Ratas africanas usan su gran olfato para detectar minas

Publicado: noviembre 2, 2012 en Noticias

Los roedores héroes del proyecto Apopo están desminando Mozambique y en Tanzania detectan a decenas de tuberculosos cada semana.

PAMELA MONTES ITURRIZAGA
El ComercioEl olfato es el sentido más agudo de las ratas empleadas por la organziación Apopo con fines humanitarios. Los roedores son entrenados por seis meses para la detección olfativa a cambio de alimento. Su labor en países pobres tiene resultados existos.

Cuando detectan el TNT sobre la grama húmeda o la bacteria responsable de la tuberculosis en el esputo humano, rascan la zona para indicar el hallazgo. Ellas reciben como premio un poco de maní o plátano, pero no saben que están evitando miles de muertes y mutilaciones; y la reducción de transmisión de la peligrosa tuberculosis.

La rata gigante de Gambia es una especie africana de gran tamaño y sorprendente olfato. Por esa capacidad, Bart Weetjens 
–un ingeniero industrial y de producto graduado en la Universidad de Amberes (Bélgica)– decidió formar un ejército con ellas para salvar vidas.

Con ayuda de colegas y del Gobierno Belga fundó el Desarrollo de Productos para la Detección de Minas Antipersonas (Apopo, por sus siglas en holandés) en 1997, “Quiero quitarle a la gente el estigma que se tiene hacia las ratas”, dijo Weetjens en una charla hace dos años.

Apopo trabaja actualmente en cinco países, cuenta con 300 ratas y emplea a 200 personas. Entre sus acciones destaca la labor de quienes entrenan a las llamadas ratas héroes, la cual comienza casi desde el nacimiento.

Al mes de nacidas son destetadas de su madre e inician un proceso de socialización y acostumbramiento a los ruidos y rutinas del entorno humano. A continuación, están listas para aprender a asociar el sonido de un clic con la recompensa. Luego, este premio estará relacionado con un olor específico en el que cada una se especializará.

“Enseñarle a un animal a identificar un olor relacionado con algo positivo (comida, juegos o caricias) permite que lo identifiquen por siempre”, explica la médica veterinaria peruana Paola Melly.

La experta señala que así como hay perros que detectan droga o hasta el cáncer, en el Perú se usan perros para descubrir el olor de cable quemado en el cableado subterráneo. “Esto deriva en ahorro de dinero para la empresa, y el perro no es expuesto al peligro en absoluto porque solo indica el lugar y una persona manipula las conexiones”, agrega la también especialista en animales de compañía.

Unos 70 países tienen territorios minados. En particular, las guerras pasadas en el continente africano dejaron minas que son una gran amenaza. Su remoción es costosa, de alto riesgo y requiere de tiempo por la delicadeza de la operación.

En Mozambique, todo apunta a que gracias a las ratas héroes lograrán cumplir su plan nacional de remoción y su territorio estará libre de minas terrestres para el 2014. En estas faenas las ratas no están expuestas a una detonación, pues las minas se activan con un peso de 5 kilogramos, y el de ellas llega a los 1,5 kilos. En cuanto al rendimiento, las ratas peinan un área de 300 m2 en una hora, frente a los dos días que toma este mismo trabajo en el modo tradicional.

Si bien la recompensa y el mantenimiento veterinario de estas ratas es de bajo costo, “el entrenamiento demanda una inversión de US$7 mil por un período que va entre los 8 y 12 meses”, comenta a El Comercio Verónica Raymond, miembro de Apopo. Sobre la posibilidad de ampliar sus servicios a otros continentes, Raymond indica que por el momento trabajan en las zonas que son hábitat natural de estas ratas. “Trabajamos donde se nos requiera; con invitación o en conjunto con los gobiernos locales”, dice.

DETECTAN LA TBC
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año mueren 2 millones de personas a causa de la tuberculosis.

Esta infección es altamente transmisible, y en algunos hospitales de Tanzania están usando las ratas héroes para que olfateen a la ‘Mycobacterium tuberculosis’, bacteria responsable de esta infección.

Las muestras se colocan en unos orificios y las ratas usan sus hocicos para la detección, sin tocar las muestras. Evalúan 40 muestras de esputo en siete minutos. En esta tarea, la sensibilidad del olfato de las ratas héroes es del 67%, frente al 48% de la baciloscopía en laboratorio.

 

http://elcomercio.pe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s