Archivos para febrero, 2013


Diario La Repubblica de Italia reveló detalles del documento final de ‘Vatileaks’, dossier plagado de informaciones sobre pugnas de poder, malversaciones de fondos y relaciones homosexuales en la curia romana.

(AP)

(AP)

La posible existencia de una “red transversal unida por la orientación sexual” dentro del Vaticano y las relaciones homosexuales que entre los mismos miembros de la curia romana se habrían producido a la sombra de la Santa Sede, serían los principales motivos que forzaron alPapa Benedicto XVI a renunciar al cargo, informó el diario italiano La Repubblica.

Si bien se especuló desde hace un tiempo que fue el contenido del informe final del caso ‘Vatileaks’ lo que provocó la salida del Sumo Pontífice, recién se conocen los detalles de este documento, que contendría información tan “demoledora” que el Papa decidió que a su edad no podía enfrentar un problema de tales dimensiones.

El dossier, preparado por los cardenales Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi –todos mayores de 80 años y con amplio conocimiento de los tejes y manejes en el Vaticano– fue entregado el 17 de diciembre a BenedictoXVI y revela luchas de poder, malversaciones económicas, relaciones homosexuales y de chantajeentre miembros de la Iglesia.

“Todo gira en torno a la observación del sexto y séptimo mandamiento”, asegura el periódico italiano citando a una persona muy próxima a uno de los autores del informe. “No cometerás actos impuros”, proclama el sexto mandamiento; “no robarás”, dice el séptimo.

Ante las evidencias de lo que ocurre en la institución que él dirige, Benedicto XVI decidió entregar el informe al próximo Papa, “que deberá ser lo bastante fuerte, joven y santo, para poder afrontar el trabajo que le espera”, dice el artículo.

PROXENETISMO Y PROSTITUCIÓN
El informe de La Repubblica recordó un escándalo que sacudió la Santa Sede en 2010, cuando se reveló una red de prostitución gay dentro de la Iglesia que ofrecía sexo con jóvenes seminaristas.

El próspero negocio era dirigido por un nigeriano llamado Chinedu Thiomas Eheim, miembro del coro de la Reverenda Capilla Musical de la Sacrosanta Basílica Papal de San Pedro.

“Solo te digo que mide dos metros, pesa 97 kilos, tiene 33 años y es completamente activo”, dijo Eheim a Angelo Balducci, en esa época ‘gentiluomo’ del Papa y presidente del Consejo Nacional italiano de Obras públicas.

La conversación fue descubierta luego de que la justicia italiana ‘chuponeara’ los teléfonos de Balducci en medio de una investigación por corrupción.

http://peru21.pe/


Informe secreto del caso Vatileaks

Benedicto XVI sale de un Vaticano de intrigas, sexo y corrupción
La protección de los sacerdotes acusados de pederastia y la corrupción en el Vaticano vuelven a aflorar en el momento de la despedida de Benedicto XVI

ROMA

Los dos grandes escándalos que la Iglesia católica sigue intentando cerrar en falso, la protección durante décadas a los curas pederastas y la corrupción moral y económica de algunos miembros de la curia romana, se acaban de presentar en el Vaticano en el momento más delicado, la renuncia de Benedicto XVI y la elección del nuevo papa.

A las dudas sobre si los cardenales investigados por encubrir a pederastas deben participar en el cónclave se unen ahora las revelaciones, cada vez más explícitas, sobre el contenido del informe secreto sobre el caso Vatileaks —la filtración masiva de documentos papales— encargado por Joseph Ratzinger a tres cardenales octogenarios.

El documento, que fue conociendo el Papa a lo largo de 2012, supone —según el diario La Repubblica— la confirmación de que destacados miembros de la jerarquía vaticana están implicados en luchas intestinas por el poder, el dinero e incluso el sexo.

SEXO Y CODICIA
“Todo gira en torno al sexto y al séptimo mandamiento”. La frase, que el periódico italiano pone en boca de una fuente conocedora del informe, viene a resumir que la comisión de actos impuros y el robo son los pecados, cuando no los delitos, que minan los cimientos del Vaticano. El diario abunda en el conocimiento por parte de Benedicto XVI del contenido del informe —elaborado por los cardenales Jozef Tomko, Salvatore De Giorgi y Julián Herranz— determinó en gran medida su renuncia. Desde principios de abril, justo después de su viaje a Cuba y México, hasta el pasado mes de diciembre, los cardenales fueron contando al Papa, y solo al Papa, el resultado de sus pesquisas.

Según La Repubblica, la comisión cardenalicia entrevistó a decenas de obispos, cardenales y laicos que fueron dibujando la situación actual del Vaticano. Esto es, una confluencia de grupos de poder articulados en función de las distintas congregaciones religiosas o de su lugar de procedencia, pero también de sus apetencias sexuales. Según la investigación, altos jerarcas de la Iglesia podrían estar siendo víctimas de “influencias externas” —una forma suave de decir chantaje— por culpa de “sus vínculos de naturaleza mundana”, o sea, por su relación con los bajos fondos.

