Archivos para agosto 27, 2011


La familia insiste en la participación de Carabineros en la muerte de Manuel Gutiérrez (16) y espera que la “justicia actúe”.

por La Tercera – 27/08/2011 – 14:10

 

El cuerpo del menor de 16 años baleado en la comuna de Macul la madrugada del viernes en el marco de las protestas por el paro nacional, es velado en la Iglesia Metodista Pentecostal de la Población Jaime de Eyzarrirre.

Sobre el crimen del joven, la vocera de la familiaClaudia Durán, aseguró que aún “estamos guardando silencio porque estamos esperando que la justicia se encargue, para eso están. Esperando que el Señor haga su voluntad y justicia”.

En tanto, Gerson Gutiérrez (22), hermano del menor baleado, insistió en su testimonio y el de otros testigos, quienes aseguran que los disparos fueron efectuados desde un vehículo policial mientras caminaba por calle Amanda Labarca en dirección a una pasarela junto a su hermano.

Los funerales se realizarán mañana al mediodía en el Cementerio Evangélico Camino a Canaan, ubicado en la Ruta 68.

 

 

http://www.latercera.com

Jesús, el primer indignado

Publicado: agosto 27, 2011 en Sociedad

Carlos Abad

Jesús, el primer indignado

Los indignados, este fenómeno que se ha iniciado en Madrid y se ha extendido a muchas ciudades de Europa, ocupan la primera plana de diarios, revistas y telediarios en todo el mundo.

28 DE AGOSTO DE 2011

 A partir de una vivencia muy cercana, reflexioné sobre la suerte de algunos jóvenes de hoy.  Éste a quien me refiero -como tantos, tiene dos carreras, posgrados, cuatro idiomas- sufre un paro cardíaco en Londres. Situación dramática con final feliz, ya que la alta calidad de la prestación de seguro de salud, la pronta asistencia, la salud general del muchacho, en resumen, la conjugación de todos estos elementos, permitieron que atravesara esta situación crítica y la superara.

Conversando con sociólogos, médicos y psiquiatras, me notificaron que son cada vez mayores los episodios y cuadros cardíacos, la frecuencia de accidentes, aneurismas cerebrales, muertes súbitas y problemas con el alcoholismo y las drogas que sufre este grupo etáreo. Contradiciendo a Rubén Darío, no están en la época de “juventud divino tesoro” sino que están atravesando momentos muy difíciles, de enorme desconcierto y mayor tristeza.  La promesa del progreso se ha alejado y está siendo interrogada.

El enorme esfuerzo por capacitarse y cualificarse no encuentra recompensa en el plano de la inserción laboral y su respectiva remuneración. Hablo de chicas y muchachos capacitados, con estudios superiores, formados en centros de calidad. Por mencionar solamente los cinco millones de desocupados en España, las decenas de miles en toda Europa de indignados y de cifras con muchos ceros para nombrar a los desilusionados del mundo.

 La mayoría de los indignados que tomaron hace poco tiempo plazas y calles no son sólo albañiles sudamericanos u obreros sin oficio claro: hay muchos graduados valiosos , con varias carreras y especializaciones que cuando se presentan para un trabajo les recomiendan que vayan con menos curriculum, con menos antecedentes porque no van a poder conseguir una plaza.

¡Como para no indignarse!

Qué paradoja, qué contradicción, cuántos cambios desde aquel sueño de principios de siglo XX de “mi hijo el doctor”, el esfuerzo programado para el ascenso social, tanto apremio para estudiar cuando a veces se proviene de familias sin instrucción que se esfuerzan para acompañar ese salto necesario para superar a la generación anterior y crecer; pero que hoy desmiente todo ese ritual del empeño, que termina coronado con mujeres y hombres que no pueden alcanzar sus objetivos, que solo reciben incomprensión social.

En los últimos años en Europa y en España en particular, no figuraba como prioridad el tema del empleo, el primer trabajo, la construcción de opciones laborales, se hablaba en forma recurrente de casamiento homosexual, el tema del aborto y un fuerte énfasis en el tema de la igualdad y llamativamente estos temas de respetuosa consideración ocupaban la casi totalidad de la pantalla, mientras que los temas vinculados al pan y al trabajo aparecían lateralizados, omitidos, fuera de escena. Una obscenidad, etimológicamente: obsceno, fuera de escena.

