústico propio de una discoteca, la dotación de aparcamiento en edificios ya existentes, o la aplicación de la Ley de espectáculos públicos y actividades recreativas”.

Durante la concentración, los convocantes han leído un manifiesto en el que han reclamado la formación, “con la mayor brevedad”, de una comisión paritaria compuesta por miembros del Ayuntamiento de Madrid y del propio CEM para el desarrollo de la normativa y la solución de los casos existentes”. A continuación, cuatro pastores afectados por el cierre o amenaza de cierre de sus lugares de culto han relatado su experiencia. Destacó el dolor de  Enrique Blanco  (el Yen) que afirmó que las iglesias gitanas (Iglesia de Filadelfia) son cerradas y multadas hasta con 20 mil euros sin que se valore su enorme lucha contra la marginación y la drogadicción entre los jóvenes. También expuso  Juan Carlos Escobar , como Presidente de las Asambleas de Dios, uno de los casos más sangrantes: el de la iglesia de la calle Díaz de Mendoza, que tras más de 30 años de existencia y con un permiso administrativo de su tiempo en regla ahora le reclaman imposibles.

  Intervinieron también  Mariano Blázquez,  Secretario ejecutivo de FEREDE, que tachó de intolerantes a quienes cierran templos evangélicos, y expresó con dolor que en este tema “no tenemos apoyo de los políticos, ni de la derecha ni de la izquierda”. Por su parte  Manuel Cerezo , Secretario ejecutivo del CEM, expuso el inccremento de demandas legales a templos evangélicos que incluso llevan más de 20 años construidos: “estábamos mejor hace 15 años que ahora”.
  Los asistentes a la manifestación portaban  numerosas pancartas  en las que se podía leer, entre otros lemas: ‘Igualdad religiosa para todos’, ‘No al cierre indiscriminado de templos evangélicos’ o ‘Basta ya de coartar la libertad religiosa’. Además, los participantes han utilizado silbatos y cantado alguna canción espiritual de “fe en Dios y esperanza en que todo se solucione”. En concreto, sonó “No hay Dios tan grande como tú”.
  Entre los asistentes acudió el presidente de la plataforma católica  HazteOir  para “apoyar la libertad religiosa” y porque considera que la normativa propia de actividades mercantiles “no debería aplicarse a un lugar de culto”. También le ha acompañado la portavoz de la iniciativa ‘maslibres.org’, Olga Cuquerella.
  Tras la concentración, que ha durado aproximadamente una hora, se tuvo  un momento de oración  y el secretario ejecutivo de la CEM, Manuel Cerezo, y el representante de la plataforma de pastores que ha impulsado la manifestación, Enrique Montenegro,  han entregado en el registro del Consistorio un dossier con la exposición de los hechos, las causas de los mismos, un documento detallado de los templos protestantes afectados en la actualidad, y una serie de solicitudes.
   NORMATIVA PROPIA DE DISCOTECAS
  Así, en el texto, sobre el que esperan tener una respuesta próximamente, exponen que “no se ha reglamentado la normativa para los espacios de culto, lo que está provocando que se aplique una normativa propia de actividades mercantiles, como discotecas, pubs, espectáculos públicos u otros”.
  Además, solicitan “la paralización de los expedientes de precinto, clausura y cierre de los locales de culto evangélico” y el establecimiento de “procedimientos adecuados de legalización de los locales de culto existentes y de implantación de otros nuevos”.
  Igualmente, piden “la exoneración de la obligación de solicitar licencia de actividad a los locales de culto evangélico, sustituyéndola por la necesidad de comunicación previa de inicio de actividad”, nuevas cesiones de suelo y la posible modificación de otras normativas para “favorecer el desarrollo de la libertad de culto dentro del municipio”.
  Entre las Iglesias Evangélicas que han recibido un expediente de cierre se encuentran la Iglesia Christ Embassy, la Iglesia Cristiana Maranata, la Iglesia Evangélica Fuente de Vida, la Iglesia Cristo Viene Despierta España, la Comunidad Cristiana de Fe y la Iglesia Evangélica Cristiana Bethel, entre otras.
   PROMESAS DE ANA BOTELLA
  Este pasado fin de semana, el CEM junto a la plataforma de pastores que ha impulsado la manifestación, se reunieron con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, y con la teniente de alcalde y concejala del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella.
  Botella prometió asumir lo esencial de las demandas del CEM, algo que se le pidió que se concretara en una respuesta formal escrita al documento presentado hoy por el CEM.