Y, a partir de aquí, el informe que el Papa tendría guardado en la caja fuerte del apartamento pontificio para entregárselo a su sucesor sube sensiblemente de tono. El diario hace referencia a un escándalo que explotó en 2010 y cuyo protagonista fue Angelo Balducci, de 65 años, gentilhombre del Papa —un club laico relacionado con la curia romana— y por entonces presidente del Consejo Nacional de Obras Públicas con el Gobierno de Silvio Berlusconi. Balducci estaba siendo objeto de una investigación judicial cuando los agentes que le tenían pinchado el teléfono constataron que utilizaba habitualmente los servicios de un nigeriano, Chinedu Thomas Ehiem, de 42 años, cantor de la capilla Giulia de la basílica de San Pedro, para contratar los servicios sexuales de hombres jóvenes.

Por su parte, Marco Simeon, es un joven protegido del secretario de Estado, Tarcisio Bertone, y a quien el arzobispo Carlo Maria Viganò —enviado a EE UU tras denunciar la corrupción del Vaticano—- ya relacionó en el pasado con la corrupción económica dentro de los muros de la Iglesia. Pasado el tiempo, el joven protegido de Bertone también fue señalado como uno de los responsables de la caída en desgracia de Ettore Gotti Tedeschi, el anterior presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), el banco del Vaticano. Gotti Tedeschi fue violentamente despedido en mayo de 2011 después de que, durante dos años y medio, intentara sin éxito limpiar las finanzas de la Iglesia.

Tras su destitución, y ante el temor de ser asesinado, Gotti Tedeschi, viejo amigo del Papa, escribió un informe —ahora en poder de la justicia— dejando constancia de su lucha infructuosa contra los vicios contables de la Iglesia católica. La presidencia del IOR quedó vacante nueve meses y no se cubrió hasta la pasada semana. No deja de ser significativo que la última decisión de Benedicto XVI como Papa haya sido la de poner al frente del banco a un alemán, el barón Ernst Von Freyberg. Unas horas después se supo que el joven Marco Simeon había sido destituido al frente de Rai Vaticano. También en el ajedrez vaticano, los peones son los primeros en caer.

ENCUBRIR LA PEDERASTIA
A los escándalos por el poder, el sexo o el dinero se une el más triste de todos. El que supone la negación de la justicia y el consuelo a las víctimas de la pederastia. La polémica sobre si los cardenales sospechosos de haber ocultado los actos de pederastia deberían abstenerse de participar en el cónclave no hace más que crecer.

El asunto, que fue puesto sobre la mesa por la revista católica Famiglia Cristiana y la organización estadounidense Catholics United, solo tenía como objetivo en un primer momento al cardenal Roger Mahony, acusado de encubrir durante sus 26 años al frente de la diócesis de Los Ángeles a 129 sacerdotes acusados de abusos a menores. Pero enseguida el foco se posó también sobre el cardenal primado de Irlanda, Sean Brady, y el cardenal belga Godfried Danneels. Pero no serían los únicos manchados por un escándalo tan grave. En algún momento de sus vidas, el estadounidense Justin Francis Rigali, el australiano George Pell, el mexicano Norberto Rivera Carrera, el polaco Stanislaw Dziwisz y el argentino Leonardo Sandri también desoyeron el sufrimiento de las víctimas. De hecho, uno de los candidatos a suceder a Benedicto XVI, el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, acaba de declarar en la investigación de abusos sexuales atribuidos a sacerdotes de Milwaukee, donde él fue arzobispo entre 2002 y 2009.

Los grandes escándalos que Benedicto XVI no supo atajar durante su pontificado se presentan ahora, con su rostro más crudo, en el momento de la despedida.

Fuentes: El País

Editado por: Protestante Digital 2013

Creative Commons


César Vidal Manzanares

La Reforma indispensable (49)

49855_N_09-03-12-22-22-06La Reforma tenía razón y la iglesia católica se ha visto obligada a reconocerlo desdiciéndose de sus posiciones de hace 5 siglos.
Al fin y a la postre, la Reforma protestante implicó una ruptura:

– Que ha permanecido, lo que la diferencia de otros movimientos a lo largo de la Historia del cristianismo que se extinguieron con el paso del tiempo. A la Reforma no se le puede aplicar de manera negativa el argumento de Gamaliel que indicaba que aquello que no es de Dios se extingue (Hechos 5, 34-42). A decir verdad, no ha dejado de extender su área de influencia por un solo día en casi cinco siglos pese a chocar con un poder católico que, históricamente, no se refrenó a la hora de utilizar contra ella la hoguera y la prisión.

– Que no se puede explicar como hicieron apologistas católicos como Denifle o Grissar aludiendo a la mala fe de Lutero o a su supuesta insania mental o a sus graves pecados.

