El Tea Party abraza la reforma migratoria y un recorte drástico del gasto

Publicado: febrero 12, 2013 en Noticias

Rand Paul asegura que su formación no debe ver a los inmigrantes como “una carga” sino como “un activo”

  Washington
El senador del Tea Party, Rand Paul, durante su réplica al discurso sobre le estado de la Unión de Obama.

La respuesta del Tea Party al discurso sobre el estado de la Unión de Barack Obama ha pivotado sobre la economía y la necesidad de reducir el tamaño del Gobierno –un mantra de ese partido- y sobre la importancia de llevar a cabo una reforma migratoria, un asunto al que, hasta ahora, la formación había dado la espalda. El senador por Kentucky Rand Paul, el encargado este año –el tercero consecutivo- de dar la réplica al presidente de Estados Unidos, ha culpado a demócratas y republicanos del estancamiento legislativo que vive el país.

En un mensaje grabado, que se ha emitido en una fría y vacía sala del Club Nacional de Prensa y que, por primera vez, no se ha difundido por las cadenas de televisión, Paul ha defendió la necesidad de la entrada en vigor del paquete drástico de recortes de 1,2 billones de dólares –conocido como sequester- que, de no llegarse antes a un acuerdo, se hará efectivo de manera automática el próximo 1 de marzo. “No sólo debe producirse el sequester; muchos expertos han asegurado que los recortes deberían llegar incluso a los cuatro billones de dólares para evitar otra disminución de la calificación de la deuda de EE UU”.

Es hora de que los republicanos se den cuenta de que el gasto en defensa no es inmune al derroche ni al fraude”

A diferencia de Obama, que ha urgido al Congreso a llegar a un acuerdo para evitar los recortes, el senador ha exigido todo lo contrario. “Ambos partidos deben pactar la reducción del gasto o nunca arreglaremos nuestro desastre fiscal”, ha dicho.

Paul ha criticado a ambos partidos por ser incapaces de llegar a un acuerdo sobre el déficit y el techo de deuda. “Washington actúa como ninguna familia haría: gasta el dinero que no tiene, lo piden prestado de futuras generaciones y luego se culpan unos a otros por no resolver el problema. Si el Congreso se niega a cumplir sus propias reglas, si se niega a aprobar un presupuesto o a hacer leyes, que limpien el edificio y que se vayan a sus casas”.

El representante del Tea Party también ha marcado las diferencias respecto al Partido Republicano en cuanto al objeto de los recortes. Un grupo de senadores republicanos, liderado por John McCain, ha presentado en las últimas semanas una propuesta de ley para evitar que el paquete de recortes afecte al gasto en defensa, una de las partidas que se vería más dañada de entrar en vigor. Sin embargo, Paul ha defendido la necesidad de meter la tijera en la inversión militar. “Es hora de que los demócratas admitan que cada dólar que se invierte en programas sociales no es sagrado y es hora de que los republicanos se den cuenta de que el gasto en defensa no es inmune al derroche ni al fraude”.

Debemos ser el partido que diga: Si quieres trabajar, si quieres convertirte en americano, bienvenido”

Era evidente que el Tea Party iba a centrar la mayor parte de su réplica en la economía, pero el énfasis sobre la necesidad de llevar a cabo una reforma migratoria ha sorprendido, dado que, hasta ahora, los miembros del ala más conservadora del Partido Republicano –Rubio a parte- se habían mostrado reticentes a entrar a valorar el pacto bipartito que se presentó a finales de enero en el Senado o la propuesta de Obama.

“Somos el partido que defiende el trabajo duro y el ingenio y por eso debemos ser un partido que apoye a los inmigrantes que quieran venir a América para un futuro mejor”, ha dicho Paul. “Debemos ser un partido que vea a los inmigrantes como un activo y no como una carga. Debemos ser el partido que diga: Si quieres trabajar, si quieres convertirte en americano, bienvenido”.

En pleno debate en el senado sobre la reforma migratoria, la propuesta de Paul está, esta vez sí, en clara sintonía con la intención del Partido Republicano de atraer al electorado hispano. Lo que no ha concretado el senador es a favor de qué tipo de reforma migratoria está o si comparte la declaración de intenciones que este martes ha hecho Obama durante su discurso, donde ha asegurado que no firmará ninguna ley sobre inmigración que no contemple la nacionalización de los 11 millones de indocumentados que viven en EE UU.

 

http://internacional.elpais.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s