 Por eso cobró tanta notoriedad Indígnense, el libro del pensador francés Stéphane Hessel , de 93 años, un viejo miembro de la resistencia francesa contra los nazis que luego fue designado embajador y participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que invita a los jóvenes a indignarse ante el estado actual del mundo, a rebelarse ante el poder de los mercados financieros, las desigualdades, las injusticias.

 Frente a este cuadro de situación, vino a mi mente una imagen conocida y es cuando Jesús echa a los mercaderes del templo . Sucedió en Jerusalén al ver que una multitud de devotos se acercaba a ofrendar en las grandes celebraciones religiosas en Israel y traían consigo distintos bienes, los cuales eran permutados por monedas como gratitud y honra a Jehová.

Jesús percibe que este ritual honrado, virtuoso, de llevar al templo las mejores mercancías, se había desvirtuado, profanado, adulterado.

Jesús nunca se enojó con los comerciantes de los mercados de Samaria, de Galilea, de Judea, jamás. Jesús valoraba a quien trabajaba -su propio padre era carpintero-, respetaba el fruto obtenido con el esfuerzo, el fruto de la labor diaria. Pero se indignó con los mercaderes abusivos que se aprovechaban de la unción de los feligreses para obtener cuantiosas ganancias.

 ¿Cuál es el paralelismo con lo que sucede en 2011 en Occidente? Pues en la actitud de Jesús cuando expulsa a los mercaderes del templo irrumpe el Primer Indignado.

En San Juan 2 (Jesús purifica el templo, Mt. 21.12-13; Mr. 11.15-18; Lc. 19.45-46) leemos:
Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén, y halló en el templo a los que vendían bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas allí sentados. Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.

Semejante lo expresa San Lucas 19, Purificación del templo, Mt. 21.12-17; Mr. 11.15-19; Jn. 2.13-22): Y entrando en el templo, comenzó a echar fuera a todos los que vendían y ompraban en él, diciéndoles: Escrito está: Mi casa es casa de oración; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

 Estas son democracias de mercado, sociedad de mercados donde lo que prima es el precio.  Cómo no indignarse y sumar su voz a la de Jesús indignado: “No hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado, cueva de ladrones.”

Hoy está más vigente que nunca, como decían los mayores en la época de Jesús en un tradicional refrán del Medio Oriente: “El ojo nunca se sacia”. Hay que maximizar las ganancias es el credo de las principales universidades económicas del mundo. Hay que ganar más y más y más sin respetar la ecología, sin respetar las leyes de la naturaleza, sin respetar la salud de las personas.

 Cuando EEUU vive la catástrofe económica del 2008 tan grave en la cual se evaporaron 800 mil millones de dólares y el estado sale a rescatar a estas instituciones financieras, un error de Wall Street termina repercutiendo en las familias comunes y trabajadoras de cualquier punto del planeta.

No solamente que son rescatados, sino que lo primero que hacen sus ejecutivos, además de cobrar los bonus y los premios, es echar a los que menos ganan. Las cifras cantan desproporciones indignantes: en la mayoría de las empresas entre el número uno de la compañía y el que menos gana es mil veces a uno, tres mil pesos sobre tres millones. Son expulsados los más débiles.

 Qué parecida a la escena bíblica de Jesús de Nazareth donde las sociedades abandonan lo sagrado, la ley, la verdad y el valor cívico por el dios supremo de la transacción. A cualquier precio: hay que tener mucho, pronto, rápido cueste lo que cueste.  Esto enseñan en los principales pizarrones y reproducen en las magistrales clases de las más prestigiosas facultades de las capitales.

Días pasados escuché de un politólogo una conversación que se le atribuye a Lula con el presidente Obama y un grupo de colaboradores en la que el brasileño dijo respecto de la crisis de fines de 2008: “Esto lo armaron rubios de ojos celestes”. Se refería con su marcada ironía a que los más capacitados salidos de las mejores universidades del mundo articularon esta catástrofe.

 Hablan de crisis pero a mí me gusta hablar de asesinato económico.  Dictadores africanos y latinoamericanos, líderes crueles serbios, malvados de calañas varias están convocados a los tribunales de La Haya, pero los asesinos económicos no están en el banquillo, esos señores elegantes y cultos, autores de esta masacre, no son condenados. Y nuestros jóvenes los sufren con indignidad.

