Archivos para diciembre 21, 2011


Ana Jara, la nueva ministra de la Mujer de Perú, reveló pública su fe en Jesús y a la vez su posición respecto al aborto, en el video ella exalta el nombre de Dios, y cita mucho la Biblia.

Perú | Miércoles 21 de Diciembre, 2011 | Por Nínro Ruíz Peña

Ana Jara, la nueva ministra de la Mujer de Perú, durante una entrevista en el programa “Abre los ojos”, fue criticada por organizaciones feministas y de derechos humanos en Perú, porque citó varias veces la Biblia, se opuso a la píldora del día después, al aborto e invitó a las mujeres a leer las Sagradas Escrituras, según publica la agencia EFE. 

La posición cristiana evangélica de la ministra de la Mujer, golpeó fuertemente a las feministas y defensores de los derechos humanos porque no esperaban que Jara, revelara su opinión abiertamente y en un programa público.

La coordinadora del programa de Derechos Sexuales de la organización Flora Tristán, Jossy Cárdenas, expresó que Jara no debería tomar decisiones por sus creencias particulares porque los miembros del Ejecutivo pertenecen a un estado laico.

“Las puede aplicar en su vida, pero no puede hacer de sus creencias una obligación para todo el pueblo peruano”, resaltó Cárdenas a EFE.

Para Jossy Cárdenas, en un estado laico los miembros del Ejecutivo deben tomar decisiones políticas mas allá de sus creencias particulares.

Salud, Susana Chávez, directora de la Alta Dirección del Ministerio de Salud, calificó las declaraciones de Jara, de “preocupantes” y “antagónicas” a los derechos humanos.

“No me siento representada por Ana Jara y creo que tampoco la mayoría de las mujeres. Entiendo su posición en un espacio religioso, pero no puedo entenderla en un espacio público”, dijo Chávez.

Jara, declaró ser una persona “pro vida”, respaldó el uso de preservativos al considerarlos como un método natural y rechazó despenalizar las relaciones sexuales entre menores de edad. También declaró su deseo de cambiar ministerio de la Mujer por ministerio de la Familia.

 

http://www.noticiacristiana.com

Las dos caras de la Navidad

Publicado: diciembre 21, 2011 en opinión, Sociedad

Eugenio Orellana

Las dos caras de la Navidad
 

Ha llegado la Navidad. Tiempo de alegría y de felicidad. Para nosotros y para muchos como nosotros que hemos sido favorecidos por Dios o por las circunstancias.

Una, está representada por la tarjeta de saludo que estoy mandando a mis amigos y que habla de mi fe cristiana, inamovible pero no insensible.La otra, la que representa mi frustración por las cosas que ocurren en mi país; ayer, en manos de ineptos (léase Concertación) y hoy en manos de oligarcas.

¡Cómo quisiera que alguien me dé la fórmula para vivir, como cristiano, de espaldas a las cosas que ocurren a nuestro alrededor! O si no de espaldas, con los ojos cerrados, los oídos sordos y los brazos cruzados sobre el pecho. Y silbando: «¡Oh, si soy feliz, feliz!/ ¡Oh, si soy feliz, feliz!/ Gozo sin par mi Jesús puede dar/ ¡Oh, si soy feliz!»

 La fe en Jesucristo trae paz, es cierto; pero no trae insensibilidad de espíritu . Como dijo Bojan, el joven jugador de 22 años del Milan, el fútbol da dinero y fama pero no da madurez ni sabiduría.

El propio Señor se frustraba con frecuencia cuando tropezaba con tanta desfachatez, con tanta hipocresía, con tanta sinverguenzura; nosotros, en cambio, hemos aprendido a encontrarle la parte bonita a lo que Jesús atacó con palabras duras y gesto adusto. ¿O creeis que sonreía cuando decía a los religiosos y políticos de su tiempo: «¡Hipócritas!» y a los que intentaban pasar por justos: «¡Sepulcros blanqueados!»? ¿O que, cuando látigo en mano desbarataba comercios y comerciantes que habían hecho de la Casa de su Padre una cueva de ladrones, pedía disculpas ante cada golpe que daba con la huasca?

