Archivos para julio 5, 2011


by Mike Breen

I often coach people in our Learning Communities that what we need is EVOLUTION not REVOLUTION. If we try to revolutionize the church over night (either on a macro or micro level), everyone winds up dead. It’s not spiritually responsible in how we are forming people and suggests that somehow the Spirit of God hasn’t been at work previously. We may not like it, but change takes time. And because of that, it’s important to note where things have shifted and where we are seeing positive transformation.

There are always some who are called to be revolutionaries – exploring new frontiers, taking new ground for the Kingdom in new and innovative ways, even serving in prophetic and ultra-counter-cultural ways. But not everyone is called to be a pioneer. Some are called to advance at a different pace, in a way that takes along the masses who don’t change quite so quickly.

Sometimes it seems there are two polarized camps – those pushing out, who want to throw out the dirty bath water (and sometimes the baby with it) – and those who staunchly want to stay put – doing the same things and expecting different results. Those two camps are often quite critical of one another – rather than recognizing that there are unique callings within the Kingdom.

As someone who has spent the majority of my life living outside of the United States and didn’t grow up here, I think there is a perspective from an outsider that is always helpful. With that being said, with an outsiders perspective, here is what I think the American church is doing well:

  1. SUNDAYS. We may not love everything about the attractional nature of Sundays that many churches are currently trying to get out of, but by-and-large, we are probably seeing stronger teaching from scripture, more creative expressions of worship, more passionate people coming together to worship the Lord, partnered with a greater sense that Sundays aren’t what “it’s” about. I think we’re seeing lots of innovation/imagination in the realm of teaching, doing more to connect the truth of scripture with the context of our lives. I think you’d be hardpressed to think we were better off 50 years ago with worship services. That being said, I think we all believe we need to see just as much (and MORE!!!) imagination/innovation go into how we live OUTSIDE of that 90 minutes on Sunday. We can always do better than we are now, but we should also celebrate when positive change happens.
  2. AUTHENTIC. People can idolize the 1950′s all they want, but I’ll take people not sweeping their issues under the rug any day of the week and twice on Sunday. The fact of the matter is that people were just as broken in the 1950′s, we were just better at hiding it. As Christendom has faded and we live in an increasingly post-Christian culture, the church has become far more comfortable with accepting the fact that every person is broken and there isn’t a need to hide it. It doesn’t mean we shouldn’t change, repent and seek transformation, but at least we can be more honest about who we are in the church (or that there is a greater sense of that).
  3. ACTIVATION. At least within the evangelical tradition of the last 50 years, when the evangelical church has gotten behind something, they have been able to activate people behind a singular cause and will do everything they can to get people on board. The problem has been that, often times, we’ve activated behind suspect causes/ideologies. But there seems to be a swing more and more towards a wholistic expression of the Gospel and the Kingdom of God.
  4. SELF-CRITIQUE. Sometimes observing evangelicals is a bit like watching parents eat their young…in the sense that no one is “safe” (which is sad). However, the flip side of that is the ability to be agile and self-critiquing and to change quickly. Simply look at Willow Creek. The church saw enormous numeric success, thousands join the Willow Creek Association and 30 years in they release the Reveal Study. And they very publicly admit where things aren’t working, where they got it wrong and how they are trying to change. Thirty years sounds like a long time, but in all actuality, that’s not a lot of time in comparison to the church’s ability to be self-reflective in the past. Now if we could learn to critique with civility and grace, that would be a huge step forward as well.
  5. ENTREPRENEURIAL. Again, sometimes we can get lost in the bubble of our own making, but can we think of a more imaginative or entrepreneurial time in church history? We are boldly stepping out of “well, that’s how we’ve always done it” mode and are constantly trying new, exciting and frightening things to push forward the Kingdom of God. We may fail from time to time (or more than that), but at least we are following the wild goose of the Holy Spirit and having a go at it. I have to imagine the the original entrepreneur, the God of creation, is smiling as we go about His business. More and more, there is a missional disturbance happening. We certainly don’t have all of the answers, but the desire to change the world and impact people other than ourselves grows daily. And out of this desire we see new and fresh expressions of the church.
  6. SMARTER. A huge knock on the church has been how negatively the business world has affected the way the church functions. This is a pretty fair reaction. However, we would be foolish not to see a few of the benefits, with two big ones coming to mind. VISION/PURPOSE. Any time a church is asking itself, “God, why have you put this spiritual family here? What are you asking us to do?” is a good thing. While there is the meta-narrative of God’s grand rescue mission that we all exist in, it never ceases to be helpful to see how our community fits into it on a more micro level. This can be particularly helpful as we are spiritually forming people (though, can be narcissistic or ego-driven if not done well). The second is FINANCES. I think we’ve gotten much shrewder with how we use the finances within the church. Rather than hoarding the money and protecting it, we are pushing it out of the safe, interest-collecting coffers and putting it to work (though I imagine we could question HOW and WHERE that money is being spent in many cases). But we still need to recognize it’s a step forward. Most churches and denominations are no longer collecting endowments but spending them on Kingdom-initiatives. Even if it’s not close to perfect, this is a good thing, a shift and a re-orientation towards the Kingdom.

6 COSAS QUE LA IGLESIA AMERICANA ESTA HACIENDO BIEN

por Mike Breen

Muchas veces entrenamos a las personas en nuestras comunidades de aprendizaje que lo que necesitamos es evolución no revolución. Si tratamos de revolucionar la iglesia durante la noche (ya sea a nivel macro o micro), Levantarán los vientos de todos los muertos. No es espiritualmente responsable en la forma en que se están formando personas y sugiere que de alguna manera el Espíritu de Dios no ha estado en el trabajo con anterioridad. Es posible que no le guste, pero el cambio toma tiempo. Y debido a eso, es importante tener en cuenta que las cosas han cambiado y donde estamos viendo una transformación positiva.

