Detenido el creador del vídeo de ‘Kony 2012’ por escándalo público

Publicado: marzo 17, 2012 en Noticias

Russell está ingresado en un hospital mental tras masturbarse desnudo por la calle

El activista, de 33 años, es el narrador de la grabación sobre el criminal ugandés que han visto más de cien millones de personas en todo el mundo

Su mujer achaca su comportamiento al agotamiento, la deshidratación y las críticas al vídeo

 /  Washington
Jason Russell, en 2011, en una foto del Facebook de la ONG Invisible Children.

Su vídeo Kony 2012 dio la vuelta al mundo poniendo en evidencia el trafico de niños como soldados y esclavos sexuales en Uganda por parte del criminal Joseph Kony. Pero en menos de dos semanas otro vídeo viral de Jason Russell domina en la red, en este caso el que muestra al realizador desnudo y supuestamente masturbándose en las calles de San Diego (EEUU).

Russell, de 33 años, fue atendido por la policía ante quejas de los vecinos de Pacific Beach que denunciaron la presencia de un hombre desnudo y que parecía masturbarse en una de las zonas más céntricas de San Diego, interrumpiendo el tráfico y profiriendo incoherencias.

El incidente, recogido en parte en un vídeo que ha colgado la web TMZ.com, tuvo lugar el jueves si bien la policía no facilitó los datos personales dado que no fue detenido sino conducido a un centro psiquiátrico local para evaluación, lugar donde permanece ingresado.

El grupo Invisible Children, que defiende los derechos de la infancia en Uganda, fue quien reconoció la noche del viernes (hora local) los problemas de su cofundador y admitió su hospitalización. “Las últimas dos semanas sufrimos varios golpes emocionales que se han cobrado su precio en este desafortunado incidente. La pasión de Jason y su trabajo ha servido a tantos que nos destroza verle sufriendo estos problemas personales de salud”, declaró el presidente de la organización, Ben Keesey, en un comunicado.

La mujer de Russell también ha hecho público un texto que recoge Los Angeles Times en el que confirma que su marido “hizo cosas irracionales provocadas por el agotamiento y la deshidratación”. Sugiere, además, que las críticas al vídeo pueden haber tenido algo que ver en su comportamiento. “Por lo personal de la película, algunos de los ataques contra ella han afectado mucho a Jason”, añade.

“Jason ha dedicado su vida adulta a esta causa”, dice el comunicado de la familia, que añade que ahora solo están centrados en su salud y en la protección de los suyos. En un aparente mensaje a los miembros de la organización, la mujer concluye: “A partir de ahora nosotros cuidaremos de Jason, vosotros cuidad del trabajo. El mensaje de la película sigue siendo el mismo: no os detengáis ante nada”.

Russell es el cerebro detrás del vídeo Kony 2012, trabajo en el que cuenta con la colaboración de su propio hijo, Gavin, y un niño soldado en Uganda y que se centra en la figura de Joseph Kony, brutal líder militar del grupo Lord Resistence Army al que ha encumbrado como uno de los principales culpables de la situación que vive ese país, mostrándole como un traficante de niños que secuestra y convierte en soldados o esclavos sexuales. El vídeo viral superó con facilidad los 100 millones de espectadores entre YouTube y Vimeo, un éxito tal que el documental de Russell se vio convertido en un fenómeno cultural capaz de superar con creces la audiencia de grandes estrenos de Hollywood como John Carter.

El vídeo de media hora también sirvió para que las redes sociales se hicieran eco de los abusos en Uganda. Sin embargo Russell también tuvo que responder a numerosas críticas que censuran la obra por lo que llaman exageraciones contra Kony o que acusan al grupo Invisible Children de apoyar la lucha armada con su director portando un arma en las imágenes del documental. Además, expertos y analistas han criticado a la ONG por considerar que su mensaje simplifica o manipulael problema de los niños soldado.

A través de la historia de un supuesto niño soldado de Uganda, el vídeo pide al mundo actuar para encontrar este año a Kony, buscado por la Corte Penal Internacional (CPI) desde 2005 y que supuestamente está escondido en zonas selváticas de la República Democrática del Congo (RDC) y la República Centroafricana.

En el nuevo vídeo de Russell, el realizador y filántropo puede ser visto golpeando el suelo además de realizando en público gestos similares a la masturbación, algo que la policía no pudo corroborar. El teniente Andra Brown indicó a la prensa que no se presentarán cargos contra Russell quien podría encontrarse en el momento del incidente bajo la influencia de alcohol o drogas. El joven, que se muestra en la famosa campaña como un padre amantísimo que quiere movilizar al mundo para acabar con el criminal ugandés y así dejar a su hijo “un mundo mejor”, no opuso resistencia a los agentes, que lo detuvieron y decidieron trasladarlo al hospital porque, según la teniente, “necesitaba ayuda” y “podría suponer un peligro para sí mismo o para otros”.

 

http://internacional.elpais.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s