Archivos para agosto 20, 2012


El gobierno habla de cerca de medio millón de desplazados internos por la violencia religiosa

Nueva Delhi culpa a “elementos de Pakistán” del éxodo masivo en Assam

 Nueva Delhi
Una mujer y su hijo llegan a la estación de Guwahati (India) este lunes. / EFE

“Me subí en el primer tren que pude. Dejé mi trabajo, dejé mi casa, lo dejé todo por salvar mi vida”, cuenta Biplab Narzary, un guardia de seguridad que renunció a su estabilidad en Bangalore, una de las ciudades más beneficiadas por el boom económico de India, por miedo a ser atacado por grupos radicales musulmanes.

Como Narzary, miles y miles de personas de la etnia bodo se vieron forzadas a volver a su natal Estado de Assam, al noroeste de India, en la frontera con Bután y Bangladesh, por amenazas que recibieron a través de Internet y mensajes al móvil.

“Yo no recibí ninguna amenaza directa, pero sí supe que existían. Todos mis amigos estaban volviendo a Assam, así que decidí hacer lo mismo para no quedarme solo y ser más vulnerable”, cuenta por teléfono poco después de bajar de uno de tantos trenes repletos de gente huyendo que llegó a Guwahati, la capital del Estado. “Las condiciones en el tren eran terribles: hacinamiento, falta de agua y comida. La gente estaba aterrorizada. Temíamos algún ataque”, cuenta Narzary. De hecho, en uno de los trenes que iban hacia Assam cuatro personas murieron y nueve sufrieron heridas tras ser golpeadas y lanzadas del vagón en movimiento.

India está viviendo uno de los mayores éxodos desde su partición con Pakistán. El Gobierno habla de cerca de medio millón de desplazados internos. En el último mes, la violencia ha escalado entre la etnia local, conocidos como bodos –una mezcla de hinduistas y cristianos– y los musulmanes, que han llegado en diferentes oleadas, desde la época mogol, o más recientemente de lo que era Pakistán Oriental durante la partición del país asiático, el actual Bangladesh.

Los enfrentamientos han dejado cerca de 80 muertos, más de cinco mil casas quemadas y gente que ha huido a refugios dentro del mismo Estado de Assam, además de los que han vuelto de las grandes urbes como Bangalore, Mumbai (antes Bombay) y Chennai (antes Madrás), donde hay una gran demanda de trabajadores inmigrantes.

India ha señalado a su vecino musulmán ante esta oleada de pánico. Nueva Delhi ha acusado a “elementos basados en Pakistán” de crear los rumores que han incitado sentimientos comunales y ha pedido ayuda para detenerlos. Pakistán no ha respondido oficialmente, pero una fuente de este país en la agencia de noticias india, IANS, aseguró que el país musulmán no tiene nada que ver en esto y que “es momento de que India deje de acusar y se haga cargo de sus asuntos internos”.

Los analistas indios aseguran que no hay precedentes de que Assam sea un blanco prioritario para los ataques de los grupos radicales paquistaníes. Apuntan, en cambio, que hay “varios grupos de ultraderecha en India” que podrían tener intereses en desestabilizar la zona.

El Gobierno ha limitado el envio de mensajes desde móviles de prepago a cinco diarios por día. Esta medida ha causado mucha indignación, sobre todo entre los jóvenes, para los que esta es su principal forma de comunicación. También ha cerrado cerca de 80 páginas web que difundían imágenes que “incitaban a la violencia”.

Las raíces del problema entre los grupos, por tierra y poder político, se remontan décadas atrás, pero recrudecieron en 2003, después de que la guerrilla de los Tigres de Liberación Bodo pactara con el Gobierno y abandonara las armas y sus intenciones de constituirse en un Estado independiente. El Estado se ha desarrollado, pero los que no pertenecen a esta etnia acusan a los bodos de excluirlos de los beneficios.

Esta última ola de violencia comenzó el pasado 29 de mayo cuando en el distrito, de mayoría bodo de Kokrajhar un grupo musulmán llamó a una huelga general porque habían removido el letrero de una Mesquita, que los bodos aseguran está en territorio ilegal. El Gobierno local prohibió la huelga, lo que causó enfrentamientos en los que resultaron heridas una decena de personas. El 6 de julio dos musulmanes fueron asesinados por pistoleros no identificados. Después, el 19 de julio, cuatro bodos fueron asesinados en un distrito de mayoría musulmana, lo que originó una serie de matanzas entre los dos grupos. Esto generó el pánico entre la población y el éxodo masivo que continúa hasta ahora.

La ola de violecia religiosa se produce en una situación ya precaria: el Estado había sufrido graves daños por inundaciones y miles de personas estaban ya viviendo en refugios, que tuvieron que abandonar debido a los incidentes recientes. El Gobierno ha desplazado a Assam a más fuerzas de seguridad, hasta llegar a unos 6.000 agentes.