Nosotros, en cambio, hemos aprendido a convivir felices con ellos al punto que nos sentimos muy cómodos a su lado.

 Ha llegado la Navidad. Tiempo de alegría y de felicidad. Para nosotros y para muchos como nosotros que hemos sido favorecidos por Dios o por las circunstancias con un buen pasar, que nos ubicamos lejos de las plazas, calles y parques donde miles protestan contra los abusos del 1% en perjuicio de un 99% que lleva todas las de perder ; bajo la lluvia, soportando frío, alimentándose a medias y aguantando palos y patadas por parte de las «fuerzas de orden».

Mañana (escribo hoy, viernes 16 de diciembre) tenemos en la iglesia la Cena de Navidad. Nos vestiremos adecuadamente para la ocasión y disfrutaremos de una opípara comida. No habrá tragos pero los manjares sobreabundarán. Lo que no alcancemos a comer se irá a la basura; mientras, millones y millones, aquí y allá no tendrán este privilegio pero sí la oportunidad de cantar: «¡Navidad, Navidad, hoy es Navidad; es un día de alegría y felicidad!»

El árbitro lanza una moneda al aire, la detiene en el dorso de su mano y uno de los capitanes elige; el otro, acepta. Monedas al aire. Tú ganas. Yo pierdo. Aunque de todos modos, ganamos los dos. Hay monedas con una sola cara; o con dos, pero caiga cual caiga, siempre se perderá.

 En Chile, acaban de elegir como el personaje del año a Camila Vallejo; no por la bonita cara que tiene, ¡que la tiene!, sino por esa voluntad férrea que la proyectó como una auténtica líder de miles y miles de jóvenes que, como ella, pidieron, piden y seguirán pidiendo un cambio de fondo en las políticas educacionales que, a partir del gobierno de derecha (léase «gobierno militar» que es lo mismo) se han transformado en el negocio multimillonario al que tienen acceso unos cuantos ricos insaciables. 

¡Bien por Camila! Desde aquí te mandamos todos los parabienes del mundo. Y bien por los dirigentes estudiantiles, los profesores, padres, apoderados, trabajadores que los acompañan y que, si no ceden, terminarán derribando al gigante que, por ahora, se hace el fuerte, el ciego, el sordo, se cruza de brazos y silba, peligrosamente seguro: «¡De aquí no salgo, de aquí nadie me saca!»

 La prensa de hoy trae la noticia que el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile condenó los abusos de poder cometidos por Carabineros . El informe, escrito evidentemente con guante blanco para no herir las susceptibilidades de las autoridades instaladas temporalmente en La Moneda, evita mencionar a los verdaderos responsables de estos abusos. Porque, como todo el mundo sabe, los carabineros, que ahora, cuando de apalear se trata tienen la categoría de policía militarizada, no se mandan solos, ni actúan siguiendo sus propios impulsos sino que las órdenes se originan en el Ministerio del Interior. Pero el ministro del Interior tampoco determina, por sí y ante sí, lo que sus subordinados deben hacer sino que la línea de mando lleva, si no a todo el gabinete, directo al Presidente de la República.

Pero claro, a él no se lo toca; en otras partes del mundo los cuelgan. En el Chile de Piñera decir ¡eah! es de mal gusto. Y los chilenos no están para gustos malos.

El mismo Presidente de la República que acaba de anunciar en el encuentro «Chile, puerta de América» efectuado el miércoles 14 en Santiago que Chile quiere ser el puerto de América Latina hacia Asia. Eso suena bien, pero nos olvidamos que desde hace muchos años, Bolivia viene tratando de convencer a los chilenos a que terminen por ponerse una mano en el corazón y le devuelvan un pedazo de mar.

