Archivos para julio 16, 2012


Cientos de niños de la secta Edah Haredit, que no reconoce el Estado de Israel, participan de una protesta en Jerusalén. “Los niños de Mea Sharim [un barrio de la ciudad] son fieles a Dios y a la Torá. Nunca nos rendiremos al Estado de Israel que quiere imponer el servicio militar obligatorio”, se lee en las pancartas.   JACK GUEZ (AFP)

Dos niños del barrio de Mea Sharim, en Jerusalén, se sientan en una grada por donde transcurre la protesta.

RONEN ZVULUN (REUTERS)

En la manifestación, los niños han exhibido esposas mientras coreaban consignas contra el servicio militar obligatorio.

LIOR MIZRAHI (GETTY IMAGES)

La conocida como Ley Tal, aprobada en 2002, excluía a la comunidad ultraortodoxa de la mili, pero el Tribunal Supremo israelí la declaró inconstitucional el pasado febrero.  LIOR MIZRAHI (GETTY IMAGES)

Tras la sentencia del alto tribunal, la Ley Tal expirará en agosto de este año, lo que ha puesto a las comunidades ultraortodoxas en pie de guerra contra el Gobierno.  LIOR MIZRAHI (GETTY IMAGES)

A falta de 15 días para que expire la ley, la coalición gubernamental israelí no ha logrado sacar adelante una alternativa para regular el acceso al servicio militar, que es obligatorio para la mayoría de ciudadanos.  ODED BALILTY (AP)

Con los sectores laicos presionando contra el privilegio otorgado a los ultraortodoxos y la negociación política aparentemente encallada, la protesta de los ‘haredim’ ha ido subiendo. “Si no nos dejáis vivir como judíos moriremos como judíos, pero nunca claudicaremos al servicio militar o cívico”, se lee en esta pancarta escrita en hebreo.

ODED BALILTY (AP)

Los estudiantes de las yeshivas (escuelas religiosas) han visto sus vacaciones interrumpidas como parte de la protesta. Así lo ha ordenado el líder espiritual sefardí Ovadía Yosef para que con sus oraciones logren tumbar la ley en ciernes.

RONEN ZVULUN (REUTERS)

Los ‘haredim’ se manifiestan en Jerusalén para frenar la ley que elimina la excepción por la que no tenían que alistarse

 Jerusalén
Judios ultraortodoxos se manifiestan contra la ley que les impone el servicio militar. / JIM HOLLANDER (EFE)

Miles de judíos ultraortodoxos han desfilado esta tarde en Jerusalén para protestar por la nueva ley que pretende obligar a los religiosos a alistarse en el Ejército. Con esta protesta quieren dejar claro al Ejecutivo de Benjamín Netanyahu que no piensan acatar órdenes que no sean las que emanen de las autoridades divinas y en su defecto de los rabinos.

Una marea de hombres vestidos de negro y de niños esposados en señal del castigo que consideran supondría su reclutamiento tomaron elcorazón de Meah Sharim, el barrio ultraortodoxo por excelencia de Jerusalén. Las mujeres, como marca la habitual segregación de sexos de estas comunidades fueron relegadas a un lateral de la protesta en la que no participaron más que como observadoras.

Jonathan Shechter, un judío mejicano de 20 años que estudia en unayeshiva —escuela talmúdica— de Jerusalén ha venido a protestar porque si reclutan a los estudiantes de yeshivas, “el sistema se viene abajo. Aquí venimos de todo el mundo a estudiar la Torá y el Talmud. Esto no se puede acabar”, pidió.

Otro ultraortodoxo de la rama lituana que estudia en una yeshiva del barrio asistió a la protesta cuenta que “no podemos ir al Ejército, especialmente durante los años en los que estamos mejor preparados para estudiar”, sostiene Joseph Landau, judío de origen estadounidense.

