Archivos para agosto 12, 2011


The Rev. John F. Bradosky of Centerville, Ohio, was elected Bishop of the North American Lutheran Church (NALC) .

John F BradoskyBishop Bradosky, who has served as the General Secretary of the NALC since January, was elected by the NALC Convocation, the church body’s annual meeting, which met Aug. 11-12 in suburban Columbus, Ohio. Eight hundred Lutherans from throughout North America gathered at Upper Arlington Lutheran Church at Mill Run in Hilliard, Ohio, to elect leaders and to set direction for the newly-formed church body.

Bishop Bradosky, 59, was formally installed as bishop at the closing worship service of the Convocation Friday afternoon.

“Today I stand before you even more deeply honored and humbled. Thank you for the trust you have placed in me,” Bishop Bradosky told those at the Convocation after the voting results were announced Friday morning. “Thank you for this opportunity to serve you. You have the promise of my prayer for each of you and your ministries that together, through the work of the Holy Spirit, we will boldly confess Christ.

“I cannot fulfill this office by anything within me. My wisdom and experience is completely insufficient. I can only fulfill this office through the work of the Holy Spirit, the grace of our Lord Jesus Christ, and the promise of your faithful prayers and support,” he said.

“The local congregation is the front line for mission and ministry. Our work is to support, facilitate and encourage the ministry and mission work of local congregations. This is where people come to faith in Jesus, where disciples grow and mature in their faith, where people experience Christian community.” Bishop Bradosky said. “Our structure must keep pastors and congregations connected for learning, growing, offering support and care.

Bishop Bradosky has 32 years of pastoral experience with diverse experience in organization and administration. He has served in urban, suburban, and multicultural settings.

Prior to his appointment as General Secretary, Bishop Bradosky senior pastor of Epiphany Lutheran Church in Dayton, Ohio. He has also served St. John Lutheran Church in Springfield, Ohio; Trinity Lutheran Church in Canton, Ohio; and Grace Lutheran Church in Huntington Beach, Calif.

Bishop Bradosky is a graduate of Hamma School of Theology at Wittenberg University in Springfield, Ohio, and Indiana University of Pennsylvania in Indiana, Pa.

Bishop Bradosky’s hobbies include being a private pilot, running, scuba diving, and skiing. He also serves as a high school and collegiate sports official for basketball, soccer and football.

He has completed seven marathons including the 2011 Boston Marathon which he completed with his son, Jacob (winner of the 2010 Marine Corp Marathon).

Pastor Bradosky and his wife, Kristi, have been married for 34 years. Kristi is a registered nurse. They have four children — three of whom are still living — and one grandson. Their first-born son, Joshua, died in a tragic car accident at the age of 6.

The North American Lutheran Church was constituted at the 2010 Convocation of Lutheran CORE (Coalition for Renewal) Aug. 26-27, 2010, in Grove City, Ohio. The NALC has been growing rapidly since then. More than 250 congregations, representing more than 100,000 Lutherans, have joined the NALC in its first year.

The 2010 Lutheran CORE Convocation elected provisional leaders for the first year of the NALC. The Rev. Paull Spring of State College, Pa., a retired former ELCA bishop, was elected as provisional bishop to guide the NALC through its first year. The congregations and individuals that have joined the NALC will elect their own leaders this week.

Most NALC congregations and members left the Evangelical Lutheran Church in America because of what they see as the ELCA’s movement away from using the Bible as the norm of the church body’s faith and life. The ELCA has lost hundreds of congregations and more than 300,000 members since 2009.

The NALC embodies the theological center of Lutheranism in North America. It is a church body committed to the authority of the Bible as the inspired Word of God and the authoritative source and norm of its proclamation, faith, and life. The NALC believes all doctrines should and must be judged by the teaching of Scripture.

The NALC is committed to shaping its life around four core values: Christ-Centered, Mission-Driven, Traditionally-Grounded, and Congregationally-Focused.

Elections for all NALC positions took place at the 2011 Convocation. Among those to be elected at this week’s Convocation are a new bishop and eight members of the NALC’s Executive Council, its national Board of Directors.

 

http://thenalc.org/


Piden el derecho a la elección sexual

Gays rehabilitados se ven discriminados en EEUU

`Como ex gay sufro más acoso que cuando lucía mi homosexualidad´, afirma Greg Quinlan.

12 DE AGOSTO DE 2011, WASHINGTON

La campaña electoral norteamericana por la nominación republicana está teniendo un efecto colateral en forma de polémica sobre la posibilidad de cambiar la orientación homosexual.Todo comenzó como parte de la campaña contra Michelle Bachman, la candidata más próxima al Tea Party, y que actualmente se sitúa como segunda favorita tras Mitt Romney. Su marido, Marcus, psicólogo clínico, ofrece en su consulta terapias para homosexuales que quieren dejar de serlo. Y esto ha desatado las iras del lobby gay.

Pero, lo que parecía malo se ha tornado en bueno, ya que la polémica está permitiendo dar a conocer sus argumentos a los partidarios de esas terapias.

