Archivos para noviembre 23, 2012


En El Chaco (Boquerón)

Menonitas celebran 85 años en Paraguay, con una prosperidad sin precedentes

Un típico carro menonita, junto a una gasolinera, en Paraguay
La comunidad menonita aporta más del 6% anual al PIB de Paraguay y contribuye también a su desarrollo social, educativo y cultural.

ASUNCIÓN

 Con la Biblia en la mano como motor para superar las adversidades, los menonitas de Paraguay, originarios de Alemania y Rusia, celebraron esta semana con una prosperidad sin precedentes 85 años de su llegada a la inhóspita región del Chaco.

Esta comunidad protestante, establecida en 1927 en medio de la nada en el actual departamento de Boquerón, a 550 km al noroeste de Asunción,  tras escapar de la férrea dictadura de Stalin en la Unión Soviética , evolucionó hasta constituirse en una importante generadora de riqueza para el país, dijo a la AFP Ronaldo Dietze, descendiente de colonos alemanes.

“Con ingresos por la venta de carne, lácteos, cultivos de cereales y la explotación de una diversidad de rubros,  los menonitas contribuyen entre un 6% y un 7% anual al PIB de Paraguay “, aseguró Dietze, portavoz de la Federación de Cooperativas de la Producción (Fecoprod), integrada en gran parte por los menonitas de Paraguay.

El 80% de la producción de alimentos de este país sudamericano, uno de los mayores exportadores de cereales y de carne vacuna en el continente, se encuentra en manos de estas cooperativas.

Los menonitas explotan más de 30 rubros, entre los que destacan la producción láctea (255 millones de litros el último año) y la producción de carne bovina (2 millones de cabezas de un total de 10 millones). Participan incluso en el negocio de distribución de combustibles.

 DIOS Y LA FE, CLAVES DE SU PROSPERIDAD
 “Sin fe en Dios y en Jesucristo esto no hubiera sido posible”, dijo Patrick Friesen, dirigente de la cooperativa menonita en Filadelfia, la principal ciudad de la región de Boquerón, conocida en sus inicios como Colonia Menno , el primer asentamiento de menonitas en el Chaco, donde hace 45 grados Celsius en verano y es necesario colectar el agua de lluvia en grandes aljibes.

 Los menonitas no sólo contribuyeron al progreso económico del Chaco paraguayo, sino también a su desarrollo social, educativo y cultural.

 Este fin de ciclo lectivo 2012, las principales autoridades educativas del país asistieron a la colación de los primeros egresados de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional en Loma Plata, una colonia menonita cercana a Filadelfia. 

“Estamos orgullosos de nuestros primeros egresados universitarios en esta región donde hace más de 80 años no había nada”, dijo  el menonita Walter Stoeckl, gobernador del departamento de Boquerón .

“Misión cumplida”, remarcó por su parte  el decano de la Facultad, Lorenzo Meza . La meta ahora es construir una casa de estudios para atender la creciente demanda educativa agropecuaria de unas 50.000 personas, incluidos los descendientes de indios que pululan por las calles de Filadelfia, Loma Plata y Neuland, tres asentamientos menonitas vecinos.

 Los menonitas han impulsado también avances tecnológicos . Con cuatro industrias de leche, tres frigoríficos de carne, ocho plantas de alimento para animales, una procesadora de yerba mate, distribuidoras de combustibles por todo el país, camiones fleteros y laboratorios móviles preparados para medir el control de calidad de las fábricas, las cooperativas compiten duro por el mercado.

“El mercado europeo, adonde va la mayoría de los productos, los obliga a ponerse a la vanguardia en tecnología y en capacitación del personal”, dijo Dietze.

 DE RUSIA A PARAGUAY, UNA AVENTURA
 La historia de los menonitas del Chaco, hoy una comunidad de unas 30.000 personas, jalonada de logros económicos, no está exenta de peripecias y persecuciones por creencias religiosas.

“Hasta a mí me impresiona lo que hicieron nuestros antepasados y me encanta relatar a los turistas que vienen aquí”, afirma en un rudimentario español Hans Bochmann, encargado del museo menonita Jakob Unger en Filadelfia.