La mayoría de los judíos ultraortodoxos dedican sus días al estudio de los textos sagrados. No trabajan, se benefician de importantes subsidios estatales y están exentos de hacer el servicio militar desde el nacimiento del Estado de Israel en 1948. Las prerrogativas de los religiosos genera un creciente malestar entre el resto de los israelíes, obligados a hacer el servicio militar —tres años los hombres y dos las mujeres—.

La justicia israelí ha concedido al Gobierno hasta principios de agosto para consensuar un texto que se convierta en la nueva ley que determine quién debe ir al Ejército y quién no. La iniciativa legislativa ha provocado fuertes tensiones en el Ejecutivo de coalición que amenaza con desmembrarse.

La protesta de hoy es sólo la primera de una batalla que los ultrareligiosos ya han advertido piensan trasladar a las calles y sembrar el caos si es necesario. “Nunca vamos a rendirnos antes las decisiones del Gobierno”, rezaba una pancarta. “Quieren reclutarnos a todos cuando seamos mayores. Esto no sucederá. De ninguna manera, antes entregaremos nuestras vidas”, aseguraba otro de los carteles que portaban los cientos de niños que los haredim —temerosos de dios— sacaron ayer a la calle para protestar.

http://internacional.elpais.com/


Carlos Scott

El ejemplo de Moisés

Resolver diferencias ante el plan de Dios

 “Tus siervos harán lo que el Señor ha mandado” Números 32:31

14 DE JULIO DE 2012

 El relato del capítulo treinta y dos del libro de Números nos describe a dos tribus que comenzaron a buscar beneficios para ellos mismos y dejaron a un lado el interés por todo el Pueblo de Dios .

Como pueblo y comunidad las tribus tenían que permanecer en la visión de Dios (Éxodo 3:7-8). Implicaba seguirle con todo el corazón. Salir de Egipto en busca de la tierra prometida no fue nada fácil. Después de 400 años de ser esclavos ellos eran desafiados a tener una nueva mentalidad y actitud espiritual. En el umbral de comenzar a concretar este sueño las tribus de Rubén y Gad le dijeron a Moisés:  “No nos hagas cruzar el Jordán”  (v5).

 Surge el peligro de otra visión y los antivalores que representa:
-Avaricia versus Generosidad.
-Individualismo versus Cooperación.
-Condicionalidad versus Incondicionalidad
-Desobediencia versus Obediencia.
-Rebelión versus Sujeción.
-Etnocentrismo versus Alcance local y global.

Moisés les interpeló preguntando:  ¿Les parece justo que sus hermanos vayan al combate mientras ustedes se quedan aquí sentados? ¿No se dan cuenta de que esto los desanimaría? (v6-7)

Renglón seguido les recuerda lo que había pasado con los espías que enviaron a inspeccionar la tierra  en Cades Barnea .  Ellos habían desanimado al pueblo  (v9)  e hicieron caer su moral . La consecuencia fue  que ningún mayor de veinte años entró a la tierra prometida  (v11), todos murieron en el desierto a excepción de Caleb y Josué . Sobre estos últimos la palabra de Dios dice:  “ … los cuales me siguieron de todo corazón”  (v12)

Seguir a Dios con el corazón es renovar la mente por su Palabra y por el Espíritu Santo. Es creer que todo se hace posible en las manos de Dios. Es la Fe opuesta a la fatalidad, resignación y egoísmo. Es dar lugar a la constancia, lucha y generosidad.  Cuando le seguimos con todo el corazón las promesas y bendiciones que Dios tiene son hechas realidad.

 Permanecer en la visión de Dios (Isaías 49:6) significa experimentar su poder en nuestras vidas e iglesia . La visión esta ligada a la fe. Sin fe es imposible agradar a Dios. Es salir de lo natural y vivir en lo sobrenatural. Las señales y milagros siguen a los pasos de fe.

Moisés tuvo que enfrentar un serio problema moral. Estaba en juego la unidad del Pueblo de Dios. Estas tribus se negaban a ser solidarios y cooperar con la misión.

   ¿CÓMO RESOLVIÓ EL PROBLEMA MOISÉS?

