Archivos para julio 21, 2013


La cantante irlandesa presenta en el festival La Mar de Músicas de Cartagena su último disco, How About I Be Me (And You Be You?)

FERNANDO DÍAZ DE QUIJANO 

Hace casi 25 años, la canción Nothing Compares 2 U sonaba en todas partes. La irlandesa Sinéad O’Connor (Dublín, 1966) alcanzó entonces reconocimiento mundial por su espléndida voz y sus dotes como compositora, y luego se mantuvo en el candelero a base de extravagancias y actos de rebeldía sobre el escenario -recordemos su famosa actuación de 1992 en el Saturday Night Live, donde rompió una foto de Juan Pablo II mientras cantaba la palabra “evil” (el mal) como protesta por los casos de abusos a menores en la Iglesia Católica-. No era rebeldía, sino frustración, asegura hoy, lo que la empujaba a hacer lo que sentía en cada momento. Pero atrás quedó el dolor, la desesperación, la amargura. Hoy es toda paz, serenidad y alegría, se siente mejor que nunca y mantiene una fe desbordante en lo humano y lo divino.


Tras cinco años de paréntesis, la cantautora ha publicado su noveno disco, How About I Be Me (And You Be You?), que presenta este viernes en Cartagena como apertura del festival La Mar de Músicas en la que será su única cita en España de su actual gira. O’Connor ha transitado por numerosos y muy diferentes estilos y todos ellos convergen en este disco, que es a la vez una vuelta a sus orígenes y a su forma de sentir la música.

Pregunta.- La rebeldía ha sido muy importante en su carrera. ¿Ve hoy una falta de actitud en la música popular?
Respuesta.- No creo que yo sea rebelde. Soy una persona con mis malas y mis buenas cosas y es gracioso cómo la gente puede considerarte rebelde cuando quizás actuaste de una determinada manera porque estabas frustrada o desesperada. Buscar respuestas no es rebeldía, es lo que el ser humano debería hacer siempre.

P.- ¿Hay una crisis de valores éticos en nuestra sociedad? ¿Cómo puede ayudar la música a cambiar eso?
R.- Vaya, esta es una muy buena pregunta. Pero soy cantante. Nuestra sociedad es así y no sé si el papel de la música es cambiar eso, cada uno tiene su responsabilidad. No hay una manera específica de enfocar la música hacia la sociedad. La música es la música, ¿sabes? Supongo que la sociología sí trata sobre la sociedad. Así es.

P.- Ha tenido una turbulenta relación con la religión y la fe. ¿Cómo es ahora esa relación y su actitud hacia la vida?
R.- Mi relación con la religión es buena. Dios está en todas partes. Creo en Dios y me siento mejor que nunca.

P.- Folk, pop, rock, jazz, reggae… Ha probado muchos géneros. ¿Siente que aún le queda mucho por explorar?
R.- La vida es corta y hay muchos géneros distintos que jamás podré explorar. Una pena… Cada estilo de música me ha dado grandes cosas y ahora es como volver a mis raíces, a mi verdadera y espiritual forma de sentir la música.

P.- ¿Qué significa la música en su vida, personal y profesionalmente?
R.- Supongo que la música me salvó, porque no tenía ninguna otra habilidad, y no había apoyo educativo para las chicas como yo, desde luego no en Irlanda en aquella época. Era la cárcel o la música. Tuve suerte.

P.- ¿Qué opinión tiene de la industria musical? ¿Hacia dónde va la música como forma de ganarse la vida?
R.- Creo que la industria ha cambiado mucho, obviamente. Pero los conciertos sigtuen ahí, la gente quiere ir a conciertos más que nunca. Por eso doy lo mejor de mí en todos estos bolos de 2013.

P.- ¿La música pop-rock dominante es demasiado sosa hoy? ¿Hay espacio para la originalidad o suena todo demasiado uniforme, demasiado “globalizado”?
R.- No escucho mucha música de hoy. Perdí el interés. A veces soy curiosa y escucho cosas de bandas de los 70 y los 80 que aún publican. Es cierto que a veces es más importante la tendencia que el grupo o el cantante, y eso no me gusta en absoluto.

P.- En el festival La Mar de Músicas presentará su último disco, How About I Be Me (And You Be You?), que combina varios estilos. ¿Cómo describe este disco?
R.- Ha sido un viaje, y siento que lo he completado. Estoy curada, estoy empezando uno nuevo. Cuando sea anciana y deje de vivir, espero que cada uno de mis discos me haya mostrado más y más en paz, más y más alegre.

P.- ¿Cómo ha sido el proceso de componerlo? ¿Cómo suele crear sus canciones?
R.- Siempre he escrito música desde un punto de dolor y sanación. Necesitaba sacar toda esa mierda fuera de mí, cosa que hice, lentamente. Por eso este nuevo disco es muy diferente. No es introspectivo. Soy yo mostrando mi otra cara.

