Archivos para marzo, 2013


Juan Francisco Martínez

Aprendiendo a ser minoría moral en EE.UU.

 Lo más difícil para las iglesias cristianas de EE.UU., tanto “de izquierda” como “de derecha”, es que ya no tienen una voz influyente en la sociedad estadounidense.

No hace muchos años la  Mayoría Moral  tenía una voz importante en el partido republicano. La derecha cristiana le ayudó a los republicanos a ganar varias elecciones presidenciales y ellos tenían una voz importante en ese partido político.

Varios de los líderes de la derecha cristiana asumían que podían hacer que el país “regresara” a la fe cristiana. Su poder político siguió influyendo hasta las elecciones del 2004.

Por supuesto que la “mayoría moral” siempre suscitó muchas preguntas. Nunca fueron mayoría en el país y su moralidad parecía limitarse a temas del aborto y oponerse al matrimonio del mismo género. En todo lo demás su postura era prácticamente la misma que la derecha republicana.

Sin embargo, la  Mayoría Moral  era una versión derechista de la postura que anteriormente habían tenido las iglesias protestantes históricas. El cristianismo liberal de las iglesias históricas estaba muy ligado a las posturas políticas y sociales de las clases “educadas” de EEUU. Su postura “cristiana” tenía una moralidad personal, pero ellos asumían que las posturas políticas y sociales del país eran básicamente cristianas.

Tanto el protestantismo histórico de mediados del siglo XX como la Mayoría Moral de la última parte del siglo asumían un modelo de cristiandad. Asumían que las sociedad EEUU eran básicamente cristiana y que las posturas y acciones de sus líderes políticos, sociales y económicos reflejaban los valores “cristianos” del país, o debían de hacerlo.

Pero la situación ha cambiado mucho en los primeros años del siglo XXI. Los demócratas están llevando al país hacia el secularismo en nombre del pluralismo. Y recientemente los republicanos están dando a entender que el agenda de la derecha cristiana ya no tendrá mayor voz dentro del partido.

Las iglesias cristianas, tanto conservadores como liberales, se están viendo marginalizadas en las plataformas públicas. Su papel público se está limitando a ser capellanes de las acciones políticas de personas que poco valorizan su voz.

Al verse marginalizados muchas iglesias y líderes cristianos están tratando de mantener la voz que tuvieron en el pasado. Todavía están tratando de reproducir la época de la cristiandad.

Algunas iglesias lo están haciendo por predicar un “evangelio” que es prácticamente el mismo mensaje de las voces “progresistas” del momento. Su mensaje trata de demostrar que la fe cristiana en verdad se parece a las actitudes libertinas del momento. Asumen que si predican un “evangelio progresista” conseguirán que la gente se acerque a sus iglesias. Sin embargo, siguen perdiendo gente.

Muchas iglesias conservadoras asumen que la respuesta es seguir peleando públicamente contra las tendencias secularizantes. Siguen tratando de “regresar” al país a los valores cristianos del pasado. Tienen una presencia más fuerte entre las iglesias cristianas, pero se están dando cuenta que aún sus supuestos aliados, los republicanos, ya no les están haciendo mucho caso.

También se está viendo una nueva tendencia de huir de la sociedad. Un número creciente de iglesias se están dedicando a ofrecer bienes religiosos y están evitando lidiar con las cuestiones sociales, políticas o económicas controvertidas del momento.

Lo más difícil para las iglesias cristianas, tanto de izquierda como de derecha, es que ya no tienen una voz influyente en la sociedad estadounidense.Aunque la gran mayoría de los estadounidenses se siguen identificando como cristianos, es claro que las iglesias y los líderes cristianos, ya no tienen la influencia pública que tuvieron en otro tiempo. Tampoco se puede anticipar que las personas que se llaman cristianas practiquen valores cristianos, ni que sigan las enseñanzas de sus líderes religiosos. La cristiandad está en pleno declive.

Este es el momento para que los cristianos reconozcamos que necesitamos a aprender a ser una minoría moral. Tenemos que aprender lo que significa ser una minoría fiel en la sociedad. En muchas partes del mundo los cristianos son minoría. Llegó el momento en que los de EEUU necesitamos aprender de ellos sobre lo que significa ser cristianos fieles en un mundo pos-cristiandad.

