Archivos para diciembre 16, 2012

Newtown: masacre, dolor, pecado y armas

Publicado: diciembre 16, 2012 en Noticias

Juan Francisco Martínez

Newtown: masacre, dolor, pecado y armas

 Como país seguimos insistiendo en no controlar las armas y luego nos sorprende que una persona descontrolada mate a tantos.

16 DE DICIEMBRE DE 2012

 Hoy, viernes, 14 de diciembre, el presidente Obama ha llamado al país a cuatro días de luto nacional. Un asesino entró al plantel de una escuela en el estado de Connecticut y mató a veinte niños escolares, a seis adultos y luego se suicidó. Estamos dolidos con las familias que han perdido a sus hijos y seres queridos y estamos orando que Dios les de consuelo en este tiempo de tanto dolor.

A pocos meses de la tragedia en Colorado, y días de la “mini” tragedia en Oregón, nos enfrentamos con otra matanza masiva en EEUU.

 Lo ocurrido en Connecticut han hecho suscitar, de nuevo, el debate sobre el derecho de portar armas de fuego.

Somos uno de los países más armados del mundo y existe poco control sobre la compra y tenencia de armas. El derecho de portar armas se ha convertido en el derecho de no tener que dar ninguna cuenta sobre mi persona antes de comprar armas y municiones.

 El ex gobernador de Arkansas, Mike Huckabee, quien defiende el derecho de portar armas, dijo hoy que una de las razones por este tipo de violencia es que tenemos un problema de pecado en nuestro país. Una señal de esta realidad es que no se permite orar en las escuelas. Comparto con el gobernador la perspectiva de que nuestro país se ha alejado de Dios y que esta tragedia es una muestra del pecado humano.

Pero según Huckabee, nuestro país no tiene un problema de armas, sólo de pecado.

 Siendo que comparto su interpretación sobre el pecado en nuestro país, no puedo compartir su conclusión con relación al control de las armas. Si en verdad somos pecadores y si reconocemos que vivimos en un país pecaminoso, entonces es indispensable crear sistemas de control para limitar el acceso a medios de violencia masiva .

El control de las armas no va a limpiar el corazón pecaminoso, ni va a parar toda violencia, pero sí puede limitar la cantidad de daño que pueda hacer un ser humano.

 En los últimos meses hemos visto varios ejemplos del daño masivo de la política de EEUU sobre las armas. Aparte de las masacres de Colorado, Oregon y Connecticut, mucha de la violencia en México se ha hecho más feroz con armas compradas legalmente en EEUU y luego llevadas a México como contrabando .

Por supuesto, también se da mucha violencia “accidental” en el hogar, siendo que es más probable que un arma doméstica comprada para “defensa propia” termine accidentalmente matando a una persona del propio hogar, antes que parar a un asaltante.

 Como país seguimos insistiendo en no controlar las armas y luego nos sorprende que una persona descontrolada mate a tantos .

 Quisiera sugerir que el gobernador Huckabee tiene parte de la razón, la masacre de hoy fue por causa del pecado humano y específicamente por causa del pecado del asesino. Es verdad que nos hemos alejado de Dios como sociedad. Pero el daño también es por causa del pecado de una sociedad de celebra la violencia como arma política, social y económica y que facilita el acceso a medios de violencia letal masiva. 

Es tiempo de arrepentimiento nacional. Como país necesitamos confrontar nuestros pecados, pero a todos los niveles, tanto personales como sociales.

Sólo entonces podremos tener esperanza de que eventos como esta masacre no se repitan o que a lo menos no sean tan comunes, ni tan destructivos.

 ¡Perdónanos, Señor Jesús, y da tu acompañamiento y aliento a los que tanto están sufriendo!

Autores: Juan Francisco Martínez
©Protestante Digital 2012

Creative Commons

‘Bible gay friendly’

Publican en inglés la primera ‘biblia abiertamente gay’
La versión “Queen James” cuenta las enseñanzas de las Sagradas Escrituras de una manera diferente, en todo favorables a las ideas del colectivo LGTB.

16 DE DICIEMBRE DE 2012, LONDRES

 Amazon ha puesto a la venta online un libro que “hará sonreír a toda la comunidad LGTB” (colectivo gay, transexual y bisexual) según Ociogay, aunque no tanto al colectivo cristiano mayoritario. Se trata de la primera “Biblia gay friendly” (“Biblia amiga de los homosexuales”)..

Aunque no se sabe de quién es la autoría, ya que  el nombre que figura es un seudónimo: “Queen James”  (Reina Jaime”), una alusión y juego irónico de palabras con respecto a una de las grandes traducciones de la Biblia en Inglaterra, la del Rey Jaime (la famosa “King James”).

 Lo que hace esta peculiar versión es intentar explicar el contenido de los textos de las Sagradas Escrituras “de una manera amistosa para gays y lesbianas” , según recoge el portal Inquisitr.

En la web de Queen James se explica qué entienden por “una manera amistosa”, exponiendo que  el tipo de trabajo realizado en la traducción de este libro ”resuelve las interpretaciones homófobas de la Biblia , aunque la Biblia está todavía llena de desigualdad e incluso de contradicciones que no hemos abordado. La Biblia no es perfecta. Queríamos hacer un libro lleno de la palabra de Dios que nadie pueda usar para condenar incorrectamente a los hijos LGTB de Dios, y lo hemos conseguido “.