¿Dónde está el dinero? El dios dinero es hoy el único dios absoluto.

¿Por qué tanta indignidad? ¿Por qué permitir el secuestro de las ilusiones, la tortura de la esperanza, la desaparición de los sueños?

No más profanación. Es hora de devolvernos la libertad de sabernos gobernados por humanos, no solo por mercaderes siglo XXI.

 El planeta, los jóvenes, la naturaleza, claman con dolores de parto una nueva redención al decir de San Pablo.  Indignados, incomprendidos, expulsados, agraviados, como Jesús de Nazareth, llevan su cruz en esta sociedad ciega al futuro.

Tal vez estemos a tiempo de apartar la mala hierba y dejar que el trigo de la buena semilla germine. Que un mundo de valores se imponga a uno de precios

Autores: Carlos Abad

Fuentes: La Nación
©Protestante Digital 2011

Algo huele a podrido en Inglaterra

Publicado: agosto 27, 2011 en Sociedad

Wenceslao Calvo
Algo huele a podrido en InglaterraDavid Cameron, primer ministro del Reino Unido, tuvo que salir al paso de los graves sucesos que días atrás conmocionaron Londres y otras importantes ciudades de su país.

 

Las escenas de violencia, descontrol y saqueos, más propias de otras latitudes, llevadas a cabo en buena medida por menores de edad sin ningún sentido de culpabilidad, ponían en evidencia que los huevos que se han estado incubando durante las últimas décadas han eclosionado en una generación que anda sin norte ni referencia por la vida.

 Cameron dijo que una parte de la sociedad británica está enferma, señalando que la falta de educación, responsabilidad y moral está en la raíz de los males que han explotado estos días. No es normal oír hablar a un político en esos términos, porque todo lo que huela al bien y al mal, que no sea relativizando ambos conceptos, es sospechoso de antemano y hay que erradicarlo del discurso.

Hablar de moral no solo no da votos, sino que los quita. Y con esa mentalidad se ha estado funcionando durante mucho tiempo, para al final venir a descubrir que la momentánea ganancia obtenida por el silencio en todo lo que tiene que ver con la moral no compensa del desastre que la falta de moral, finalmente, produce en las personas y en las naciones.

 Sí, el primer ministro tiene razón: Hay algo podrido en el Reino Unido. Pero no solamente en los suburbios de las grandes ciudades, donde se podría pensar que el culpable es el desempleo y la falta de expectativas; el cáncer también está arraigado en otros sectores de la sociedad, de lo cual es evidencia  el reciente escándalo del periódico  News of the World , que tras una larga andadura se ha visto obligado a cerrar por su inmoral concepto del periodismo, en el que, con tal de conseguir una primicia o una exclusiva, todo valía.  Pero  News of the World  no es más que la punta del iceberg de un periodismo obsceno, que en el Reino Unido se ha hecho hegemónico.

Claro que en realidad Cameron se ha quedado corto al hablar de falta de responsabilidad, educación y moral en una parte de la sociedad británica; en realidad lo que falta es otro ingrediente que es la raíz de los anteriores:  el temor de Dios . Probablemente el primer ministro estuviera pensando en eso, aunque hubiera sido demasiado arriesgado atreverse a decir algo así y estimó suficiente decir lo que dijo.

 Ahora es el momento de hacer cuentas después del estropicio acontecido. Es el momento de preguntarse si aquella campaña en autobuses promovida por ateos, que nació en Gran Bretaña, con el lema:  ‘Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida.’  no habrá tenido eco en los adolescentes que arrasaban todo lo que encontraban a su paso, pues el testimonio de algunos era que había sido el día más feliz de su vida. Así que gozaron de la vida a su modo, destruyendo, ya que probablemente Dios no existe.

También es el momento de preguntarse  adónde lleva el ateísmo militante que impulsa Richard Dawkins , entusiasta valedor de la campaña de los autobuses, que en su best-seller The God delusion  denigra la fe cristiana, con un lenguaje más propio de una taberna que de un intelectual y científico, como él pretender ser.

Es el momento de preguntarse  por qué a una enfermera cristiana británica se le instruye un expediente sancionador por llevar una cruz en su uniforme,  argumentándose que un hospital ha de ser un lugar aséptico no solo sanitariamente, sino también en el terreno de las creencias. Hay que preguntarse igualmente  por qué se lleva a los tribunales a un pastor británico por decir que la práctica homosexual es pecado .