Mientras unos cristianos quieren seguir a la sociedad, otros quieren pelear y otros huir. Pero la respuesta está en entender la sociedad sin seguirla, tener una voz profética sin vivir peleando y vivir una vida alternativa, sin huir de nuestra responsabilidad en el mundo. Tenemos que aprender a compartir el evangelio en un contexto donde tenemos que ganarnos el derecho de ser escuchados.

Ser una minoría moral significa reconocer que debemos buscar la paz de la ciudad donde vivimos. Nos llama a la humildad de ser siervos de Dios y de nuestro mundo. También implica proclamar el mensaje del evangelio a personas que no tienen trasfondo cristianizado, recordando, de nuevo, que es el Espíritu Santo que transforma las vidas de los que escuchan el mensaje.

Nuestra proclamación también tiene que confrontar el pecado, tanto el personal como el social. Tenemos que recordar, de nuevo, que debemos estar en el mundo, pero no ser del mundo. Huir no es opción.

Ser una minoría moral será una tarea compleja para los que estamos impuestos a ser una voz en la cristiandad. Que Dios nos de el valor para ser minoría fiel.

Autores: Juan Francisco Martínez
©Protestante Digital 2013

Creative Commons

Bergoglio pidió perdón en 2000 por no “haber hecho lo suficiente” entre 1976 y 1983

 Buenos Aires
El dictador Jorge Videla toma la comunión. / REUTERS

Las aguas del río de la Plata bajaban manchadas con la sangre de los secuestrados que arrojaban desde los aviones militares y la mayoría de los jerarcas de la Iglesia católicaargentina parecían dormidos. La siesta se prolongó desde 1976 hasta 1983, los años de la dictadura. Luis Zamora, que ahora ejerce como político opositor al Gobierno deCristina Fernández, era entonces un abogado de 28 años. “Yo iba los jueves a la plaza de Mayo para manifestarme junto a las madres de los desaparecidos. No me olvidaré jamás de aquel día de 1979 en que nos reprimió la policía de la dictadura. Que te persiguiera esa policía significaba que podías desaparecer para siempre. Salimos corriendo hacia la catedral, que está en la misma plaza. Y cuando nos estábamos acercando cerraron la puerta. Eran las madres de los desaparecidos y les cerraron las puertas. Tuvimos que refugiarnos en el subte [el metro]. Aquello me pareció un símbolo muy directo de la complicidad entre la Iglesia y la dictadura”.

“A las pocas semanas del golpe militar más de 60 obispos de todo el país se reunieron para evaluar la situación”, explica Luis Zamora. “Todos convinieron en que en sus obispados había secuestros, desapariciones, despidos por actividades gremiales… Hubo una discusión sobre si se pronunciaban o no. Por unos 40 votos contra 20 optaron por no pronunciarse públicamente y afrontar el problema con gestiones reservadas. Eso significó avalar públicamente la dictadura y tener una carta en el futuro que les permitiera decir: ‘Hicimos cuestionamientos privados o gestiones orales’. Pero a la población le transmitían que ellos apoyaban la dictadura. En todos los actos públicos, en las fiestas patrias… siempre había un obispo o un cardenal al lado de los dictadores. La Iglesia católica bendijo el golpe”.

El entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio llegó a pedir perdón en nombre de la Iglesia en el año 2000 por no “haber hecho lo suficiente”. Lo que se comenzó a cuestionar muy pronto es si, además de no hacer lo suficiente, la Iglesia hizo demasiado. O sea, si fue cómplice necesaria en la comisión de ciertos crímenes. El director del diario Página 12, Horacio Verbitsky, sostiene que Bergoglio colaboró en la detención de los jesuitas Francisco Jalics y Orlando Yorio, secuestrados durante seis meses en 1976. Yorio murió en 2000, pero su hermana Graciela, de 67 años, señaló que Bergoglio mantuvo el doble juego: “Preocuparse [por el destino de los dos jesuitas] y por detrás hacer todas las maniobras necesarias para que los secuestraran”. Tras conocerse el nombramiento de Francisco, Jalics declaró en un comunicado desde el monasterio de Alemania en que se encuentra que ya se había reconciliado con Bergoglio y que para él estaba cerrado el caso. Sin embargo, su mensaje parecía más incriminatorio que exculpatorio. Así que el pasado miércoles, Jalics sentenció tajante en otro comunicado: “Es un error afirmar que nuestra captura ocurrió por iniciativa del padre Bergoglio”.