De esta manera,  la “Biblia de Queen James” anuncia que corrige algunos pasajes que en su opinión llevan a la discriminación con los miembros del colectivo LGTB, y quiere así convertirse en una referencia para aquellas personas de este colectivo que se consideran creyentes, para que tengan una Biblia que se adapte a su forma de pensar y favorable a la práctica de su orientación sexual.

La Biblia está a la venta por 34’95 dólares.

Editado por: Protestante Digital 2012

Creative Commons

Domingo 16 de diciembre del 2012

‘Jesucristo’ inglés fue señalado por multitud hasta que seguridad tuvo que pedirle que se vaya.

Captura: FoxNews

Captura: FoxNews
Nathan Grindal, de 33 años, decidió dejarse crecer la barba y el cabello hace cuatro meses. Fanático de losdeportes, Grindal asistió a la final del torneo de dardos donde se enfrentaban Phil Taylor y Kim Huybrechts, en elReino Unido.

Uno de los espectadores notó el parecido de Grindal con el hijo de Dios, y lo señaló mientras gritaba el nombre deJesús. Segundos después todo el estadio lo seguía.

Ante el desorden y las distracciones que este implicaba para los deportistas, agentes de seguridad del lugar le pidieron al joven que se retire.

Gay parade

Publicado: diciembre 16, 2012 en opinión

Domingo 16 de diciembre del 2012 | 00:36

Me es imposible no esbozar una sonrisa cuando veo en la televisión una “boda gay”. El hecho de estar asistiendo a una fiesta de disfraces donde los protagonistas se toman en serio su papel es lo que produce en mí la hilaridad.

Ricardo Vásquez Kunze,Desayuno con diamantes

rvasquez@peru21.com

El superado despropósito de un reglamento policial, evidentemente homofóbico, que pretendía equiparar las relaciones sexuales entre policías del mismo sexo con un “escándalo” y éste, a su vez, sancionado con delitos muy graves del calibre del secuestro y la tortura, han puesto en agenda, valga la redundancia, la “agenda gay”. Pasa por el “matrimonio”, la adopción y, en general, por el anhelo de una igualdad de derechos por parte de una comunidad ávida de ser reconocida y respetada como “gay”. Es una buena ocasión para reflexionar sobre ello.

Empecemos por el “matrimonio”. Me es imposible no esbozar una sonrisa que, a veces termina en carcajadas de acuerdo al ánimo en el que me encuentre, cuando veo en la televisión una “boda gay”. El hecho de estar asistiendo a una fiesta de disfraces donde los protagonistas se toman en serio su papel es lo que produce en mí la hilaridad. Y no es para menos. Dos hombres vestidos de blanco intercambiando votos, promesas, aros, miradas lánguidas y lanzando un bouquet son como una parodia de la realidad. Por eso lo ridículo. Y por eso las risas que produce la huachafería. Porque, digámoslo con todas sus letras, el “matrimonio gay” es eso: una huachafería.

Muchos se preguntarán por qué es huachafo que dos hombres o dos mujeres se “casen”. Lo es porque se funda en la monería, la imitación, en el copycat. Es obvio, para mí al menos, que los gay no están conformes consigo mismos en la medida en que toman como referente a imitar los anhelos, las instituciones y la naturaleza de los heterosexuales. Y eso se llama alienación. Es ese su peor pecado porque, tal vez sin saberlo ni quererlo, lo que están afirmando es la primacía de una cultura y naturaleza que, por “perfecta”, ellos y ellas quieren alcanzar. En buen romance, los mismos gay, al pretender ser como los heterosexuales, están asumiendo la supremacía moral de éstos contra la inferioridad de ellos.

La adopción por parte de una pareja gay es otro disfuerzo de la alienación. En términos generales, la gente se casa para vivir juntos y tener hijos. Es pedestre, pero así es. Ergo, a los gays se les ha metido en la cabeza que ellos, como pareja, también tienen que tener hijos. ¿Como quiénes? Pues como las parejas heterosexuales, claro está. El problema radica en que el “matrimonio gay” es como una rama seca. No puede producir retoños de ningún tipo. No puede reproducirse porque del sexo entre dos hombres o dos mujeres no sale absolutamente nada vivo. Así es la naturaleza. Entonces, ¿para qué forzar lo que su naturaleza no permite? ¿O es que no están conformes con la suya? En síntesis, los gay quieren convertir la excepción de la adopción en una regla que, para todos y cada uno de ellos en pareja, pone en evidencia la imposibilidad de tener hijos en el “matrimonio gay”.

En realidad, la lucha por la igualdad de derechos no parece ser más que un pretexto para justificar la alienación. Es un pretexto de un principio legítimo, válido y poderoso en sí mismo. Pero pretexto al fin y al cabo. Porque una cosa es querer ser tratados como a todo el mundo –a mí, que no soy “todo el mundo”, no me gustaría nunca ser tratado así–, y otra cosa muy distinta es querer ser como todo el mundo –lo que es aún peor que ser tratado como a “todo el mundo”–. El “orgullo”, ciertamente, no va por ahí.

 

http://peru21.pe