 El Reino Unido lleva ya mucho tiempo caminando en una dirección torcida y los recientes disturbios son la constatación externa del mal que corroe internamente a esa nación. Al final, hacer burla, pisotear y combatir a lo recto solo puede volverse contra quienes así hacen. También contra los que, a sabiendas de lo que es malo y bueno, callan para no ser impopulares.

 Y de este modo tenemos a una sociedad, la británica, confundida, sacudida y noqueada por una generación a la que se ha alimentado con bazofia moral e ideológica. Todo un paradigma de lo que está pasando en otras naciones europeas.

 Pero el Reino Unido necesita algo más que buena moral. Necesita aquello que pasó en el siglo XVIII, cuando la nación, que estaba siendo minada por el deísmo, racionalismo y escepticismo, afluentes todos que desembocaban en otro río llamado ateísmo, fue rescatada por el despertamiento espiritual que, encabezado por hombres como George Whitefield y John Wesley, sacudió todos los estratos sociales , en las ciudades y en los campos, en las minas y en los bufetes, en los mercados y en las iglesias, trayendo salvación a los cultos y a los iletrados, a los grandes y a los pequeños.

 Lo que el Reino Unido necesita no pueden proporcionarlo los políticos, ni los partidos que representan, ni las ONGes, ni las organizaciones sociales. Porque lo que esa nación precisa es el evangelio. Aquel evangelio, que la salvó del abismo en el siglo XVIII, es lo único que puede salvarla en el XXI. 

Autores: Wenceslao Calvo

©Protestante Digital 2011


La historia lo confirma
El nazismo y sus raíces en el ocultismo esotéricoLas lecturas de revistas esotéricas moldearon el pensamiento de Adolf Hitler, que se veía predestinado a construir “una civilización pura e incorrupta”.

27 DE AGOSTO DE 2011, ITALIA

El historiador Giorgio Galli, reconocido experto en el mundo del nazismo y de su figura principal, Adolf Hitler, ha asegurado a la revista italiana “30 giorni” que  “toda la historia del nazismo ha de ser interpretada teniendo en cuenta la cultura esotérica de Hitler”.

Y es que, según Galli, la pretensión de Hitler de construir una nueva civilización pura se desprende de las consideraciones místicas y espirituales de las que se nutrió en su juventud el líder alemán.

En su juventud en Viena, Hitler era un asiduo lector de la revista “Ostara”. La publicación, que toma su nombre de una antigua diosa germánica anterior a la difusión del cristianismo en Alemania, fue fundada en 1905 por un ex fraile, Jörg Lanz von Liebenfels. Éste creó también una organización basada en la teoría de la superioridad de la raza aria.

No fue el único “maestro” esotérico del futuro Führer. Rudolf von Sebottendorff, estudioso de la Cábala, de la alquimia, de la secta de los rosacruces y un asiduo de prácticas ocultistas, promovió en 1918, en Munich, la “Thule Gesellschaft”,  una sociedad secreta fuertemente caracterizada por su antisemitismo y por el racismo. En torno a ella gravitaron Hitler, Rudolf Hess, Karl Haushofer y Hans Franck, el futuro gobernador general de Polonia.

 EL MITO DE LA ATLÁNTIDA
 La “Thule” se refería a la civilización de la Atlántida , la célebre y enigmática patria de los hiperbóreos, y sobre este mito, el Führer sustentó su acción política. “Alrededor de la Thule hay una sabiduría mágica que el dirigente nazi considera que hay que recuperar y en la que reside el instrumento para forjar el luminoso futuro”, señala el historiador italiano.

Esta sociedad secreta fue la auténtica cuna del nazismo. “El grupo de intelectuales de la Thule que en los años veinte decide transformar la secta ocultista en un partido político cree profundamente en estas cosas”, subraya Galli. “Tanto Hitler como Himmler, Hess, Rosenberg y Frank se consideran herederos de una antigua sabiduría que les permite convertirse en los constructores de una nueva civilización”, añade.

La primacía de Hitler en el partido nazi, y antes en la secta de los “Thule”, se debe, según el historiador Galli, a dos elementos: “Se trataba de un orador muy eficaz y de un hábil organizador”. “Quizás aprendió del mago Hanussen la primera característica, esa forma casi hipnótica de comunicar”, apunta Galli. “Sabemos con seguridad que Hitler tomó clases de dicción con Hanussen”, prosigue.