Siempre hay algunos que son llamados a ser revolucionarios – la exploración de nuevas fronteras, tomando un nuevo camino para el Reino de maneras nuevas e innovadoras, sirviendo incluso de manera profética y ultra-contra-cultural. Pero no todos están llamados a ser pioneros. Algunos son llamados a avanzar a un ritmo diferente, en un camino que lleva a lo largo de las masas, que no cambian tan rápidamente.

A veces parece que hay dos campos de polarización – aquellos que impulsan hacia fuera, que quieren tirar el agua de baño sucia (y algunas veces al bebé también) – y los que decididamente quieren quedarse – haciendo las mismas cosas y esperar resultados diferentes. Los dos campos son a menudo muy críticos el uno del otro – en lugar de reconocer que hay llamamiento único en el Reino Unido.

Como alguien que ha pasado la mayor parte de mi vida viviendo fuera de los Estados Unidos y no creció aquí, creo que es un punto de vista de un forastero que siempre es útil. Con eso se dice, con una perspectiva de afuera, esto es lo que creo que la Iglesia estadounidense está haciendo bien:

DOMINGOS. No puede amar a todo lo relacionado con la atractiva naturaleza  de los domingos que muchas iglesias están tratando de salir, sino por-y-grandes, es probable que estemos viendo más fuerte la enseñanza de la escritura, la expresión más creativa de la adoración, la gente más apasionada que se unen para adorar al Señor, se asoció con un mayor sentido de que los domingos no son lo que “se trata de” unos. Creo que estamos viendo un montón de innovación / imaginación en el ámbito de la enseñanza, hacer más para conectar la verdad de las Escrituras con el contexto de nuestras vidas. Creo que sería dura depresión a pensar que era mejor hace 50 años con los servicios de adoración. Dicho esto, creo que todos los que tenemos que ver exactamente lo mismo (y más!) Imaginación / innovación van de la forma en que vivimos fuera de que el 90 minutos el domingo. Siempre podemos hacer mejor lo que somos ahora, pero también hay que celebrar cuando ocurre un cambio positivo.

AUTÉNTICO. La gente puede idolatrar a los de 1950 todo lo que quieran, pero me quedo con la gente que no quiere barrer los problemas debajo de la alfombra todos los días de la semana y dos veces el domingo. El hecho del asunto es que la gente estaba tan quebrada en la década de 1950, estuvo  mejor en ocultarlo. Como la cristiandad se ha desvanecido y que vivimos en una cultura cada vez más post-cristiana, la iglesia se ha convertido en mucho más cómodo con la aceptación del hecho de que cada persona se quiebra  y no hay una necesidad de esconderlo. Esto no significa que no debería cambiar, arrepentirse y buscar la transformación, pero al menos podemos ser más honestos acerca de lo que somos en la iglesia (o que hay un mayor sentido de que).

ACTIVACIÓN. Por lo menos dentro de la tradición evangélica de los últimos 50 años, cuando la iglesia evangélica se ha hecho detrás de algo, que han sido capaces de motivar a la gente detrás de una causa singular y hacer todo lo posible para la gente a bordo. El problema ha sido que, muchas veces, hemos activado detrás de las causas sospechosas / ideologías. Pero parece que hay un giro cada vez más hacia una expresión holística del Evangelio y del Reino de Dios.

Autocrítica. A veces la observación de los evangélicos es un poco como ver a los padres comer a sus crías … en el sentido de que nadie es “seguro” (lo cual es triste). Sin embargo, la otra cara de esto es la capacidad de ser ágil y auto-crítico-para cambiar rápidamente. Basta con mirar en Willow Creek. La iglesia tuvo un éxito numérico enorme, miles se unieron a la Asociación Willow Creek y 30 años en que la autorización del estudio revela. Y muy públicamente admitir que las cosas no están funcionando, donde se equivocaron y cómo se están tratando de cambiar. Treinta años parece mucho tiempo, pero en toda la actualidad, que no es un montón de tiempo en comparación con la capacidad de la iglesia a ser reflexivos en el pasado. Ahora bien, si podemos aprender a criticar con cortesía y gracia, que sería un gran paso hacia delante.

EMPRENDEDOR. Una vez más, a veces nos podemos perder en la burbuja de nosotros mismos, pero podemos pensar en un momento más imaginativo o empresarial en la historia de la iglesia? Estamos saliendo de valentía “, así, así es como hemos hecho siempre” el modo y están constantemente probando cosas nuevas, interesantes y aterradoras para llevar adelante el Reino de Dios. Nosotros podemos fallar de vez en cuando (o más que eso), pero al menos estamos siguiendo el ganso salvaje del Espíritu Santo y tener que  ir en él. Tengo que imaginar que el empresario original, el Dios de la creación, está sonriendo a medida que avanzamos a lo suyo. Cada vez más, no es un acontecimiento perturbación misional. Desde luego, no tienen todas las respuestas, pero el deseo de cambiar el mundo y repercuten en las personas distintas a la nuestra crecer  día a día. Y de este deseo se ve expresiones nuevas y frescas de la iglesia.

MÁS INTELIGENTE. Un golpe enorme en la iglesia ha sido la forma negativa del mundo de los negocios ha afectado la forma en que funciona la iglesia. Esta es una reacción bastante justa. Sin embargo, sería absurdo no ver a algunos de los beneficios, con dos grandes  ideas. VISION / OBJETIVO. Cada vez que una iglesia se está preguntando, “Dios, ¿por qué  has puesto a esta familia espiritual aquí? ¿Qué le están pidiendo que hagamos? “Es una buena cosa. Si bien no es la meta-narración de la gran misión de rescate de Dios que todos existimos en él, no deja de ser útil para ver cómo encaja en nuestra comunidad en un nivel más micro. Esto puede ser particularmente útil ya que estamos espiritualmente en la formación de personas (sin embargo, puede ser narcisista o ego, si no se hace bien). El segundo son las finanzas. Creo que hemos conseguido ser mucho más hábiles con la forma en que usamos las finanzas dentro de la iglesia. En lugar de acaparar el dinero y que lo protege, nos están empujando hacia fuera de la caja fuerte, el interés de recolección de las arcas y ponerlo a trabajar (aunque me imagino que podemos preguntarnos cómo y dónde se gasta el dinero en muchos casos). Pero todavía tenemos que reconocer que es un paso adelante. La mayoría de las iglesias y denominaciones ya no están recogiendo donaciones, pero el gasto que en el Reino de las iniciativas. Incluso si no es casi perfecto, esta es una buena cosa, un cambio y una reorientación hacia el Reino.


