Archivos para diciembre, 2012

Hitler in Colour (documentary movie)

Publicado: diciembre 28, 2012 en Cine


“Tanto la Biblia y la Constitución son bien intencionadas pero básicamente son, inherentemente defectuosas. Por lo tanto, está la necesidad de modificarla”, dijo Morgan.

Estados Unidos |  Por Nínro Ruíz Peña |

El presentador de CNN Piers Morgan, ha desatado una feroz reprimenda después de decirle al pastor Rick Warren que la Biblia debe ser modificada para incluir el gay matrimonio.

Morgan hizo las polémicas declaraciones el lunes de esta semana en una entrevista con Warren en el programa de CNN “Piers Morgan Tonight”.

Durante la conversación, que se centró principalmente en la separación Iglesia y Estado y su relación con la Constitución, Morgan argumentó que debe haber una “enmienda a la Biblia”, específicamente con respecto a los matrimonios homosexuales porque según Morgan, la Biblia es “inherentemente defectuosa” en cuanto sus enseñanzas y doctrinas.

“Tanto la Biblia y la Constitución son bien intencionadas pero básicamente son, inherentemente defectuosas. Por lo tanto, está la necesidad de modificarla”, dijo Morgan.

Sin embargo, a pesar de la provocación de Morgan, Warren refutó la propuesta, diciendo: “No, no es una casualidad. Lo que creo que es defectuoso es la opinión humana, porque cambia constantemente”.

“Lo que es nuevo no es cierto. Si eso fue hace 1.000 años, será verdadero 1.000 años a partir de hoy. La opinión cambia, la verdad no”.

Morgan, dijo: “Vamos a tener que estar en desacuerdo con eso”.

Las polémicas declaraciones de Morgan han provocado críticas generalizadas de los cristianos en los Estados Unidos, que han utilizado sus comentarios para resaltar la falta de comprensión de Morgan sobre cómo los cristianos celebran la Biblia.

El usuario de Twitter Michael Moroney Twitter: “. @Piersmorgan ahora confunde la Biblia con la Constitución pide @RickWarren por qué no se puede añadir enmiendas…”.

Blane Courtney también publicado: “Piers Morgan, está demostrando cada vez más su ignorancia hacia el cristianismo y la comprensión de la fe en general sugiriendo que la Biblia podría incluir modificaciones como la Constitución minando su propia imagen periodística en CNN … tal vez deberían considerar un reemplazo cuanto antes”.

Esta es la segunda vez en este mes que Morgan, ha sido criticado por sus comentarios. El primero se produjo a principios de este mes, durante una entrevista con Larry Pratt, director ejecutivo de Gun Owners of America. Durante esa entrevista él llamó a su invitado un “hombre increíblemente estúpido”, en respuesta a los argumentos de Pratt.
A raíz de lo que dijo Morgan, una petición ciudadana le pidió al presidente Barack Obama que lo deporte al periodista británico por sus comentarios a favor de un mayor control de las armas tras la masacre en una escuela de Newtown.

La solicitud está colgada en la sección “We, the People” del portal de internet de la Casa Blanca, donde se reciben y publican peticiones ciudadanas.

Cerca 39.500 personas han firmado la petición para deportar al Reino Unido al popular periodista y presentador.

Según argumenta la petición, Morgan ha iniciado un “ataque hostil” a la Constitución estadounidense dirigido a su Segunda Enmienda, que reconoce el derecho de los ciudadanos a portar armas.

Por ello, los firmantes exigen que Morgan sea deportado “inmediatamente”, dado que está “atacando los derechos de los ciudadanos estadounidenses” a través de su posición privilegiada en una gran cadena de televisión nacional.

 

http://www.noticiacristiana.com


Primer hallazgo de este tipo

Descubren restos de idolatría en la Judá del Primer Templo
Arqueólogos israelíes descubrieron cerca de Jerusalén un templo y figurillas que parecen pertenecer a un culto idolátrico de hace más de 3.000 años.

 JERUSALÉN

 Arqueólogos israelíes han anunciado este miércoles que han descubierto en Tel Motza, a unos pocos kilómetros de Jerusalén, un templo y varias pequeñas figuras que parece que fueron usadas para la práctica religiosa idolátrica en el reino de Judá hace más de 3.000 años.

Los restos arqueológicos se hallaron al realizar unas excavaciones arqueológicas previas a la construcción de una autopista entre Tel Aviv y Jerusalén, algo que legalmente es obligatorio cuando se realizan excavaciones en determinadas zonas de Israel.

Tel Motza y la región de los alrededores son conocidas por su importancia arqueológica. Se han hecho muchos descubrimientos allí de una variedad de períodos diferentes. Los arqueólogos creen que el lugar podría ser el asentamiento que la Biblia menciona como Mozah en el libro de Josué (un pueblo situado en la frontera entre los límites de las tierras de Benjamín y Judá).

 UN DESCUBRIMIENTO SORPRENDENTE
 Se trata de un descubrimiento “sorprendente e inesperado, pues hasta ahora no existían vestigios de lugares de culto idolátrico para el período del reino de Judá”, declararon los directores de la excavación.

Los vestigios  datan del siglo IX o X antes de Jesucristo, es decir, de la misma época del primer Templo de Jerusalén.

“La estructura de este templo único es más destacable debido a la proximidad del lugar con Jerusalén, que fue el principal centro sagrado del Reino en aquel tiempo”, agregaron los arqueólogos, “entre otros descubrimientos, el sitio ha revelados figuras de hombres de cerámica, uno de ellos con barba”, cuyo significado todavía está por concretar.

