Las dos caras de la Navidad

Publicado: diciembre 21, 2011 en opinión, Sociedad

Eugenio Orellana

Las dos caras de la Navidad
 

Ha llegado la Navidad. Tiempo de alegría y de felicidad. Para nosotros y para muchos como nosotros que hemos sido favorecidos por Dios o por las circunstancias.

Una, está representada por la tarjeta de saludo que estoy mandando a mis amigos y que habla de mi fe cristiana, inamovible pero no insensible.La otra, la que representa mi frustración por las cosas que ocurren en mi país; ayer, en manos de ineptos (léase Concertación) y hoy en manos de oligarcas.

¡Cómo quisiera que alguien me dé la fórmula para vivir, como cristiano, de espaldas a las cosas que ocurren a nuestro alrededor! O si no de espaldas, con los ojos cerrados, los oídos sordos y los brazos cruzados sobre el pecho. Y silbando: «¡Oh, si soy feliz, feliz!/ ¡Oh, si soy feliz, feliz!/ Gozo sin par mi Jesús puede dar/ ¡Oh, si soy feliz!»

 La fe en Jesucristo trae paz, es cierto; pero no trae insensibilidad de espíritu . Como dijo Bojan, el joven jugador de 22 años del Milan, el fútbol da dinero y fama pero no da madurez ni sabiduría.

El propio Señor se frustraba con frecuencia cuando tropezaba con tanta desfachatez, con tanta hipocresía, con tanta sinverguenzura; nosotros, en cambio, hemos aprendido a encontrarle la parte bonita a lo que Jesús atacó con palabras duras y gesto adusto. ¿O creeis que sonreía cuando decía a los religiosos y políticos de su tiempo: «¡Hipócritas!» y a los que intentaban pasar por justos: «¡Sepulcros blanqueados!»? ¿O que, cuando látigo en mano desbarataba comercios y comerciantes que habían hecho de la Casa de su Padre una cueva de ladrones, pedía disculpas ante cada golpe que daba con la huasca?

Nosotros, en cambio, hemos aprendido a convivir felices con ellos al punto que nos sentimos muy cómodos a su lado.

 Ha llegado la Navidad. Tiempo de alegría y de felicidad. Para nosotros y para muchos como nosotros que hemos sido favorecidos por Dios o por las circunstancias con un buen pasar, que nos ubicamos lejos de las plazas, calles y parques donde miles protestan contra los abusos del 1% en perjuicio de un 99% que lleva todas las de perder ; bajo la lluvia, soportando frío, alimentándose a medias y aguantando palos y patadas por parte de las «fuerzas de orden».

Mañana (escribo hoy, viernes 16 de diciembre) tenemos en la iglesia la Cena de Navidad. Nos vestiremos adecuadamente para la ocasión y disfrutaremos de una opípara comida. No habrá tragos pero los manjares sobreabundarán. Lo que no alcancemos a comer se irá a la basura; mientras, millones y millones, aquí y allá no tendrán este privilegio pero sí la oportunidad de cantar: «¡Navidad, Navidad, hoy es Navidad; es un día de alegría y felicidad!»

El árbitro lanza una moneda al aire, la detiene en el dorso de su mano y uno de los capitanes elige; el otro, acepta. Monedas al aire. Tú ganas. Yo pierdo. Aunque de todos modos, ganamos los dos. Hay monedas con una sola cara; o con dos, pero caiga cual caiga, siempre se perderá.

 En Chile, acaban de elegir como el personaje del año a Camila Vallejo; no por la bonita cara que tiene, ¡que la tiene!, sino por esa voluntad férrea que la proyectó como una auténtica líder de miles y miles de jóvenes que, como ella, pidieron, piden y seguirán pidiendo un cambio de fondo en las políticas educacionales que, a partir del gobierno de derecha (léase «gobierno militar» que es lo mismo) se han transformado en el negocio multimillonario al que tienen acceso unos cuantos ricos insaciables. 

¡Bien por Camila! Desde aquí te mandamos todos los parabienes del mundo. Y bien por los dirigentes estudiantiles, los profesores, padres, apoderados, trabajadores que los acompañan y que, si no ceden, terminarán derribando al gigante que, por ahora, se hace el fuerte, el ciego, el sordo, se cruza de brazos y silba, peligrosamente seguro: «¡De aquí no salgo, de aquí nadie me saca!»

 La prensa de hoy trae la noticia que el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile condenó los abusos de poder cometidos por Carabineros . El informe, escrito evidentemente con guante blanco para no herir las susceptibilidades de las autoridades instaladas temporalmente en La Moneda, evita mencionar a los verdaderos responsables de estos abusos. Porque, como todo el mundo sabe, los carabineros, que ahora, cuando de apalear se trata tienen la categoría de policía militarizada, no se mandan solos, ni actúan siguiendo sus propios impulsos sino que las órdenes se originan en el Ministerio del Interior. Pero el ministro del Interior tampoco determina, por sí y ante sí, lo que sus subordinados deben hacer sino que la línea de mando lleva, si no a todo el gabinete, directo al Presidente de la República.

Pero claro, a él no se lo toca; en otras partes del mundo los cuelgan. En el Chile de Piñera decir ¡eah! es de mal gusto. Y los chilenos no están para gustos malos.

