Archivos para diciembre, 2011

Matisyahu – One Day (YouTube Version)

Publicado: diciembre 29, 2011 en Iglesia


La expresión de sus ojos, unas hojas con unos mensajes alusivos a su enfermedad, una vida que se apagó en Navidad. Esa es la conmovedora historia de Ben Breedlove, un joven de tan solo 18 años que padecía de un mal al corazón llamado cardiomiopatía hipertrófica.

Nacido en Austin, Texas, Breedlove conmovió a más de 500 mil internautas luego de colgar un video en Youtube relatando a través de escritos la enfermedad que padecía.

“Hola, soy Ben Breedlove”, dice la primera tarjeta con la que Ben se presenta. A continuación, da a conocer los años que ha tenido que vivir con esa enfermedad que lo ha puesto en el umbral de la muerte en tres ocasiones. “Toda mi vida he tenido una condición cardiaca”, contó.

Vivía con sus padres Deanne y Shaw, además de sus dos hermanos, Ally y Jake. Fue en 2009 donde comenzó a hacer videos y colgarlos en Youtube, pero con temas relacionados con el tratamiento con los semejantes.

De muy pequeño, Ben, fue diagnosticado con la enfermedad cardíaca llamada cardiomiopatía hipertrófica (MCH), una enfermedad del músculo cardíaco que hacía difícil para el corazón para bombear la sangre, en última instancia conduce a problemas cardíacos.

Al final, y mientras pasaba el tiempo, su salud se fue resquebrajando. “Conforme fui creciendo fui aprendiendo que era una condición peligrosa”, escribía Ben en uno de sus mensajes.

Otro de los mensajes que dejó Breedlove mencionaba cómo su vida transcurría normal, pero con algunos contratiempos, que obviamente no le podían hacer disfrutar del todo su niñez.

Nunca pude jugar todos los deportes que mis amigos jugaban. No está bien que me haya perdido esa etapa de mi vida. Yo solamente quisiera ser como todos los demás”.

Ben continúa, y al galope del tiempo va dando cuenta que su vida transcurría en ese momento como cada pulsada de su ya desgastado corazón.

No había sonidos, pero me sentía tan en paz como aquella vez a los cuatro años. Llevaba un traje muy elegante, igual que mi rapero favorito, Kid Cudi. Kid me llevó a un despacho de cristal y me puso la mano en el hombro y empezó a sonar mi canción favorita, Mr Rager. Y me dijo, ‘vete’. Y me desperté entre médicos que me estaban haciendo la resucitación. No quería irme de allí. Ojalá nunca me hubiera despertado. ¿Creéis en los ángeles o en Dios? Yo sí”, relató.

Breedlove murió seis días después de subido el video, exactamente el 24 de diciembre, con apenas 18 años, de un paro cardíaco, y justamente cuando iba a tener una cena con todos sus amigos y familiares. Los médicos esa noche lo llevaron al hospital, pero poco pudieron hacer, Ben ya no estaba entre ellos. 

http://www.larepublica.pe

Next year in Jerusalem

Publicado: diciembre 29, 2011 en Historia, Luteranismo, Música

Yo tenía veinticinco años en Berlín ’38.
Yo acababa de comprar una pequeña tienda, y la guerra estaba cerca
Entonces me encontré con ella, Rebeca con su maravillosa sonrisa.
Y yo estaba enamorado, y ella estaba también enamorada – el futuro era nuestro
Nos casamos pronto, y llegó Joseph y Sarah.
Les amaba tanto, nuestro sueño se hizo realidad.

Las nubes oscuras se reunieron, no podía entenderlo.
Simplemente no lo ví, debí tener que hacerlo, pero no lo hice.

Bajo la estrella, mi corazón late allí – fue a causa de la estrella.
El año que viene en Jerusalén, el año próximo en Jerusalén.