 IDOLATRÍA EN JUDÁ
 Esos vestigios parecen demostrar que grupos más o menos amplios de judíos de aquel tiempo conservaron y practicaron determinadas prácticas religiosas idolátricas de forma paralela a la práctica dominante del judaísmo en el Templo de Jerusalén, precisó Anna Eirikh, una de las directoras de las excavaciones.

El templo hallado en las excavaciones es un enorme edificio con ventanas abiertas hacia el Este: por lo tanto diseñado para recibir los primeros rayos del sol, un marco habitual en determinados templos de culto religioso idolátrico de la época.

Junto a esta estructura, se han descubierto también un altar y las antes mencionadas pequeñas figuras de arcilla, con formas humanas y de animales (antropomorfas y zoomorfas). Dos de ellas representan a hombres con el pelo rizado (una de ellas parece que con barba). Las que tienen forma de animales se corresponden con bestias de carga.

Fuentes: AFP, Reuters

Editado por: Protestante Digital 2012

Creative Commons

EE.UU.

300 mil firmas piden que iglesia de Westboro sea ‘grupo de odio’
Cerca de 300.000 personas firmaron en dos semanas la petición a la Casa Blanca para designar a la Iglesia independiente de Westboro “grupo de odio”..

27 DE DICIEMBRE DE 2012

 Existe una petición formal para solicitar a la administración de Obama que etiquete a la Iglesia Bautista (independiente) de Westboro como un “grupo de odio”, cuyo último intento fue acudir a las vigilias por los fallecidos en la escuela de Newtown para “alabar a Dios por su juicio”.

Aclarar que este grupo nada tiene que ver con la denominación bautista a pesar de la desgraciada coincidencia del nombre, ya que se trata de un grupo religioso independiente y ultrafanático, que ha sido condenado por la práctica totalidad de los líderes, movimientos y entidades cristianas evangélicas de Estados Unidos, incluidas las bautistas.

La petición de “Reconocer legalmente a la Iglesia Bautista de Westboro como un grupo de odio”,  que puede ser vista en este enlace , ya ha recibido cerca de 300.000 firmas en apenas dos semanas (fue iniciada el 14 de diciembre) y sigue subiendo continuamente el número de quienes se adhieren a esta petición.

 “Este grupo ha sido declarado como un grupo de odio por organizaciones como Southern Poverty Law Center y ha mostrado repetidamente las acciones típicas de los grupos de odio. […] Representan una amenaza para la convivencia pacífica y el respeto a las personas, y su actividad no cambiará sin algún tipo de regulación legal”, explica la solicitud en su encabezamiento.

 PROCESOS LEGALES
 Dado que ha alcanzado más que de sobra su objetivo de reunir las 25.000 firmas necesarias para que la petición sea atendida y estudiada por la administración de la Casa Blanca, el caso sigue su curso.

Westboro ya ganó un juicio en la Corte Suprema de Justicia de EEUU el año pasado, que les permitió poder protestar en los funerales de militares, amparándose en los derechos de la Primera Enmienda (la libertad de expresión).

Sin embargo, el juicio además de amparar este derecho, dio lugar a nueva legislación, requiriendo que los miembros del grupo al manifestarse mantuvieran una distancia de 300 pies (91 metros) alejados del lugar del funeral.

 LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO
Este grupo de Westboro ha manifestado repetidamente su postura contra “militares, personas judías y otros cristianos”, explican en su twitter. Así, en el pasado, el grupo de Westboro ha organizado piquetes en funerales de soldados norteamericanos, gritando que la muerte de los militares se debía al juicio de Dios sobre ellos y sobre Estados Unidos.

 Pero el grupo generó la última polémica, y fue la gota que ha colmado el vaso, cuando anunció que planeaba boicotear las vigilias que se iban a realizar por las víctimas del colegio de Newtown, Connecticut; donde 20 niños y 7 adultos perdieron la vida cuando Adam Lanza abrió fuego en la escuela primaria de Sandy Hook, a principios de este mes.

La amenaza de boicot fue anunciada en Twitter por Shirley Phelps-Roper, miembro de este grupo fanático de Westboro, quien escribió en su cuenta que el grupo religioso tenía la intención de acudir a las vigilias para “cantar alabanzas a Dios por la gloria de su obra en la ejecución de su juicio”.

Otra miembro de este polémico grupo, Margie Phelps (arriba, en la foto), señaló que el tiroteo fue el resultado directo del hecho de haberse legalizado en el estado de Connecticut el matrimonio homosexual, lo que según ellos provocó la ira de Dios en forma de matanza.

“Muchos más pistoleros, muchas más muertes van a llegar”, decía Phelps en la misma publicación. Posteriormente. en una entrevista, llevó un cartel que decía “Dios envió al tirador”, como se puede ver en la foto sobre estas líneas.

Fuentes: The Christian Post

Editado por: Protestante Digital 2012

Creative Commons

Cambios generacionales

Jóvenes latinos de EEUU, entre 'una iglesia y dos idiomas'
Los hijos de inmigrantes hispanos valoran la cultura e idioma de sus padres pero viven su fe en la lengua del país que les acoge.

FLORIDA (EEUU)

 La comunidad hispana sigue creciendo en EEUU, pero eso no significa que el castellano vaya camino de convertirse en una lengua dominante del país. Las segundas y terceras generaciones de jóvenes hablan español en casa, pero anteponen el inglés en sus relaciones sociales. También cuando se trata de vivir su fe.

Más de 50 de los 375 millones de ciudadanos estadounidenses son de origen hispano. Pero la demografía de este grupo ha ido cambiando, y dos tercios de la comunidad latina ya son nacidos en EEUU.