Todos esos argumentos han quedado desmentidos por católicos como J. Lortz o D. Olivier que han reconocido, entre otros extremos, la ruptura de la unidad eclesial, la grave crisis espiritual de la iglesia católica, la falta de respuesta a los argumentos de Lutero e incluso la inferioridad moral y teológica de los adversarios del agustino. Como muy bien ha indicado Lortz, ni el Eck corrupto, ni el Aleandro que no se dedicaba a la oración, ni los obispos despreocupados, ni el papa León X ocupado en una cacería mientras firmaba la bula de excomunión del fraile estuvieron a la altura de las circunstancias.

Humanamente, pudieron acabar con Lutero en diversas ocasiones, pero las consideraciones de carácter político –como el deseo del papa León X de impedir que Carlos I de España se convirtiera en emperador– impidieron adoptar esas medidas.

Si, en no escasa medida, Lutero no fue neutralizado se debió al hecho de que él era un hombre de fe que tomaba sus decisiones con la valentía que sólo deriva de la confianza total en Cristo y en el poder del Evangelio, mientras que las consideraciones de sus adversarios –que contaban con el respaldo de los dos grandes poderes de la época– pensaban en otra clave no precisamente evangélica.

No debería sorprender que ese resultado haya sido contemplado siempre desde el lado reformado como una demostración innegable de la acción de la Providencia que preservó a los que anteponían a Cristo y Su Evangelio a cualquier otra meta ni tampoco que inspirara una clara convicción de superioridad ética y teológica.

– Que fue positiva para el protestantismo–que siempre la vio como un acto de la Providencia- ya que permitió iniciar la Reforma por la que venía gimiendo la Cristiandad occidental desde hacía siglos. Y…

– Que cambió la Historia de formas notablemente positivascomo es el hecho de que ese pensamiento reformado inspiró, como han indicado entre otros Whitehead o Kuhn, la revolución científica, el desarrollo económico y el nacimiento de la democracia moderna.

La razón espiritual de la Reforma queda afirmada, por añadidura, por el hecho de que la misma iglesia católica, con cerca de medio milenio de retraso si se quiere, pero, de manera innegable, ha terminado por aceptar algunas de las tesis sustentadas por Lutero incorporándolas como propias a pesar de que, en el pasado, pudiera haberlas condenado como heréticas.

Por citar un ejemplo llamativo, ¿qué católico –no digamos ya que pontífice u obispo– sostendría hoy que quemar herejes es una obra impulsada por el Espíritu Santo y que negarlo merece la excomunión como afirmó el papa León X en la bula de excomunión de Lutero? Sólo un desequilibrado o un ignorante podría mantener semejante posición y más después de la declaración oficial de Juan Pablo II, con todos los límites que se quiera, pidiendo perdón por los pecados cometidos por la iglesia católica.

No se trata además de la única de las reivindicaciones reformadas que también han sido asimiladas en el seno de la iglesia católica. La celebración de los cultos en lengua vernácula y no en latín; el libre acceso de los laicos a las Escrituras (aunque en el catolicismo persista la obligación de que sean traducciones comentadas), el arrinconamiento de la Vulgata latina en favor de traducciones de la Biblia realizadas a partir de las lenguas originales o la desaparición del poder temporal del papa, por más que, inicialmente, se viviera como una imposición traumática son realidades actuales cuya negación llamaría la atención de la inmensa mayoría de los católicos salvo algunos fanáticos irreductibles. Sin embargo, todas esas propuestas resultaban intolerables para la jerarquía de inicios del s. XVI y no se aceptaron hasta el Vaticano II.

No sólo eso. El acercamiento no de la jerarquía, pero sí de los teólogos y los escrituristas católicos a las posiciones reformadas sobre temas como la justificación por la fe sola resulta verdaderamente espectacular. Una vez más, autores como Denifle, en ciertos momentos paradigmáticamente católicos, han quedado ubicados en el altillo de los objetos inútiles y se han visto sustituidos por predicaciones como las del confesor del papa actual Benedicto XVI o por documentos como la Declaración conjunta luterano-católica sobre la justificación por la fe. Este documento en concreto asume de tal manera posiciones protestantes en lo que a la justificación por la fe se refiere que las preguntas que asaltan al lector que conoce el tema es, primero, cómo los teólogos católicos pueden después encajar en semejante esquema cuestiones como el sistema sacramental católico y, segundo, cómo lo contemplarán no pocos protestantes que no tienen un punto de vista tan radical en lo relativo a la acción de la gracia. Partiendo de esa base, hay que preguntarse si la tesis del Hans Küng consultor del Vaticano II señalando que había que darle inicio reconociendo que Lutero tenía razón y a partir de ahí esperando que Dios actuara no reflejaba más que mero voluntarismo una realidad innegable y hasta qué punto no estaba totalmente justificada la pregunta que se formulaban no pocos teólogos católicos: “¿Cuánto tiempo tendremos que esperar aún para admitir reformas que Martín Lutero planteó con toda razón hace ya cuatrocientos años?” [1] .