A pesar de esa declaración, el asunto siguió coleando en Argentina. El pasado jueves el periodista Verbitsky relató que el jesuita Jalics le había revelado en 1999, bajo la condición del anonimato, que “durante meses Bergoglio contó a todo el mundo que Jalics y Yorio estaban en la guerrilla”. Ese dato bastaba en aquella época a los militares para secuestrar, torturar o matar a cualquiera. Y más si la información provenía del superior provincial de los jesuitas, cargo que entonces ejercía el papa Francisco. Jorge Mario Bergoglio negó siempre de forma rotunda haber asociado a Jalics y Yorio con la guerrilla.

“Qué dirá la historia de estos pastores que entregaron sus ovejas al enemigo sin defenderlas ni rescatarlas”, se preguntaba estos días Verbitsky citando el libro Iglesia y dictadura, del fallecido Emilio Mignone. El Vaticano alega que esas afirmaciones son “calumniosas y difamatorias” y que nunca hubo una sola prueba en firme contra Bergoglio.

La presidenta de las Abuelas de la Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, declaró al conocerse el nombramiento del papa Francisco: “Uno condena a la jerarquía eclesiástica porque fueron partícipes, cómplices, ocultadores, directa o indirectamente. Es una historia muy triste que entinta a toda la jerarquía de la Iglesia católica argentina, que no ha dado ni un paso para colaborar con la verdad, la memoria y la justicia. Bergoglio pertenece a esa Iglesia que oscureció al país”.

El 14 de marzo —al día siguiente de la elección papal— el gran referente de los derechos humanos en Argentina, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, escribió un mensaje bastante crítico hacia Bergoglio en el que, sin embargo, le eximía de la acusación más grave: “Es indiscutible que hubo complicidades de buena parte de la jerarquía eclesial en el genocidio perpetrado contra el pueblo argentino y, aunque muchos con exceso de prudencia hicieron gestiones silenciosas para liberar a los perseguidos, fueron pocos los pastores que con coraje y decisión asumieron nuestra lucha por los derechos humanos contra la dictadura militar. No considero que Jorge Bergoglio haya sido cómplice de la dictadura, pero creo que le faltó coraje para acompañar nuestra lucha por los derechos humanos en los momentos más difíciles”.

“La actitud de la jerarquía episcopal en la dictadura fue muy difusa y confusa”, explica Eduardo de la Serna, coordinador del Grupo de Curas en Opción por los Pobres de Argentina. “Hubo un grupo muy pequeño de obispos claramente opuestos y críticos de la dictadura (Alberto Pascual Devoto, Enrique Angelelli, Eduardo Pironio, Vicente F. Zazpe, Jaime de Nevare, Jorge Novak y Miguel Hesayne); un grupo no muy grande de obispos francamente cómplices (Victorio Bonamin, Adolfo Tortolo…). Creo que la mayoría confundió una serie de elementos: pánico al comunismo que creían que se aproximaba; muchos con una ignorancia en teología soberana entendieron que ‘la autoridad viene de Dios’ y entonces oponerse a la autoridad era oponerse a Dios; otros tenían una pobre idea del mal menor… Lo cierto es que entre unos y otros conformaron un episcopado cómplice o silencioso, callado y temeroso. No hicieron denuncias claras, no levantaron la voz, no se atrevieron a excomulgar —por ejemplo— a los torturadores. Bergoglio no fue Victorio Bonamín, pero tampoco fue Jorge Novak”.

Luis Zamora cuenta que acudió en 1979 junto a otros abogados a las oficinas en Buenos Aires del nuncio apostólico Pio Laghi. “Llevábamos muchos informes de gente que había desaparecido en esos tres años de dictadura. Y el nuncio no nos atendió. Su secretario nos dijo: ‘Está muy bien la información que traen, pero ya la tenemos’. Nos fuimos diciendo ‘¡Qué ingenuos somos!’. ¿Cómo podíamos pensar que la Iglesia no sabía todo esto desde el comienzo?”.

Hace tres años, Bergoglio se vio obligado a declarar como testigo en un juicio sobre los crímenes de la dictadura. El abogado que lo interrogó en representación de varias familias de víctimas era Luis Zamora. “Tras escuchar su testimonio, no me cabe duda de que Bergoglio entregó a esos jesuitas”, concluye Zamora.