Y una noche, me desperté por el ruido en la calle.
La gente gritaba, la gente corría en las escaleras.
Llamaron a la puerta, y luego entraron
con sus armas de fuego y sin compasión , dijeron;
“Tienes que venir, una maleta  es todo, hay que ir ahora”

Corrimos escaleras abajo.
José no era lo suficientemente rápido, que le dieron una patada y cayó, él tenía tres años.
Lo recogí y lo lleve en brazos.
Nos llevaron al tren, que nos llenan como si fueran ganado.
Rebeca me apretó la mano, le dijo;
“Debemos permanecer juntos pase lo que pase”

¿Cómo puedo describir?
Porque cuando llegamos, nos tomaron a Rebeca y a mis hijos a un lado, y lloramos todos.
Ella me miró, yo nunca voy a olvidar sus ojos, ella dijo: “Yo me ocuparé de los niños”
Y entonces ya se habían ido, ido ….

El año que viene en Jerusalén, el año próximo en Jerusalén.

No hay que olvidar, no podemos olvidar nunca.
Debido a la estrella, no debemos olvidar.


En una plaza principal de la ciudad de Budapest se recuerda el heroísmo de este pastor Luterano

GABOR SZTEHLO era un pastor luterano húngaro, es conocido como el “salvador de niños judíos durante la Segunda Guerra Mundial”, fue el primer húngaro que fue galardonado con una medalla por el Instituto Yad Vashem, llamándolo un Gentil Justo en el año 1973. Al año siguiente fue nombrado incluso por las autoridades suizas para el Premio Nobel de la Paz.

Nació en Budapest, el 25 de septiembre de 1909, estudió teología en Sopron y con una beca en Finlandia.
A partir de su trabajo educativo en la década de 1930, estableció y ejecutó una universidad luterana de la escuela secundaria en Nagytarcsa – basado en un modelo Finlandés -, para los jóvenes del pueblo, que tenía sólo 8 años de escolaridad.

En 1944, después de la llegada de los alemanes nazis en Hungría, fue nombrado por el obispo Sándor Raffay para representar a la iglesia luterana en una organización liderada por calvinistas protestante (Buen Pastor), él fue responsable de la provisión de alimentos y ropa a los Judíos que hacían trabajos forzados. Su tarea principal era organizar la salvación de los niños judíos, el establecimiento y administración de hogares para ellos. Sólo después de unos meses, en Budapest se las arregló para crear 32 viviendas con la ayuda de la Cruz Roja Internacional y la Cruz Roja Suiza. A éstos también podrían proporcionar documentos para probar que todos eran niños cristianos.

Según los datos oficiales, en estos hogares que salvó la vida de 1.600 niños judíos, y 400 adultos.

Después de la guerra aún se preocupaba por los que habían perecido sus familias y no tenía adónde ir. No sólo estableció la escuela regular y las instalaciones para el aprendizaje de oficios para estos niños, pero incluso un “estado de los niños”, conocido como “Gaudiopolis”. Esta casa fue nacionalizada en 1951 por el régimen comunista.

Gábor Sztehlo no se dio por vencido, organizó la iglesia hogares para niños discapacitados y de ancianos también. Después de la revolución de 1956, su esposa e hijos saliéron de Hungría para Suiza, la familia Sztehlo estuvierón alojamos aquí hasta 1961, cuando por fin el pastor Luterano Gabor Sztehlo pudo ir a visitarlos. Durante su visita, sufrió un ataque al corazón, y los médicos le instaron a permanecer en Suiza. Después de su recuperación se desempeñó como pastor en una pequeña aldea suiza.

Murió de un segundo ataque al corazón el 28 de mayo de 1974 en Interlaken, Suiza.

En 1991, un equipo veterano de sus antiguos alumnos salvados, protegidos y compañeros de trabajo estableció la Gábor Sztehlo Fundación para la Ayuda de los Niños, Niñas y Adolescentes.

ENGLISH

GABOR SZTEHLO was a Hungarian Lutheran pastor, is known as the “Rescuer of Jewish children during WWII”, and was the first Hungarian who was awarded with a medallion by the Yad Vashem Institute, naming him a Righteous Gentile in 1973. The next year he was even nominated by the Swiss authorities for the Nobel Prize for Peace.