La Reforma tenía razón y, se diga lo que se diga, hasta la iglesia católica se ha visto obligada a reconocerlo en una parte desdiciéndose de sus posiciones de hace cinco siglos.

Sin embargo, todos estos hechos no deberían llevarnos a pasar por alto un principio reformado tan esencial como el de “Ecclesia reformata semper reformanda” (la iglesia reformada siempre tiene que ser reformada).La Reforma es necesaria a día de hoy y sobre los mismos parámetros que tuvo durante el siglo XVI. A esa cuestión, dedicaremos las próximas entregas.

 Continuará: Sola Scriptura


   [1]  H. Küng, Libertad conquistada, Madrid, 2003, p. 377.

Autores: César Vidal Manzanares

©Protestante Digital 2013

Creative Commons

Juan Simarro Fernández

Y se escandalizaban de Él (XVI)

El último, el esclavo, el que sirve
Hoy más que nunca se valora la riqueza como prestigio y se sigue poniendo a los ricos en los primeros lugares… incluso en las iglesias cristianas.

 

Es impactante y un tanto escandaloso el fijarse en la inversión de valores que hace Jesús tanto en las parábolas del Reino como en otros mensajes suyos dirigidos tanto a las multitudes como a los discípulos.  “…Sea el mayor entre vosotros como el más joven, y el que dirige como el que sirve”.  Lucas 27:26. ¿Escandaliza hoy esta frase a los creyentes?

En estas líneas sobre el servicio basadas en el pasaje de Lucas en el que los discípulos iban discutiendo cuál de ellos sería el mayor, vendría muy bien la frase de Jesús que estructura todo su pensamiento en estas áreas:  “Los últimos serán los primeros” .

En el pasaje de Mateo 20, sobre la madre de los hijos de Zebedeo, pidiéndole a Jesús que ordenara que en su reino sus hijos se sentaran uno a la derecha y el otro a la izquierda, se perfila también este concepto. Allí el mensaje se da de esta manera:  “El que quiera ser el primero entre vosotros, será vuestro siervo” . Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los siervos. No es nada fácil entender el Evangelio desde los parámetros del mundo. Les escandaliza. Causa rechazo si no se mira con los ojos de la fe.

No era fácil para los discípulos entender al Maestro. ¿Acaso lo es hoy? Hoy la tendencia normal sigue siendo el querernos encumbrar, el ser los mayores, el estar más cerca de los ángeles que de los hombres, especialmente de los hombres empobrecidos y maltratados. El pensamiento de Jesús dice que el servicio es el que nos pone en nuestro lugar. Los textos hablan de la grandeza del servicio… el grande es el que sirve, el que se humilla… no es el que se sienta a la mesa, sino el que se pone al servicio de los que se han de sentar.

Jesús lo fundamenta con su ejemplo:  “Yo estoy entre vosotros como el que sirve” . Ese, diría Jesús, es el mayor ejemplo de grandeza. Hay toda una revolución de valores, aplicados aquí al servicio y a todo el pensamiento de Jesús en general. Con respecto a la lógica del mundo hay una revolución de valores, todo un trastoque de los conceptos que nosotros tenemos como buenos. Todo esto dejaba atónitos y escandalizados a los que escuchaban desde la lógica de los poderosos.

Hoy no ha cambiado mucho. En alguna ocasión, hablando de estos temas, lo que a grupos de creyentes les parece injusto es que en la parábola de los obreros de la viña se les pague igual a los obreros que han trabajado desde el principio del día que a los que han entrado al final de la jornada y que, además, se les pague los primeros. No entienden el trastoque de los valores de Jesús, su justicia que no es como la de este mundo, sino una justicia impregnada de misericordia a favor de los más débiles que, en este caso, sería aquellos a los que nadie quería contratar por ser precisamente los menos competitivos por su situación de debilidad.

Hay una inversión de valores que también se debe dar en la valoración de las personas, religiosas o no. La grandeza está en el servicio, no en el ser servido. La grandeza está en saber humillarse en el servicio al otro, no en el hecho de que otros te sirvan porque te consideran importante. Así estos párrafos de Jesús:  “Los reyes de las naciones se enseñorean sobre ellas, y los que sobre ellas tienen autoridad son llamados bienhechores” . Esos no son los grandes, no son los importantes a los ojos de Dios. Se consideran los mayores a los que hay que servir y se autoengrandecen. Nunca serán los primeros, los que tengan la dignidad o el privilegio de sentarse al lado de Jesús.

Por eso Jesús dice a sus discípulos : “Entre vosotros no será así, sino que el mayor será entre vosotros como el más joven, y el que dirige, como el que sirve” . Así, pues, los importantes no van a ser aquellos que se encumbran en la escalada social y económica, siendo admirados por todos los que están dispuestos a servirles por ser los ganadores, los que han llegado a las cumbres humanas. Los importantes serán los que se humillan hasta el servicio a los más débiles. De ahí la grandeza del servicio aunque algunos se escandalicen ante ello.