 De las miles de iglesias fundadas en décadas anteriores por y para venidos de otras partes de América, muchas han empezado a cambiar el enfoque cultural de su actividad. Se encuentran con la necesidad de adaptar las formas, y sobre todo, la lengua, a los más jóvenes.

Las comunidades mexicanas de Texas o California, los barrios con mucha presencia puertorriqueña en Nueva York, o los grupos cubanos, venezolanos y colombianos del sur de Florida. En todos estos sitios se nota el movimiento impulsado por las nuevas generaciones: el español ya no hila toda la actividad en las iglesias, como sucedía con sus padres.

 El reto es el siguiente: ¿mantener la identidad de origen y la lengua en las celebraciones dominicales y perder progresivamente a los más jóvenes, o arriesgarse a introducir el inglés y chocar con la incomprensión de los más ancianos, que no dominan el idioma del país?

 EL PRESENTE: IGLESIA BILINGÜE
Un amplio reportaje del  Huffington Post de EEUU  indaga en este cambio lingüístico en las comunidades cristianas hasta ahora de habla hispana. Se centra en un caso concreto, el de una iglesia al sur de Florida, inmersa en el proceso de reenfocar su política lingüística.

 “Sunset Church” ha atraído, en los últimos 20 años, a muchos hispanos, cuyo número ha crecido continuamente con la llegada de nuevos inmigrantes, en esta iglesia establecida hace 101 años.

En general, el lado Inglés de la iglesia está formado por una mezcla de blancos no hispanos, afroamericanos y un grupo de miembros de otros grupos étnicos. Pero pocos hispanos asisten al culto en inglés, porque tienen su propia celebración. Los que sí optan por el inglés, lo hacen más bien por necesidad, para aprender la lengua del país. O porque quieren criar a sus hijos en un idioma que les ayude a integrarse.

 Pero los pastores de esta iglesia bilingüe dicen que si no se anima a estos jóvenes a formar parte de la comunidad con tareas específicas, dejarán pronto las iglesias hispánicas para encontrar iglesias en los que haya más presencia del inglés.

 “Cuando entras en Sunset Church, puedes elegir lo que prefieres: inglés o español. Tal como funcionan nuestros ministerios, es difícil para una familia estar en ambos lados”, dice Jim Holway, un pastor bilingüe y fundador de iglesias .

Holway, de 53 años, aterrizó en Sunset Church hace siete años para convertirla en una base para entrenar a pastores de nuevas iglesias y congregaciones hispanas en la región y en América Central, pero rápidamente se dio cuenta de que la mayor parte de su atención la tenía que poner en un aspceto concreto. “Cuando llegué aquí, veía constantemente a esos chicos, que al convertirse en adolescentes, desaparecían. ¿Adónde iban? A veces, a una iglesia que les ofrecía actividades en inglés. Otras veces, simplemente abandonan la iglesia por completo”.

 Holway, que se crió en el estado de Virginia pero pasó su vida adulta aprendiendo español como misionero en Argentina, forma parte del grupo de líderes que quiere transformar su iglesia en una comunidad multilingüe que funcione, donde los niños pueden hablar y adorar en inglés, los padres puede hablar y adorar en español, y donde “cada uno”, espera, “pueda crecer en Cristo llevarse bien con los otros”.

 QUE LA LENGUA NO DIVIDA LA COMUNIDAD
 Los ministros han intentado varias cosas para atacar la “división lingüística” de la iglesia . Ancianos y pastores monolingües que servían por separado a diferentes congregaciones han acabado marchándose.

 Los líderes más jóvenes, que son bilingües, ha puesto en marcha un culto trimestral unido y bilingüe,  donde los himnos y las oraciones se alternan en inglés y español. Pero “es agotador y confuso para los que sólo hablan un idioma”, reconoce Holway. Incluso se han planteado hacer celebraciones en inglés para todos, con traducción al español sólo a través de auriculares.  Pero estas decisiones son complicadas : “la gente considera que sería injusto para los hispanos, pero en cambio, si es sólo en español, los angloparlantes se sentirían fuera de lugar”.

 Recientemente, se ha elaborado un plan para cambiar los horarios de un domingo habitual, que hasta ahora permitían que, a la práctica, los asistentes a las clases bíblicas y a los cultos en inglés, por un lado, y en español, por otro, no entraran en contacto pese a reunirse en el mismo edificio. Con el nuevo proyecto, el programa en español y en inglés será simultáneo , por lo cual muchos padres podrán enviar a sus hijos a clases dominicales en inglés, mientras que ellos asisten al culto en español.

 DEBATE DENTRO DE LA IGLESIA
 Esto funcionará, claro está, sólo si los miembros se suben al carro. Muchos de los jóvenes, los que están entre 15 y 40 años, están completamente de acuerdo con los cambios. Pero para los mayores de 50 años, lo cosa no está tan clara.

Hace unos meses,  Holway y otros líderes de la iglesia reunieron a todos los miembros para explicarles un nuevo proyecto, “la nueva Sunset Church”. Mostraron algunos vídeos que habían producido tanto en inglés como en castellano y explicaron los cambios a través de una presentación de powerpoint titulada “Una iglesia, Dos idiomas” .

Citando Hechos 6:1-4, que describe los conflictos que había en tiempos de la iglesia primitiva entre hebreos y griegos, se remarcó que también entre los que hablan español e inglés debe aplicarse las palabras de Pablo en Gálatas, “que en la familia de Cristo no debe haber división entre judío y no judío, esclavo o libre, hombre o mujer, que entre nosotros todos somos iguales, es decir, estamos en una relación conjunta con Cristo”. Más adelante, la sesión terminaba con un lema: “No hay ‘latino’ ni ‘anglo’”.

