Archivos para septiembre 11, 2011


Juan Francisco Martínez

 

Creciente influencia religiosa de los latinos en EEUU

EEUU no siempre sabe cómo responder ante el crecimiento de la comunidad latina. Históricamente los protestantes han visto a los latinos como objetos de misión. Sin embargo, las iglesias latinas crecen y comienzan a hacer misión entre anglo-americanos y grupos minoritarios.

11 DE SEPTIEMBRE DE 2011

 Los latinos llegamos a ser el grupo minoritario más grande en los Estados Unidos en la primera década del siglo veintiuno. En ciudades como Los Ángeles esta realidad es más marcada siendo que los latinos somos el 50% de la población allí. Sin embargo, nuestro tamaño no se refleja en influencia política, social o económica. Aún  en la esfera religiosa, donde los latinos tenemos un compromiso cristiano más alto que la población en general, nuestra influencia no corresponde a nuestro tamaño.

En 2007  Pew Charitable Trusts  publicó un estudio sobre las tendencias religiosas de los latinos. Según este estudio 68% de latinos son católicos, 20% son protestantes, 3% son otro tipo de cristianos (Testigos, Mormones, etc.), 1% son de otras religiones y 8% se identifican como seculares. El 20% de protestantes se divide entre 15% de pentecostales y  evangelicals  y 5% de iglesias históricas.

 El protestantismo latino está creciendo en tamaño y en porcentaje. También, aunque está menguando el porcentaje de católicos entre los latinos, los latinos son un porcentaje creciente del catolicismo en los Estados Unidos. En lugares como Los Ángeles casi el 70% de todos los católicos son latinos y a nivel nacional ya son casi el 40%. A causa del crecimiento demográfico de la comunidad se anticipa que los latinos serán la fuerza principal de vitalidad en el catolicismo estadounidense.

Esa influencia no es tan marcada entre los protestantes, aunque también están creciendo, particularmente entre los pentecostales. Por ejemplo, un 25% de todos los miembros de las Asambleas de Dios son latinos.  La comunidad latina es un componente importante entre todas las denominaciones estadounidenses que están creciendo . También es verdad que ninguna de las iglesias históricas que está decreciendo tiene mayor presencia latina.

 La mayoría estadounidense no siempre sabe como responder ante el crecimiento de la comunidad latina. Históricamente tanto protestantes como católicos han visto a los latinos como objetos de misión. Sin embargo, las iglesias latinas están creciendo y ahora están comenzando a hacer misión entre los anglo-americanos y otros grupos minoritarios. Un número creciente de líderes cristianos está persuadido de que Dios está utilizando la migración latina para traer avivamiento y renovación a las iglesias cristianas en los Estados Unidos.

Todos los pronósticos demográficos anticipan que la comunidad latina va a seguir creciendo más rápidamente que la población estadounidense en general. Y es muy probable que nuestra influencia religiosa también seguirá creciendo.

 El blog  Caminando con el pueblo  ( www.caminandoconelpueblo.com ) comenzó como una conversación con el mundo de habla hispana sobre las complejidades de ser latino y creyente en los Estados Unidos. Al unirse con Protestante Digital queremos invitar a otros a reflexionar sobre la vida en los Estados Unidos desde la perspectiva de los creyentes latinos. La historia y la migración han puesto a los Estados Unidos entre los países principales de habla hispana en el mundo.

Le invito a caminar con este pueblo, latino, creyente y estadounidense.

Autores: Juan Francisco Martínez
©Protestante Digital 2011


`No temeremos, aunque la tierra sea removida´

Obama lee el Salmo 46 en el décimo aniversario del 11S

Según leía, casi parecía una recreación del atentado y de las guerras de esta década.

11 DE SEPTIEMBRE DE 2011, NUEVA YORK

  La décima ceremonia de recuerdo del 11-S tuvo seis momentos de silencio -uno por cada impacto y uno por el colapso de cada torre-, la lectura de 2.983 nombres y el repiqueteo de las iglesias por los muertos; todo dando  un aire especialmente solemne en memoria de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 , cuando fueron destruidas con dos aviones las torres gemelas de Nueva York, una parte del edificio del Pentágono con otra aeronave y la destrucción de un cuarto avión que cayó en una zona despoblada de Pensilvania.
  Un homenaje sobrio, en una jornada a la que también asistió el ex presidente George Bush, entre otras personalidades
  “Diez años han pasado desde aquel día de azul cristalino y, desde entonces, hemos vivido en parte en la luz y en la sombra”, dijo el alcalde de la Gran Manzana,  Michael Bloomberg , quien introdujo con sus palabras el primer minuto de silencio de la ceremonia, “una oportunidad para honrar y recordar”.
   OBAMA LEE EL SALMO  46
  Después,  Obama  subió al estrado, rodeado de cristales blindados como medida de seguridad. No realizó ningún discurso, ni siquiera una reflexión propia, sino que  se limitó a leer con enorme solemnidad el Salmo 46 de la Biblia;  aunque el acto no tenía ninguna connotación religiosa.
   Lo leyó desde el primer versículo : “Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida y se traspasen los montes al corazón del mar”.
  Con el semblante serio y de riguroso negro, el mandatario estadounidense continuó recitando: “Bramaron las naciones, titubearon los reinos, Dio él su voz, se derritió la tierra. El Señor de los ejércitos está con nosotros; nuestro refugio es el Dios de Jacob”.
   Según avanzaba en la lectura del salmo 46, casi parecía una recreación del atentado  y de las guerras de esta década: “Dios es nuestro amparo y fortaleza. Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida y se desplomen los montes en el corazón de la mar”. El salmo tiene también  un mensaje de confianza cara al futuro : “El Señor está con nosotros”.