Jesús invierte los valores y deja la preeminencia a los que sirven. Las otras formas de pensar de los que quieren ser servidos, se dan entre los enaltecidos por el poder o el dinero…  “más no así entre vosotros” , nos dice Jesús. Por tanto, entre nosotros, los cristianos, no debe ser así, a no ser que seamos cristianos nominales que están a años luz del auténtico seguimiento de Jesús:  “Yo estoy entre vosotros como el que sirve” , nos dijo el Señor durante su estancia entre nosotros en la tierra. Fue su ejemplo humano para los que quieren seguirle.

Debéis imitarme, diría Jesús…  “porque ejemplo os he dado” , les dijo después de haber lavado los pies a sus discípulos.

Tenemos que decir que, desgraciadamente hoy, la inversión de valores que hace Jesús no ha calado suficiente en el mundo. Hoy más que nunca se valora la riqueza como prestigio y se sigue poniendo a los ricos en los primeros lugares… incluso en las iglesias cristianas. Hoy las mayorías piensan que para ser importante, hay que triunfar en el mundo del dinero o del poder, ocupar lugares de privilegio bien remunerados, ya sea en el mundo de los negocios, del arte, de los deportes…

Pocas veces se considera como importante y se califica de triunfador al que comparte, al que se acerca a los humildes, a los que consuelan, a los que buscan la paz y están de espaldas al lujo y al boato de los altos cargos y triunfadores según el mundo.

¿Predicamos desde nuestros púlpitos, desde nuestras iglesias, con nuestros ejemplos y estilos de vida esta inversión de valores que hace Jesús? ¿Queremos ser de los importantes desde los parámetros de vida que nos presenta el Maestro? ¿Seguimos la lógica de Jesús o de los poderosos del mundo acostumbrados a que les sirvan? ¿Podemos consideran a los últimos según el mundo como los primeros? ¿Aceptamos que el que quiera ser el primero ha de ser el siervo de los otros? ¿Hemos asimilados la inversión de valores que hace Jesús? ¿Podemos hoy trastornar al mundo con estos valores o se nos han colado por la puerta de atrás de las iglesias los valores mundanos, contravalores en relación con los valores del Reino, y vivimos como los que no tienen esperanza?

Os animo a aceptar el reto de los valores de Jesús, de la inversión y revolución de valores que Él hace sin escandalizaros. Quizás entonces será muy fácil entrar por los caminos del servicio. El servicio a los más necesitados, a los pobres y proscritos del mundo, a los sufrientes de esta tierra. Es la forma de entrar en la categoría del ser los primeros… y los más felices, de los hombres libres.

Autores: Juan Simarro Fernández

©Protestante Digital 2013

Creative Commons

Dios ya tiene el mejor Plan

Publicado: febrero 19, 2013 en Teología

Óscar Margenet Nada

La iglesia y los lugares de culto (3)

Dios ya tiene el mejor Plan

 El Señor espera de nosotros obediencia a sus mandatos de amor. Nuestra obediencia se hace visible cuando le adoramos y servimos con gozo, pensando en agradarle sólo a Él, en el lugar donde estemos.

“Si Dios no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Dios no guardare la ciudad, en vano vela la guardia.”Salmo 127:1

ADORACIÓN A DIOS Y LUGARES DE CULTO EN ISRAEL 
Entre el período Antiguo y la etapa que comenzaremos a estudiar hay un contexto geográfico-cultural que conviene repasar brevemente, pues en él actuará Israel como pueblo testimonial de Dios a las naciones. Recordemos que toda obra necesita de un plan y de agentes adecuados para llevarlo a cabo.Dos generaciones antes de que Jacob fuese llamado Israel por Dios, Abram – quien sería su abuelo y era conocido como “el hebreo”  (1)  – es enterado de la abducción sufrida por su sobrino Lot a manos del poderoso Quedorlaomer, a la sazón un temible guerrero que había devastado la tierra de entonces incluidos todos los vecinos de Abram; éste, con 318 varones de su casa, acude a rescatar a su pariente.

El relato culmina con la liberación de Lot, la derrota de Quedorlaomer y la misteriosa aparición de Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, quien bendice a Abram, introduce una categoría de sacerdocio sin precedentes y dos símbolos materiales: pan y vino; respectivamente, ellos son figuras del Mesías prometido a Israel y del memorial de su obra redentora a ser instituido por él.

Notemos dos detalles de importanciaque se mencionan al final de esta historia:  (2)

El primero nos muestra a Abram dando a Melquisedec el diezmo de todo lo conquistado, como respuesta visible a la bendición. El Altísimo le envía un mensajero que es, él mismo, el mensaje. No solo viene a confirmarle la aprobación divina a su generosa y abnegada misión; también es un encuentro profético pues prefigura al Cristo de Dios que vendría a redimir al mundo y ser las primicias en todo.

El segundo, como contraparte, muestra al rey de Sodoma quien, en el mismo lugar de culto e ignorando a Melquisedec, ofrece a Abram celebrar un pacto entre ellos. Este es el típico obrar de hombres que niegan la autoridad divina y se creen con derechos a negociar las bendiciones ajenas como propias.