Escrito por entreCristianos

cultura.jpgAntes de exponer el tema descrito en el título vamos a definir lo que en este artículo entendemos por “iglesia”.  Definiremos iglesia al pueblo de Dios, es decir a los llamados que han sido llamados a ser portadores de la Presencia de Dios en el mundo.  Es por eso que nuestra intención al leer este artículo es que el lector cuando vea la palabra “iglesia” la relacione consigo mismo y la relacione también con aquellos que le rodean y que comparten su fe en su vida diaria.  No nos estamos refiriendo a un espacio físico, ni a denominación alguna.

En un artículo titulado “La ‘Iglesia Misional’: un modelo para las iglesias canadienses”,  David Horrox dice: “La Iglesia debe dejar de imitar a la cultura que le rodea y convertirse en una comunidad alternativa, con un conjunto creencias, valores y comportamientos diferentes. Sus miembros dejan de realizar actividades de mercadeo y las iglesias dejan de enfocarse en programas para servir a sus miembros. Se debe rechazar la metodología para evaluar a las iglesias con ‘éxito’ que se base en las que tienen edificios más grandes, más gente, mayores presupuestos, mayor cantidad de ministros y con mayor cantidad de programas y actividades para servir a sus miembros.  Por ello se debe adoptar una evaluación con nuevos criterios a considerar como por ejemplo: ¿Hasta qué punto nuestra iglesia es una congregación “enviada” porque cada creyente está llegando a su comunidad? ¿Hasta qué punto nuestra iglesia impacta a la comunidad por el mensaje cristiano que desafía los valores de nuestra sociedad secular? ”

Dan Kimball en “La Iglesia Emergente” (The Emerging Church” – Zondervan, 2003) describe que la iglesia misional es “un grupo de personas enviadas con la misión de reunirse en comunidad para adorar, animarse y aprender de la Palabra de Dios como suplemento del alimento que ellos mismos comen durante la semana”.

Tanto Horrox como Kimball reflejan la esencia de lo que significa ser misional.  Sin embargo hemos de profundizar un poco más en este tema para que podamos entender lo que significa ser misional en nuestras vidas y en las vidas de los que nos rodean.

Ser Misional es romper paradigmas

Antes de proseguir debemos hacer una advertencia. Alan Hirsch afirma que en los últimos años la palabra “misional” ha sido adoptada por los que desean etiquetarse con palabras de moda para describir lo que ellos hacen, sean estas personas misionales o no. A menudo se utiliza la palabra “misional” en sustitución a “abierto a los que están buscando” (seeker-friendly), al programa de células de la iglesia o a otro concepto de iglecrecimiento.  Esto está diluyendo el signficado original de “misional” porque usualmente se asocia con una fase o un programa.  También erramos al ver la “iglesia misional” como un movimiento porque en realidad es la expresión de lo que la “ekklesia” de Cristo es y esta llamada a ser. En su esencia, misional es un cambio en el pensamiento.

Con esta premisa revisamos también lo que dicen E. Stetzer y David Putman en su libro  “Breaking the Code Misional” (Broadman & Holman, 2006).

Ser misional significa pasar

* De los programas y actividades a los procesos
* De los aspectos demográficos al discernimiento
* De los modelos a las misiones
* De lo que atrae (atraccional) a lo encarnacional
* De la uniformidad a la diversidad
* De lo profesional a lo apasionado
* De estar sentados a ser enviados
* De las decisiones a los discípulos
* De lo adicional a lo exponencial
* De los monumentos y locales al movimiento

A esta lista se puede añadir

* De los cultos al servicio
* De la organización a la persona

Este cambio de paradigma es muy difícil porque estamos acostumbrados a concebir el cristianismo desde la perspectiva evangélica y para romperlo debemos explorar lo que significa ser misional desde la narrativa bíblica.

“Jesús nos ha dicho de ir al mundo y ser sus embajadores, pero hoy muchas iglesias sin darse cuenta han cambiado el mandato ‘id y sed’ por “venid y ved”. Hemos crecido apegados a locales, programas, personal, y una gran variedad de buenos servicios para atraer y entretener a las personas. El término misional nos ayuda a describir lo que pasa cuando cambiamos la invitación “ven a nosotros” por “vamos hacia ellos”.  Es una vida donde “el estilo de Jesús’ nos enseña y transforma radicalmente nuestra existencia enfocados a vivir en forma sacrificada para Él y para los demás, así como a adoptar una actitud misionera en relación a nuestra cultura.  Es esto lo que nos define la verdadera naturaleza del seguidor de Jesús”. (Rick Meigs)

En nuestra próxima entrega se profundizará más en lo que significa ser “misional”.

 

 

http://www.entrecristianos.com


México

Las iglesias evangélicas en Chiapas viven entre asesinatos y avivamiento

Organizan un Congreso Nacional de Avivamiento en Chiapas, días después de varfios asesinatos a evangélicos.

5 de julio de 2011, MÉXICO

El estado mexicano de Chiapas genera noticias contradictorias en relación a la libertad religiosa. Mientras activistas de derechos humanos denuncian la persecución de cristianos evangélicos en el lugar, Jorge Alberto Gutiérrez Anta, presidente de la Confraternidad de Iglesias Evangélicas de Chiapas, declaró recientemente que “la presencia de iglesias cristianas evangélicas es cada vez mayor en el estado”, y que “con la fuerza del evangelio se ha logrado derribar las estructuras ‘caciquiles’ que prevalecían en muchas zonas indígenas”.