El mismo Presidente de la República que acaba de anunciar en el encuentro «Chile, puerta de América» efectuado el miércoles 14 en Santiago que Chile quiere ser el puerto de América Latina hacia Asia. Eso suena bien, pero nos olvidamos que desde hace muchos años, Bolivia viene tratando de convencer a los chilenos a que terminen por ponerse una mano en el corazón y le devuelvan un pedazo de mar.

No piden el ancho mar que perdieron en una guerra a la que unos cuantos locos y ambiciosos llevaron a todo un país, generaciones presentes y futuras. Piden solo una salida. O, como dice mi amigo Ricardo Estevez, de Montevideo, Uruguay: «170 kilómetros cuadrados tendría que ceder Perú a Bolivia y otro tanto Chile con lo que Bolivia apenas incrementaría su territorialidad en 340 kilómetros cuadrados lo que no es nada comparado con los 158.000 kilómetros cuadrados del litoral marítimo perdidos en la Guerra del Pacífico» (ver mis artículos «Una salida al mar para Bolivia» y «Un vaso de agua (de mar) en Su nombre» en P+D 18 de enero y 8 de febrero de 2009).

 Mientras Chile no sabe qué hacer con tanta agua, Bolivia languidece esperando que a los «sólidos y responsables» chilenos les entren por fin en la cabeza las palabras de Jesucristo cuando dijo: «De gracia recibisteis, dad de gracia» (Mateo 10.8).

Ha llegado la Navidad. Tiempo de alegría y de felicidad. Para nosotros y para muchos como nosotros que hemos sido favorecidos por Dios o por las circunstancias con un buen pasar, que nos ubicamos lejos de las plazas, calles y parques donde miles protestan contra los abusos del 1% en perjuicio de un 99% que lleva todas las de perder. Bajo la lluvia, soportando frío, alimentándose a medias y aguantando palos por parte de las «fuerzas de orden».

 ¡Feliz Navidad! 

Autores: Eugenio Orellana
©Protestante Digital 2011

 
comentarios
  1. MUY CIERTO EN ESTA FECHA DE NAVIDAD EL CONTRASTE RESALTA ENTRE LA ALEGRIA Y LA MELANCOLIA , ENTRE LO MUCHO Y LO POCO Y LA NADA, TODO ESTO MOTIVADO POR LA DESIGUALDAD SOCIAL QUE SE MANTIE POR OBRA Y GRACIA DE LA “DERECHA” HAN ASFIXIADO A UN MOVIMIENTO ESTUDIANTIL QUE SOLO PEDIA “JUSTICIA SOCIAL EN LA EDUCACION” O MEJOR DICHO EDUCACION GRATUITA COMO ES SU DERCHO, CAMILA VALLEJO ENCARNA A LA NUEVA GENERACION QUE NO PIDE MIGAJAS SINO EXIGE SUS DERECHOS EN UN PAIS INJUSTO CON LOS SUYOS Y CON LOS VECINOS.
    LA GUERRA DEL PACIFICO TRAJO PROFUNDAS HERIDAS EN LOS PAISES INVOLUCRADOS, ESTA GUERRA FUE CREADA POR EL IMPERIO BRITANICO PARA HACERSE DEL SALITRE QUE EN AQUELLA EPOCA VALIA MUCHO DINERO Y ERA NECESARIO PARA LA PRODUCCION DE LA POLVORA, ESTA GUERRA TRAJO COMO CONSECUENCIA LA PERDIDA DE TERRITORIO PARA LOS PERDEDORES PERU Y BOLIVIA, LA RIQUEZA CHILENA ES GRACIAS A LOS GRANDES YACIMIENTOS MINEROS QUE ANTES ESTABAN EN TERRITORIOS BOLIVIANOS Y AHORA SON CHILENOS, DIRIAMOS QUE LA DEUDA DE “GUERRA” DE BOLIVIA HA SIDO PAGADAS AL 1,000% POR LAS GANACIAS DE LA MINERIA QUE EXPLOTA CHILE Y QUE FUERON ANTES DE LA GUERRA BOLIVIANAS.
    EL PUEBLO CHILENO DE HOY NO TIENE CULPA ALGUNA DE ESTA TRAGEDIA QUE LO HICIERON LA DERECHA DE ANTAÑO Y QUE SUS SECUELAS PERSISTEN.
    DEVOLVER A BOLIVIA UNA “SALIDA AL MAR” ESTA POR DEMAS DECIR QUE ES JUSTA Y NOBLE, NO SE PUEDE ENCLAUSTRAR A UN PAIS POR TODA UNA VIDA POR EL HECHO DE HABER PERDIDO UNA GUERRA.
    PERO ALIENTA SABER QUE PERSONAS COMO EL SR. EUGENIO ORELLANA PIENSEN A FAVOR DE LA REINVINDICACION BOLIVIANA, SIENDO PARECE SER CHILENO…NOBLE ACTITUD.QUIEN ESCRIBE ESTE COMENTARIO NO ES CIUDADANO BOLIVIANO.
    BENDICIONES PARA ARGENTINA, PERU ,CHILE Y BOLIVIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s