Como Narzary, que volvió a Assam en tren, muchos bodos dicen que quisieran volver lo antes posible a sus trabajos en otros Estados del país. “Pero antes de regresar, tengo que asegurarme de que la situación es estable. Aunque en Assam no tenga trabajo, nada es más importante que mi vida”, dice.

 

http://internacional.elpais.com


Una patera con 41 inmigrantes llega por primera vez al Peñón de Alhucemas

Agentes de la Guardia Civil ayudan a desembarcar a los inmigrantes subsaharianos en el puerto de Melilla, tras llegar al Peñón de Alhucemas. / F. G. GUERRERO (EFE)

La Guardia Civil ha intensificado en las últimas horas la vigilancia en el perímetro fronterizo de Melilla después de que este pasado sábadohasta 450 inmigrantes intentaran entrar en territorio español saltando la valla que separa la ciudad autónoma de Marruecos y 60 lo consiguieran. En torno a un millar de subsaharianos, según la Delegación del Gobierno en Melilla, aguardan en las inmediaciones de la frontera para volver a intentarlo, en una presión migratoria que no se vivía desde la crisis de 2005. Los inmigrantes están utilizando además nuevas vías de entrada a España: por primera vez, varias embarcaciones de sin papeles han llegado al Peñón de Alhucemas y a las islas Chafarinas.

Durante toda la noche de ayer un helicóptero de la Guardia Civil sobrevoló los alrededores de la frontera como acción disuasoria para evitar nuevos asaltos. La plantilla del instituto armado se ha reforzado además con la llegada el pasado 15 de agosto de 18 agentes procedentes de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS o antidisturbios), especializados en el control de masas.

La presencia de agentes se ha reforzado después del masivo asalto de inmigrantes que se produjo el sábado a la valla que separa Melilla de Marruecos. Las avalanchas se sucedieron en dos intentos: a las nueve de la noche, un grupo de unas 300 personas intentó el asalto por la zona que discurre por el cauce del río de Oro, y posteriormente, a las cinco de la madrugada, otro centenar y medio volvió a intentarlo. En total, unos 60 subsaharianos consiguieron cruzar la frontera.

Otros 41 inmigrantes han llegado también a territorio español este fin de semana. Lo hicieron a bordo de una lancha de motor que arribó el domingo al Peñón de Alhucemas, a apenas 700 metros de la costa marroquí. La embarcación, en la que viajaban una mujer embarazada y dos menores, quedó a la deriva a unos 50 metros del peñón, que se encuentra a unos 84 kilómetros de Melilla. El islote tiene apenas 170 metros de largo por 86 de ancho y nunca hasta ahora había sido lugar de recepción de embarcaciones con inmigrantes.

El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, mostró ayer su preocupación por la oleada migratoria. En una entrevista en la cadena SER, aseguró que lo que está ocurriendo este verano “solo es equiparable a lo que sucedió en 2005”, cuando se contabilizaron 12.000 tentativas de salvar la barrera y varios inmigrantes fallecieron en el intento. El Ejecutivo se vio obligado además a aumentar de tres a seis metros la valla. El Gobierno considera también un “problema” la nueva táctica de entrada por los islotes.

En lo que llevamos de año, unos 750 sin papeles han entrado en territorio español a través de la ciudad autónoma. En todo 2011, 1.940 inmigrantes saltaron la valla, frente a los 3.500 de 2005, cuando se produjo el mayor asalto hasta la fecha.

El Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes de Melilla acoge en estos momentos a unas 750 personas, 300 más de su capacidad. El Ejecutivo no le da, sin embargo, mayor importancia, porque recuerda que ha llegado a albergar hasta casi el doble de personas que sus plazas. Según Cruz Roja, muchos de los inmigrantes que atienden en el centro sufren estrés postraumático por las duras condiciones del viaje que emprenden para llegar a España.

http://politica.elpais.com

MEMORIAS DE JUAN STAM: Solentiname

Publicado: agosto 20, 2012 en Testimonio

Juan Stam

Solentiname[1]

 

Desde que Doris y yo comenzamos nuestro ministerio en el campo rural de Guanacaste (Costa Rica), los campesinos nos han servido de mucha inspiración y nos han enseñado mucho. Muy especiales entre ellos han sido los campesinos y campesinas de Solentiname, de la comunidad contemplativa que fundó Ernesto Cardenal. En parte por haber sido nuestros vecinos cuando vivían en los Cedros de Montes de Oca, pero además debido a nuestro trabajo con el Comité Ecuménico pro-refugiado nicaragüense (1977-1979), compartimos muchas experiencias con ellos y forjamos relaciones de amistad muy profundas.