Resumidos, estos hechos revelan la fe y conocimiento de Abram respecto de Dios y de su Plan eterno, frente a la prueba; y respecto de los paganos, a la hora de sellar la paz. Fe y conocimiento le guiaban a actuar con sabiduría. Abram no actuaba condicionado bajo ninguna circunstancia, sea esta adversa o beneficiosa. Para adorar y servir a Dios, cualquier ocasión y lugar le eran propicios.

 A pesar del error Abram no fue llamado a engaño.

Los años pasan y Abram sobrevive a hambrunas y dificultades, en su constante peregrinar desde Ur de los caldeos, pasando por Egipto, rumbo a la tierra prometida. El cumplimiento de la promesa de Dios de darle una descendencia incontable parecía no llegar nunca. Pero, Abram confiaba y esperaba. Sarai, su fiel esposa, seguramente contaba los días, semanas, meses y años sin que el milagro ocurriese. Y su ansiedad e impaciencia alimentaron en ella una solución: Abram tendría el hijo con su sierva, Agar.

Trece años después de esta otra típica decisión humana, y del nacimiento de Ismael, llegaría el tiempo de Dios precedido por varios anuncios tanto sobrenaturales como confirmatorios de la promesa y que Dios lleva a cabo mediante un pacto eterno con Abram, a quien le dice:

 “Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto (…) En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones (…)  Mas yo estableceré mi pacto con Isaac, el que Sara te dará a luz por este tiempo el año que viene. Y acabó de hablar con él, y subió Dios de estar con Abraham. ”  (3)

Dios cambia los nombres de Sarai y Abram para que, en adelante recuerden el propósito que les tiene reservado: ser progenitores de un pueblo terrenal escogido para dar testimonio del Dios eterno. El pacto comienza a cumplirse con la obediencia al mandato divino y la circuncisión de todos los varones.

Es sabido que las naciones vecinas sacrificaban a sus primogénitos y los enterraban debajo de las casas para protección familiar. Dios impidió el sacrificio de Isaac no sólo para prefigurar el sacrificio expiatorio de Cristo, sino también para impedir que Israel practicase aquel cruel ritual pagano.

La confianza de Abraham no era algo descarnado ni extático. Los roles de padre, esposo, jefe de una enorme tribu y próspero hacendado los ejercía con plena confianza en Dios; esto le otorgaba un dominio propio que equilibraba sus emociones, sus pensamientos y sus decisiones. Ese carácter le era reforzado no solo cuando agradecía por la provisión de un Dios que le era real; sino cuando estaba atento para escuchar de Él lo que debería hacer para agradarle. Abraham actuaba por fe, no por vista.

Era una relación de ida y vuelta. No había dos monólogos antropocéntricos como “Dios me lo dijo” o “Yo le pedí a Dios”. Había un diálogo. Una conversación en la que Uno instruía y ordenaba (Dios ponía el orden) y el otro respondía con obediencia práctica y adoración constante (Abraham obraba en orden).

Este pacto es de Dios, no del hombre; es una iniciativa divina, de naturaleza teocéntrica; por lo tanto es eterno, invariable y perfecto. En el pacto divino, lo invisible de Dios se haría visible en Abraham, el hombre escogido para obedecer aportando lo visible y temporal, lo físico y complementario. Como vemos es un pacto donde sólo cuentan los tiempos de Dios.

Por esa razón, no se entiende el entusiasmo de muchos que insisten hoy desde el púlpito: “haz un pacto con Dios”, como si ello fuese necesario (o tan siquiera factible), y aseguran que Dios responderá en forma inmediata.

Los pueblos vecinos a lo que luego sería Israel tenían maneras de adorar semejantes a la de los hebreos. Usaban corderos para holocaustos como protección contra calamidades, y ofrendaban las primicias de sus cosechas para asegurar la fertilidad del suelo. Pero con ello aspiraban a satisfacciones temporales que premiasen su ambición. Dios siempre advirtió a Israel acerca de los peligros de contaminarse con la asimilación de costumbres y ritos propios de los pueblos que Él les permitiría conquistar; se lo repitió vez tras vez mucho antes de ocupar la tierra prometida, como veremos más adelante.

LA OBEDIENCIA Y EL SACRIFICIO
Un año después del pacto, Isaac nace en el tiempo anunciado por Dios y cuando aún era niño, su padre enfrentará la prueba más difícil de todas: a pesar de haberlo recibido de manera milagrosa y criado con genuino amor paterno, debía ofrecerlo en sacrificio.

Lejos de entrar en confusión o de repetirse hasta el cansancio “¿por qué justo a mí?” Abraham obedeció al pie de la letra con el mandato divino, e Isaac aprendió que la confianza de su padre (“Dios proveerá”) (4)  provenía de un hombre plenamente entregado al Creador y Sustentador de todo. Padre e hijo comprobaron que lo primero que necesita el ser humano es creer y esperar en Dios. Sólo Su fidelidad permite al creyente vivir en paz con Dios, con sus semejantes, con los suyos y consigo mismo, en cualquier circunstancia de la vida.