1- Los confronto con su pecado . Les dice: “Caterva de pecadores… Si ustedes se niegan a seguir al Señor, él volverá a dejar en el desierto a todo este pueblo, y ustedes serán la causa de su destrucción” (v14-15). Moisés se pone firme y no recurre a explicaciones psicológicas causadas por el stress del desierto. Esto no es producto de una insolación.  Es un problema del corazón del hombre.

2- Les exigió un compromiso  y sobre la base de su respuesta seria su herencia (v20-22, 28-30). No tendrán lo que piden hasta que cumplan su parte.

3- Les dio una advertencia  “Si se niegan estarán pecando contra el Señor. Y pueden estar seguros de que no escaparan de su pecado”  “Sabed que vuestro pecado os alcanzara”  (v23) Cuando no obedecemos el pecado nos alcanza y nos daña. Perdemos la bendición y la iglesia pierde fuerza y poder.

 El llamado a la cooperación, comunión y solidaridad es un desafío para toda la iglesia y no solo para algunos. El proyecto del Reino de Dios va más allá de las cuatro paredes del templo.  Debemos auto examinarnos cuando no estamos dando pasos de Fe.

 La experiencia cristiana tiene que ver con ajustar nuestra visión a la visión de Dios . Es ampliar la vida. Requiere estar abiertos cuando somos desafiados y ser valientes cuando se nos llama a la acción. La tendencia natural es ocuparnos de lo conocido, lo que solemos hacer y controlar.

 Se nos llama a depender y tener temor de Dios, no de las circunstancias adversas . El gran desafío esta en pensar como “Pueblo de Dios”. Lo que “hacemos como cuerpo” tiene mayor impacto que lo que podemos lograr como individuos.

 Cada iglesia local es “comunidad del reino de Dios” en unidad, cooperación, comunión y solidaridad con toda la iglesia global . “Nos necesitamos” (1 Corintios 12:21). Somos miembros los unos de los otros.  La cooperación comienza a funcionar cuando cada uno de nosotros esta dispuesto a reconocer su propia debilidad y la necesidad de una sana interdependencia.

El apóstol Pablo dice:  “y como si fuera poco, cada día pesa sobre mí la preocupación por todas las iglesias”  (2 Corintios 11: 28-29). Cuidémonos de menospreciar a la iglesia del Señor.

 Necesitamos experimentar una transformación de carácter:  Ser semejantes a Jesús.

“A propósito,  Moisés era muy humilde , más humilde que cualquier otro sobre la tierra” (Números 12:3). Esto le permitió enfrentar los desafíos más difíciles y tener el favor de Dios. La encarnación del modelo y carácter de Jesús tiene la última palabra . (Mateo 11:28-30)

 ¿CUÁL FUE LA RESPUESTA?
“No volveremos a nuestras casas hasta que cada uno de los israelitas haya recibido su heredad.” (v18).  “Tus siervos harán lo que el Señor ha mandado”  (Números 32:31).

Fueron humildes y aceptaron la exhortación transformándose en líderes siervos.Estimaron a los demás y no miraron por lo suyo propio.

Cerraron filas sirviendo a Dios y unos a otros. Cuando esto sucede Dios es glorificado y la tarea es cumplida. “Entonces Moisés… les entrego la tierra con las ciudades” (v33).  La cooperación implica un compromiso a la unidad en Cristo y al amor unos con otros.

Que  “toda la iglesia” en cooperación, comunión y solidaridad lleve todo el evangelio a todo el mundo  hasta que el Señor vuelva

 PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN
 ¿Cuáles son los obstáculos para que podamos avanzar mucho mas en la cooperación, comunión y solidaridad entre el Pueblo de Dios?
 ¿Cómo podemos superarlos?
 ¿Qué pasos concretos estoy dando para mantener la unidad y avanzar en la cooperación?
 ¿Qué será lo esencial para trabajar juntos en comunión y proyectarnos en solidaridad hacia las necesidades no alcanzadas de los menos alcanzados?

Autores: Carlos Scott
©Protestante Digital 2012

Creative Commons