 

Ernesto Cardenal (n. 20 enero 1925), como todos saben, es un muy destacado poeta en Nicaragua, un país de poetas. Participó en la “Rebelión de abril” (1954) contra el dictador Somoza García y al regresar de la clandestinidad anunció que había decidido hacerse sacerdote. En 1957 ingresó al monasterio trapense de Nuestra Señora de Getsemaní bajo la dirección espiritual de Tomás Merton. Con Merton comenzó a soñar con un nuevo tipo de comunidad de fe en el lugar más abandonado de Nicaragua. Ese lugar resultó ser Solentiname, y el 13 de febrero de 1966 llegó Ernesto Cardenal con dos compañeros. Vestido de blue jeans y la típica cotona (el “hábito monástico” de la comunidad), luciendo su frondosa barba, el padre comenzó a conocer la gente, ganar su confianza y plantearles el proyecto que traía.

 

Su proyecto era el de formar una comunidad de oración y contemplación alrededor de la celebración de la eucaristía y del “estudio dialogado” de Dios llega al hombre, la única versión bíblica, decía Ernesto, que la gente puede entender. Se levantaban a las cuatro de la mañana a orar, y se reunían de nuevo a las siete a orar y estudiar el Evangelio. En los sermones de los domingos Ernesto subrayaba el desafío de no sólo llamarnos cristianos sino de vivir el Evangelio en la práctica diaria y de vivir de manera plena y auténticamente humana. La dinámica fundamental del crecimiento espiritual de la comunidad fueron los estudios bíblicos, semana tras semana. El “método dialogado” era el estudio inductivo del texto, buscando juntos el mensaje de cada pasaje para ellos como nicaragüenses.[2]

 

Para local de sus estudios, construyeron “Los ranchitos de la familia de Dios”, y como familia, en comunidad, estudiaban la Biblia. Ernesto se cuidó mucho de no dominar las conversaciones ni imponer sus propias interpretaciones. Después de una oración, uno de ellos leía el pasaje y se hacían preguntas y compartían sus comentarios sobre el texto. Observaban la cercanía del mundo bíblico con el mundo de ellos: sembrando granos, pescando en el lago, tempestades y naufragios en que casi se mueren. Su interpretación, por supuesto, no era infalible, pero casi siempre se auto-criticaban y se auto-corregían. Ernesto Cardenal observó que mostraban más profundidad que muchos teólogos.[3]

 

Con muy poca escolaridad, o nada en algunos casos, obviamente estos campesinos no estaban acostumbrados a analizar un texto antiguo o conversar analítica y críticamente sobre ideas importantes. En el estudio bíblico descubrieron su propia inteligencia y capacidades. Descubrieron con mucho entusiasmo el deleite del estudio bíblico. Y lo más importante, descubrieron que ellos eran y son imagen y semejanza de Dios. “Los comentarios del Evangelio fueron para todos como una universidad”, dijo una participante.  Doña Olivia, una especie de “madre superiora” para la comunidad, suele decir, “Antes de venir el Poeta con la Palabra, vivíamos más como animales que como seres humanos”.   El Evangelio les hizo humanos y puso poesía en sus vidas.

 

El descubrir su humanidad como imagen y semejanza de Dios transformó radicalmente la vida de estos campesinos. Desarrollaron una profunda fe en Dios y una espiritualidad muy genuina. Además se desarrolló entre ellos una famosa escuela de pintura primitiva y también, con muchas de las mismas personas, una escuela, igualmente famosa mundialmente, de poesía primitiva.[4] Por el evangelio descubrieron los dones que Dios iba a desarrollar en ellos y ellas.

 

Mayra Jiménez, poetisa costarricense que trabajó muy de cerca con la comunidad de Solentiname, habla de “los tres milagros de Solentiname”. El primer milagro, dice ella, fue la interpretación popular del Evangelio, el segundo fue el surgimiento de una escuela de pintura primitiva, y el tercer milagro fue el florecimiento de poesía entre estos campesinos y campesinas que vivían en unas islas abandonadas ahí “donde el diablo dejó la chaqueta”. Y es evidente que el segundo y el tercero nacieron del primero, no sólo porque fue lo primero que inició lo demás sino también porque fue en esos estudios que descubrieron su dignidad personal y su potencial humano.

 

Ernesto mismo explica el origen de la pintura en Solentiname:[5]

 

Estaba yo recién llegado a Solentiname cuando vi unos “guacales” (calabazas para beber agua) labrados y pintados por un campesino — recuerdo que en uno de ellos había una sirena tocando una guitarra — y pensé que ese podría ser un buen pintor. Le dimos papel y lápices de color y pronto nos llevó bonitos dibujos primitivos. Después estuvo en Solentiname un joven pintor de Managua, Róger Pérez de la Rocha, y él le dio óleos, y el campesino pintó un bello cuadro primitivo, que se vendió inmediatamente en Managua.  Ese fue Eduardo, nuestro primer pintor.

 

Animados y ayudados por Ernesto, pronto casi todos comenzaron a pintar. Y pintaban bien. Según me cuentan, funcionaba como una especie de cooperativa. Ernesto conseguía los materiales, todos pintaban y traían sus cuadros al grupo para su crítica y su aprobación. Entonces Ernesto se encargaba de la distribución para la venta en muchos lugares del país y del mundo. Con eso el nivel económico de la comunidad se iba mejorando notablemente.