He was born in Budapest, on September 25, 1909, and has studied theology in Sopron and in Finland with scholarship.
Starting his educational work in the 1930s, he established and run a Lutheran high school college in Nagytarcsa – based on a Finnish model -, for village youth, who had only 8 years of schooling.

In 1944, after the German Nazis arrival to Hungary, he was appointed by Bishop Sándor Raffay to represent the Lutheran church in a Calvinist-led Protestant organization (Good Shepherd), which was responsible for providing food and clothing to Jews doing forced labor.  His main task was to organize the salvation of Jewish children, establishing and running homes for them.  Just after a few months, in Budapest he managed to set up 32 homes with the help of the International Red Cross and the Swiss Red Cross. These He could also provide documents to prove all those children were Christians.

According to the official data, in these homes he saved the lives of 1600 Jewish children, and 400 adults.

After the war he even cared about those who had their families perished and had nowhere to go. He not only established regular school and facilities for learning trades for these children, but even a “Children state”, known as “Gaudiopolis”.  This home was nationalized in 1951 by the communist regime.

Gábor Sztehlo didn’t give up, he organized church homes for disabled children and for the elderly too. After the 1956 revolution, his wife and children left Hungary for Switzerland, but Sztehlo stayed here until 1961, when he could finally go and visit them. During his visit he suffered a heart attack, and the doctors urged him to stay in Switzerland. After his recovery he served as a pastor in a small Swiss village.

He died of a second heart attack on May 28, 1974 in Interlaken, Switzerland.

In 1991, a veteran team of his former saved students, protégés and coworkers established the Gábor Sztehlo Foundation for the Help of Children and Adolescents.

Jerusalem – Berlin ’38

Publicado: diciembre 28, 2011 en Historia, Música

Yo tenía veinticinco años en Berlín ’38.
Yo acababa de comprar una pequeña tienda, y la guerra estaba cerca
Entonces me encontré con ella, Rebeca con su maravillosa sonrisa.
Y yo estaba enamorado, y ella estaba también enamorada – el futuro era nuestro
Nos casamos pronto, y llegó Joseph y Sarah.
Les amaba tanto, nuestro sueño se hizo realidad.

Las nubes oscuras se reunieron, no podía entenderlo.
Simplemente no lo ví, debí tener que hacerlo, pero no lo hice.

Bajo la estrella, mi corazón late allí – fue a causa de la estrella.
El año que viene a Jerusalén, el año próximo en Jerusalén.

Y una noche, me desperté por el ruido en la calle.
La gente gritaba, la gente corría en las escaleras.
Llamaron a la puerta, y luego entraron
con sus armas de fuego y sin compasión , dijeron;
“Tienes que venir, una maleta que es todo, hay que ir ahora”

Corrimos escaleras abajo.
José no era lo suficientemente rápido, que le dieron una patada y cayó, él tenía tres años.
Lo recogí y lo lleve en brazos.
Nos llevaron al tren, que nos llenan como si fueran ganado.
Rebeca me apretó la mano, le dijo;
“Debemos permanecer juntos pase lo que pase”

¿Cómo puedo describir?
Porque cuando llegamos, nos tomaron a Rebeca y a mis hijos a un lado, y lloramos todos.
Ella me miró, yo nunca voy a olvidar sus ojos, ella dijo: “Yo me ocuparé de los niños”
Y entonces ya se habían ido, ido ….

El año que viene a Jerusalén, el año próximo en Jerusalén.

No hay que olvidar, no podemos olvidar nunca.
Debido a la estrella, no debemos olvidar.


Juan Stam

¡Qué bueno sería que este año fuera tu inicio en el estudio de la Palabra de Dios más a fondo!

Es importante darnos cuenta de que hay diferentes tipos de “lectura” de cualquier libro. Leo una novela o un libro de poesía, por ejemplo, por el simple placer de su lectura. De muy otra manera leo un texto de química o de teología, y de una manera parecida, pero con importantes diferencias, un libro de historia. Esos tipos de lectura requieren más cuidado, más atención y más análisis.