Agregó también que “con la ley se ha hecho respetar la libertad de creencias y de culto público; a la fecha, es escasa la incidencia de intolerancia religiosa”. Estas declaraciones fueron hechas en oportunidad de anunciar la realización del Congreso Nacional de Avivamiento, a efectuarse en coordinación con el pastor Marco Tulio Carracosa los días 21 y 22 de julio en Tuxtla Gutiérrez.

Gutiérrez Anta informó que en la capital son trescientas las iglesias aglutinadas en la confraternidad, pero cada mes se añaden nuevas. “Trabajamos para que se funden otras dos mil en la región Centro y otras cinco mil en el estado; existen muchas colonias y localidades donde no existen congregaciones cristianas y se pretende llegar a ellas”, dijo.

 CONFLICTO RESUELTO
El líder reconoció que las autoridades han hecho respetar la libertad religiosa y de culto público, pues los casos de intolerancia en las zonas indígenas se han resuelto y ahora sólo existen hechos aislados.

En cuanto a las causas de esos episodios, señaló que “son diferentes, en la mayoría de los casos es debido a falta de educación”.

“Cuando alguien viola los derechos de otras familias es porque no tienen en cuenta la Constitución”, dijo. Expresó también que a veces los conflictos sociales se mezclan con la religión, y que el compromiso de las instituciones es revisar cada caso desde el Consejo Interreligioso del Estado de Chiapas.

“No se pueden violar derechos por creer en Cristo, se tiene que revisar cada caso, a veces se tarda un poco la justicia pero es porque no se denuncia a tiempo”, dijo Gutiérrez Anta, señalando que la solución es “que lleguen las leyes a todas las regiones, difundirlas en todas las lenguas indígenas”.

Reiteró que lo necesario del trabajo de promoción y difusión de la ley, como también mayor educación en los pueblos y comunidades indígenas. Aclaró asimismo que lo primero a respetar es la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, seguida de la estatal.

 DEMANDA DE JUSTICIA
El presidente de la Confraternidad de Iglesias Evangélicas de Chiapas condenó el asesinato de personas evangélicas acaecido hace unos días en el municipio indígena de Huixtán, por lo que demandó justicia.”A pesar de la falta de educación creemos que Dios ha sido bueno con Chiapas, debido a que es aquí donde más ha crecido la presencia del evangelio; cerca de un 50 por ciento de la población total del estado, 4.8 millones de habitantes, profesa la fe cristiana evangélica”, precisó.

“Chiapas ha sido bendecido por el evangelio, hay que aclarar que no es la religión la que cambia a los hombres, sino Jesucristo; el centro de la Biblia se llama Jesucristo, el Hijo de Dios que murió, resucitó y pagó por nuestros pecados, y está fluyendo de manera importante en el estado”, aseguró.

En cuanto al Congreso Nacional de Avivamiento, a efectuarse próximamente, comentó que el objetivo es fomentar el evangelio de Jesucristo, los valores humanos y cristianos, la verdad sustentada en Dios, la edificación, la enseñanza y la consejería del amor de Dios a la sociedad. “La meta es vivir en paz y armonía”, dijo.

“Se trata de que la gente tenga una convicción radical de buscar a Dios, y que sea una búsqueda constante. La vida cristiana tiene que ser una convicción, tenemos que avivar nuestros corazones en una relación con nuestro señor Jesucristo, que tengamos hambre y sed de su palabra, a la vez, que hagamos algo positivo por nuestra sociedad”, subrayó el pastor evangélico.

 CHIAPAS, “AL ROJO CONTRA LOS EVANGÉLICOS”
 El periodista mexicano Luis Jershon por su parte informa que en menos de un año, Chiapas, el estado fronterizo del sureste mexicano se ha vuelto nuevamente un foco rojo contra evangélicos , esto después del asesinato del pastor evangélico Sebastián García Vacash, su esposa María Pérez y su hijo Emilio García Pérez de 14 años quienes fueron emboscados al regresar a su hogar en El Calvario, municipio de Huixtán.

  Por su parte el pastor Esdras Alonso González en una entrevista concedida al diario local “Cuarto poder” fechada el 29 de junio señaló que el ministro de culto Sebastián García se dirigía al templo para asistir a un culto religioso cuando fue muerto y que  días anteriores a este crimen en una asamblea católicos tradicionalistas de las comunidades de San Gregorio Las Casas donde se ubica “El Calvario” de donde era originaria la familia asesinada, en la que se juntaron “65 mil pesos de cooperación para parar a los evangélicos” Alonso González reveló que fueron contratados dos indígenas de la Colonia Cenepac, cercana a El Calvario, a cada uno de los cuales pagaron 12 mil 500 pesos y no descartó que estos dos indígenas, se apellidan Pale Morales, estén involucrados en el caso de Sebastián García Vacash.

Hasta el momento, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) encabezada Raciel López Salazar no ha podido encontrar a los autores de ambos crímenes de los religiosos, pese a esto, el diputado local Enoc Hernández Cruz ha dado un voto de confianza al procurador del Chipas de que pronto pueda dar con homicidas.

A este crimen se le suma la muerte del pastor Armando López López, asesinado cobardemente el pasado 3 de diciembre de 2010 en el municipio de La Trinitaria, esto en el marco de la celebración de la libertad de culto en México.Y aunque el congreso del estado de Chiapas aprobó en 9 de junio del presente año la iniciativa de otorgar pensión vitalicia a la cónyugue y becas a los cinco hijos del pastor Armando López López, estas acciones no son suficientes para dar certidumbre y respuesta del reclamo del pueblo evangélico en la entidad.

© Protestante Digital 2011


Juan Simarro Fernández

Retazos del evangelio a los pobres (XXVII)

Bartimeo: símbolo universal de marginación

“…Bartimeo, el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces…” Marcos 10:46-47. Texto completo en Marcos 10: 46-52.