 

Lo que más impresiona de Solentiname es la manera en que la pintura y la poesía llegaron a ser una pasión de toda la comunidad. Que hubiera un pintor, llamado Eduardo, no sorprende, pero que en unas islas aisladas y lejas de los centros culturales del país, se lograra ser una comunidad de pintores y poetas, ¡eso sí es impresionante! Las artes dejaron de ser monopolio de una élite privilegiada para pertenecer a todo el pueblo, pues todos eran hijos e hijas de Dios, creados a la imagen y semejanza del mismo Creador.

 

Hacia finales de 1976 Mayra Jiménez, respetada poetisa costarricense y vieja amiga de Ernesto Cardenal, llegó a Solentiname. El domingo, en la misma, Ernesto la presentó a la comunidad y anunció que iban a trabajar con talleres de poesía y que los interesados se quedaran unos minutos para conversar. Dice Mayra que por su experiencia en otros lugares esperaba una respuesta de cinco o seis personas, pero se quedaron treinta. Y eso fue apenas el inicio. Parecía que la musa de la poesía tenía un cariño especial para estas islas y pronto todos estaban tanteando sus versos.[6] Hasta los niños se apasionaron por “echar sus versos al viento”. Juan Agudelo, de siete años de edad, tenía un concepto muy claro de lo que es la poesía:

 

El Poema

 

La poesía nace en una flor de sacuanjoche,

en la que mariposas rojas chupan el néctar.

La poesía son las cosas que se dicen

un par de enamorados.

La poesía es más delicada que el reflejo de la luna

en el lago.

Un poema perfecto es como la Revolución.

 

Este niño prodigio era ya un buen revolucionario en formación:

 

La Revolución es

 

La Revolución es Fidel Castro jugando basket-ball

La Revolución es el Granma donde viajaron los héroes

La Revolución es Sandino diciendo un discurso a su pueblo

La Revolución es que todas las mamás cuiden bien a sus niños

La Revolución es el lago donde hay pescados para todos

La Revolución es una pareja de enamorados

La Revolución es la flor de sacuanjoche

La Revolución es Mario Avila poniéndole música a un poema

La Revolución es una bala de cañón que dispara a los imperialistas

La Revolución es vencer a los imperialistas

La Revolución es Ernesto Cardenal escribiendo un poema para Solentiname

La Revolución es una mariposa de colores que pasa volando alrededor de los héroes

La Revolución son todos los cubanos aplaudiendo a Fidel

La Revolución es mi papá haciendo una escultura con todos sus formones.

 

Otro resultado del estudio bíblico, además de la pintura y la poesía, fue que el Evangelio inculcó en ellos una ética de amor al prójimo, una ética de solidaridad como comunidad y de solidaridad con la comunidad nacional de Nicaragua. Esto fue necesariamente un proceso político. “Lo que más nos radicalizó políticamente”, dijo Cardenal, fue el Evangelio:

 

Todos los domingos en la misa comentábamos con los campesinos en forma de diálogo el Evangelio, y ellos con admirable sencillez y profundidad teológica comenzaron a entender la esencia del mensaje evangélico: el anuncio del Reino de Dios, Esto es: el establecimiento en la tierra de una sociedad justa [Mat 6:10,33], sin explotadores ni explotados, con todos los bienes en común, como la sociedad que vivieron los primeros cristianos

 

Y los campesinos de Solentiname que profundizaban este evangelio no podían dejar de sentirse solidarios con sus hermanos campesinos que en otras partes del país estaban padeciendo la persecución y el terror: los estaban encarcelando, torturando, asesinando, les violaban sus mujeres, les quemaban sus ranchos, los arrojaban desde los helicópteros. También tenían que sentirse solidarios con todos aquellos que por compasión al prójimo estaban ofrendando sus vidas. Y esta solidaridad para ser real significa que uno también tiene que comprometer su seguridad y su vida. En Solentiname se sabía que no íbamos a gozar siempre de paz y tranquilidad si uno quería poner en práctica la Palabra de Dios. Se sabía que la hora del sacrificio iba a llegar, y esa hora ya llegó.

 

Algunos podrán discrepar con un punto u otro de este proceso de concientización radical, pero hay algo que nadie puede negar: estas convicciones nacieron directamente del estudio de la Palabra de Dios.

 

En octubre de 1970 la Comunidad se declaró en apoyo al FSLN, y después comenzaron entrenamientos militares. El 13 de Octubre de 1977 la ofensiva final contra Somoza comenzó con el asalto por los y las combatientes de Solentiname al cuartel militar de San Carlos (el puerto del lago más cerca de las islas). Me han contado que oraron antes de iniciar el ataque. Tomaron el control completo del cuartel, y a Alejandro Guevara de Solentiname le todo entrar con instrucciones de quemar todo. Sin embargo, al ver el gran número de enemigos heridos y escuchar sus llantos, Alejandro decidió no ponerle fuego. Por eso la Guardia Nacional trató de negar que los insurgentes hubieran tomado el cuartel. Los combatientes huyeron hacia Costa Rica para dejar a sus familiares y reagruparse para seguir con su lucha. Dos de la comunidad, Donald Guevera y Elvis Chavarría, fueron capturados y asesinados por la Guardia.[7] Poco después invadieron las islas y destruyeron todo vestigio de la comunidad.