No faltan los que repiten aquella frase como muletilla fuera de todo contexto; como un “abracadabra” que les traerá la calculada “bendición”. Lo expresan como conjuro y esperan un bien como recompensa. Y como no les dé resultado se desmoronan preguntándose por qué Dios tarda tanto en responderles.

La historia bíblica enseña que había de transcurrir mucho tiempo antes de que Israel tomase posesión de Canaán. Dios planificó que llegue a esa instancia pasando previamente por cuatrocientos treinta años de dura esclavitud en Egipto.  (5)  Mucho tiempo es, podríamos pensar, para aprender que Dios tiene poder para liberar de mano de los poderosos a todos los que Él ama: los que le adoran y sirven sólo a Él. Y fueron necesarios otros cuarenta años de vagar en el desierto de este pueblo quejoso que seguía multiplicándose, antes de que avizorase la tierra prometida “de la que fluyen leche y miel”. (6)

El pacto de Dios con Abraham no habría de terminar con la Ley divina dada por Dios a Israel por medio de Moisés.  (7)  Hay una secuencia coherente e indestructible en el plan divino de hacerse para sí una familia. Su Plan es Cristo-céntrico; nada hay en él que no apunte a Jesucristo o no sea perfeccionado a partir de Él. Por eso, próximamente analizaremos en mayor detalle los lugares de culto en el período israelita del AT, recordando que aquellos eran peregrinos en busca de la tierra prometida. Por nuestra parte, al continuar con esta serie, haríamos muy bien en tener siempre presentes las inspiradas palabras del apóstol Pedro cuando nos habla como a peregrinos y extranjeros en la tierra:

 “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.” (8)

El Señor espera de nosotros obediencia a sus mandatos de amor. Nuestra obediencia se hace visible cuando le adoramos y servimos con gozo, pensando en agradarle sólo a Él, en el lugar donde estemos. Él lo ha planificado todo para que no nos falte nada, nunca. Podemos confiar pues Él es quien planifica.

Seguiremos con la serie  La iglesia y los lugares de culto (4)  en nuestra próxima nota:  Dios es el constructor , si Él así lo permite.

 1  Génesis 14:13
 2 Génesis 14:17-24
 3  Génesis 17 (sugiero leer todo este capítulo que es una verdadera joya de la literatura bíblica)
 4  Génesis 22:8,14
 5  Éxodo 12:40
 6  Números 14:33; Éxodo 3; 8, 17. También es muy interesante este reciente artículo:
 http://www.cbn.com/mundocristiano/Israel/2011/October/Israel-Tierra-de-Leche-y-Miel-una-profecia-cumplida/
 7 Gálatas 3:17
 8 1ª Pedro 2:9-10

Autores: Óscar Margenet Nadal
©Protestante Digital 2013

Creative Commons

WORLD PRESS PHOTO 2012

Publicado: febrero 19, 2013 en Fotografía, Iglesia

wp1

Imagen del fotógrafo Paul Hansen ganadora del premio World Press Photo of the Year 2012 de la 56ª edición del concurso World Press Photo. En la fotografía aparecen Suhaib Hijazi, de 2 años, y su hermano Muhammad, de 3 años, que murieron al impactar un misil contra su casa durante un ataque aéreo israelí. Su padre Fouad también murió y su madre acabó en cuidados intensivos. Los hermanos de Fouad transportan los cadáveres de los niños a la mezquita para su funeral y posterior entierro en la ciudad de Gaza, Territorios Palestinos, el 20 de noviembre de 2012

PAUL HANSEN (AP)
wp2
Imagen del fotógrafo Emin Özmen segunda galardonada en el premio World Press Photo of the Year 2012 de la 56ª edición del concurso World Press Photo. En la imagen se puede ver un interrogatorio en la ciudad de Alepo, Siria, el 31 de julio de 2012. Después de 48 horas de interrogatorio los presos fueron liberados. EMIN ÖZMEN (SPOT NEWS)

wp3

Imagen tomada por el fotógrafo argentino Rodrigo Abd, de la agencia The Associated Press, en Idib (Siria) el 10 de marzo de 2012 que ha ganado el primer premio en la categoría de “Noticias generales” del certamen World Press Photo. La foto muestra a Aida llorando mientras se recupera de las graves heridas causadas durante un bombardeo por el Ejército sirio en Idib (Siria). RODRIGO ABD

wp4

Imagen tomada por el fotógrafo Fabio Bucciarelli de la agencia France Press, en Alepo (Siria) el 10 de octubre de 2012 que ha quedado segunda en la categoría de “Noticias generales” del certamen World Press Photo. FABIO BUCCIARELLI

wp5

Japón después de la ola. DANIEL BEREHULAK (GETTY IMAGES)

wp6

Imagen tomada por el fotógrafo malasio Wei Seng Chen el 12 de febrero de 2012 en Sumatra Occidental, Malasia, que ha ganado el primer premio en la categoría “Acción en deportes” de la 56ª edición del certamen World Press Photo.

