Archivos para junio 27, 2011


Por Alex Murashko|Corresponsal de Christian Post
Traducción de Antonio Sanchez

LOS ANGELES – El evangelista Franklin Graham concluyó su primera evento de alcance a la comunidad hispana en Los Angeles la noche del domingo, hablando sobre el valor del alma humana.

  • graham
    (Foto: Scott Tokar)
    Mensaje de Franklin Graham en el Festival de Esperanza traducido por Galo Vásquez, quien es el director de Latin American Ministries para BGEA, el Domingo, 26 de junio de 2011 en Los Angeles, California.

Los dos días de Festival de Esperanza (Festival of Hope), comenzaron el sábado con multitudes durante las dos noches comenzando el evento al ritmo del mariachi y con música llena de sabor latino interpretada por artistas cristianos.

Graham dijo que es difícil que la gente entienda realmente el valor de sus almas. Su mensaje fue traducido en el escenario por Galo Vásquez, quien es el director de Latin American Ministries para la Asociación Evangelística Billy Graham.

“Piense en el poder de Internet y lo que compañías como Google y Microsoft valen ahora”, dijo Graham. “El alma vale más que Google, Microsoft, y toda la Internet combinada. No sólo eso, es más valiosa que todo el mundo.”

“El cuerpo está hecho de polvo de la tierra”, añadió Graham. “Tu alma es el verdadero yo y nunca va a morir. ¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde su alma?”

Una multitud menor a los 27.000 asientos de Home Depot Center en Carson que aloja los juegos profesionales de fútbol del LA Galaxy. Sin embargo, la presencia combinada de las dos noches fue de más de 18.000 personas, según los organizadores. Más de 1.500 personas abandonaron sus asientos para unirse a otros en el frente del escenario en la cancha del estadio cuando se les invito a aceptar a Jesús. El evento fue transmitido en vivo en BGEA.org.

Carlos Quintero, the president of the Festival Executive Committee, presented Franklin with a plaque before the Gospel message, thanking him on behalf of Hispanic churches in Los Angeles for “the seeds of love and compassion you have planted in our city during this first Hispanic Festival.”

El residente de Los Angeles, Carlos Mejía, originario de Guatemala, dijo que estaba abrumado por el poder de Dios mientras caía al suelo después de volver a consagrar su vida a Jesús durante la oración de Graham para aquellos en el campo del estadio.

“Cuando escuche al pastor sentí como Jesús me estaba llamando para ir allí”, dijo Mejía, de 27 años, a través de un traductor consejero en el campo. “Me sentí como si estuviera en otro lugar. Yo no sabía lo que estaba pasando. El poder del Señor es grande.”

Graham ha predicado casi todos los países de habla española en América Central y del Sur, con la única excepción de Guatemala. El festival es el primero de su tipo en la historia de más de 60 años de BGEA, trabajando específicamente a través de las iglesias hispanas en el área del condado de Los Angeles. Hay 4,7 millones de hispanos en Los Angeles, un 47 por ciento de la población.

Graham dijo en una conferencia de prensa el viernes que quiere llegar a los hispanos, muchos de los cuales puede ser religiosos, pero no tienen una relación con Jesús. El hijo del famoso evangelista Billy Graham, actualmente es el director de Samaritan’s Purse y de BGEA.

Carlos Quintero, el presidente del Comité Ejecutivo del Festival, presentó a Franklin una placa antes del mensaje del Evangelio, dándole las gracias en nombre de las iglesias hispanas en Los Ángeles por “las semillas del amor y la compasión que se han plantado en nuestra ciudad durante este primer Festival hispano.”

http://spanish.christianpost.com

Una tarea inacabada

Publicado: junio 27, 2011 en Meditaciones

Por Enric Capó

La tarea inacabada es la de nuestra vida. Eso no es una novedad. Todos los sabemos. Llegará el día en el que nuestros ojos se cierren para siempre y nuestro cuerpo vuelva al polvo del que fue tomado. Entonces, todo se habrá acabado. Nuestra vida aquí en la tierra habrá quedado fijada para siempre, un recuerdo a olvidar. Antes de que pase una generación sólo seremos un nombre en un registro que nadie lee. Pero –y esta es nuestra esperanza- estaremos en la memoria y en la realidad de Dios.

Ahora bien, este momento final de la vida todavía no ha llegado y no tenemos ninguna prisa en que llegue. Estamos aquí y la tarea inacabada no es esperar el fin de la vida, sin perfeccionarla, sacarle todo el jugo posible, gozarla, hacerla plena y gozosa. Es vida de Dios y mientras El nos la dé, hemos de vivirla en el gozo y la libertad de los hijos de Dios.Esto no es siempre posible. La vida, la gozamos y la padecemos al mismo tiempo. Tiene luces y sombras, sonrisas y lágrimas. Cada uno de nosotros sube al tren de la vida en lugares diferentes y la vivimos de manera diferente. Unos tienen todas las comodidades de los pasajeros de primera y otros viajan agarrados a los estribos, a punto de caer. Aquí no valen leyes ni derechos. Las cosas con como son y no encontramos ninguna explicación a todo ello.

Pero, lo que Pablo nos dice en su carta a los Romanos capítulo5 es que, para el creyente, hay un ahora que está marcado por el amor de Cristo. Es un ahora en la debilidad y en el dolor, pero que está lleno de oportunidades. La vida es una tarea que nunca se acaba, un esfuerzo que nunca se ha de dar por inútil. Es la tarea de dar contenido y sentido a la vida. Pablo
empieza con su realidad: la aflicción y la tribulación. Pero no las ve como cosas negativas, sino como oportunidades de crecimiento. E, incluso, puede
encontrar en ello motivos de gloria. La tribulación lo fortalece en la paciencia, sabiendo que, pase lo que pase, la victoria final será suya. Y esta seguridad le da fuerzas, calidad de vida, para vivir la esperanza en plenitud.
Es toda una tarea de formación de una persona en la que todo es aprovechable. Una tarea que incluye tratar de ayudar a los que comparten su vida a su alrededor. Todo un programa de acción.

La tarea inacabada es la de mi vida. Mientras estoy aquí, tanto si las cosas son fáciles como si son difíciles, tanto si mi esperanza de vida es corta o larga, he de continuar la tarea, he de perfeccionar la vida, he de luchar para hacerla llena y que sirva de ayuda y de bendición a los que viven junto a mi, aprovechando todos sus recursos. Y estoy seguro que, en el momento en que El me la pida y la tenga inacabada, El mismo la perfeccionará y le dará un final en plenitud.

Enric Capó

http://www.iee-es.org/