 

Al principio, como discípulos de Merton y Ghandi, y sobre todo de Jesús de Nazaret, tenían dudas en cuanto a la lucha armada. Con el tiempo concluyeron que era un mal necesario, como único camino hacia la liberación. Cuando reporteros europeos entrevistaron a Nubia Arcia en nuestra casa, ella explicó: “No es que queremos matar a nadie, sino que estamos dispuestos a morir por nuestra patria” Bosco Centeno, gran poeta de Solentiname y sub-comandante en el combate, odiaba la violencia y procuraba evitar cometerla. Una vez Bosco había dejado herido a un guardia, después arriesgó su propia vida para rescatar al enemigo herido y llevarlo a un centro médico del Frente. Plasmó su humanismo y amor en unos bellos poemas:

 

Hermano

 

Hermano guardia perdoná que tenga que afinar

bien la puntería al dispararte,

pero de nuestros disparos dependen los hospitales

y las escuelas que no tuvimos,

donde jugarán tus hijos con los nuestros.

Sabé que ellos justificarán nuestros disparos

pero los hechos por vos serán

vergüenza de tu generación.

 

 

Tenle miedo a los poetas tirano

 

Tenle miedo a los poetas tirano

porque ni con tus tanques sherman

ni con tus aviones a reacción

ni con tu batallón de combate

ni con tu seguridad

ni con tus nicolasa

ni con cuarenta mil marines

ni con tus super-entrenados ránger

ni siquiera tu Dios

evitarás que te fusilen en la historia.

 

Con el triunfo Sandinista el 19 de julio de 1979, Ernesto Cardenal fue nombrado Ministro de Cultura y muchos de los líderes de la comunidad se trasladaron a Managua. En 1983, en su visita a Centroamérica, el papa Juan Pablo II reprendió a Ernesto en forma muy humillante, pero él siguió sin desmayar con su misión cultural. En 1989 fundó, junto con Dietmar Schönherr, la Casa de los tres mundos (poesía, pintura, escultura) y en 1994 renunció al FSLN para unirse al MRS (Movimiento de Renovación Sandinista).

 

 

 


[1] El archipiélago de Solentiname consta de 38 islas en el sur del Lago de Nicaragua. cerca de la frontera con Costa Rica. En los años 60 estaba poblado por 90 familias con un total de unos mil habitantes,

[2] Una transcripción fiel de estas conversaciones bíblicas fue publicada con el título de El Evangelio en Solentiname.

[3] Para más detalles, vean “Interpretación bíblica en las comunidades de base centroamericanas” en este mismo blog.

[4] Los y las pintores de Solentiname distinguen “arte primitivista”. que sigue la escuela primitivista, y la “pintura primitiva” de ellos, como campesinos que simplemente pintan lo que ven, como lo ven/

[5] Sobre la pintura en Solentiname Ernesto escribió “Los campesinos de Solentiname pintan el evangelio” (1982). “Nostalgia del futuro, pintura y buena noticia en Solentiname” (1983) y “Nuevo cielo y tierra nueva” (1985).

[6] Hoy, unos cuarenta años después, ellos — y sus hijos e hijas — siguen escribiendo poesía.

[7] Tres más — Chato Medrano, Roberto Pichardo y Panchito Batata — también perdieron la vida.

 

http://juanstam.com/


Juan Simarro Fernández

Y se escandalizaban de Él (X)

Hay que sanar tanto a ricos como a pobres, hay que liberarles de sus demonios, de los que les hunde en la infravida.

 

 Se necesita sanidad, limpieza, resurrección exorcismos de los demonios que agobian y oprimen a nuestras sociedades. Gracias a que el reino de los cielos se ha acercado, la iglesia tiene la posibilidad de sanar, de resucitar, de limpiar lo impuro, de echar fuera todo tipo de demonios .  “El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios…” , dijo Jesús. ¿Nos escandaliza esto? Hay posibilidad de vida nueva y sanidad en nuestros pueblos, en nuestras ciudades… en el mundo.

Los valores del reino que se acerca con la irrupción de Jesús en la tierra son los posibilitantes de todas estas acciones y curaciones. Son posibles nuevos contextos de liberación. El establecimiento del reino habilita a aquellos que hacen suyos sus valores para que, con una autoridad especial, puedan expulsar todo tipo de espíritus malignos, así como sanar todo tipo de dolor o sufrimiento. ¿Lo está usando esto la iglesia y los creyentes, o no hemos captado las dimensiones de estas posibilidades sanadoras y esta facultad de sus seguidores de echar fuera los demonios que nos agobian? ¿Tenemos la suficiente compasión y misericordia para ser agentes de liberación de demonios y enfermedades sociales que agobian tanto a ricos como a pobres? ¿Quizás es que estamos escandalizados?