No piden el ancho mar que perdieron en una guerra a la que unos cuantos locos y ambiciosos llevaron a todo un país, generaciones presentes y futuras. Piden solo una salida. O, como dice mi amigo Ricardo Estevez, de Montevideo, Uruguay: «170 kilómetros cuadrados tendría que ceder Perú a Bolivia y otro tanto Chile con lo que Bolivia apenas incrementaría su territorialidad en 340 kilómetros cuadrados lo que no es nada comparado con los 158.000 kilómetros cuadrados del litoral marítimo perdidos en la Guerra del Pacífico» (ver mis artículos «Una salida al mar para Bolivia» y «Un vaso de agua (de mar) en Su nombre» en P+D 18 de enero y 8 de febrero de 2009).

 Mientras Chile no sabe qué hacer con tanta agua, Bolivia languidece esperando que a los «sólidos y responsables» chilenos les entren por fin en la cabeza las palabras de Jesucristo cuando dijo: «De gracia recibisteis, dad de gracia» (Mateo 10.8).

Ha llegado la Navidad. Tiempo de alegría y de felicidad. Para nosotros y para muchos como nosotros que hemos sido favorecidos por Dios o por las circunstancias con un buen pasar, que nos ubicamos lejos de las plazas, calles y parques donde miles protestan contra los abusos del 1% en perjuicio de un 99% que lleva todas las de perder. Bajo la lluvia, soportando frío, alimentándose a medias y aguantando palos por parte de las «fuerzas de orden».

 ¡Feliz Navidad! 

Autores: Eugenio Orellana
©Protestante Digital 2011

 

Estudio sobre salud y empleo 

Trabajar en un mundo loco y de locos
 
La OCDE apunta que 1 de cada 5 trabajadores padece alguna enfermedad mental, y sobre un 80% de afectados no recibe tratamiento.

BRUSELAS

 

La Organización europea para la Cooperación y e Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado un estudio según el cual  uno de cada cinco trabajadores padece alguna enfermedad mental, lo que incide en la productividad y en la salud de los trabajadores con trastornos “moderados” que no suelen ser tratados. “Las enfermedades mentales son responsables de una pérdida muy significativa de fuerza de trabajo, de altas tasas de desempleo y de una gran incidencia en las bajas por enfermedad y en la reducción de la productividad en el trabajo”,  señala el estudio Sick in the Job? Myths and Realities about Mental Health at Work  (¿Enfermo en el trabajo? Mitos y Realidades sobre la Salud Mental en el Trabajo).

Los expertos de la OCDE señalan que la salud en el trabajo es una esfera difícil de analizar en conjunto, pero han podido detectar que uno de los principales problemas es que en torno al 80% de los afectados de alguna enfermedad mental no recibe tratamiento.

Para mejorar la productividad es aconsejable “asegurar que los empleados mantengan sus trabajos”, ya que aquellos con los citados problemas tienen un tasa de absentismo laboral superior al resto de empleados y a menudo con bajas más prolongadas, asegura la OCDE.

“Sin embargo,  muchos trabajadores con desórdenes mentales no se toman una baja pero rinden por debajo de sus posibilidades” , lo que incide en la productividad de la empresa. Así, hasta el 88% de los trabajadores con problemas mentales reducen parcialmente la productividad de la empresa para la que trabajan, agrega esa organización.

 POCA ATENCIÓN A LOS CASOS MODERADOS 
La mayoría de los afectados sufre “desórdenes mentales moderados”, tales como ansiedad o depresión, que muchas veces coexisten. La incidencia de ese tipo de casos resulta más onerosa para la sociedad que el de los “desórdenes mentales severos”, teniendo en cuenta “todos los costes para el sistema de salud, la seguridad social y los empresarios”, señala la OCDE.

Por ello,  las iniciativas para reducir el problema deberían centrarse en ese tipo de enfermos, desde diferentes ámbitos.  Los sistemas de salud, que se centran principalmente en los casos severos, no están correctamente equipados para tratar los casos moderados y no investigan lo suficiente en ese tipo de pacientes, subrayan los expertos, que recomiendan “prevención en lugar de reacción”.