 En principio, todo el mundo entendió el mensaje. Pero en la práctica, no mucho . Después de este cambio de rumbo, algunos castellanoparlantes empezaron a sospechar que la iglesia acabaría por centrarse sólo en el inglés. Que perdería todo tipo de relevancia para los contextos latinos originarios. Muchos destacaban también que detalles como los abrazos a la hora de saludarse o un tipo de alabanza musical más expresiva tampoco agradaba a algunos de los asistentes no latinos, y que podría acaba desapareciendo también.

Según otro pastor de la comunidad, sin embargo, la cultura debería enseñarse no tanto en la iglesia, como en casa. “Algunos padres quieren que sus hijos mantengan su identidad, y estamos de acuerdo con eso, pero no estoy seguro que la iglesia sea el lugar donde eso debe suceder”.

“Es como que todo el mundo tiene su ideal de cómo debería ser la iglesia, pero al final, debemos que caber todos y adaptarnos unos a otros”, concluye otro miembro de la iglesia, que hace unos años llegó de Honduras.

 ¿Y EL FUTURO? EL ESPAÑOL TIENDE A PERDER FUELLE
 Entre los lingüistas, se habla a menudo de la hipótesis de las tres generaciones de inmigrantes. Los que son de la primera generación hablan el idioma de su país de procedencia y prefieren esto en sus iglesias. La segunda generación a menudo es bilingüe, pero tiene a preferir el inglés. Y la tercera generación normalmente sólo habla en inglés .

“Y es aquí donde aparecen algunos problemas”, explica Tom Boswell, un profesor de la universidad de Miami. “Algunas familias confían que asistir a una iglesia en español asegurará que sus hijos y nietos crecen en su lengua y cultura originaria, pero eso no siempre es así de fácil”.

 En EEUU hay aproximadamente 338.000 congregaciones cristianas, según el Hartford Institute for Religion Research. Pese a ques difícil tener datos claros, los investigadores creen un 16% de todas ellas celebra sus cultos en español o en formato bilingüe.

Editado por: Protestante Digital 2012

Creative Commons

‘El Hobbit’: la vida es un viaje inesperado

Publicado: diciembre 23, 2012 en Cine

José de Segovia Barrón

55965_N_18-12-12-23-33-19El anillo nos arrastra al reino del Señor Oscuro, pero renunciar a él es imposible sin ayuda “externa”. Y ésta es siempre inesperada. Lo que los cristianos llamamos gracia.

 

 Al ver la pequeña mesa en que se escribió  El hobbit  –que está en la universidad evangélica norteamericana de Wheaton–, difícilmente se podría imaginar la pasión que continúa produciendo esta historia, ochenta años después. Para los que hemos leído este libro –incluso antes de que se publicara por primera vez en España en 1982, como es mi caso–, este no es un producto más para vender vídeo-juegos y atraer al gran público a las salas de cine –sea en dos dimensiones, tres, o ahora 48 fotogramas por segundo–. El viaje de  El hobbit  es la vida misma.

Once días después de que se publicara el libro en 1937, C. S. Lewis explicó en el suplemento literario del  Times  que esto es “porque hay que comprender que  El hobbit  es un libro infantil sólo en el sentido de que la primera de las muchas lecturas que merece puede llevarse a cabo en el cuarto de los niños”, pero “sólo años después, en una décima o vigésima lectura, comenzarán a percatarse de qué copiosa erudición y profundas reflexiones consiguen que todo sea tan maduro, tan familiar y, a su manera, tan cierto”.

Lewis podía decir eso porque fue su primer lector, a principios de los años treinta. Tolkien le había dejado el manuscrito, tras mostrarle su incapacidad imaginativa para aceptar la realidad de los evangelios, en una conversación nocturna por el paseo Addison de Magdalen College en Oxford. Fue aquel recién convertido al cristianismo, quien le empujó a publicar  El hobbit. Muchas lecturas después, se atreve así a decir, cuando se publica, que aunque: “predecir es arriesgado, en mi opinión, es posible que  El hobbit  se convierta en un clásico”.

 
   UN AGUJERO EN EL SUELO

 Corregir exámenes de colegio era un trabajo tedioso para Tolkien, pero era una forma de aumentar el salario que recibía como profesor universitario en los años treinta , cuando tenía una esposa y cuatro hijos que mantener. Esos días de verano, se sentaba en la mesa con su pipa y una enorme pila de papeles, para leer las aburridas respuestas de aquellos alumnos de diecisiete años.  En un momento de cansancio, levantó la vista y se quedó mirando en torno suyo, hasta fijarse en la alfombra. Notó que había un agujero en la tela. Se quedó ensimismado y escribió en un papel en blanco: “En un agujero en el suelo vivía un hobbit”…

Todo el mundo sabe lo que es un enano, pero ¿qué es un  hobbit ?  Los nombres de los enanos de esta historia vienen de la mitología nórdica  –que tanto entusiasmaba a Lewis y a Tolkien–, pero ¿de dónde vienen los hobbits? “Un pueblo sencillo y muy antiguo”, que dice, en el prólogo de  El señor de los anillos , “están más cerca de nosotros que de los elfos, y aún que los mismos enanos”. Cuando sus libros se hicieron famosos, Tolkien no tuvo problema en decir qué era un  hobbit.  El escritor desconfiaba e incluso despreciaba los avances modernos. No le interesaba la tecnología, ni la política contemporánea. El mundo de los negocios le era totalmente ajeno. Vivía sin coche, televisión o móvil –como yo–.