 En el contexto en el que habla Jesús con sus mandatos de practicar la sanidad, la expulsión de demonios y la resurrección de muertos, todo estaba fundamentado en la compasión de Jesús , compasión de la que tienen que imbuirse también sus seguidores. Jesús tenía compasión de los pueblos porque andaban desamparados y dispersos “como ovejas que no tienen pastor”. O sea, esa capacidad de poder sanar, resucitar, limpiar y echar fuera demonios, sólo se puede realizar por los compasivos, por los que han sido movidos a misericordia como buenos samaritanos. Esto no debe escandalizarnos, sino animarnos al seguimiento del Maestro.

Entramos, por tanto en las líneas de la projimidad, del ser movidos a misericordia, del poder ser buenos samaritanos que nos paramos ante el herido, ante el endemoniado y el contaminado por los antivalores que reinan en nuestras sociedades, ante los que están en la infravida del hambre y de la exclusión social que deben ser resucitados, ante los despojos y egoísmos de los que almacenan y causan los desequilibrios que llenan de enfermedad y de demonios a tantos excluidos del sistema mundo. ¿Nos escandaliza todo esto?

 Así, los imperativos de Jesús, dados como consecuencia de la cercanía del reino: sanad, limpiad, resucitad, echar fuera demonios, es una invitación urgente, una llamada a unirse a los valores del reino para insuflar nueva vida a nuestras sociedades y a nuestros pueblos . Sociedades y pueblos que necesitan sanidad, resurrección, limpieza y exorcismos de los demonios que agobian a pueblos y a ciudades. Los seguidores de Jesús no se deben escandalizar, sino ponerse a disposición del Maestro.

 Hay que sanar tanto a ricos como a pobres, hay que liberarles de sus demonios, de los que les hunde en la infravida . Es conocido que muchos de los ricos de este mundo, sumidos en la acumulación, el consumismo, el progreso técnico y el desarrollo del dios mercado, se empobrecen espiritualmente. Son incapaces de dar vida y sentido a sus formas egoístas de ser y sentir y caminan empobrecidos, en la infravida de la superabundancia que embota el sentir espiritual, el desarrollo de lo humano. Son ricos pobres que caminan por el mundo como muertos espirituales, subdesarrollados espiritualmente. Muertos que hay que resucitar. Empobrecidos por su afán de dinero y de agrandar sus graneros que hay que liberar.

Hay que resucitar a muchos de estos muertos, ya enterrados entre riquezas injustas y desequilibradoras, adoradores del dios Mamón, incapaces de encontrar sentido a sus vidas, cegados por lo material y sin poder tener un sentido de la trascendencia. Hay que sanarles, resucitarlos para que aprendan a vivir compartiendo, practicando la projimidad.

Son ricos moribundos, empobrecidos y que empobrecen a más de media humanidad. Ricos ahogados en su dinero, pero empobrecidos o muertos espiritualmente. Se necesita sanidad, se necesitan emisarios del reino que, impregnados de sus valores, puedan introducir, en medio de estas sociedades ricas y de estos necios acumuladores, sanidad, resurrección, exorcismos de los demonios que empobrecen y aniquilan.

 Al introducir sanidad en estos contextos del mundo rico o de los ricos de este mundo, estaremos también introduciendo sanidad entre los empobrecidos por las necedades de los despojadores del mundo . Si comenzamos a resucitar, a echar fuera demonios, a dar sentido a las vidas, tanto de ricos, como de los empobrecidos de la tierra, estaremos acercando el reino de Dios a este mundo.

Los valores del reino comenzarán a resucitar a muchos muertos y ahogados, bien sea por la superabundancia necia de riquezas, o sea por ser presa del despojo y de la codicia de estos acumuladores que no saben dar sentido a sus vidas.

El mundo, que ha caído en manos de despojadores y de ladrones, como el herido de la parábola del Buen Samaritano, necesita sanidad, resurrección de muertos, limpieza de leprosos y que muchos de los demonios que poseen a tantos en el mundo, sean lanzados fuera aunque puedan entrar dentro de los cerdos que nutren las economías de muchos acumuladores y acaben despeñándose por los precipicios, eliminando los estigmas que hacen que tantos vivan en la infravida de la marginación.

El mundo necesita sanidad y exorcismos, resurrección de muertos. El mundo necesita agentes del Reino que den sentido a tantas vidas vacías, a tanta necedad, a tanto sinsentido y a tantas personas que se angustian por un vacío existencial y espiritual que no saben llenar.

Así, hay una relación estrecha entre los empobrecidos por las muchas cosas que poseen y los empobrecidos, realmente, por la carencia de lo necesario y lo mínimo imprescindible para vivir con dignidad. El mundo necesita sanidad, limpieza, resurrección, exorcismo.