“Mi papá tenía 17 años cuando llegó con mis abuelos. El contaba que casi se congelaron cuando salieron de Rusia en el (19)26. Cruzaron el río Amor hasta llegar a China. De allí fueron en barco hasta la India. De India entraron por el Canal de Suez hasta Marsella (Francia) y de allí a Argentina, para remontar el río Paraguay”, relató.

Bochmann contó cómo llegaron sus antepasados al Chaco: “En el puerto Casado (sobre el río Paraguay, 500 km aguas arriba de Asunción) montaron un ferrocarril hasta la última parada a 145 km de la costa, y de allí caminaron, con sus cosas personales en carretas, para alcanzar la Tierra Prometida”, dijo, refiriéndose a Loma Plata.

Unos 80 de ellos murieron por una peste, dijo.

En el museo, como preciados trofeos, se exhiben billetes de la Rusia de los zares y de la Alemania pre-hitleriana.

Los primeros colonos sufrieron los efectos de la Guerra del Chaco (1932-35), durante la cual fueron obligados a entregar gran parte de su producción, primero a las tropas bolivianas y después a las tropas del ejército de Paraguay. El hospital de Filadelfia fue centro de atención de los heridos y hasta hay un cementerio de soldados de esa guerra.

Fuentes: AFP

Editado por: Protestante Digital 2012

Creative Commons

Tras un intenso debate

La Iglesia anglicana vota "No" a la ordenación de obispas

Jane Hedges, pastora anglicana
Pese al resultado final de 324 votos a favor y 122 en contra. Un asunto de gran tensión para la Comunión anglicana; que de haber sido aprobado en el Sínodo habría provocado la escisión del sector más conservador.

 LONDRES

 El Sínodo general de la Iglesia anglicana ha votado hoy en Londres en contra de la ordenación de obispas  (término más correcto que mujeres obispo, al igual que no se dice “mujer pastor”, “mujer arquitecto” o “mujer abogado”, sino pastora, arquitecta o abogada).

El Sínodo —cuerpo legislativo formado por obispos, pastores y laicos— debatió la entrada de mujeres en el episcopado, la decisión más importante de los anglicanos en los últimos 20 años, cuando se aprobó la ordenación de mujeres como pastoras.

 La propuesta ha sido votada ampliamente por obispos y pastores, pero los laicos han decidido por un estrecho margen al votar en gran parte en contra,  Aunque se sabía que las diferencias iban a ser muy pequeñas el resultado ha sido un auténtico shock para muchos, y se convierte en una amenaza para el equilibrio y el prestigio de la Iglesia de Inglaterra. “Es un día muy negro”, opinó el obispo de Lincoln, Christopher Lowson. “Es un desastre”, declaró por su parte su colega de Bristol, Mike Hill. El de Salisbury, Nicholas Holtman, se declaró “destrozado”.

 El anunciado compromiso previo, por el que las parroquias que rechazasen a las obispas tendrían el derecho de ser atendidas por un obispo varón sin tener que verse obligadas a someterse a una mujer ha sido insuficiente.

Esta cuestión ha sido un asunto que ha causado continuas tensiones dentro de la Comunión anglicana y el riesgo de escisión del sector minoritario más conservador, aunque como ha mostrado la votación la mayoría de los miembros del Sínodo estaban a favor de que las mujeres puedan ser ordenadas como obispas.
La ordenación de obispas centra el debate del Sínodo
 ANSIEDAD Y EMOCIÓN
En la inauguración de la reunión a la que asistieron 470 representantes, el archidiácono de Dorking, Julian Henderson, dijo que la votación se vivçia con “ansiedad y emoción”, y animó a sus compañeros a llevar ese importante decisión “con la gracia y la fe que tenemos en nuestro Señor”, abundó.

 Justin Welby, el nuevo arzobispo de Canterbury cuya designación fue anunciada el 9 de noviembre, defendió abiertamente la ordenación de obispas en su discurso antes de la votación , cuyo resultado contrario se interpreta como un primer examen negativo de su autoridad dentro de la Iglesia anglicana. En su discurso dijo que “es el momento de terminar el trabajo” iniciado con la entrada de las mujeres en el pastorado hace 20 años

 La propuesta para ser aprobada debía contar con un alto porcentaje de votos, dos tercios de las tres cámaras de la Iglesia anglicana , la de los obispos, los pastores y los laicos.  Un porcentaje que no se logró a pesar de una amplia mayoría a favor, fundamentalmente porque pesó mucho la posible escisión interna de la Iglesia anglicana.