 Si algunos nos identificamos tanto con el universo de Tolkien, no es porque vivamos en otro mundo. Es que no nos gusta éste . No es fácil saber a dónde perteneces en un tiempo como éste, en continuo movimiento. La inmigración hace que las personas se trasladen hoy, por diferentes razones, grandes distancias. Ya no vivimos en La Comarca de nuestra pequeña esquina del mundo. Es por eso que muchos se sienten sin raíces e inseguros. Hay otro sentido, sin embargo, en que nos sentimos como los enanos de esta historia, extraños en este mundo.

 ALLÍ Y DE VUELTA OTRA VEZ
 El subtítulo original de  El hobbit  es  Allí y de vuelta otra vez  –que se anuncia como el título de la tercera película de esta nueva trilogía de Peter Jackson, traducida como  Partida y regreso –. Es un viaje de búsqueda, pero también una vuelta a casa. Porque todos sabemos en el fondo de nuestro corazón que nuestra vida no es un mero tránsito de la cuna a la tumba, sino la búsqueda de algo, un esquivo tesoro, que nuestra imaginación sitúa más allá de los límites de lo conocido y evidente. Es la nostalgia de un paraíso perdido, que anhelamos ver restaurado y consumado .

 Uno se llega a veces a sentir incluso “extranjero de si mismo”. Bastan unos minutos de  El hobbit , para ver que hay dos lados en Bilbo: uno aventurado como los Tuk y otro, casero como los Bolsón. Este último había estado gobernando y controlando su vida demasiado tiempo. Necesita liberarse de su excesivo apego a lo cómodo, seguro y predecible. Es el sentido de propósito con el que el Dios de Abraham, nos llama a emprender un viaje ( Génesis  12:1), que no sabemos dónde nos llevará ( Hebreos  11:8).

El Monte de Destino está lejos, oscurecido por montañas, árboles y valles. No sabes cuándo llegarás. A veces te parece cerca, otras, lejos. Colinas y valles se suceden, uno después de otro, llenos de peligros y amenazas. Subes a un monte, que parece como cualquier otro, cuando de repente vislumbras tu destino en la distancia. La fe mira de lejos realidades que deseamos, pero todavía no hemos alcanzado, por las que somos “extranjeros y peregrinos sobre la tierra” ( Hebreos  11:13).


 ALGO MÁS QUE SUERTE
 Como dice el profesor Devin Brown en  El mundo cristiano de El Hobbit,  hay un sentido de providencia en la obra de Tolkien, por el que su historia está llena de supuestas casualidades . Es así como Bilbo encuentra el anillo. “Era difícil de creer que hallara uno realmente por accidente”, dice el narrador. Al mirar atrás, uno se da cuenta de que fue algo más que suerte. Gandalf dice a Frodo en  La comunidad del anillo,  que “estaba destinado a encontrarlo”.

El mayor erudito sobre la obra de Tolkien –el profesor de literatura medieval, Tom Shippey– dice que la “casualidad no era la palabra que expresaba mejor sus ideas sobre el azar y el propósito”, sino “suerte”. Una expresión que se repite una y otra vez en  El hobbit y El señor de los anillos,  llena de sentido y propósito. Aunque es al final de esta historia, cuando descubrimos que “la suerte” de Bilbo no es suerte en modo alguno.

 El anillo adquirido por él de Gollum, es el Anillo Único, perdido hace mucho tiempo, que forjó el Señor Oscuro en el fuego del Monte del Destino. Aunque su significado cambia, incluso de una edición a otra de  El hobbit,  su poder mágico resulta finalmente maligno  –como demuestra la deformación y corrupción de Gollum por su “tesoro precioso”–. Lo que es al principio como un “ecualizador” –según la terminología de Shippey–, que compensa las carencias del  hobbit,  haciéndole invisible, se convierte en un “amplificador psíquico” de los deseos de su corazón.  Su efecto adictivo tiene un poder, que hace que aunque uno quiera usarlo para los mejores fines, finalmente el anillo te corrompe. Debe ser por lo tanto destruido .

 AYUDA INESPERADA 
 La riqueza y el poder corrompen la Tierra Media, pero “un anillo gobierna sobre todos ellos”. Es por eso que muchos, conociendo la fe de Tolkien, han visto el anillo como un símbolo del pecado.

 Esta es una historia sobre el mal, no lo olvidemos. Tal vez esa es la razón por la que no les gusta a muchos cristianos, que encuentran no sólo la película, sino el universo de Tolkien, demasiado oscuro. Para mí, está ahí sin embargo la enorme fuerza de esta obra, frente a tantos relatos moralizantes que nos dejan indiferentes .

Es porque el anillo es una amenaza, que su siguiente relato ya no es una búsqueda para encontrar un tesoro, sino para perderlo, en el fuego del Monte del Destino, allí donde fue creado.

El mal ha de ser enfrentado y vencido. Gollum representa la debilidad y maldad que nos acecha. El anillo nos arrastra al reino del Señor Oscuro, pero renunciar a él es imposible sin ayuda “externa”. Y ésta es siempre inesperada. Lo que los cristianos llamamos gracia.

 No podemos ver esta historia como una alegoría cristiana, pero hay en ella “destellos del Evangelio”. En nuestro mundo hay una batalla entre la luz y las tinieblas. Alguien tiene que adentrarse en el mismo corazón del reino enemigo, para derrotarlo .

La sorpresa es que la liberación no viene por la fuerza del poder de este mundo, sino por la debilidad del sacrificio. Es así como Dios vence a la oscuridad en la cruz y sigue mostrando su poder en nuestra debilidad.