Hoy día, sin embargo, soplan nuevos aires en el Vaticano. Desde que se conoció el nombramiento de Francisco han salido a luz varios casos de personas perseguidas por la dictadura a quienes de forma discreta Bergoglio ayudó a salvar la vida. Además, se da por hecho que la primera persona a quien Francisco pretende beatificar es Carlos de Dios Murias, un fraile franciscano torturado y asesinado durante la dictadura. Las encuestas revelan que el Papa es profeta en su tierra. Y no será el Gobierno de Cristina Fernández el que se atreva a ir abiertamente en contra de las encuestas.

 

http://internacional.elpais.com

El agua en imágenes

Publicado: marzo 22, 2013 en Fotografía

ag1

 

Gota de agua que refleja el mapa del mundo. 800 millones de personas no tienen acceso al agua potable y cerca de 2.500 millones no poseen servicios de saneamiento adecuado.  GERARD JULIEN (AFP)

ag2

 

La joven Ismael Adam bebe agua en el refugio para desplazados de Abu Shouk en Darfur (Sudán) el 19 de marzo de 2013. Fotografía facilitada por la misión de la ONU.  ALBERT GONZALEZ (EFE)

ag3

 

La luz del sol traspasa el agua en una fuente de Londres, 5 de febrero de 2013.  TOBY MELVILLE (REUTERS)

ag4

 

Dos tigres de bengala juegan en una piscina en el Zoo de Nehru en Hyderabad (India). 21 de marzo de 2013.

MAHESH KUMAR A. (AP)

ag5

 

Un participante de la ‘Tough Guy’ de Perton (Inglaterra), considerada una de las pruebas más extremas del mundo, el 27 de enero de 2013.  NIGEL RODDIS (REUTERS)

ag6

 

Víctimas de las inundaciones intentan coger botellas de agua potable en el distrito de Pluit en Jakarta (Indonesia), el 20 de enero de 2013.  BEAWIHARTA (REUTERS)

ag7

 

Gotas de agua en una fuente en el centro de Londres (Inglaterra). El 5 de febrero de 2013. TOBY MELVILLE (REUTERS)

ag8

 

Un grupo de hombres saltando en las aguas de un lago, en un intento de agarrar una cruz de madera durante la celebración de la Epifanía, en Sofía (Bulgaria), el 6 de enero 2013. STOYAN NENOV (REUTERS)

ag9

 

Una mujer es rescatada durante las lluvias torrenciales caídas en el barrio de Chalandri, al norte de Atenas, el 22 de febrero de 2013. JOHN KOLESIDIS (REUTERS)

ag10

 

Protestas de trabajadores de ArcelorMittal que son golpeados con un cañón de agua en Namur (sur de Bélgica), 20 de marzo de 2013. JOHN THYS (AFP)

ag11

 

Uwe Kiehl del equipo alemán en acción durante el Campeonato de hockey bajo el agua en el lago Weissensee de Austria.

MICHAEL DALDER (REUTERS)
ag12

Un león marino en la superficie del agua en el zoológico de Frankfurt, Alemania, 25 de febrero de 2013.

NICOLAS ARMER (AFP)
ag13

Hindúes cruzan el río Ganges en los puentes de pontones temporales construidos a lo largo del río en el área de Sangam, 10 de febrero de 2013. JITENDRA PRAKASH (REUTERS)

ag14

Una monja se protege de las salpicaduras de agua de una fuente en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el 24 de febrero de 2013. ERIC GAILLARD (REUTERS)

ag15

 

Una niña nada en el exterior de su vivienda inundada en Rantau Panjang, un pueblo malasio frontera con Tailandia, a 500 km al noreste de Kuala Lumpur, diciembre 2012.  (REUTERS)

ag16

Un elefante es rociado con agua en el zoológico de Río de Janeiro (Brasil), 9 de enero de 2013.

SERGIO MORAES (REUTERS)

ag17

Protesta de estudiantes en Santiago de Chile, diciembre de 2012. IVAN ALVARADO (REUTERS)

ag18

Una niña bebe agua de una fuente en Bangalore (India), 22 de marzo de 2013. JAGADEESH NV (EFE)

ag19

Un nadador se sumerge en el agua helada del Lago Houhai en el centro de Pekín (China), 16 de febrero de 2013.

