Archivos para marzo 22, 2013

El agua en imágenes

Publicado: marzo 22, 2013 en Fotografía

ag1

 

Gota de agua que refleja el mapa del mundo. 800 millones de personas no tienen acceso al agua potable y cerca de 2.500 millones no poseen servicios de saneamiento adecuado.  GERARD JULIEN (AFP)

ag2

 

La joven Ismael Adam bebe agua en el refugio para desplazados de Abu Shouk en Darfur (Sudán) el 19 de marzo de 2013. Fotografía facilitada por la misión de la ONU.  ALBERT GONZALEZ (EFE)

ag3

 

La luz del sol traspasa el agua en una fuente de Londres, 5 de febrero de 2013.  TOBY MELVILLE (REUTERS)

ag4

 

Dos tigres de bengala juegan en una piscina en el Zoo de Nehru en Hyderabad (India). 21 de marzo de 2013.

MAHESH KUMAR A. (AP)

ag5

 

Un participante de la ‘Tough Guy’ de Perton (Inglaterra), considerada una de las pruebas más extremas del mundo, el 27 de enero de 2013.  NIGEL RODDIS (REUTERS)

ag6

 

Víctimas de las inundaciones intentan coger botellas de agua potable en el distrito de Pluit en Jakarta (Indonesia), el 20 de enero de 2013.  BEAWIHARTA (REUTERS)

ag7

 

Gotas de agua en una fuente en el centro de Londres (Inglaterra). El 5 de febrero de 2013. TOBY MELVILLE (REUTERS)

ag8

 

Un grupo de hombres saltando en las aguas de un lago, en un intento de agarrar una cruz de madera durante la celebración de la Epifanía, en Sofía (Bulgaria), el 6 de enero 2013. STOYAN NENOV (REUTERS)

ag9

 

Una mujer es rescatada durante las lluvias torrenciales caídas en el barrio de Chalandri, al norte de Atenas, el 22 de febrero de 2013. JOHN KOLESIDIS (REUTERS)

ag10

 

Protestas de trabajadores de ArcelorMittal que son golpeados con un cañón de agua en Namur (sur de Bélgica), 20 de marzo de 2013. JOHN THYS (AFP)

ag11

 

Uwe Kiehl del equipo alemán en acción durante el Campeonato de hockey bajo el agua en el lago Weissensee de Austria.

MICHAEL DALDER (REUTERS)
ag12

Un león marino en la superficie del agua en el zoológico de Frankfurt, Alemania, 25 de febrero de 2013.

NICOLAS ARMER (AFP)
ag13

Hindúes cruzan el río Ganges en los puentes de pontones temporales construidos a lo largo del río en el área de Sangam, 10 de febrero de 2013. JITENDRA PRAKASH (REUTERS)

ag14

Una monja se protege de las salpicaduras de agua de una fuente en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el 24 de febrero de 2013. ERIC GAILLARD (REUTERS)

ag15

 

Una niña nada en el exterior de su vivienda inundada en Rantau Panjang, un pueblo malasio frontera con Tailandia, a 500 km al noreste de Kuala Lumpur, diciembre 2012.  (REUTERS)

ag16

Un elefante es rociado con agua en el zoológico de Río de Janeiro (Brasil), 9 de enero de 2013.

SERGIO MORAES (REUTERS)

ag17

Protesta de estudiantes en Santiago de Chile, diciembre de 2012. IVAN ALVARADO (REUTERS)

ag18

Una niña bebe agua de una fuente en Bangalore (India), 22 de marzo de 2013. JAGADEESH NV (EFE)

ag19

Un nadador se sumerge en el agua helada del Lago Houhai en el centro de Pekín (China), 16 de febrero de 2013.

PETAR KUJUNDZIC (REUTERS)

Justin Welby abre las puertas a una reflexión personal sobre la homosexualidad

Justin Welby a su entrada a a la catedral de Canterbury, en el sur de Englaterra. /POOL (REUTERS)

Justin Welby ha sido entronizado este jueves por la tarde como nuevo arzobispo de Canterbury. Por primera vez, una mujer tuvo un papel muy relevante en la ceremonia de entronización. La venerable Sheila Watson, archidiácono de Canterbury, le instaló en el trono diocesano de la catedral, simbolizando así su nombramiento como obispo de Canterbury, uno de los tres títulos que le corresponden a Welby junto con el de arzobispo y cabeza de la Iglesia de Inglaterra y el de líder espiritual de la comunión anglicana en todo el mundo.

A la sobria ceremonia, celebrada en la catedral de Canterbury, asistieron 2.000 invitados, entre ellos el príncipe Carlosel primer ministro británico David Cameron y representantes de la comunión anglicana en el mundo y de otras confesiones religiosas.

El papel de la mujer en la Iglesia anglicana y en particular su acceso al obispado es uno de los asuntos que van a marcar el mandato de Welby, un antiguo ejecutivo del negocio del petróleo que colgó el traje y la corbata para abrazar el sacerdocio en 1989 y que pensó que era una broma cuando le sugirieron que se presentara como candidato para arzobispo.

El debate sobre el papel de la mujer está relativamente encaminado. Hace cuatro meses, el sínodo anglicano votó por gran mayoría a favor del obispado femenino, pero la propuesta descarriló porque se quedó a un paso de obtener la mayoría necesaria en el colegio laico. Sacerdotes y obispos votaron abrumadoramente a favor en sus respectivos colegios, pero la normativa exige el apoyo de los tres colegios que forman el sínodo. Pero la llegada de las obispas parece ser solo una cuestión de tiempo más que de fondo.

La cuestión que de verdad amenaza con dividir a los anglicanos en el mundo es la homosexualidad. El propio Welby se declaró hace 10 años abiertamente en contra de aceptar la homosexualidad. Y, aunque ha ido cambiando hacia posiciones de aceptación de las leyes que reconocen a las parejas homosexuales, aún ahora se declara opuesto al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Pero se declara dispuesto a reflexionar. Horas antes de la ceremonia de entronización, el nuevo arzobispo declaró a la BBC su disposición a reunirse en privado con Peter Tatchell, el más conocido activista británico a favor de los derechos de gais y lesbianas. Respondía así de forma constructiva al reto que le había lanzado Tatchell en una carta abierta publicada por el semanario The New Statesman en la que este le echaba en cara a Welby que no aceptara para los homosexuales las leyes de igualdad que sí defendería en la cuestión del racismo. El arzobispo mantiene una relación de especial atracción hacia Nigeria en particular y África en general.

“Dice usted que no es homófobo, pero una persona que se opone a la igualdad para gais y lesbianas es homófobo, de la misma manera que una persona que se opone a la igualdad de derechos para los negros es racista”, le reprocha. “Gracias por su meditada carta. Plantea muchas reflexiones y las cuestiones que plantea son poderosas. Me gustaría explicarle lo que yo pienso y escucharle usted a cambio”, le ha respondido el arzobispo.

 

http://sociedad.elpais.com