 Son “los mansos, los que herederán la tierra” ( Mateo  5:5). El hobbit carece del poder y el valor de los enanos. “No soy un héroe, ni un guerrero, ni un saqueador –confiesa Bilbo a Thorin Es una ayuda inesperada, la que hace que él y sus compañeros se salven, una y otra vez. Y es así como espera llegar algún día a casa. Ya que “donde pertenezco, ese es mi hogar”, dice Bilbo.

Autores: José de Segovia Barrón

©Protestante Digital 2012

Creative Commons

Leopoldo Cervantes-Ortiz

Parábolas sin moralejas dulcificadoras

56035_N_22-12-12-21-25-03 Una referencia al 30º aniversario de la publicación de la única obra de ficción de Carlos Monsiváis, el “Nuevo catecismo para indios remisos”.

23 DE DICIEMBRE DE 2012

 La fábula estaba en blanco. A punto de ser escrita, carecía de un tema que le procurase el respeto ajeno y la dignificase sempiternamente. Ya eran demasiadas las narraciones bobaliconas para arrullar niños, y demasiados los cuentos ingeniosos que le endilgaban a los animales las ineptitudes humanas. Hacían falta apólogos secos, enconados, sin moralejas dulcificadoras. Se requería un texto que al sorprender desagradablemente al mismísimo Dios, fuese memorable por motivos inesperados . [i]  C.M., “La fábula que estuvo a punto de sorprender a Dios”

 No podía terminar 2012 sin la aparición de nuevos libros de Carlos Monsiváis ( Las esencias viajeras (Hacia una crónica cultural del bicentenario de la Independencia)  y  Maravillas que son, sombras que fueron. La fotografía en México ), pero tampoco sin hacer referencia al 30º aniversario de la publicación de su única obra de ficción, el Nuevo catecismo para indios remisos.

Aunque según Adolfo Castañón hubo una edición previa en 1981, [ii]  lo cierto es que la de 1982 es la que dio a conocer el conjunto de parábolas semi-pseudo-cuasi-teológicas que pergeñó el cronista de al colonia Portales para vaciar en ellas todo el ácido y, al mismo tiempo, el jolgorio con que asumió las realidades religiosas tradicionales, ésas que por su formación protestante tan acendrada le calaban hondo, con todo y que él se esforzó todo el tiempo por difuminar el impacto que le causaban.

 Castañón, uno de los críticos más cercanos a Monsiváis, es quien quizá con mejor tino ha definido lo que representa este libro dentro del  corpus  monsivaíta, así como su filiación literaria :

 La palabra catecismo supone cristianismo, y el mundo postcristiano (por eso Nuevo) de Carlos Monsiváis podría ser leído a la luz de G.K. Chesterton y de V. Swift, pero sobre todo del Mark Twain de Fragmentos del Diario de Adán y Eva, del Diario de Eva y teniendo en cuenta la etimología del catecismo, es decir, teniendo presentes los ecos de la modernidad cristiana desencantada en conflicto y complicidad con el paisaje de un territorio tan pronto cristiano, tan pronto católico, según las necesidades de la parodia, que le ha tocado como hábitat al testigo. Desencantado de Dios y de sus símbolos, del lenguaje y de las instituciones encargadas de transmitir las creencias, al escritor el único vestigio de Dios que le queda en la marea del nihilismo generalizado es el Lector, ese santo espíritu en función de quien la escritura se cumple . [iii]

Y es que en este volumen estamos ante una recopilación de 50 textos híbridos (40 en un principio, aunque inicialmente sólo serían nueve), con un sabor predominante a fábula, es verdad, pero con el tono irónico permanente que no solamente toca el asunto para ridiculizarlo, sino que lo convierte en una mezcla de seriedad y jocosidad, y hasta de sermón y jaculatoria gozosa. Algunos títulos de los textos para corroborar lo anterior: “Parábola de la virgen provinciana y la virgen cosmopolita”, “Quien no odie a los símbolos sólo conocerá la Fe por aproximación”, “Del refrán que fue piedra de tropiezo de la Fe”, “El rezo desobediente”, “El santo que tenía mala clientelea, etcétera. Acerca del  Nuevo catecismo…  versó la amplia entrevista que le hizo su amiga Elena Poniatowska (“Los pecados de Carlos Monsiváis”,  La Jornada Semanal,  23 de febrero de 1997,  www.jornada.unam.mx/1997/02/23/sem-monsivais.html ), el también autor de  El Estado laico y sus malquerientes  se explaya y recuerda el origen del libro:

 Francisco Toledo, hombre de curiosidad inagotable, descubrió en Oaxaca un Catecismo para indios remisos, es decir, para indios renuentes a “la verdadera religión”, como se decía entonces. Armando Colina y Víctor Acuña compraron un juego de grabados del siglo XVIII y se lo dieron, y Toledo decidió trabajar estos temas religiosos, uniéndolos a su mitología juchiteca y poniéndole como título Nuevo catecismo para indios remisos. Me pidió nueve textos y acercándome a lo que creí el espíritu de los grabados, los hice, pero luego ya absolutamente contaminado añadí tres textos, y en una siguiente edición agregué otros diez. Y luego reescribí.

 De modo que la intención más remota ni siquiera fue suya, pero al participar en el proyecto progresivamente advirtió la manera en que coincidía con sus “intereses ocultos” de trabajar el tema religioso que siempre le apasionó y que aquí le dio ocasión de desarrollarlo como pocas veces, pues los registros escriturales que maneja lo acercan y lo alejan, en un vaivén frenético, como ya se dijo, a formas discursivas ligadas a la expresividad de lo sagrado en varias de sus manifestaciones. Porque nada más paradójico que un protestante reescribiendo un catecismo católico rechazado por la masa indígena de la Nueva España, que así podría resumirse el contenido de este panfleto posmoderno (aunque no en la edición de 1982, necesariamente, quizá más en las posteriores), pues también puede entrar en esa categoría sin ningún problema.