 DENUNCIA DE EX GAY
Greg Quinlan, uno de los más activos defensores de los derechos de los ex gays, es uno de los ha hecho público su apoyo a Bachamann, y se pregunta por qué se apoyan las operaciones de cambio de sexo y se intenta prohibir las terapias de cambio de orientación sexual.

Quinlan, presidente de la organización denominada Padres y Amigos de Ex-Gays y Gays (PFOX por sus siglas en inglés), y él mismo ex homosexual, ha dirigido recientemente una carta a la candidata republicana, en la cual hace un repaso de la situación en que se encuentran las personas como él: “Soy ex gay. Y sufro ahora más acoso que cuando lucía con orgullo mi homosexualidad”.

Al denunciar el acoso sufrido ante lo que es una decisión puramente personal, Quinlan da razones que provocan el mismo: “Como la existencia de un único ex gay demuestra que el comportamiento homosexual no es innato ni inmutable, el temor del lobby gay a sus antiguos miembros se traduce en calumnias y ataques dirigidos a impedir a los homosexuales ejercer su derecho a la autodeterminación. No pueden soportar que ni un solo homosexual abandone la homosexualidad”, explica Quinlan.

 PROTECCIÓN LEGAL
Uno de los objetivos de Quinlan y otros grupos similares es que la condición de ex gay reciba el paraguas de protección legal que reciben otras condiciones sexuales.

Ninguna asociación médica prohíbe “el asesoramiento sobre una atracción no deseada por el mismo sexo”, y “los homosexuales que no son felices con su condición pueden elegir libremente su tratamiento terapéutico, como cualquier otra persona”, recuerdan quienes apoyan las terapias para homosexuales.

Pero el caso es que se les intenta impedir ejercer este derecho. Es por ello que Quinlan reclama a Barack Obama “que apoye a quienes quieren cambiar de orientación sexual como apoya a quienes quieren cambiar de sexo”.

Pero hasta ahora las cosas son más bien es al revés. Por ejemplo, durante su campaña presidencial de 2008, estaba prevista la intervención en varios actos de Donnie McClurkin, un cantante negro que le apoyaba para presidente… pero que es un declarado ex gay. En consecuencia, el lobby rosa que rodea al Partido Demócrata eliminó la mayor parte de sus conciertos.

 DISCRIMNACIÓN PROBADA
Quinlan denuncia que las campañas de derechos humanos que piden igualdad de derechos para los homosexuales, los niegan a quienes han dejado de serlo. Por ejemplo, han conseguido que el Banco Mundial se niegue a financiar a ONG de ex gays, mientras sí lo hace con las de gays. Para rematar, distintas organizaciones homosexuales de igualdad de derechos han conseguido que no se incluya a los ex gays en las políticas de no discriminación.

Y el colmo, sostiene Quinlan, es que ni siquiera se permita ofertar terapia a quien la pide, por lo que en su opinión la gran pregunta es:  “Si un gay decide que quiere vivir saludablemente como heterosexual, como fue mi caso, ¿tienen los homosexuales derecho a vetar esa decisión?”.

Fuentes: ReL

© Protestante Digital 2011


‘London Calling’, de The Clash

Una canción contra el sistema promueve los Juegos Olímpicos en Londres

La canción elegida por el comité organizador dibuja un Londres cercano a una situación apocalíptica.

12 DE AGOSTO DE 2011, REINO UNIDO

En un Londres convulsionado, la canción  London Calling , de  The Clash , como sintonía de varios anuncios publicitarios de los Juegos Olímpicos, suena apocalíptica. Y parece casi una ironía viendo lo que se está viendo estos días en Inglaterra,

 Tal vez los miembros del comité organizador de Londres 2012 sólo se hayan fijado en ese repetitivo y contagioso “London Calling” , cantado repetidas veces por Joe Strummer y que en español se puede traducir como “Londres al habla” o “Llamamiento desde Londres”. Y no sería extraño que la intensidad vocal de Strummer, la potencia bruta de la batería de Nicky Topper Headon y la guitarra cortante y expansiva de Mick Jones nublara sus oídos hasta el punto de  no percatarse de que, en realidad, la letra dibuja un Londres al borde del apocalipsis nuclear, medioambiental y político. El clímax de la canción lo dice alto y claro: “Londres se está hundiendo y yo vivo junto al río”.

Cuando Strummer escribió la canción, Inglaterra estaba sumida en una grave crisis de desempleo y xenofobia, una temática recurrente en la discografía de The Clash. The guns of Brixton, incluida en el mismo disco y compuesta por el bajista Paul Simonon, predijo los disturbios raciales que estallarían al año siguiente en el sur de Londres y criticaba la brutalidad policial. Las movilizaciones contra la energía nuclear y la preocupación por el clima también vivían un momento álgido. Por si fuera poco, Margaret Thatcher llegaba al poder.