 UN PLAN DE EXTERMINIO
Con estos ingredientes, el dirigente nazi puso en funcionamiento una de las maquinarias de aniquilación más devastadoras de la historia. Para reconstruir la civilización aria era necesario conquistar todo el terreno de Europa occidental hasta los Urales. Se trataba del “Lebensraum”. Alemania se erigía como fundamento de esa nueva civilización y de un nuevo tipo de hombre que recuperaría las antiguas virtudes perdidas.

“Los judíos, que poseen un sueño de hegemonía mundial de signo contrapuesto, debían de ser primero marginados y luego eliminados”, afirma Galli. Para potenciar la ideología nazi, era necesario crear una suerte de ritos. “Por eso,  todas las ceremonias nacionalsocialistas calcan un modelo religioso: las luces, el Führer apareciendo como una mágica agnición. Todo tenía un carácter de mágica liturgia” , explica el historiador italiano. El interés de Hitler y sus más fieles aliados por el ocultismo marcó las terribles decisiones que llevaron a la muerte a millones de personas.

Fuentes: ReL

© Protestante Digital 2011


Argentina      | Por      Nínro Ruíz Peña |

Recientemente la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), la cual tiene un filial en Gualeguaychú, puso un cartel que dice: “El cáncer tiene cura, tráigame enfermos para que sean sanados”.

La Iglesia Universal está contiguo al Teatro Gualeguaychú, y su pastor no se escandalizó por la frase más bien justificó que “mi trabajo en Gualeguaychú es ayudar a las personas por medio de la fe; los médicos hacen un excelente trabajo, pero hay un momento que tiene un límite y Dios es el Dios de lo imposible; porque hay personas desahuciadas que no consiguen ser sanadas”.

La Iglesia Universal, es una de las más observadas dentro de las iglesias pentecostales. En el 2009, los diarios La Nación (Argentina); O Globo (Brasil); El Tiempo (Colombia); La Nación (Costa Rica); El Comercio (Ecuador); El Universal (México); El Nuevo Día (Puerto Rico); El País (Uruguay); y El Nacional (Venezuela), elaboraron un informe conjunto que se llamó:  “El negocio de la fe”, basado en el desarrollo exponencial de la IURD.

Desde estudio se concluyó que para la salida de los males, la iglesia ofrece a los fieles la Teología de la Prosperidad, surgida en Estados Unidos, un discurso que predica que la pobreza es obra de Satanás y les promete ascensión social a las clases pobres.

Otros resultados que encontraron fueron que en Brasil debieron vérselas con una denuncia en su contra por lavado de dinero;en Méjico fueron sancionados por no inscribir en el área de Cultos a sus pastores;en Costa Rica,adquirieron en 2 millones de dólares una sinagoga que transformaron en templo propio; y en la Argentina lograron quedarse con algunas emisoras radiales de Capital Federal.

El médico Higinio Álvarez, que representa a Entre Ríos en el Instituto Nacional de Cáncer, fue crítico respecto de esa promesa de campaña hecha por la IURD para atraer fieles. “Creo que a este tema hay que tomarlo con respeto. No entiendo cómo ponen un cartel con esa promesa. Decir eso es arriesgarse demasiado. No creo que la gente necesite ese mensaje. Salvo que esté demostrado científicamente que curan el cáncer. En ese caso, no habría problemas. Pero que primero lo demuestren”, señaló.

Álvarez replicó ese eslogan, y planteó la necesidad de que la gente no interrumpa ningún tipo de tratamiento oncológico frente a ese tipo de promesas. “La gente que está en tratamiento tiene que seguirlo, independientemente de lo que le digan –explicó a EL DIARIO de Argentina.

Es origen de la Iglesia Universal del Reino de Dios, nació en Brasil en 1977 y fue fundada por el pastor Edir Macedo, también se le conoce en otros países como Iglesia Pare de Sufrir.


Las enseñanzas de Young para muchos cristianos contradicen lo que afirma las Sagradas Escrituras, ya que el yoga es una antigua disciplina espiritual profundamente arraigada en la religión del hinduismo, en donde con respecto a los cristianos, se tienen conceptos muy diferentes de Dios.

(NoticiaCristiana.com).