Fuentes: NotiCEM

© Protestante Digital 2011


MARÍA ANTONIA SÁNCHEZ-VALLEJO 09/05/2011

Blanco de la violencia de los radicales, las comunidades cristianas de Oriente Próximo se desangran entre ataques, discriminación económica y persecución judicial. A este ritmo, en una década ya no habrá cristianos en Irak, advierten los expertos

Meses antes de la matanza en una iglesia de Alejandría, el pasado 1 de enero; delasesinato del único cristiano del Gabinete pakistaní o del río de sangre que corrió el domingo en El Cairo, un grupo de trabajo del Vaticano formado por representantes de distintas religiones había advertido de la amenaza que se cierne sobre las minorías de Oriente Próximo y, especialmente, sobre la comunidad cristiana. La de Egipto, la mayor de la región (un 10% de la población, unos 8 millones de personas), es el blanco preferido de los radicales, aunque el optimismo que alentó la Revolución del 25 de Enero pareciese cerrar el abismo que separa la mayoría musulmana del resto de las confesiones: en la plaza de Tahrir se vieron un sinfín de pancartas en las que cruces y medias lunas coexistían. La transición posMubarak avanza hoy a buen paso, pero el acoso a los cristianos no da en absoluto señales de alivio.

En esa reunión ecuménica, celebrada en otoño pasado en Roma, el libanés Muhammad Sammak, consejero del exprimer ministro Saad Hariri, lanzó una advertencia: la desaparición de las minorías de Oriente Próximo, ya sea por aniquilación, por emigración o por asfixia económica, compromete gravemente la herencia cultural y menoscaba el tejido social del país. Porque los cristianos son solo una minoría en números (unos 12 millones de personas en total), no en significado: un copto de El Cairo es tan árabe y tan egipcio como un suní nacido en Alejandría o el valle del Nilo. Lo mismo puede decirse de un caldeo o un asirio iraquí, o de los cristianos sirios: la existencia de todos ellos atestigua siglos de presencia común y compartida. “Tenemos dos mil años de historia, somos los primeros cristianos de la zona. Hablar de minorías parece implicar un papel subordinado o trasplantado, ajeno a la mayoría, pero culturalmente hemos contribuido al desarrollo de Irak tanto como los musulmanes. Y desde luego nos sentimos tan árabes y tan iraquíes como ellos”, señala Rad Salaam, cristiano caldeo exiliado en España tras la primera guerra del Golfo (1991).

La persecución de que son objeto está mermando numéricamente sus comunidades con proporciones de sangría. Según datos recopilados por el Barnabas Fund, una organización de apoyo a las minorías cristianas en el mundo con base en Inglaterra, de los 1,5 millones de cristianos que había en Irak en 1990, hoy solo quedan alrededor de 400.000, en una estimación optimista; Salam calcula que los que resisten no son más de 250.000, y casi todos en el norte, donde la violencia desatada entre suníes y chiíes llega con sordina. “Si el ritmo de desaparición se mantiene, dentro de una década no habrá cristianos en Irak”, ha avisado Muhammad Sammak, presidente de la Comisión de Diálogo Cristiano-Musulmán. El recurso a la emigración ha colmado los campamentos de refugiados de Siria y Jordania, donde los cristianos son alrededor del 30% entre los desplazados iraquíes, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Junto con el declive demográfico -son comunidades esencialmente endogámicas; los matrimonios mixtos con representantes de otras confesiones no son habituales, y si los hay son casus belli-, hay otro factor que opaca la cada vez más débil presencia pública de los cristianos en la región: la persecución judicial. La traslación al ordenamiento jurídico de pecados como la blasfemia constituye la mejor manera de yugular cualquier conato de crítica. Las leyes contra la blasfemia -al islam, se entiende- vigentes en numerosos países de la zona permiten encarcelar a alguien por una falta que, en otras latitudes, solo sería percibida como exabrupto. Aunque pecado no sea igual a delito, ni semántica ni jurídicamente hablando, la ley antiblasfemia es un brazo ejecutor muy eficaz para zanjar cualquier diferencia vecinal (como en el caso de Asia Bibi, la campesina condenada a muerte en Pakistán por ofender al profeta Mahoma cuando discutía con otras mujeres, musulmanas, sobre el agua de un pozo) o reprimir cualquier atisbo de disidencia, como los casos del bloguero egipcio que pasó varios meses en la cárcel por el mismo delito que aquella, una presunta blasfemia, o el periodista afgano encarcelado en 2008 y liberado un año después, tras purgar entre rejas una opinión desviada. En este sentido, tanto el Departamento de Estado norteamericano como la Unión Europea han manifestado su inquietud ante los reiterados intentos de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) de promover en el seno de la Asamblea General de Naciones Unidas una resolución contra la blasfemia. Año tras año, la OCI, por medio de alguno del medio centenar de sus miembros -el último que presentó la propuesta fue Marruecos-, maniobra para que la Asamblea adopte un texto “contra la difamación de las religiones”, sea lo que fuere eso.

