¿Los pobres para el templo o el templo para los pobres?

Publicado: agosto 21, 2012 en Iglesia, Misión Integral, Teología

Carlos Scott

¿Los pobres para el templo o el templo para los pobres?

 Marcos 12:38-44 y Marcos 13:1-2

 

 Nos encontramos en el Templo de Jerusalén y es tiempo de la Pascua. Erael momento oportuno para traer ofrendas y diezmos. Jesús dice: “Tengan cuidado de los maestros de la ley…”

A los maestros de la ley les gustan pasearse con ropas ostentosas, que los saluden en las plazas, ocupar los primeros lugares, apoderarse de los bienes de las viudas y a la vez hacen largas plegarias para impresionar a los demás (Mr. 12:38-40).

·  El primer tema que Jesús señala es la jactancia y figuración.

La sociedad estaba basada en el prestigio y el honor. La figuración era imprescindible, estaba asociada con la riqueza y el poder. Estos religiosos participan de esa competencia por el poder y el prestigio.  Si bien la crítica de Jesús apunta a los religiosos, es un tiro por elevación a todo el sistema de honores y poder.

·  El segundo tema que Jesús señala es el deseo de enriquecerse y confiscar los bienes de los pobres

Según algunos comentaristas los escribas cobraban a las viudas cuando actuaban como abogados para proteger sus derechos. Eran nombrados administradores y en esa ambición por acomodarse socialmente usan sus artes y ciencias para enriquecerse. Confiscan los bienes de los pobres, especialmente de las viudas.

·  El tercer tema que Jesús señala es que el templo se queda con el sustento de la viuda

 Jesús se sentó frente al lugar donde se depositaban las ofrendas, y estuvo observando cómo la gente echaba sus monedas en las alcancías del templo (v41).
La escena probablemente se ubica en el patio de las mujeres donde hay cofres en forma de trompeta que rodean a los que adoran. Cuando uno insertaba la ofrenda por esa trompeta o cuerno, se producía una amplificación del sonido de las monedas rodando.

 “ Muchos ricos echaban grandes cantidades. Pero una viuda pobre llegó y echó dos moneditas de muy poco valor”  (v42). Jesús está mirando este procedimiento, llama a sus discípulos y les dice:  “Les aseguro que esta viuda pobre ha echado en el tesoro mas que todos los demás. Éstos dieron de lo que les sobraba; pero ella, de su pobreza, echó todo lo que tenía, todo su sustento”  (v43.44).

 Si atendemos lo que Jesús acaba de decir sobre los maestros de la ley (Mr. 12:38-40) se puede suponer que el humor y valoración de este acto por parte del Señor no ha de ser muy positivo . Podemos preguntarnos: ¿Cuál fue la motivación de la viuda para ofrendar? ¿Será para ser aceptada delante de los hombres y de Dios? ¿Será que buscaba la libertad delante de Dios mediante un sistema de cancelación de deudas? ¿Habrá sido guiada por un corazón totalmente desprendido y generoso?

 La carga interpretativa en cuanto a la generosidad que se ha puesto en este pasaje hace que leamos allí lo que no está .  La frase de Jesús, simplemente establece que la viuda puso comparativamente más que los otros .  Es notable que en las palabras de Jesús no aparece ninguna alabanza, ni destaca un sentido positivo del acto de la viuda.

Mientras  los demás ofrendan “lo que les sobra” , una parte insignificante de sus posesiones,  la viuda entrega el total, lo que le sirve para vivir.  ¿Pero es eso bueno, la hace mejor?

 Jesús la ve como víctima de un sistema de explotación y corrupción que contradice la ley.Lasviudas no debían dar las ofrendas sino recibirlas (Dt. 14:28-29, 26:12). Cuando esta mujer pone allí “todo su sustento” el objetivo de las ofrendas queda totalmente desequilibrado y desvirtuado.   Jesús no dice que esa viuda recibirá mucho, no anuncia su bendición ni su prosperidad .  La ve como una condenada a la extrema pobreza e inanición.  Es contrario al anuncio de las buenas nuevas de Jesús que privilegia la vida y la misericordia. Jesucristono aprueba a los maestros de la ley cuando se aprovechaban de personas tan frágiles y tan indefensas. 

·  El cuarto tema que Jesús señala es que se privilegia un sistema de acumulación antes que la vida.

Las personas que interpretan mal este pasaje lo que hacen es exigir lo que establece la institución o el templo, pero no lo que dice Dios.  La verdadera mayordomía cristiana no está en alimentar un sistema de acumulación, sino en la preservación de la vida.

·  El quinto tema que Jesús señala es la justicia, la misericordia y la gracia 

Este texto debe ser leído en el contexto de la teología profética y de misericordia de Jesús. Hay diferencias entre ricos y pobres en el Evangelio,  y este pasaje bíblico lo destaca. Los que tienen, deben expresar más cabalmente su generosidad.

Recordamos al joven rico que se fue triste ante la demanda de Jesús (Mr. 10:22) y el ciego Bartimeo que se despojó de todo por seguir a Jesús (Mr. 10:50). Las mismas contradicciones las podemos observar hoy. Mientras los que más tienen muchas veces ofrendan con mezquindad,  muchos hermanos pobres son capaces de ofrendar sacrificialmente o dar hasta el último centavo.   Todos somos llamados a expresar la gracia y la misericordia.

 Este texto también se proyecta como una crítica a todo sistema económico o gubernamental que impone tributos exigentes para los pobres, pero sólo recauda lo que les sobra a los ricos, y no los usa para compensar las desigualdades sino para alimentar a su propia burocracia .

 Jesús sale del templo para no volver Mr. 13:1-2 y nos dice que no quedará piedra sobre piedra; todo será derribado. La hermosura del templo quedará tirada por el piso.

 Queremos afirmar que una iglesia renovada es posible y será la respuesta de Dios a los cristianos de gran Fe (Mr. 11.23-24).  Dios responderá las oraciones que piden un nuevo tiempo.  “Mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones” Mr. 11:17

 PREGUNTAS PARA LA REFLEXIÓN:
 ¿Qué tipo o modelo de Iglesia se esta formando?

 ¿Cómo afecta a la misión y a la nueva generación de siervos?

 ¿Por qué para muchos el templo y la institución esta primero? ¿Por qué muchos enfatizan pactos, estatutos o reglamentos? 

 ¿Cómo podemos rescatar el modelo bíblico de iglesia en nuestro contexto protestante – evangélico?

 ¿Qué voz profética debe levantar la iglesia ante la desigualdad y los sistemas de gobierno (políticos o religiosos) que no tienen como prioridad defender la vida de los débiles e indefensos?

 ¿Es posible otra iglesia?

Autores: Carlos Scott
©Protestante Digital 2012

Creative Commons
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s