 El resultado final fue de 324 votos a favor, 122 en contra y 2 abstenciones. Desglosados por grupos de votación,  a favor de ordenar mujeres en el episcopado votaron : 44 obispos; 148 pastores; y 132 laicos.  En contra : 3 obispos; 45 pastores y 74 laicos.  Abstenciones : 2 obispos; 0 pastores y 0 laicos.

 A RÍO REVUELTO…
 El debate sobre la ordenación de mujeres ha hecho que muchos anglicanos hayan manifestado su intención de abandonar esta Iglesia para unirse al catolicismo romano, algo que han llegado a hacer varios obispos.

Es por ello que el año pasado la Santa Sede creó la Ordenación Personal en Inglaterra y Gales para los fieles anglicanos que quieran abrazar la comunión católica, ante su oposición por las medidas demasiado aperturistas de los anglicanos.

Fuentes: The Guardian

Editado por: Protestante Digital 2012

Creative Commons

Descristianización de Europa

“Hace falta una Iglesia en misión, no en lucha por un estatus”
Jaume Llenas, secretario general de la AEE, defiende la Iglesia misional frente al modelo ofensivo institucional que lucha por ocupar espacios.

 BARCELONA

 Realiza el secretario general de la Alianza Evangélica Española (AEE) unas declaraciones en el propio  facebook de la AEE , tras leer la preocupación que despierta el tema de la descristianización de Europa, visible en la retirada del árbol de Navidad en Bruselas o de la iluminación navideña de un barrio, de mayoría musulmana, en Dinamarca .

“Mi sensación sobre esta preocupación es que  nos movemos aún dentro del marco de la Cristiandad y estamos preocupados por los símbolos de estatus de una iglesia institucional ”, refiere.

En su opinión, explica,  “la iglesia institucional, como institución que es, se preocupa por ocupar espacio, ya que su finalidad es sobrevivir . Quiere nombres en las calles, quiere símbolos de navidad en el espacio público, quiere subvenciones y otras ventajas del Estado, quiere colocar crucifijos en las escuelas públicas, quiere grandes edificios que simbolicen su poder, en último término, necesita símbolos de su estatus como institución”.

Llenas defiende pensar en  una nueva perspectiva de Iglesia que tenga una visión misional . “La Iglesia misional no necesita de esos símbolos de estatus, porque su razón de ser está en la misión de Cristo que le ha sido confiada, un mensaje, una tarea diaconal”.

 Esta iglesia misional, dice, “no necesita nombres en las calles, ya que espera llevar a más gente a pasear por las calles de la Jerusalén celestial, no necesita árboles de navidad, ya que lo que desea es que la gente se acerque al árbol de la vida  cuyas hojas sirven para la sanidad de las naciones, no quiere ventajas y privilegios de ningún Estado, ya que no es el Estado quien le da a ella, sino ella que da a todos los necesitados, porque está y vive en medio de ellos, no necesita grandes edificios, ya que para hacer su misión se basta con las casas de cada uno de sus miembros que están abiertas para todo aquel que esté necesitado. No está preocupada por sobrevivir, porque sabe que las puertas del Hades no permanecerán, no resistirán el avance imparable de su Señor, es indestructible y cuando más la ataques más fuerte se hace”.

Por ello  este modelo de Iglesia misional es un modelo totalmente opuesto a la Iglesia “que ocupa espacio” , ya que este nuevo modelo de iglesia en misión “no está a la defensiva, tratando de aferrarse a viejos privilegios. Está a la  ofensiva, en misión , allí donde es más necesaria y no necesita de nada de lo que tiene valor para los que sólo tienen dinero, riqueza y poder. Sus valores, en cambio, son la humildad, la integridad y la sencillez de vida”.

Editado por: Protestante Digital 2012

Creative Commons