Jesús, ante tantos desamparados, se acordó que había que exorcizar al mundo, curarlo, limpiarlo, resucitar todos los cadáveres que existen, muchos de ellos ahogados en dinero y riquezas sin límite… empobreciendo con su necedad, muerte e infravida, a más de media humanidad.

Habría que comenzar por curar y echar los demonios de tantos pobres ricos, zombis que restan vida al mundo… y que sumen a muchos otros en el no ser de la pobreza y marginación.

La única medicina aplicable en estos casos, lo único que puede sanar al mundo y echar fuera a todos estos demonios que nos sumen en el no ser, sea de la superabundancia o de la pobreza extrema, es el amor, es la fe que actúa por el amor, es el concepto de projimidad que nos dejó Jesús.

 Eso sólo lo pueden poner en práctica los que caminan por el mundo como vivos entre los muertos , los pocos que hayan podido captar la profundidad del cristianismo, la fuerza de la auténtica vivencia de la espiritualidad cristiana. No os escandalicéis.

Autores: Juan Simarro Fernández

©Protestante Digital 2012

Creative Commons

César Vidal Manzanares

La Reforma indispensable (45)

El 18 de abril Lutero manifestó ante el tribunal “Mi conciencia es cautiva de la Palabra de Dios”. A una señal del emperador, dos guardias lo sacaron de la sala.

 

El 19, el emperador Carlos I de España y V de Alemania convocó a los electores y a los príncipes para resolver cuál debía ser el destino de Lutero. En esta ocasión, Aleandro se encontró presente. Sin embargo,  en contra de lo que hubiera deseado el nuncio, la discusión no zanjó el problema y, finalmente, se acordó solicitar un plazo para poder reflexionar mejor sobre el asunto. El emperador aceptó concederlo, pero antes se preocupó de dejar sentado cuál era su postura :

 Estoy resuelto a atenerme a todo lo que se haya hecho desde el concilio de Constanza. Este Hermano aislado, con seguridad se equivoca al levantarse contra el pensamiento de toda la Cristiandad, porque si no fuera así, la Cristiandad hubiera estado en el error desde hace más de mil años.

 Estoy dispuesto a apoyar esto con mis reinos y con mis posesiones, con mis amigos, con mi cuerpo y con mi sangre, con mi vida y con mi alma. Sería una deshonra para nosotros y para vosotros, miembros de la noble nación alemana, si hoy, por nuestra negligencia, permitiéramos que la menor sospecha de herejía o descrédito de la religión se deslizara en elcorazón de los hombres.

 Hemos oído ayer, aquí, el discurso de Lutero. Os declaro que me arrepiento de haber tardado tanto en adoptar medidas contra él. No deseo volver a oírlo nunca ”.

 Carlos añadió a continuación que, aunque Lutero contaba con un salvoconducto, lo consideraba un hereje notorio y esperaba que los príncipes hicieran lo mismo. Las palabras del emperador constituían una sentencia de muerte para el monje .

En apariencia, sus días estaban contados perseguido por Carlos y por sus súbditos. Sin embargo, la Historia no se desarrolla jamás como la planean los hombres.

Nada podía permitir sospechar que ese mismo emperador en unos años saquearía Roma y que no pocos católicos interpretarían ese hecho como un justo castigo divino sobre los pecados papales. Tampoco podía ni siquiera imaginar que su decisión no señalaba el final de la Reforma apenas iniciada sino la consumación de la ruptura y del caso Lutero.

Ciertamente, con la manifestación del emperador Carlos, clara y sin fisuras, en contra de Lutero el proceso había llegado a su fin. No existía ya marcha atrás.

Por un lado, a pesar de sus debilidades y de sus intereses mal situados, el mayor poder religioso de la época había obtenido lo que deseaba; por otro, el mayor poder político de la época había decidido colaborar en sus objetivos.

 Nadie había discutido a fondo las posiciones de Lutero, nadie le había respondido y, mucho menos, nadie lo había refutado. Sin embargo, había razones para considerar que, como en el caso de Juan Huss, que había ardido en la hoguera un siglo antes, todo había concluido .

A la mañana siguiente, las calles de Worms aparecieron repletas de inscripciones y volantes que gritaban de manera elocuente: “¡Que el papa te condene, que el emperador te condene! Federico también te va a condenar y con toda seguridad no respetará tu salvoconducto. ¡Pobre desgraciado! Lo único que haces es rumiar viejos errores. ¡No has inventado nada nuevo!”.

 Sin embargo, no todo resultaba tan sencillo ni iba a ser tan fácil. Como en los años anteriores, una parte considerable del pueblo respaldaba a Lutero . Así, junto a los textos que apuntaban al final próximo de Lutero también aparecieron letreros que anunciaban “¡Desgraciado el pueblo que tiene a un niño por rey!”.