 BUENAS CONDICIONES, BUENA SALUD 
También las empresas pueden ayudar a reducir el problema, asegurando unas “buenas condiciones de trabajo para evitar tensiones laborales” y favoreciendo prácticas de gestión suaves.

A los responsables laborales se les recomienda, además, controlar el tipo de bajas laborales “para detectar ausencias prolongadas o repetidas lo antes posible” y aportar el apoyo adecuado, lo que puede evitar “despidos innecesarios provocados por enfermedades mentales”.

Y es que  aquellas personas con desórdenes mentales moderados tienen entre el doble y el triple de posibilidades de estar en el paro que el resto de trabajadores , mientras que aquellos con problemas severos tienen hasta 7 veces más opciones de encontrarse en situación de desempleo, agrega la OCDE.

Por eso, otra de las claves para atajar ese problema social que identifica la OCDE pasa por tratar a los desempleados, identificando correctamente el problema, aportándoles el tratamiento adecuado y trabajando con el mundo empresarial para que puedan encontrar trabajos.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los problemas mentales suponen unas pérdidas en productividad en la Unión Europea (UE) de entre el 3 y el 4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), recordó la OCDE.

 Foto: copyright (c) 123RF Stock Photos 

 

 

Fuentes: Efe

© Protestante Digital 2011

 

 

Comunicado de la AEE 

 
Una ética pervertida como origen, soluciones que benefician a los culpables; e incoherencia y falta de democracia en las medidas del CE.

21 DE DICIEMBRE DE 2011, BARCELONA

La Alianza Evangélica Española evalúa críticamente desde la ética los recientes acuerdos del Consejo Europeo en respuesta a la crisis global económica.

El Consejo Europeo tomó recientemente una serie de acuerdos asumidos por la mayoría de los países de la Unión Europea, que pretenden dar respuesta a la actual crisis. Algunos dirigentes han señalado la necesidad de que estas medidas se enmarquen en una reevaluación a fondo (algunos han utilizado incluso el término “refundación”). Ese proceso requiere una reconsideración desde diversos frentes, y uno de ellos, enfatiza la AEE, es el de los valores éticos.

 La Alianza Evangélica Española ha emitido un Comunicado  en el que  afirman que “formamos parte de la sociedad civil que debe ser partícipe y responsable en el proceso que ahora se inicia”, y en el ejercicio de esa responsabilidad, ofrece una evaluación ética de la generación de la crisis y de las propuestas de solución que se han indicado. 

 Son tres los puntos básicos que aborda el Comunicado emitido, en el que han participado varios reconocidos expertos, como son Amable Morales (economista), Jaume Llenas (abogado), Pablo Solana (economista) y X. Manuel Suárez (político). 

 ÉTICA PERVERTIDA EN EL ORIGEN DE LA CRISIS 
 La caída de Grecia, que marcó un punto relevante en el inicio de la crisis, dice el Comunicado de la AEE, “tuvo su origen en una manipulación de la información presupuestaria, en una gran mentira. En la generación de garantías hipotecarias sobrevaloradas también hubo engaño bidireccional, en el que participaron conscientemente tanto los bancos como los solicitantes de préstamos . La falta de control del mercado financiero tuvo detrás una  antropología errónea , que considera que el ser humano es bueno en su naturaleza y, por tanto, se va a autolimitar antes de engañar o abusar de su posición de poder”.

En esta línea entiende la AEE que “la  codicia  sin prudencia” explica el elevado endeudamiento privado de los españoles, más preocupante aún que el público. Son también elementos éticos –explica- “la  confianza  y la pérdida de la misma, la  fiabilidad  o la  credibilidad , que han dominado todo este proceso; lo son también el  uso irresponsable del poder de influencia  de las agencias de calificación y la especulación, pero lo es también la irresponsabilidad de quienes  quieren tapar su mala actuación matando al mensajero , responsabilizando a las agencias calificadoras y a los especuladores de lo que es clara consecuencia de su propia mala gestión política”.