PETAR KUJUNDZIC (REUTERS)

Justin Welby abre las puertas a una reflexión personal sobre la homosexualidad

Justin Welby a su entrada a a la catedral de Canterbury, en el sur de Englaterra. /POOL (REUTERS)

Justin Welby ha sido entronizado este jueves por la tarde como nuevo arzobispo de Canterbury. Por primera vez, una mujer tuvo un papel muy relevante en la ceremonia de entronización. La venerable Sheila Watson, archidiácono de Canterbury, le instaló en el trono diocesano de la catedral, simbolizando así su nombramiento como obispo de Canterbury, uno de los tres títulos que le corresponden a Welby junto con el de arzobispo y cabeza de la Iglesia de Inglaterra y el de líder espiritual de la comunión anglicana en todo el mundo.

A la sobria ceremonia, celebrada en la catedral de Canterbury, asistieron 2.000 invitados, entre ellos el príncipe Carlosel primer ministro británico David Cameron y representantes de la comunión anglicana en el mundo y de otras confesiones religiosas.

El papel de la mujer en la Iglesia anglicana y en particular su acceso al obispado es uno de los asuntos que van a marcar el mandato de Welby, un antiguo ejecutivo del negocio del petróleo que colgó el traje y la corbata para abrazar el sacerdocio en 1989 y que pensó que era una broma cuando le sugirieron que se presentara como candidato para arzobispo.

El debate sobre el papel de la mujer está relativamente encaminado. Hace cuatro meses, el sínodo anglicano votó por gran mayoría a favor del obispado femenino, pero la propuesta descarriló porque se quedó a un paso de obtener la mayoría necesaria en el colegio laico. Sacerdotes y obispos votaron abrumadoramente a favor en sus respectivos colegios, pero la normativa exige el apoyo de los tres colegios que forman el sínodo. Pero la llegada de las obispas parece ser solo una cuestión de tiempo más que de fondo.

La cuestión que de verdad amenaza con dividir a los anglicanos en el mundo es la homosexualidad. El propio Welby se declaró hace 10 años abiertamente en contra de aceptar la homosexualidad. Y, aunque ha ido cambiando hacia posiciones de aceptación de las leyes que reconocen a las parejas homosexuales, aún ahora se declara opuesto al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Pero se declara dispuesto a reflexionar. Horas antes de la ceremonia de entronización, el nuevo arzobispo declaró a la BBC su disposición a reunirse en privado con Peter Tatchell, el más conocido activista británico a favor de los derechos de gais y lesbianas. Respondía así de forma constructiva al reto que le había lanzado Tatchell en una carta abierta publicada por el semanario The New Statesman en la que este le echaba en cara a Welby que no aceptara para los homosexuales las leyes de igualdad que sí defendería en la cuestión del racismo. El arzobispo mantiene una relación de especial atracción hacia Nigeria en particular y África en general.

“Dice usted que no es homófobo, pero una persona que se opone a la igualdad para gais y lesbianas es homófobo, de la misma manera que una persona que se opone a la igualdad de derechos para los negros es racista”, le reprocha. “Gracias por su meditada carta. Plantea muchas reflexiones y las cuestiones que plantea son poderosas. Me gustaría explicarle lo que yo pienso y escucharle usted a cambio”, le ha respondido el arzobispo.

 

http://sociedad.elpais.com


Este jueves en Inglaterra

Una mujer entronizará a Justin Welby como Arzobispo de Canterbury

La arcediana de Canterbury, Sheila Watson, en la entronización de Martin Warner. / Jim Holden
Sheila Watson tendrá un papel principal en la ceremonia oficial que certifica a Welby como líder de la Comunión Anglicana.

REINO UNIDO

Este jueves Justin Welby será formalmente entronizado como Arzobispo de Canterbury, en una ceremonia formal en la que ocupará las dos sillas para pasar a ser designado como primer obispo del país y líder espiritual de la Comunión Anglicana mundial.

La ceremonia cuenta con varios elementos tradicionales. En primer lugar, el Arzobispo se instalará en el trono Diocesano como obispo de la sede de Canterbury, la diócesis más antigua en la Iglesia Inglesa. A continuación, se instalará en la silla de San Agustín como primado de toda Inglaterra – el “primer obispo” del país. Esta entronización incluye la toma de posesión del Arzobispo como el líder espiritual de la Comunión Anglicana mundial.