 UN GRITO DE RABIA
 El título de la canción hace referencia a la consigna que utilizaba el servicio de información de la BBC durante la Segunda Guerra Mundial para identificarse en los territorios ocupados por los nazis. Strummer vivía a finales de los setenta su propia guerra, social y profesional: la banda no tenía manager, acumulaba deudas y estaba peleada con su sello discográfico. London Calling era su grito de rabia, la frustración motivada por un sistema que aplastaba al débil y la predicción de que algo mucho más oscuro estaba a punto de llegar. Casualidad? Resulta curioso que en estas últimas semanas, Londres sea una ciudad dominada por las revueltas sociales convocadas mediante las redes sociales.

Según el crítico musical Marcus Gray, biógrafo de The Clash, “London Calling es el clásico ejemplo de canción que ha llegado a ser tan familiar que su significado original se ha perdido”.

“Se reconoce al instante y en su superficie es la invitación perfecta para la ciudad y la inauguración del evento deportivo, pero realmente habla del fin del mundo, al menos tal y como lo conocemos”, declaraba Gray a la BBC.

 MALENTENDIDO
No es la primera vez que se produce un malentendido con una canción. En los ochenta, Ronald Reagan llegaba a sus mítines sonriendo y saludando alegremente mientras de fondo sonaba una atronadora Born in the U.S.A. El político incluso mencionó el nombre de Springsteen como ejemplo a seguir por los jóvenes americanos. Nadie le avisó de que la letra de la canción no era ningún fervoroso alegato patriótico, sino una abrasiva crítica a la América profunda.

Fuentes: Público

© Protestante Digital 2011

INGLATERRA: Tributo al héroe de Ealing

Publicado: agosto 12, 2011 en Reportaje

Londres llora la muerte de Richard Mannington, el jubilado que fue apaleado cuando intentaba apagar el fuego en un centro comercial de su barrio

J. M. MUÑOZ – Londres – 13/08/2011

Era un hombre retraído, sin duda. No tenía teléfono móvil ni línea fija en su casa del barrio londinense de Ealing. Richard Mannington, pensionista de 68 años, murió ayer después de recibir una paliza que le dejó inconsciente y en coma desde el lunes por la noche. Es la quinta víctima mortal de una algarada que deja imágenes impactantes de un par de jornadas en las que una de las principales capitales del mundo vivió sin ley. La policía, aquel día, intentó acercarse al malherido, pero la turba violenta lo impidió lanzando ladrillos y pedazos de pavimento. El charco de sangre que dejó no auguraba nada bueno. Sufría fractura de cráneo.

Sorprendió bastante, sobre todo a sus residentes, que los disturbios alcanzaran el lunes Ealing, un barrio arbolado en el oeste de la capital de Inglaterra, señal de que es una zona acomodada de clase media. Uno más de los 550 lugares de Londres que han sufrido los graves altercados.

Mannington conocía bien a ese tipo de hombre joven que se sumó a los disturbios. Según revela la prensa británica, la víctima reprendía con frecuencia a los chavales que tiraban basura y orinaban a las puertas de su vivienda. Vivía solo desde hace una década en su domicilio. Y el día fatal, este pianista consumado recriminó por enésima vez a unos individuos que quemaban contenedores industriales cerca del centro comercial Arcadia, a pocos minutos de su casa. Cuando intentó apagar el fuego, se abalanzaron sobre él y le partieron la cabeza.

Los vecinos le describían como un hombre amable y de principios conservadores. Y, tal vez, era un punto excéntrico, sobre todo en lo que a la limpieza se refiere. Uno de ellos contaba al citado periódico que en una ocasión le pidió que no tirara la ceniza desde la ventana para no manchar la acera. “A partir de entonces, compré un cenicero”, cuenta Alastair Swinn. Otro vecino apuntaba que “siempre estaba recogiendo los desperdicios y limpiando la calle”, y otros tantos le definían como un hombre de porte altivo. Mannington, nacido en Bournemouth, una ciudad turística de la costa del sur del país, procedía de una familia con medios económicos. Su hermana, de 73 años, acudió a Londres al conocer la noticia. Estaba conmocionada. No veía a su hermano desde la celebración de su boda, hacía más de tres décadas. El finado había roto todo vínculo con su familia tiempo antes y había desaparecido. Al parecer, la muerte de su padre, cuando Richard Mannington tenía 20 años, le provocó una fuerte conmoción. Ni siquiera contestó a un tío suyo que llegó incluso a contratar a detectives privados para localizarlo.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, dijo sobre el crimen: “En esta historia hay muchos villanos y muchos héroes. Quiero rendir un particular tributo al señor Mannington. Ha pagado un tributo terrible”.

La policía difundió un vídeo del supuesto responsable de la muerte, un joven veinteañero de raza negra que vestía una camiseta blanca. John McFarlane, un alto cargo de la policía, conminaba al autor del crimen, quizá ingenuamente, a que hiciera “lo que es decente” y se entregara. En cualquier caso, los agentes anunciaron ayer la detención del sospechoso, un hombre de 22 años.

 

 

http://www.elpais.com