WEI SENG CHEN

wp7

Fotografía tomada por el fotógrafo ruso Sergéi Ilnitsky que ha recibido el 2º premio en la edición 2012 del prestigioso certamen de fotoperiodismo World Press Photo en la categoría de Acción en deportes.

SERGEI ILNITSKY (EUROPEAN PRESSPHOTO AGENCY)
wp8
Imagen del fotógrafo danés Jan Grarup tomada el 21 de febrero de 2012 en Mogadiscio (Somalia) y que forma parte de la serie “Solo quiero hacer mates” ganadora del primer premio en la categoría “Noticias Deportivas” de la 56ª edición del certamen World Press Photo. JAN GRARUP (DINAMARCA LAIF)

wp9

Fotografía tomada el 3 de abril de 2012 en Nairobi (Kenia) por el fotógrafo freelance estadounidense Micah Albert para la agencia Redux Images que ha ganado el primer premio en la categoría Temas Contemporáneos del concurso de fotografía World Press Photo. MICAH ALBERT (REDUX IMAGES)

wp10

Imagen tomada el 22 de junio de 2012 en Da Nang (Vietnam) por la fotógrafa vietnamita Maika Elan para Moss de “La opción rosa” que ha ganado el primer premio en la categoría de “Historias de Temas Contemporáneos” de la 56ª edición del certamen World Press Photo. Phan Thi Thuy Vy y Dang Thi Bich Bay, que han estado juntas un año, ven la televisión mientras se relajan tras ir al colegio. Vietnam no ha aceptado históricamente las relaciones de personas del mismo sexo.

MAIKA ELAN (MOST)
wp11
Mañana de vacaciones de verano, Italia.  SOREN BIDSTRUP (BERLINGSKE)

wp12

Imagen tomada en Roma (Italia) por el fotógrafo italiano Fausto Podavini que forma parte de su serie “Mirella” y que ha ganado el primer premio en la categoría de “Historias de la vida cotidiana” de la 56ª edición del certamen World Press Photo. FAUSTO PODAVINI

wp13

Fotografía tomada por la fotógrafa polaca Ilona Szwarc para la agencia Redux Pictures el 19 de febrero de 2012 en Boston, Massachusetts (Estados Unidos), que ha ganado el tercer premio en la categoría “Observed Portraits” de los 56ª edición de los premios World Press Photo. “American Girl” es una popular línea de muñecas que pueden ser personalizadas para parecerse exactamente a sus dueños. Kayla posa con su muñeca “American Girl” delante de un retrato de dos antepasados. ILONA SZWARC (REDUX PICTURES)

wp14

Imagen tomada por la fotógrafa holandesa Ananda van der Pluijm, que obtenido el tercer premio en la categoría de retratos en la 56ª edición del Worl Press Photo of the Year 2012 según han anunciado la organización en Ámsterdam, Holanda. ANANDA VAN DER PLUIJM (THE NEDERLANDS)

wp15

Imagen tomada por el fotógrafo malasio Stefen Chow para la revista Smithsonian, que ha obtenido el segundo premio en la categoría de retratos individuales preparados en la 56ª edición del World Press Photo of the Year 2012. La imagen muestra al artista chino Ai Wei Wei, en Pekín, China, el 6 de febrero de 2012 STEFEN CHOW (SMITHSONIAN MAGAZINE)

wp16

Imagen tomada por el fotógrafo belga Stephan Vanfleteren el 17 de octubre de 2012 en Conakry (Guinea) que ha ganado el primer premio en la categoría de “Gente – Retratos” en la 56ª edición del certamen World Press Photo. La imagen muestra a Makone Soumaoro, de 30 años, que tiene bocio. STEPHAN VANFLETEREN (PANOS FOR MERCY SHIPS/DE STANDAARD)

wp17

Imagen tomada por el fotógrafo alemán Christian Ziegler el 16 de noviembre de 2012 en Black Mountain Road, Australia, que ha ganado el primer premio en la categoría de “Naturaleza” de la 56ª edición del certamen World Press Photo.

CHRISTIAN ZIEGLER
wp18

Imagen tomada por el fotógrafo canadiense Paul Nicklen, de la revista National Geographic, en el Mar de Ross en la Antártida, el 18 de noviembre de 2011 y que forma parte de la serie “Pingüinos Emperador, Mar de Ross” que ganó el primer premio en la categoría “Historias de la Naturaleza” del 56ª edición del certamen World Press Photo

PAUL NICKLEN (NATIONAL GEOGRAPHIC MAGAZINE)
wp19

Daniel Ochoa de Olza obtiene un segundo premio en la categoría de Retratos con un reportaje del regreso a los ruedos del torero Juan José Padilla. DANIEL OCHOA DE OLZA