A diferencia de los cristianos libaneses, que durante décadas han gozado de preeminencia económica y política en el país -la presidencia de Líbano sigue estando reservada a un cristiano, según el tradicional reparto sectario de las principales instituciones-, los cristianos de Oriente Próximo y, por extensión, de otros países con mayorías musulmanas, no son grupos de poder o presión; al contrario, como ocurre en Egipto o en Pakistán (1% de la población), “la persecución supone en muchos casos el abandono de bienes y hacienda por parte de los cristianos, que se ven obligados a huir de sus lugares de residencia para salvar la vida. Los vecinos musulmanes son los que se quedan con todo”, relata desde Karachi Jalid Gill, de la Asociación de Abogados Cristianos de Pakistán. “Así es más fácil: no se atreverían a meterse con un magistrado, o con un empresario, pero con unos pobres campesinos o un tendero la limpieza [religiosa] es total; y no estoy hablando de incidentes que salgan a la luz pública, sino de un acoso sistemático, diario, que pretende borrar a los cristianos del mapa”. Pero la violencia no solo se ceba en las clases bajas: tanto el ministro para las Minorías como el gobernador del Punjab, asesinados recientemente, habían mostrado su oposición a las leyes contra la blasfemia.

En los campos de Pakistán, o en barrios como el de Mokkata, en El Cairo, un gueto cristiano donde sus habitantes viven de recoger y vender basura, los cristianos atraviesan momentos de pesadumbre y miedo. O en Mosul, en el Kurdistán iraquí, donde se refugian muchos de los últimos cristianos iraquíes. Contra ellos se abate la yihad, la guerra santa contra el infiel, aunque el infiel sea la mayor parte de las veces el vecino de al lado o el tendero de la esquina.

http://www.elpais.com


El sacerdote eritreo Moses Zerai, que denunció la omisión de socorro de los barcos de la Alianza, asegura que desde que estalló la guerra en Libia han muerto más de 1.000 personas huyendo del conflicto

MIGUEL MORA | Roma 09/05/2011

El sacerdote eritreo Moses Zerai, director de la ONG Habeshia, que el pasado 14 de abril denunció la desaparición de la patera que llevaba a bordo a 72 inmigrantes a los que la OTAN dejó morir de sed y hambre, según The Guardian, se encuentra en Malta visitando a los cerca de 600 prófugos somalíes, etíopes y eritreos que han llegado a la pequeña isla del Mediterráneo huyendo de la guerra en Libia. Por teléfono, el cura explica a EL PAÍS que las fuerzas de la OTAN han “cometido un caso evidente de omisión de socorro”, y afirma que “es urgente que la Unión Europea y la OTAN hagan una investigación seria y transparente que determine las responsabilidades”.