 

 Bartimeo se puede tomar como un símbolo universal. Todos nos podemos sentir reflejados en él, pobres y menos pobres.  Nos encontramos dos personajes centrales: Jesús y Bartimeo. Jesús y el símbolo de los pobres de la tierra, de los marginados y excluidos por cualquier causa. Ese símbolo podría dar como resultado Jesús y tú mismo, aunque no seas pobre económicamente hablando; Jesús y yo mismo. Bartimeo reducido a símbolo, a icono que representa a todos los pobres de la tierra, a ese sobrante humano que a algunos les gustaría que desapareciera del planeta tierra, a los que sufren. Jesús y Bartimeo. Jesús y cualquier hombre sufriente de la historia pasada o de nuestro aquí y nuestro ahora. Jesús ante cualquiera de los empobrecidos de hoy.

 El escenario es la gran ciudad de Jericó. Otro símbolo , otro icono de la gran ciudad. Iconos o símbolos que albergan mucha pobreza urbana, el Cuarto Mundo Urbano, la pobreza de las grandes ciudades, de los centros antiguos de las megaciudades. ¡Cuántos pobres! ¡Cuántos mendigos! ¡Cuántas personas en dificultad social, en exclusión, en pobreza severa en las grandes ciudades del mundo!

Jesús salía de Jericó y arrastraba con él una gran multitud. Hoy, que hemos olvidado los centros antiguos y, en general, los centros de las grandes ciudades como punto de misión urgente y preferente, nos encontramos con Jesús saliendo de Jericó y tras él una gran cantidad de urbanitas. Jesús debió causar impacto en la ciudad, en Jericó. La prueba era el aluvión de gente que le seguía en donde los discípulos eran sólo un puntito de arena en un aplaya.

¿Qué impacto causaría Jesús en la ciudad para que le siguiera tanta gente? ¿Qué esperanzas levantaría? La gente le seguía. Gente activa, interesada, que quería ver señales y milagros, oír algún mensaje de parte del Maestro, de Jesús. Gente llena de curiosidad y esperanza. No querían perderse el contemplar al Maestro, ver sus señales y prodigios, admirar su poder.

 Hoy la iglesia y los creyentes también podrían causar impacto en las grandes urbes si se pusieran a realizar el milagro, el de la multiplicación de los panes y los peces…  y otros milagros que Jesús puede hacer también hoy a través de los que le siguen. Sólo habría que hacer lo que hizo aquel niño que tenía los panes y los pececillos: ponerlos en las manos del Señor.

Ciudades llena de actividad, de bullicio, de estrés, de las diferentes dinámicas que emanan de la gran urbe. Muchos que participaban de la vida activamente, comercialmente, desde el punto de vista de los negocios, de los engaños, de las actividades que dan vida a la ciudad… Pero allí, justo a la salida, al igual que muchos otros estarían dentro de la ciudad, estaba el símbolo universal de la pobreza, el icono de los marginados del mundo, de los empobrecidos y privados de dignidad: Bartimeo.

Hay muchos que no participan de la vida de la ciudad, excluidos, lanzados a la marginación, pasivos… y aparentemente sin poder seguir al Maestro. Sentados o tirados al lado del camino, dependientes de otros, implorando caridad… mendigando. ¿Quién podría pensar que esa persona olvidada y excluida, Bartimeo, iba a ser un personaje central en la vida y enseñanza del Maestro, un personaje de una historia universalmente conocida?

Hoy muchos, en nuestras ciudades, son vidas rotas, sin ilusiones ni proyectos, evitados por la gente para que su conciencia no les reproche el no pararse movidos a misericordia, vidas truncadas… la antivida o infravida de la marginación, el no ser de la pobreza, el sin vivir de la exclusión, símbolos del abandono y de la soledad. Bartimeo tiene paralelismos claros con el hombre de hoy, independientemente de que mendiguen o no, de que sean ciegos o que vean. Símbolo o icono de los pobres del mundo, del escándalo de la pobreza.

 El problema en el mundo es que no sólo los Bartimeos de nuestra historia están sentados en medio del sufrimiento, sino que muchos, la mayoría de los cristianos también están sentados a la otra orilla , la de la abundancia, la del disfrute de bienes… la del disfrute de la búsqueda de bienes espirituales… de forma insolidaria, sin salir, como Jesús, a las calles comunicando esperanza a los pobres y oprimidos del mundo.

No podemos ser auténticos discípulos de Jesús si nos falta un gesto de rebeldía positiva, de inconformismo… de esperanza activa que ponga en marcha nuestra fe que actúa a través del amor. Si Bartimeo pudo gritar y hacer que Jesús se parase, fue porque Jesús estaba allí en compromiso. Los pobres gritarían hoy llenos de esperanza si sus seguidores pudieran transmitir algo de la esperanza que transmitía Jesús con sus acciones y con sus palabras. Sin embargo, muchos caminan por el mundo resignados y se sientan al lado del camino, del abismo cuyo fondo van a tocar pronto. “No me suicido, porque soy un cobarde”, me decía un pobre urbano al que yo intentaba ayudar desde Misión Urbana.

 El ciego pobre, Bartimeo, símbolo de la pobreza severa en nuestros ambientes del mundo hoy, pudo gritar. Pero, ¿por qué gritó? Porque oyó que pasaba Jesús. ¿Gritarían hoy los pobres del mundo si oyeran que por su lado pasaban unos cristianos?  Algo nos falta para que el cristianismo sea hoy un halo de esperanza para los pobres del mundo, para que éstos estallen en un grito de esperanza.

Bartimeo gritó “oyendo que era Jesús”. Hoy deberían gritar igualmente cuando pasan los que dicen ser sus seguidores, los que pronuncian su nombre. Es necesario que hoy en las grandes ciudades del mundo y entre los pobres, resuene el nombre de Jesús, que sea gritado y proclamado… pero con coherencia. Que esta coherencia en el compromiso haga que los pobres del mundo nos lancen su grito de esperanza. Que usen lo que tengan para lanzar su grito. Bartimeo era ciego, pero podía oír y gritar. Pero somos los cristianos los que hemos de posibilitar ese grito con nuestro ejemplo de servicio, de búsqueda de justicia, de amor en acción.