¿Puede el yoga propiciar un encuentro con Dios? Según Winnie Young, fundadora de un instituto nacional de yoga y profesora católica, afirma no sólo que el yoga es una herramienta que sirve para conectarse con Dios, sino que además testifica que su constante práctica la ha ayudado personalmente a acercarse a Cristo.

Según un artículo publicado en el diario Times en África del Sur, Winnie Young de 96 años de edad, ha dedicado gran parte de su vida a enseñar yoga y su relación al cristianismo.

En 1975 Young fundó un instituto nacional de yoga y comenzó a enseñar a sus estudiantes, que las personas erróneamente piensan que el yoga es una religión, cuando en realidad es una herramienta que los puede ayudar a conectarse directamente con Dios.

El yoga y el cristianismo: ¿son compatibles?

Las enseñanzas de Young para muchos cristianos contradicen lo que afirma las Sagradas Escrituras, ya que el yoga es una antigua disciplina espiritual profundamente arraigada en la religión del hinduismo, en donde con respecto a los cristianos, se tienen conceptos muy diferentes de Dios.

En el libro The Watchman Expositor, el término “yoga”, “según la tradición, ‘yoga’ significa ‘unión’, la unión. . . del ‘jiva’ (el yo transitorio) finito con el ‘Brahmán’ (yo eterno) infinito”. El término “Brahmán” suele usarse para el concepto hindú de “Dios”, o Realidad Última; que para ellos es una sustancia impersonal y divina que “permea, envuelve y subyace todo”. Esta doctrina se denomina panteísmo y difiere marcadamente del teísmo del cristianismo bíblico, ya que en la Biblia, Dios se revela como el Creador personal del universo, por tanto Dios es el Creador y el universo, su creación.

Otra de las diferencias más notables entre el yoga y el cristianismo tiene que ver con sus visiones del hombre. Dado que la filosofía yoga enseña que todo es “Dios”, se deduce necesariamente que el hombre también es “Dios”. Sin embargo para los cristianos hay una clara distinción entre Dios y el hombre, en donde Dios es el Creador y el hombre, una de sus criaturas.

Quienes practican yoga no creen en un Dios personal, sino que Dios es una fuerza que está presente en todas las cosas. Piensan que la vida es un ciclo de nacimiento, muerte y reencarnación que se rompe cuando un individuo alcanza el estado de Nirvana. Este estado es un estado de vacío o nada.

Pero algunos cristianos no sólo afirman que las creencias del yoga y cristianismo son diferentes; sino que además que sugieren que practicar yoga podría ser perjudicial espiritualmente.

¿Deben los cristianos practicar yoga?

Según el erudito de yoga Hans Riecker, “El kundalini (el poder de la serpiente enroscada) es el fundamento de todas las prácticas del yoga”, como una clave para logra la condición divina. Y tomando como base este pensamiento, algunos cristianos piensan que no se debe practicar el yoga, puesto que no es casualidad que la serpiente enroscada del yoga, prometa alcanzar la misma divinidad que prometió “la serpiente antigua. …la cual engaña al mundo entero” (Apoc. 12:9), la misma que en el Edén, dijo a Adán y a Eva que al comer de la fruta prohibida serian como Dios (Gén. 3:5).

En una conferencia promovida por el ministerio The Resurgence, el pastor Lief Moi hablaba acerca del panteísmo, y una de las personas que se encontraba en el público, le preguntó si ¿puede el cristiano hacer yoga? La respuesta de Moi fue la siguiente: Si el cristiano lo hace sólo por ejercicio, sin pensar en la “espiritualidad” que se busca en el yoga, es permitido.

Con respecto a esta misma pregunta pero en otra ocasión, el Dr. John Macarthur de Grace community Church, expresó: “Si un cristiano siente que su fe es lo suficientemente fuerte, probablemente el yoga no tendrá ningún impacto en su fe… pero la pregunta que debemos hacernos es ¿por qué los cristianos quieren usar expresiones de una falsa religión como el panteísmo, donde Dios lo es todo y todo es Dios?”, enfatizó Macarthur, quien recomienda que “los cristianos no tiene que colocarse en una posición rara o vaciar su mente, para tratar de liberase del estrés” sino que deben leer la Palabra de Dios para encontrarar la paz que necesitan .

Cristianos.com

Este artículo está bajo una licencia de Creative Commons.