La ceremonia contará con la presencia del príncipe Carlos y la Duquesa de Cornualles, el Primer Ministro, y los arzobispos y obispos de todo el mundo. Los representantes de muchas otras religiones también estarán presentes.

LA CÁTEDRA
La noción de “cátedra” domina la ceremonia de entronización de un arzobispo de Canterbury. La palabra viene del latín cathedra, y se expresaba para describir el asiento donde un obispo se sentaba a enseñar a las personas de la diócesis.

Por tanto una catedral es, esencialmente, el templo donde está el trono del obispo. En este sentido, la entronización del arzobispo de Canterbury tiene mucho en común con la de cualquier obispo en cualquier catedral.

Pero lo que es especialmente importante acerca de la ceremonia de este jueves es que el Arzobispo ocupará la silla de San Agustín, que es la primera sede de la Iglesia de Inglaterra – una primacía en la iglesia inglesa, ya que Agustín fue a predicar a Inglaterra a las órdenes del Papa Gregorio Magno en el siglo VI.

LA TRADICIÓN DE LA PUERTA

A las tres de la tarde, mientras que el Arzobispo Justin espera junto a la puerta oeste de la Catedral, el decano de la catedral de Canterbury, Robert Willis, estará dentro donde dará lectura a una carta de la Reina, Gobernadora Suprema de la Iglesia de Inglaterra. En esta carta autoriza al Decano para ir a la puerta oeste de la iglesia para saludar al Arzobispo.

El Arzobispo entonces golpeará la puerta tres veces con su bastón pastoral, y el Decano abrirá la puerta a darle la bienvenida. El Arzobispo se dirigirá al altar, donde el arzobispo de York, John Sentamu, le pedirá juramento de fidelidad a los estatutos de la Iglesia de Inglaterra y el juramento de fidelidad a la Reina de Inglaterra.

El Decano presenta a continuación al Arzobispo de Canterbury el antiguo ejemplar del Evangelio llevado a Inglaterra por San Agustín en el año 597, en el que jurará fidelidad.

DOS ASIENTOS
A continuación el Arzobispo será entronizado en dos asientos. En primer lugar es llevado al trono Diocesano e instalado por el arcediano de Canterbury como obispo de la Sede de Canterbury. Sheila Watson, uno de los clérigos femeninos con más reconocimiento en la Iglesia de Inglaterra, llevará a cabo esta entronización.

Watson, cuyo esposo Derek es el ex decano de Salisbury, es la primera mujer en ocupar este cargo, y será la primera en entronizar al clérigo de más alto rango en la Iglesia Anglicana.

Luego Welby se dirigirá a la silla de San Agustín, donde el Decano le instalará como primado de toda Inglaterra.Después, el Arzobispo leerá el Evangelio y predicará un sermón desde la silla de San Agustín.

PARTICIPANTES DE TODO EL MUNDO
Se espera que todos los primados de la Comunión Anglicana asistan a la ceremonia, que guardará las tradiciones antes expuestas pero introduciendo algunas innovaciones. Habrá música elegida por Welby, bailes africanos y una improvisación musical en el órgano.

La novedad de la participación de una mujer en un papel relevante en la ceremonia es una muestra de la progresiva apertura en la Iglesia Anglicana al liderazgo femenino. Welby se muestra favorable a la entrada de las mujeres también en el obispado pero el Sínodo General lo rechazó  en su reunión de diciembre.

Fuentes: Daily Telegraph, Lambeth Palace

Editado por: Protestante Digital 2013

Creative Commons

REINO UNIDO: Malala vuelve a la escuela

Publicado: marzo 20, 2013 en Noticias

La adolescente paquistaní tiroteada por los talibanes por defender el derecho de las niñas a la educación estudia en un instituto de Birmingham (Reino Unido)

La estudiante pakistaní, Malala Yousafzai. / LIZ CAVE (AFP)

La adolescente paquistaní Malala Ysufzai ha acudido hoy por primera vez a la escuela en el Reino Unido,cinco meses después de ser tiroteada por los talibanes por defender la educación femenina.

“Este es el momento más feliz, el de regresar al colegio, es lo que soñaba, que todos los niños puedan ir a la escuela porque es su derecho”, ha afirmado la joven, de 15 años, en su primer día en el instituto Edgbaston de Birmingham (centro de Inglaterra), según ha informado la BBC.