La coherencia de Jesús, su ejemplo en el servicio y preocupación por los débiles, los desclasados, los pobres y los proscritos, hicieron emerger en Bartimeo un grito de esperanza, un grito desgarrador que hace decir a la Escritura: Y Jesús se paró. Los cristianos debemos posibilitar y potenciar ese grito, hacerlo nuestro. Eso sólo ocurrirá cuando el cristianismo sea vivido en compromiso, cumpliendo el mandato de projimidad que nos ha dejado Jesús, siendo movidos a misericordia como lo fue el buen samaritano.

Jesús consiguió con su ejemplo y enseñanza que un entumecido ciego, tirado al lado de camino, al pie del abismo de la infravida, se pusiera a gritar. Los cristianos lo deberían conseguir también. Sí. Con nuestra entrega, nuestro compromiso, nuestro compartir, nuestra lucha por la justicia, nuestra denuncia de la falsa e impía redistribución de bienes en el planeta tierra… con nuestro amor en acción. Con nuestra fe… si es que no está muerta.

Autores: Juan Simarro Fernández

© Protestante Digital 2011

 

Retratos de Fayum: sin futuro visible

Publicado: julio 5, 2011 en Arte

José de Segovia Barrón

Retratos de Fayum: sin futuro visible

Dicen que la cara es el espejo del alma.

5 de julio de 2011

 Las caras egipcias de El Fayum –que ahora se pueden ver en el Museo Arqueológico de Madrid–, no son sólo los retratos pintados más antiguos que existen, sino que sorprenden por la expresividad que les hace objeto de una muestra de PHotoEspaña sobre retrato y comunicación. Fueron  realizados por pintores griegos en el Egipto romanizado –entre los siglos I y IV después de Cristo – en tablas y lienzos que cubrían la parte del rostro de las momias.  Su objeto era retratar lo más posible al muerto, para que Anubis pudiera identificarlo, y conducirlo al reino de Osiris .

 John Berger dedicó a estas obras uno de sus textos más famosos , que relacionaba con las inmigraciones contemporáneas. Por eso la exposición incluye un video del albanés Adrian Paci sobre emigrantes sin papeles, que esperan su deportación en un avión todavía ausente, en el aeropuerto de San Francisco el año 2007. La unión de estos dos mundos se debe al crítico de arte inglés, en su libro  El tamaño de una bolsa.   Berger se pregunta cómo unos retratos, hechos “mientras se escribieron los  Evangelios  del  Nuevo Testamento,  nos sorprenden hoy como tan inmediatos”.

Están pintados sobre madera –a menudo de tilo, algunos sobre lino–. A escala, son más pequeños que a tamaño real. Bastantes están hechos a témpera. El color está mezclado con cera de abeja. Se pueden ver todavía los brochazos y las marcas de la cuchilla que usaban para rascar el pigmento, sobre una superficie oscura.

Los encontraron en El Fayum, una llanura que hay a sesenta kilómetros al suroeste de El Cairo, donde hay una necrópolis construida durante los primeros dos siglos del cristianismo. El siglo XVII, un italiano descubrió allí el primer retrato de una colección que abarca ya más de mil obras, que empezaron a circular por España y Estados Unidos a finales del siglo XIX. El clima seco y las arenas del desierto favorecieron la conservación de los retratos y algunos papiros, que documentan la vida en esa época de dominación romana.

 VIDAS EN TRÁNSITO
 Los retratos de El Fayum constituyen un retazo de una historia interior, una mirada congelada de personas desaparecidas, en un espacio y tiempo concretos, que nos observan desde un mundo hoy inexistente.  En casos como éste, nos damos cuenta hasta qué punto el conocimiento de la Historia incluye las vidas de individuos con todas sus frustraciones, inquietudes y ambiciones.  Es más, gracias a su mirada entendemos algo más de nuestra condición humana. Sus ojos reflejan nuestros sentimientos más íntimos, delatan aquello que acontece y pasa por nuestro interior.

“¿Por qué sentimos su individualidad, como la nuestra? –se pregunta Berger– Nos impresionan, como si hubieran sido pintados el mes pasado.” El profesor Julián Sauquillo piensa que “si sus rostros dan una impresión de estar tan vivos y ser tan actuales es porque su espera nos concierne mucho, dado que, desde que nacemos, somos moribundos”. Ellos encarnan en su fragilidad el hecho –según Berger– “de que, a pesar de todo, la vida era, y es, un regalo”.

 “Nos confrontan con unos rostros –dice  Jean Christophe Bailly en su libro  La llamada muda – que nos miran desde un lugar neutro, que no sería ni la muerte ni la vida”. El comisario de la exposición, Gerardo Mosquera, las describe por eso como si fueran “fotos de carnet”, que sirvieran de pasaporte al otro mundo. “Es una mirada de despedida personal, te miran a los ojos directamente, pero al mismo tiempo como si estuvieras lejos” –dice Michael Lahanas–.

 

LA VIDA QUE NOS QUEDA
 Somos criaturas del tiempo. Marcados por un pasado, que ya no está en nuestras manos, para disponer de él o alterarlo. Ya es historia. En un sentido, ni siquiera Dios puede cambiarlo. Todas nuestras expectativas se extienden por lo tanto al futuro. Algo que para nosotros permanece todavía desconocido. Los que somos pesimistas, podemos pensar una docena de cosas al día, que pueden salir mal mañana. Lo que nos debilita y hace desmayar. ¿Cómo convivir con la incertidumbre del futuro?