Hay también diferentes niveles de lectura de la Biblia. Sin duda, el nivel más común, y con el que todo cristiano comienza su experiencia bíblica, es la lectura devocional o inspiracional. En este nivel, leemos la Biblia en busca de alimento espiritual personal, de frases y promesas que nos animan y textos que nos fortalecen. Un segundo nivel, en que queremos entender mejor nuestra fe, es el de la lectura doctrinal de la Biblia. Aquí buscamos versículos, o mucho mejor, pasajes, que aclaran las verdades de nuestra fe. Otra lectura, poco atendida pero de hecho muy importante, es la lectura histórica, que descubre a través de toda la Bibla la larga historia de la acción de Dios para nuestra salvación. Idealmente, todas estos niveles de lectura deben regirse por el enfoque exegético, que busca en todo momento, hasta dónde sea posible, descubrir el mensaje original que el autor inspirado comunicaba a los receptores de la Palabra.

En esto, el ejemplo de los Bereanos debe inspirarnos: “Éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (Hch 17:11). “Escudriñar”, por supuesto, significa “estudiar cuidadosamente”, analizar, quemarse las pestañas. Iban más allá de una lectura devocional de la Bibla a una interpretación doctrinal, histórico-salvífica (eso es lo que fue el mensaje de Pablo. Hch 17:3) y exegética. A diferencia de los líderes de la sinagoga en Tesalónica (17:1-9), los bereanos escuchaban con una hermosa mezcla de apertura, sin rechazar el mensaje antes de escuchar, y espíritu crítico (ante la enseñanza de Pablo, nada menos, “¡a ver si es así o no!”)

Aquí viene al caso también la exhortación del mismo Pablo: “sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno” (1 Tes 5:21 NVI). En el contexto Pablo está hablando del don de la profecía. Los creyentes tesalonicenses no debían apagar el Espíritu ni despreciar las profecías (5:19-20), pero tampoco “tragárselas” ingénuamente sólo porque pretendían ser palabra revelada. Eso se aplica también a la interpretación bíblica y a muchas otras cosas: no debemos rechazar algo sin haberlo examinado; o tener una mente cerrada desde antemano; pero tampoco debemos creer algo sin examinarlo primero, sólo porque alguien lo ha dicho (¡ni San Pablo!). Del mismo tema dice Pablo que cuando hablan los profetas en el culto, “que los demás examinen con cuidado lo dicho” (I Cor 14:29).

Si los bereanos examinaron con sumo cuidado las ensenanzas de Pablo, y él mismo exhorta a los tesalonicenses y a los corintios a hacer lo mismo con las profecías, ¡cuánto más debemos escudriñar cuidadosamente hoy cada interpretación de la Palabra de Dios que nos llega! Ningún pastor ni ningún maestro debe ofenderse sólo porque los hermanos y las hermanas cuestionan su enseñanza. Más bien, la congregación debe ser una comunidad hermenéutica donde todos aprenden a interpretar correctamente el mensaje de las escrituras y el significado de la fe.

Esto requiere un cuidado especial con algunas Biblias anotadas. Las notas al pie de la página no deben confundirse ni equipararse con el texto inspirado que va arriba. Las notas legítimas se limitan a aclarar fielmente el sentido de las palabras del texto y el mensaje original del pasaje, pero no deben imponer sobre las escrituras sistemas y esquemas que son de fabricación humana.

El resultado de esta mentalidad abierta pero sanamente crítica es algo hermoso: ¡la nobleza! (Hch 17:11). Los tesalonicenses se cerraron a la verdad y se enojaron, o sea, no fueron nada nobles. Los bereanos escucharon con respeto y atención, compararon todas las enseñanzas bíblicas, y estaban dispuestos a aceptar la verdad. ¡La Palabra de Dios los hizo nobles!

Sobre el autor:
Juan Stam se nacionalizó costarricense como parte de un proceso de identificación con América Latina . Es Dr. en Teología por la Universidad de Basilea. Docente y escritor de libros, artículos y del Comentario Bíblico Iberoamericano del Apocalipsis de Editorial Kairós.

http://www.elblogdebernabe.com