 La situación resultaba tan delicada que el arzobispo de Maguncia envió a su hermano, el elector de Brandeburgo, para entrevistarse con el emperador. Su misión era suplicarle que se dignara interrogar otra vez a Lutero en presencia de algunos príncip es. La reacción del emperador, advertido de los propósitos del arzobispo de Maguncia por el nuncio Aleandro, fue de negativa rotunda. Con todo, a pesar de la claridad de ideas de Carlos, los Estados distaban mucho de estar convencidos de que la manera en que se había llevado todo a cabo hubiera sido la mejor. Insistieron, por lo tanto, en que Lutero compareciera ante tres o cuatro personalidades que conocieran las Escrituras y que pudieran refutarlo. De esa manera, el monje no podría decir que sus tesis no se habían discutido ni el pueblo podría quejarse – hasta ahora con razón – de que se le condenaba sin haber sido juzgado con todas las garantías.

 El día 22, con no poca reticencia, el emperador cedió. Sin embargo, su concesión fue mínima. Se limitó a comprometerse a conceder a los Estados tres días para que intentaran durante los mismos conseguir la retractación de Lutero . Por lo que a él respectaba, se mantendría al margen. De hecho, ni siquiera enviaría a un representante.

Así, el mismo día en que la Dieta sometía a votación las  Quejas de la nación alemana , nombró una comisión formada por los Electores de Brandeburgo y de Tréveris, el duque Jorge, los obispos de Augsburgo y Brandeburgo, Peutinger y otras dos personas, una de las cuales representaba a Estrasburgo. De la composición de la comisión dice bastante el hecho de que sólo este último miembro y Peutinger no fueran hostiles a Lutero.

El interrogatorio estuvo dirigido por Jerónimo Vehus, canciller de Baden, pero  Lutero, que estaba convencido de que pretendían obligarlo a que renunciara a apoyarse en la Biblia, insistió en que sólo se retractaría ante una demostración de sus errores basada en las Escrituras . La situación volvía de nuevo a correr el riesgo de llegar a un punto muerto y, para sortearlo, el arzobispo de Tréveris invitó a Lutero a discutir frente a frente, asistido cada uno de ellos por un par de expertos.

 Finalmente, tras las bulas papales, tras la comparecencia ante la Dieta, tras la condena imperial, se había llegado al punto que el agustino llevaba suplicando desde hacía años. Como era de esperar, Lutero aceptó.

 Continuará

Autores: César Vidal Manzanares

©Protestante Digital 2012

Creative Commons

Anécdotas de la vida

Cuando cruzarse de brazos es todo lo contrario
  La fotografía de un trabajador alemán que en 1936 se negó a hacer el saludo nazi dió la vuelta al mundo.
   La foto en blanco y negro de un hombre solo, con los brazos cruzados, en medio de una multitud de congéneres, brazo en alto, haciendo el saludo nazi, ha vuelto a resucitar en internet.
   Recuerda la triste historia de August Landmesser, que en 1936, en pleno apogeo del nazismo, decidió ir contracorriente.
  Durante la botadura de un buque de la marina alemana, la multitud se congregó en Hamburgo. Mientras todos saludaban como el Führer, un hombre permaneció impasible, con los brazos cruzados.
  La imagen, inquietante, fue rescatada en un blog cuyo tema nada tiene que ver con la imagen: era para facilitar las tareas de socorro tras el terremoto y posterior tsunami que sacudió Japón (Senrimonchi, se llama el sitio).
  Y desde esa página, Landmesser fue a parar a Facebook, y desde allí, a medio mundo.
   CASADO CON UNA MUJER JUDÍA
   Fue en 1991 cuando una de sus hijas identificó a este hombre como August Landmesser, un trabajador del astillero de Hamburgo. Su padre, que perteneció al Partido Nazi desde 1931 hasta 1935, fue expulsado por haberse casado con una mujer judía, Irma Eckler.
  El matrimonio tuvo dos hijas, motivo por el cual fue acusado de “deshonrar a la raza”, y acabó dando con sus huesos en la cárcel. Su mujer también fue detenida por la Gestapo.
  Las niñas (Ingrid e Irene), fueron separadas. La primera fue a vivir con su abuela materna mientras que la otra fue llevada a un orfanato y, más tarde, adoptada por una familia.
   Cuando Landmesser, el hombre que no quiso dar su brazo a torcer, salió de prisión en 1941 fue enviado a la guerra. Según publica The Washington Post, desapareció en combate y se le dio por muerto.
  En 1996, su hija Irene, escribió la triste historia de su familia. La posteridad, por una carambola de la red, hizo que Landmesser volviese a ser noticia, esta vez para asombro del mundo entero mostrando a un hombre que por dignidad se manifestó en contra de la corriente.
  Por una vez cruzarse de brazos significaba todo lo contrario a lo que habitualmente simboliza.

Fuentes: El Periódico de Catalunya

© Protestante Digital 2012

Creative Commons