 La impaciencia es una forma de incredulidad. Viene cuando dudamos de la sabiduría de lo que Dios hace, y la bondad de su dirección. Su Palabra sin embargo nos muestra que “lo que se ve es pasajero, mientras que lo que no se ve es eterno” ( 2  Corintios  4:18 ). Necesitamos fe en el poder y la sabiduría de Dios para hacer que todas las cosas obren para nuestro bien ( Romanos8:28 ). Ya que no toda historia termina bien en esta vida. Dios se mueve de manera misteriosa. Lo que tenemos que creer es que todo está bajo el control de su mano.

 ¡Hasta la muerte existe para nuestro beneficio! ( 1  Co.  3:21-23 ). Ya que no podrá separarnos del amor de Dios. ¡Incluso ella, no podrá acabar con nosotros! “Nuestra seguridad no descansa –como dice Piper– en mirar hacia una decisión momentánea por Cristo que hayamos tomado en el pasado, sino en mirar hacia delante a la certeza de la gracia preservadora de Dios, basada en la expiación plenamente suficiente realizada por la muerte de su Hijo”.

Es en Él finalmente, donde está nuestra certeza. Ya que siendo “de carne y hueso, Él también compartió esa naturaleza humana para anular mediante la muerte, al que tiene el dominio de la muerte, y librar a todos los que por temor a la muerte estaban sometidos a esclavitud durante toda la vida” ( Hebreos 2:14-15 ).

Autores: José de Segovia Barrón

© Protestante Digital 2011

Lutero, doctor en Teología

Publicado: julio 5, 2011 en Iglesia, Luteranismo

César Vidal Manzanares
Necesidad de la Reforma (8)
Lutero, doctor en TeologíaA diferencia de otros monjes y sacerdotes, Lutero distó mucho de ser un clérigo corriente. Por el contrario, desde el inicio de su carrera eclesiástica sus superiores consideraron que debía ser encaminado por la senda de la erudición. Así sería con efectos que perduran hasta el día de hoy.

 

A diferencia de otros monjes y sacerdotes,  Lutero distó mucho de ser un clérigo corriente.  Por el contrario, desde el inicio de su carrera eclesiástica sus superiores consideraron que debía ser encaminado por la senda de la erudición. Así sería con efectos que perduran hasta el día de hoy.

Es muy posible que, durante el noviciado, Lutero diera muestras de cierto talento. Desde luego, así debió parecer a sus superiores porque lo seleccionaron para realizar estudios teológicos superiores.

 Los agustinos tenían una relación estrecha con la universidad y hacia ella encaminaron al joven sacerdote.  Se ha discutido mucho sobre la posible influencia de los occamistas sobre la posterior evolución de Lutero. La verdad es que resulta discutible que se produjera. De hecho, Lutero se expresó irónicamente sobre Occam y no parece que conociera sus escritos anti-papales. Por lo que se refiere a Biel, otra de las influencias apuntadas, lo cierto es que era un fiel católico cuya actitud hacia Roma resulta intachable desde una perspectiva católica y que además no entusiasmó a Lutero. El futuro reformador pudo ser crítico con el aristotelismo que había entrado en la Escolástica, pero no deja de ser significativo que su visión de la teología escolástica es mucho más respetuosa que la que hallamos, por ejemplo, en Erasmo. A fin de cuentas, como tendremos ocasión de ver, el influjo decisivo sobre Lutero fue el derivado de la Biblia y no de la obra de teólogos anteriores.

 A finales de 1508, Lutero fue enviado a Wittenberg a dar una serie de lecciones sobre la Ética nicomaquea de Aristóteles en la facultad de artes. Martín estaba acostumbrado a una agradable Erfurt y Wittenberg le resultó una población inhóspita y arenosa, pero su asociación con esta urbe iba a resultar trascendental.

El elector Federico dispensaba su respaldo a Wittenberg y tenía un enorme interés en su universidad. Aprobada su fundación por el emperador en 1502 y confirmada por el papa en 1503, su decano iba a ser el vicario general de la provincia sajona de los agustinos, Juan von Staupitz. Los agustinos además cubrían una cátedra de teología bíblica que ocupaba Staupitz y otra de filosofía moral que debía atender Lutero.

 Durante aquellos meses, el joven Martín tuvo que enfrentarse con un programa de trabajo muy apretado y el personaje clave en su vida fue Staupitz. Su amistad iba a perdurar toda la vida a pesar de los caminos diferentes que adoptaron. Staupitz (c. 1460) procedía de una familia de la nobleza y había cursado estudios en diferentes universidades asociadas con la denominada  via antiqua . Tras pasar por Colonia (1483), Leipzig (1485) y Tubinga (1497), se había doctorado en 1500, siendo su inclinación teológica marcadamente agustiniana. Como vicario general de la provincia sajona, Staupitz había revisado las constituciones de la orden como un preludio al programa de reforma. Su posición era la de apoyar a los observantes que deseaban regresar a la regla primitiva frente a los conventuales que eran partidarios de conservar algunas modificaciones ulteriores. Semejante tarea implicaba viajar con mucha frecuencia y es más que posible que Staupitz pensara en encontrar a algún sustituto para las obligaciones docentes a las que tenía que atender. Cabe incluso la posibilidad de que fuera esa la razón por la que había decidido enviar a Lutero a Wittenberg.

 Fuera como fuese, lo cierto es que Lutero obtuvo su grado de bachiller en el mes de marzo en Wittenberg. Inmediatamente, regresó a Erfurt para obtener el grado de sentenciario, lo que le exigió dar lecciones sobre las  Sentencias  de Pedro Lombardo, una obra resulta prácticamente desconocida en la actualidad, salvo para los especialistas, pero de enorme relevancia durante la Edad Media. Según propia confesión, en aquella época Lutero “devoró” los textos agustinianos. Se podría pensar que la visión de la gracia de Martín nació de aquella lectura de Agustín, pero carecemos de pruebas al respecto. Por otro lado, su aprecio por Pedro Lombardo era innegable y, en no escasa medida, se mantuvo durante toda su vida.