“No temeremos, aunque la tierra sea removida…” Según leía, casi parecía una recreación del atentado y de las guerras de esta década.

Acto seguido, el alcalde tomó de nuevo la palabra para, como ya ha ocurrido en los últimos nueve años, dar comienzo a la  lectura de los nombres de las 2.983 personas que perecieron ese día en el World Trade Center de Nueva York, Washington y Pensilvania, así como los que murieron en los atentados contra el WTC en 1993.

  La lectura se llevó a cabo por parte de los familiares de las víctimas, 334 personas que fueron subiendo al estrado en parejas y que recitaron los nombres con la música de fondo de diferentes artistas, como el violonchelista chino Yo-Yo Ma, que interpretó “Sarabande” de Bach.
  A las 09.03 hora local (13.03 GMT), coincidiendo con el momento en que impactó el vuelo 175 de United Airlines en la Torre Sur del World Trade Center, comenzó el segundo minuto de silencio, que estuvo precedido por el repique de campanas de los lugares de culto de la ciudad.
  Sesenta segundos después,  Bush  subió al estrado e invocó a los que perdieron la vida en la Guerra Civil en EEUU recitando el expresidente, parte de un fragmento de la carta que Abraham Lincoln envió a la madre de un soldado fallecido en aquella guerra.
  Intercalado con la lectura de los nombres de las víctimas, después se guardó otro minuto de silencio a las 09.37 hora local (13.37 GMT), cuando hace diez años se estrelló el vuelo 77 de American Airlines en el Pentágono, tras lo cual se escucharon las palabras del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.
  El momento en que cayó la Torre Norte fue recordado con un cuarto minuto de silencio y después otro por el vuelo 93 que se estrelló en Pensilvania.
  El último minuto de silencio llegó a las 10.28 hora local (14.29 GMT), en recuerdo al desplome de la Torre Norte del World Trade Center.
   OTROS ACTOS
  El principal acto fue la  inauguración del memorial 911, dos albercas gigantes, con cascadas que representan el gran vacío que dejaron las enormes torres; allí están inscritos en los paneles de bronce los nombres de las casi tres mil personas que perdieron la vida en ese día .
  Luego del acto en Ground Zero, el presidente Barack Obama se dirigió a Shanksville Pensylvania para rendirle tributo a los pasajeros que se enfrentaron a los terroristas en el vuelo 93.

Fuentes: El Mundo, Caracol

© Protestante Digital 2011


10º aniversario del atentado

Los evangélicos, relegados en el programa de la ceremonia del 11-S

El acto interreligioso incluirá participación hindú, budista, y musulmana, pero ningún cristiano.

11 DE SEPTIEMBRE DE 2011, NUEVA YORK (EE UU)

Entre los actos oficiales de conmemoración del trágico 11 de septiembre se ha programado un acto interreligioso, que recibirá el nombre de “Un concierto de Esperanza”. Pero a este “concierto”  no ha sido invitado a participar ningún cristiano evangélico , algo que no ha sentado bien entre algunas de las principales denominaciones del país.

Desde  la Convención Bautista del Sur solicitaron al presidente Obama que cancele su aparición en la ceremonia,  que se celebrará en la Catedral Nacional de Washington. El motivo es que esta ceremonia incluirá a un sacerdote hindú, un monje budista, y un imán musulmán. Sin embargo, no incluye a ningún representante de los cristianos.

Al menos cinco líderes religiosos están en la agenda para participar durante el servicio. “Hay una trágica intolerancia hacia los evangélicos en particular, y deseamos que el presidente rehúse hablar a menos que sea más representativo”, dijo a Fox News Frank Page, presidente del Comité Ejecutivo de la Convención Bautista.

Por parte de la organización, se explica que “el propósito es tener representación interreligiosa, y la Catedral misma es una iglesia Episcopal y por esa razón consideramos que nuestro propio clero sirve como representante de los cristianos”, dijo Richard Weinberg, director de comunicaciones de la Catedral.

Weinberg agregó que la Catedral Nacional de Washington sirve como “el hogar espiritual de la nación” y por tanto “la diversidad es el primero y más importante” factor en la organización del evento primando al resto de confesiones religiosas no cristianas.

CARTAS AL ALCALDE
Pero no todos están de acuerdo. Tony Perkins, presidente del Consejo de Investigación Familiar, considera que los invitados al servicio son más adecuados para una conferencia de las Naciones Unidas que para representar el sentir de los Estados Unidos.

“Tres cuartos de la población estadounidense se identifican como cristianos, y casi un tercio de ellos son cristianos evangélicos”, dijo Perkins. “Aún así, no hay un sólo evangélico en el programa”, agregó disgustado.

Esta organización  ha enviado una petición al alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg,  con la adhesión de más de 55.000 firmantes, para que se incluya la participación de algún evangélico entre las oraciones del programa conmemorativo.

“Este país necesita más la oración que la política. Por favor, señor alcalde, deje que la oración sean parte de esta ceremonia” , concluye la carta. Tony Perkins cree que el alcalde de la ciudad de New York está provocando con “un desafío deliberado” a los evangélicos y, al excluirlos del programa, “insulta la fe de la gente” del país.

Por otra parte, la organización ha vetado en el programa oficial cualquier presencia de símbolos religiosos. Esta decisión ha generado malestar no sólo entre los feligreses estadounidenses de distintas confesiones, sino también entre políticos influyentes. El ex alcalde de Nueva York,  Rudolph Giuliani, mostró su descontento por esta decisión y recordó que después del 11-S representantes de diferentes confesiones ayudaron mucho a los neoyorquinos a superar la experiencia vivida aquel día trágico día.

Fuentes:  MundoCristianotv, Christian Today

© Protestante Digital 2011