En definitiva, la AEE ve la codicia como un virus que ha contagiado a todos los estamentos sociales.

 DECISIONES ERRÓNEAS DEL CONSEJO EUROPEO 
 Seguro que está plenamente justificado introducir el ajuste del déficit y de la deuda, la homogeneización de la fiscalidad o el rigor de los presupuestos de cada país, pero ¿quién será el beneficiario final de estas medidas? ¿qué precio se pagará por ellas? ¿y quién lo pagará? 

Estas son las preguntas que plantea la AEE ya que “ los ciudadanos de a pie tenemos la sensación de que no somos nosotros sus destinatarios finales, sino las entidades financieras, y tenemos la seguridad de que el precio lo pagaremos nosotros ”.

Esa desconfianza en su análisis, explican, se corrobora al ver que los grandes gestores que han llevado a la crisis se retiran con indemnizaciones multimillonarias, o comprobando que los que ahora son llamados para pilotar los ajustes –en algunos llamativos casos– son los mismos que recomendaron las actuaciones que han llevado hasta el punto actual. La banca, matizan, “bien utilizada, puede ser un excelente instrumento de control de la economía, que genere riqueza y empleo, pero es importante tener visión amplia y a largo plazo, cuando se destina dinero público a una cuestión tan delicada como salvar el capital privado”.

 Por ello en tienden que a los ciudadanos de a pie “nos queda la inquietud de que no hemos podido ser partícipes de las decisiones, no se nos han ofrecido posibles alternativas, y además, los mismos que tomaron las decisiones serán quienes juzgarán su eficacia”. 

 INCOHERENCIA Y FALTA DE DEMOCRACIA EN LAS MEDIDAS 
 ¿Quién controlará la ejecución de las medidas? ¿Con qué criterios? Quienes supervisarán todo el proceso, entiende la AEE, son los mismos que en su día fijaron criterios estrictos de déficit para acceder al euro y ellos mismos los incumplieron, “en una versión actualizada de la parábola de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio”. 

Les preocupa también que  la reorganización del poder de decisión que se está produciendo, como muestra el caso del cambio de primer ministro de Grecia e Italia, que no han sido sustituidos por iniciativa de su electorado, sino por imposición de los mercados. En la misma línea se ven las modificaciones de las constituciones de países miembros sin mediar consulta popular o el control desde arriba de los presupuestos de cada Estado. Todo esto, razonan “va hacia una centralización del poder en instancias que no son elegidas directamente por los ciudadanos, va en la dirección de una pérdida de democracia”. 

Por todo ello reclaman veracidad, transparencia, y coherencia. “En palabras del Evangelio, no podemos poner un `remiendo de paño nuevo en un vestido viejo´; si vamos a salir de esta crisis, no puede ser partiendo del viejo traje del engaño, la manipulación, la falta de transparencia, la especulación, la codicia, la despreocupación por el ciudadano de a pie y las familias. No es posible construir un sistema financiero fiable, y, por tanto, estable, sin unos códigos éticos definidos y sólidos; necesitamos un rearme ético, y para ese rearme la mejor referencia que tenemos es el código de valores que recorre e impregna toda la Biblia, precisamente el código de valores que desde el s. XVI ha dirigido el desarrollo de los países más avanzados de Europa, los de la Europa protestante, los valores de la verdad, la fiabilidad, la transparencia, la responsabilidad, la sobriedad y la búsqueda de la equidad y la justicia social. Son nuestra mejor garantía para salir de la crisis”.

 COMUNICADO COMPLETO DE LA AEE 
Puede ver o descargarse en pdf el  Comunicado íntegro que la Alianza Evangélica Española ha emitido sobrelos recientes acuerdos del Consejo Europeo en respuesta a la crisis global económica.

 

Fuentes: AEE

© Protestante Digital 2011