En esa época, los proyectos de reforma agustina de Staupitz chocaron con un importante obstáculo. Siete casas observantes, incluidas Erfurt y Nuremberg, se enfrentaron con un proyecto para unir a todas las casas alemanas y Martín recibió órdenes de ayudar al Dr. Nathin en la articulación de la oposición a tal medida. Inicialmente, los opositores buscaron el apoyo del arzobispo de Magdeburgo y cuando éste falló, optaron por enviar a dos hermanos a Roma para que presentaran sus posiciones. El hermano “senior” fue seleccionado en Nuremberg y Martín fue elegido como “socius itinerarius”. Dado que la meta era Roma, el viaje fue emprendido por el joven Martín con especial entusiasmo. A finales de 1510, los dos agustinos partieron con la intención de cruzar los Alpes – una empresa ardua en esa época del año – y descender a la llanura lombarda. El itinerario no fue fácil. Sin embargo, cuando contempló Roma a lo lejos, el joven Martín se lanzó al suelo y la saludó con un “Salve, santa Roma”.

Los dos agustinos cumplieron con su misión de comunicar sus puntos de vista a las autoridades eclesiásticas y, a continuación, realizaron la visita esperada a iglesias y catacumbas. La experiencia defraudó profundamente a Martín. Por ejemplo, los sacerdotes que había en Roma atendiendo diversos lugares visitados por los peregrinos insistían en que los clérigos visitantes celebraran la misa lo más rápidamente posible para dejar su sitio a otros que estaban esperando. Por añadidura, la ciudad no parecía destacar precisamente por su piedad sino más bien por su materialismo y depravación moral. Lutero señalaría con posterioridad que nunca hubiera podido creer que “el papado era tal abominación de no haberlo visto por mi mismo en la corte de Roma”. El juicio puede parecer severo, pero, a decir verdad, resulta muy morigerado si se compara con el de otros contemporáneos. Francisco Delicado, clérigo y autor de  La lozana andaluza , nos ha dejado un retrato de la ciudad como una verdadera sentina de corrupción que, con toda justicia, fue castigada por Dios durante el famoso “sacco”. Ese mismo juicio es el que hallamos en el  Diálogo de las cosas acaecidas en Roma  de Alfonso de Valdés donde las referencias a la corrupción moral y eclesial son numerosas y documentadas. No deja de ser significativo que los dos agustinos se encontraron con algunos alemanes en Roma y llegaron a la conclusión – que puede ser cierta – de que eran los mejores católicos con los que se habían encontrado en su viaje. Aparte de la decepción de ver la realidad de Roma, la apelación trasladada por los agustinos no fue aceptada. Pero el joven Martín no se sintió amargado por esa decisión romana. Por el contrario, debió quedarse convencido de que su causa estaba equivocada porque, al regresar a Alemania, dejó de apoyar a los que se oponían a Staupitz y eso a pesar de que ese cambio de posición no le granjeó precisamente la popularidad de sus hermanos de Erfurt.

Por su parte, Staupitz, muy bien impresionado con Lutero, adoptó la decisión de que cursara los estudios de doctorado y le sucediera en la cátedra de Teología bíblica en Wittenberg. El principal obstáculo para este plan fue el propio Martín. En una conversación mantenida bajo un peral, señaló a Staupitz que no veía claro ese destino y que incluso podía darse la circunstancia de que padeciera una muerte temprana. Staupitz zanjó la discusión señalando que su obligación era plegarse al voto de obediencia. Sin embargo, sabiamente, también indicó a Martín que debía percatarse de que ser doctor en teología implicaba entregar la vida a la labor de enseñar y predicar. Una ocupación de ese tipo no lo apartaría del servicio a los demás sino que lo ampliaría. Finalmente, el joven Martín obedeció. Tras aquella decisión quedaban por solucionar algunos problemas aparte el de la financiación de los estudios, pero Staupitz logró que el Elector sufragara los gastos.

 El 19 de octubre de 1512, Lutero se graduó como doctor en teología. Se trataba de la consagración pública de una vocación que debía centrarse en la defensa de la Palabra de Dios y en la lucha contra las doctrinas erróneas. Aquella vocación –formalmente asumida a los veintiocho años de edad- iba a pesar de manera determinante sobre el resto de la vida de Lutero y, de hecho, el personaje resulta incomprensible si no tenemos presente que fue, siempre y de manera esencial, un profesor de teología.

A decir verdad, le esperaba una profunda crisis que encontraría respuesta precisamente a partir del conocimiento teológico de que disponía Lutero.

 Continuará:  Necesidad de la Reforma (9)

Autores: César Vidal Manzanares

© Protestante Digital 2011


Oh criaturas del Señor, canten con melodiosa voz

¡Alabadle, Aleluya!

Ardiente sol con tu fulgor. Oh,  luna de suave esplendor

¡Alabadle, Aleluya!

¡Alabadle, alabadle, Aleluya, aleluya!

Viento veloz, potente alud.  Nubes  en claro cielo azul

¡alabadle, Aleluya!

Suave dorado amanecer. Tu manto noche al extender

¡alabadle, Aleluya!

¡Alabadle, alabadle, Aleluya, aleluya!

Fuente de aguas cristal, a vuestro creador cantar

¡Alabadle, Aleluya!

Oh fuego eleva tu loor, tu que nos das luz y calor

¡Alabadle, Aleluya!

¡Alabadle, alabadle, Aleluya, aleluya!

Prodiga tierra maternal, que frutos brindas sin cesar

¡Alabadle, Aleluya!

Rica cosecha bella flor, magnificad al creador

¡alabadle, Aleluya!

¡Alabadle, alabadle, Aleluya, aleluya!

Con gratitud y con amor, cante la entera creación

¡Alabadle, Aleluya!

Al Padre, al Hijo Redentor, al eterno Consolador

¡alabadle, Aleluya!

¡Alabadle, alabadle, Aleluya, aleluya!…

Preciosa oración de Francisco de Asís sobre la creación que adora a Dios.