 Sin entrar en especificaciones odiosas, el propio Monsiváis define el género de sus textos, con la mente puesta tal vez en lectores ávidos y morbosos por encontrar al “autor creyente” haciendo gala de sus convicciones, pero nada más lejano, por supuesto. A la pregunta sobre si es un libro de ficción, respondió :

 Sí. Es un intento de glosar, de llevar a su consecuencia extrema la lógica de las supersticiones. En la Nueva España, por el modo en que se implantó la fe y por esa lenta asimilación de una creencia nueva en un medio tan salvajemente sometido, se produjo una cantidad enorme de supercherías, en sí mismas manicomiales. Y me atrajo la idea de llevar a sus consecuencias a fin de cuentas previsibles lo ya concebido desde la más vigorosa fantasía. Sé que es imposible contender con la fantasía desprendida de las creencias religiosas o equipararse a ella, pero el intento me absorbió un tiempo.

Cada lector puede encontrar en estas fantasías reescritas el hilo conductor para una apropiación distinta del legado religioso tradicional, aderezado con una visión alegórica tributaria de  El progreso del peregrino,  de Bunyan, el puritano, un clásico del universo literario y religioso que Monsiváis conoció muy bien. Su testimonio de lector es inapelable:

 ¿Cuál fue tu catecismo de niño?
 De niño no tuve catecismo por no ser católica mi formación. En todo caso, habré leído alguno de esos catecismos de la Historia Patria que abundaban en las librerías de viejo. Seguramente leí resúmenes de Guillermo Prieto, y en la secundaria intenté leer el de Roa Bárcena y fracasé. Ya en preparatoria leí, no sin morbo, el del Padre Ripalda.
 ¿Por qué fracasaste en ese aprendizaje de los catecismos?
 Porque disponía de un gran equivalente, que rehúye la idea misma de catecismo, La Biblia, leída con cierta perseverancia desde que me acuerdo. Y porque había leído novelas de la formación ejemplar,  The Pilgrim’s Progress  (El progreso del peregrino), de John Bunyan, muy importante para mí. Pero exagero. Resumiendo,  la Biblia fue la madre de todos los catecismos para mí, y el antídoto.  (Énfasis agregado.)

El diálogo con el catolicismo, que no crítica necesariamente, desde esa vertiente, es difícil, pero no imposible:

 [El libro] No critica a la religión católica. No pasa por la fe, pasa por el lado de la locura extendida en algunas creencias. En lo tocante a la religión, el pasmo es tan inmenso que me impide pronunciamientos, pero los desafueros a nombre de esas creencias me han resultado desde niño muy divertidos, y me propuse atender ese mundo no tan marginal, pero nunca central, de las creencias católicas en México y examinarlo a la luz de la sátira. En cuanto al protestantismo, el tipo de supersticiones que ha provocado es distinto al católico, pero no por ello deja de parecerme divertido. Lo que pasa es que me llevaría más tiempo, y no sé si hay el conocimiento suficiente de estos prejuicios para que el resultado no fuese una querella de gueto.

He aquí un texto completo para apreciar las dimensiones de la intertextualidad monsivaíta y sus derivaciones en todos los sentidos:

 Las dudas del predicador
 Enmienda tú, arcángel San Miguel, apóstol de las intercesiones sin lisonjas, enmienda tú a estos naturales y nativos, y extírpales las influencias perversas, y el ánimo de transformar los templos en tianguis indecentes, y borra de ellos las supersticiones, y elimina con ira a sus falsos reyes, sus abominaciones y blasfemias, sus monstruos que paren ancianos a los catorce meses, y sus iguanas que hablan con las reliquias como si éstas tuvieran don de lenguas.
 Varón inmaculado, santo arcángel, castiga a los nativos, cortos de manos y restringidos de piernas, quebrantados y confusos. Haz que sepan de tu aborrecimiento y tu justicia. Que sus arroyos se tornen polvo abyecto, sus perros amanezcan desdentados, su falsa mansedumbre se vuelve azufre y sus cánticos sean peces ardientes sobre su miseria. Pasa sobre sus dioses escondidos cordel de destrucción y que en el vientre de las indias mudas aniden humo y asolamiento.
 Porque, enviado con alas, éste tu siervo ha vivido entre nativos muchos años, exhortando y convirtiendo a quienes no quieren distinguir ya entre la verdadera religión y las idolatrías nauseabundas, entre el pecado y el respeto a la Ley. Castígalos, Miguel, y devuélveme mi recto entendimiento, para que ya no sufra, y abandone los tenebrosos cultos de medianoche y nunca más le ruegue, pleno de confusión y de locura, a Tonantzin, Nuestra Madre… de la que inútilmente abominan los hombres barbados que con espada y fuego instalaron sus dioses en nuestros altares creyendo, pobres tontos, que hemos de abandonarla algún día, a ella, nuestra diosa de la falda de serpientes . [iv]

 Lo prehispánico, lo católico, lo sincrético y lo moderno: todo ello amalgamado en una fábula que se muerde la cola porque la religiosidad, libre de amarras dogmáticas, siempre ha seguido su curso, más allá de cualquier intento por domeñarla . Ésa es otra de las raíces en el largo andar del cronista negado para teólogo que exploró con hilaridad auto-contenida los territorios del deseo reprimido en todas sus formas. Y sí, negó ser teólogo, pero no se contuvo a la hora de indagar esos caminos tan retorcidos. Poniatowska quiere acorralarlo: “Tú tienes bases suficientes para hacer un ensayo muy extenso sobre la religión, pero hasta hoy siempre has tocado el tema con humor, ¿por qué?”. Y él responde: “Porque no soy teólogo. Hasta ahora mi registro de la religión ha sido a través de la literatura y del rechazo a la intolerancia”. En este combate sin fin, los textos de Monsiváis también se ubican en una trinchera muy específica y saca partido de la misma:

 El teólogo de avanzada y su repertorio anacrónico
 Si había alguien orgulloso de su espíritu contemporáneo, era el Teólogo de Avanzada. Creía que todo dogma era cuantificable, verificaba las correspondencias entre la física y el Sermón del Monte, sostenía que un milagro no viola sino amplía las leyes de la naturaleza, y no se oponía a declarar simbólicos o alegóricos los textos bíblicos juzgados inexactos o falsos por la razón. Pero al Teólogo de Avanzada lo acompañaba la mala suerte. Bastaba su presencia en una boda para que por ensalmo se multiplicasen bebida y comidas. Salía al campo y lo seguía una orquesta de seres inanimados. Decía una agudeza y la víctima de su chiste inofensivo se retorcía de dolor al otro lado del océano. Durante una sequía imploraba por agua y tras cuarenta días y cuarenta noches de tormenta incesante, muchas especies desaparecían para aflicción de zoólogos y ecólogos.
 “¿Cómo es posible?”, se preguntaba, “Yo, el Teólogo de Avanzada, hago a pesar mío milagros fuera de época. Di un discurso sobre el Evangelio y la rotación de los astros y en la primera lección oscureció a mediodía y llovieron del cielo focas y jirafas. Anhelo el diálogo cartesiano y me aclaman muchedumbres fanáticas. Nadie, absolutamente nadie, toma en serio mi intento por hermanar la religión y la ciencia”, Mientras se lamentaba, llegó una carta de la Academia notificándole el rechazo por “acompañar su solicitud con demostraciones precientíficas”. Irritado, el Teólogo de Avanzada lanzó una maldición y todos los miembros de la Academia se convirtieron en sapos de piedra.
 Por una vez, el Teólogo se alegró de sus poderes a la antigua . [v]

 Finalmente, Linda Egan, autora de un libro fundamental ( Carlos Monsiváis. Cultura y crónica en el México contemporáneo.  Fondo de Cultura Económica, 2004) y quien en un principio no había consignado la influencia bíblica en su obra, afirma, señalando otras filiaciones, pero también las características formales de esta escritura “neo-catequética”:

 La mayoría de estos textitos son fábulas, breves relatos alegóricos que son descendientes reconocibles de la tradición medieval de un don Juan Manuel. El grueso de estas narraciones didácticas son antirrealistas, apropiándose libremente de lo fantástico, lo maravilloso y lo mágico-real: la moraleja que comunican relaciona su forma y función con el ejemplo o parábola (bíblica). Es a la vez natural e irónico que la imaginación ficcional de Monsiváis se alinee con este género ya que ha […] estudiado objetivamente tanto la tradición pagana como la cristiana, profesa una doctrina que tiene la moralidad por la base de una mentalidad moderna y democrática, y reconoce que un entendimiento secular de la cultura mexicana exige un entendimiento profundo de sus dogmas y rituales sagrados. […]
 Un ánimo finalmente optimista persiste en toda su obra, pero en el Nuevo catecismo, su participación explícita en la tradición de la literatura sermonesca, el diálogo socrático, la exégesis bíblica, la parábola y la sátira litúrgica del Medioevo ubican estas fábulas dentro de un tiempo ético que se apresura hacia revelaciones de un mundo justo por venir. [vi]

El lector potencial tiene ante sí, una gran tarea, con una anunciada gratificación de por medio: no parará de reírse de sí mismo a la hora de enfrentarse al  Nuevo catecismo de indios remisos,  es decir, buena parte de los adoctrinados/as por la Iglesia Católica en toda América Latina.

 


   [i] C. Monsiváis,  Nuevo catecismo para indios remisos.  México, Siglo XXI, 1982, p. 19.
   [ii] A. Castañón, “Carlos Monsiváis: una experiencia estética de la dialéctica de la secularización”, en  Nada mexicano me es ajeno. Seis papeles sobre Carlos Monsiváis. Universidad Autónoma de la Ciudad de México, 2005 ,  recogido en Raquel Serur, coord.,  La excentricidad del texto. El carácter poético del  Nuevo catecismo para indios remisos. México, UNAM, 2010 (El estudio), p. 31. Su recuento de las apariciones de esta obra es minucioso: 1) Arvil Gráfica, con 11 láminas de Francisco Toledo, noviembre de 1981; 2) Siglo XXI Editores, 1982 (colofón fechado el 8 de octubre); 3) Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, 1992, aumentada; 4) Ediciones Era, 1996; 5) Biblioteca Era, 2001; y 6) el disco compacto de la UNAM, 1998, colección Voz Viva, que incluye 8 textos, cuya lectura del autor va acompañada por la flauta de Horacio Franco. Tres de ellos pueden escucharse en: www.descargacultura.unam.mx/playerList/showAlbum?playerList.id=16948 .  La revista Nexos  también publicó algunos:  www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Article=266496.
   [iii] Ibid.,  p. 40.
   [iv] C. Monsiváis,  Nuevo catecismo…,  pp. 17-18.
   [v] Ibid.,  pp. 59-60.
   [vi] L. Egan, “La teología secular de Carlos Monsiváis en  Nuevo catecismo para indios remisos ”, en R. Serur,  op. cit.,  pp. 109-110, 138-139. Énfasis agregado.

Autores: Leopoldo Cervantes-Ortiz
©Protestante Digital 2012

Creative Commons