“Los supervivientes han contado que el helicóptero les lanzó agua y galletas y que luego no enviaron más ayuda”, explica Zerai. “El portaaviones francés estuvo a 400 metros de ellos pero no hizo nada; durante la travesía los prófugos vieron otros barcos militares que tampoco actuaron. Es necesario que la OTAN aclare si la alarma fue lanzada o no a las autoridades marítimas italianas o maltesas para conocer quién es el responsable, averiguar quién sabía dónde estaba la patera y por qué nadie prestó ayuda”.

“Esperamos que sea solo un caso de negligencia, porque si la decisión fue tomada de forma deliberada desde arriba sería todavía más grave”, afirma Zerai. “La OTAN y Europa deben dar una respuesta trasparente. Hace falta claridad y justicia”, añade.

Más de mil muertos

La tragedia de los 72 prófugos africanos no es, ni mucho menos, la única sucedida desde que estalló la revuelta de Bengasi. El director de Habeshia afirma que en estos tres meses “han muerto ya más de 1.000 personas, en su mayoría somalíes y etíopes, tratando de alcanzar por mar las costas europeas”. La cifra incluye el último naufragio, el de una barcaza que portaba cerca de 600 inmigrantes frente a las costas libias, el viernes pasado. Solo hubo 130 supervivientes.

Zerai recuerda además el caso de “la primera barca zarpada de Libia tras el inicio del bloqueo, el pasado 22 de marzo. Iban 335 personas a bordo, y algunos familiares lanzaron la alarma. Creemos que no llegaron a dejar las aguas libias, pero 15 días después aparecieron 200 cadáveres en la costa, y algunos de ellos, según han dicho los testigos, tenían heridas de arma de fuego”.

Un eurodiputado italiano ha solicitado al Parlamento Europeo la apertura de una comisión de investigación. “Lo único que sabemos es que 200 cuerpos fueron enterrados a toda velocidad y que 130 personas desaparecieron”, afirma Zerai.

Los miles de eritreos, etíopes y somalíes que se encontraban en Libia cuando estalló la revolución, que Zerai cifra en unas 6.500 personas, son los grandes olvidados de la guerra en Libia. Su dramática situación -muchos de ellos fueron desalojados de sus casas porque sus caseros eran confundidos con mercenarios- fue denunciada por el arzobispo de Trípoli, Giovanni Martinelli, a petición de Zerai, antes incluso de que empezaran los bombardeos de la OTAN.

“Pedimos a la Unión Europea que ayudara a evacuarlos, pero solo Italia transportó a 110 personas”, recuerda Zerai. “El resto no hizo nada. De forma que algunos huyeron a Túnez y a Egipto, y el resto ha tratado de escapar por mar. Si la UE hubiera escuchado esa petición de socorro, esos más de 1.000 muertos, muchos de ellos niños y mujeres, estarían ahora refugiados en diversos países”.

“La UE se ha comportado de forma pésima”, afirma el sacerdote africano. “No ha sabido gestionar las revueltas, ni ayudar a los pueblos en sus peticiones de democracia y libertad, ni dar una acogida digna a los refugiados. No sé si es por incapacidad o por falta de voluntad política, pero el hecho es que las víctimas de esa actitud vergonzosa han sido los prófugos. Ellos ven a Europa como el lugar donde se respeta el derecho de asilo. Pero la UE no está a la altura, y solo trata de resolver el problema con acuerdos bilaterales, como si eso lograra frenar a las mafias que transportan a los inmigrantes mientras en realidad las refuerzan y solo aplaza el problema, porque siempre buscan nuevas rutas”.

La última vergüenza es Malta. Más de 400 prófugos de guerra han sido “acogidos” en un hangar del aeropuerto, y 200 más están detenidos en centros de retención. “Esto parece el norte de África, no Europa”, dice Zerai. “Los niños se están poniendo enfermos porque viven entre grasa y veneno para ratones. Las tiendas de campaña están dentro de un hangar donde hace un calor insufrible. Los servicios de ayuda son completamente insuficientes, algunas mujeres han sufrido episodios de violencia sexual, y gente que tiene derecho al asilo político está metida en cárceles financiadas con fondos europeos donde no se les concede ni siquiera la hora de paseo. Esta es la realidad de la Europa del siglo XXI”.

http://www.elpais.com