El pasado 9 de octubre, Malala recibió un disparo en la cabeza y otro en el cuello cuando se dirigía en autobús a su escuela en una zona fronteriza dePakistán con Afganistán y, poco después, fue ingresada en el hospital Queen Elizabeth de Birmingham.

La joven se hizo conocido hace tres años por explicar en un blog las atrocidades del régimen de los talibanes paquistaníes en su región natal del valle del Swat y desde el ataque se ha convertido en una figura internacional, símbolo de la oposición al integrismo.

Hoy, al regresar a la escuela, esta vez en el Reino Unido, Malala ha declarado: “Estoy muy orgullosa de llevar el uniforme porque demuestra que soy una estudiante, que estoy viviendo mi vida y estoy aprendiendo”.

La directora del centro educativo, Ruth Weekes, ha asegurado que Malala necesita ahora de la “estabilidad” que proporciona asistir a clase para sentirse como una “adolescente normal” y tener “el apoyo de otras chicas a su alrededor”. “Hablando con ella, uno se da cuenta de que hay cosas que se ha perdido durante el tiempo en el que ha estado ingresada en el hospital”, ha señalado Weekes.

Malala recibió el alta definitiva el pasado 8 de febrero tras ser sometida a diversas operaciones, la última de ellas una reconstrucción de una parte dañada de su cráneo para la que los cirujanos utilizaron una placa de titanio.

El equipo que la trató, dirigido por el británico Dave Rosser, subrayó entonces que la adolescente requerirá un seguimiento médico constante durante los próximos meses, por lo que los miembros de su familia que se trasladaron con ella al Reino Unido han decidido permanecer al menos durante ese tiempo en Birmingham.

 

http://sociedad.elpais.com/s


Desde 2010 más de un cuarto de millón de armas, por valor de 127 millones de dólares, han cruzado ilegalmente la frontera, según un informe

Camión con armas de EE UU decomisado en México en 2012. / EFEr

De toda las armas fabricadas en EE UU, el 2,2% llega a México a través de las redes de contrabando, según un estudio que han publicado laUniversidad de San Diego y el Instituto Igarapé. “Es una cifra mucho más alta de lo que los Gobiernos han asumido”, asegura el informe. El valor de estas armas de procedencia ilegal ha representado para los fabricantes ganancias por unos 127 millones de dólares desde 2010. Y unas 253.000 armas han cruzado la frontera en el mismo periodo, afirma el estudio.

Los productores y vendedores de armas en Estados Unidos son los principales beneficiados de su tráfico hacia México. El 46,7% depende económicamente de las armas que se venden al sur de Estados Unidos y que después cruzan a México sin regulación alguna. Sin el contrabando, los comerciantes de armamento simplemente quebrarían, sostiene el informe.

El Gobierno de México ha denunciado en varias ocasiones el tráfico ilegal de armas en la frontera, incluso ha pedido a Estados Unidos endurecer las leyes que regulan la venta de armas en su territorio. El estudio señala que las acciones para impedir el intercambio de armamento entre los dos países no han sido fructíferas, sólo el 14,7% del armamento ilegal en circulación ha sido decomisado según datos de 2009. Del total, el Gobierno mexicano ha detectado el 12,7% de las armas.

Por ejemplo, hace ahora un año, en una noticia que ocupó titulares a ambos lados de la frontera, un camión fue interceptado en Ciudad Juárez, al norte de México con 250.000 cartuchos de los que utilizan los rifles llamados cuernos de chivo (AD-47), así como otros 18.000 cartuchos de calibre 5.56 x 45, de los usados por los fusiles AR-15, valorados en 80.000 dólares. El conductor, un hombre de 37 años originario de Dallas (Texas) fue detenido.

El informe destaca que desde 2006 los niveles de violencia relacionados con la delincuencia organizada han aumentado en México y que este país no tiene la capacidad para producir la cantidad de armas involucradas en el crimen. Además sugiere al Gobierno mexicano la creación de una base de datos sobre las armas decomisadas. Mientras que a EE UU le pide prohibir la venta de armas con dinero en efectivo y mejores investigaciones sobre las personas que adquieren el armamento.

 

http://internacional.elpais.com/i