P.- Ahora está en una gira intensa. ¿Lo disfruta?
R.- Cansa mucho. Aviones, coches, lugares que no recordarás después de haber estado sólo un día… pero entonces, sientes a la gente esperando mi concierto, gente expectante por oír mis canciones. Eso es impresionante. Hay una experiencia religiosa en todo eso. Me hace creer en el ser humano. No es otra cosa que amor.

P.- Han pasado 25 años de su primer álbum. ¿Cómo ha sido el camino hasta aquí?
R.- Para responder a esto voy a contarte uno de mis sueños recurrentes. Estoy en un ascensor con cantantes como Van Morrison y Eric Clapton y unos cuantos más, todos amigos. Llegamos a una planta y la puerta se abre. Está lloviendo. Todos salen, se giran hacia mí y me preguntan si voy con ellos. Pero sonrío y digo: “No, yo me bajo en la planta soleada”.

http://www.elcultural.es/


PorVicente Menjivar | Christian Post Contributor

Congresistas republicanos dijeron el pasado miércoles que la reforma de inmigración propuesta por ocho senadores bipartidistas, y la cual ya fue aprobada en la cámara del senado estadounidense, podría ser no ser aprobada, al menos no de manera completa ni en un futuro próximo.

La reforma exhaustiva de inmigración, de ser aprobada, podría garantizarle a millones de inmigrantes indocumentados un camino hacia la ciudadanía.

Es precisamente esa parte con la que muchos republicanos en el congreso, los cuales poseen la mayoría en esa cámara, están en desacuerdo, insinuando que sería supuestamente una forma de premiar a gente que quebranta leyes.

El vocero de la casa de representantes del congreso, John Boehner, y el líder mayoritario del congreso Eric Cantor dijeron el pasado miércoles en un comunicado conjunto que realizarían una revisión “paso a paso” para solucionar el problema del actual sistema de inmigración.

Ambos republicanos argumentaron que el pueblo estadounidense “está alarmado por la instencia del presidente de llevar a cabo leyes masivas al estilo de Obamacare, en vez de utilizar un razonamiento paso a paso, con sentido común.”

Por su parte, el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, admitió que el lograr que la reforma de inmigración representa un reto significativo debido a la resistencia de republicanos en el congreso.

Algo en lo que líderes republicanos del congreso sí están de acuerdo es en implementar la parte de la reforma relacionada con incrementar la seguridad fronteriza.

El congresista Doug Lamborn dijo que “existe un acuerdo uniforme en que la seguridad de los bordes tiene que llegar primero, o vamos a terminar en esta situación otra vez en algún punto en el futuro.”

Mientras legisladores en Washington D.C deciden el futuro de la ley, aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados se encuentran en un limbo legal en Estados Unidos, de acuerdo con un estudio del Centro de Investigación Pew.

 

http://espanol.christianpost.com/


  • One Table
    (Photo: Screengrab/OneTableFuller.com)
    Logo for OneTable, an LGBTQ student organization on the campus of Fuller Theological Seminary in Pasadena, Calif.
By Melissa Barnhart, CP Reporter

Mark Labberton, president of Fuller Theological Seminary in Pasadena, Calif., announced this week that the evangelical seminary’s willingness to allow OneTable, an LGBTQ student-led organization, to hold monthly meetings and sponsor campus events does not conflict with the institution’s policies and Christian moral beliefs and teachings.

In a statement shared with The Christian Post, Labberton said the administration welcomes “the opportunity to engage over vigorous issues of debate within the church and within culture,” and understands that their decision to allow an LGBT student organization on campus leaves the seminary “vulnerable to critique from a broad spectrum.”

OneTable, the LGBTQ student organization that was founded in 2012 by Chelsea McInturff and Samantha Curley, hosts monthly table fellowship meals and sponsors campus events, including film screenings, speakers and panels, and provides “safe spaces for students and faculty to engage in healthy and constructive conversations together,” according to the OneTable website.

Having received thoughtful questions about the seminary’s moral stance on issues pertaining to sexuality, specifically same-sex marriage and the purpose behind the LGBT student organization, Labberton said the seminary will continue to uphold its belief that premarital, extramarital and homosexual conduct are inconsistent with biblical teachings.

“Fuller’s position on same-sex marriage and behavior, reflective of our evangelical tradition’s reliance on the scriptures, affirms that every student, faculty member, administrator, and staff person at Fuller is expected to abide by the Community Standards that ‘premarital, extramarital, and homosexual forms of explicit sexual conduct [are] inconsistent with the teaching of Scripture.’ This position is clear,” Labberton emphasized.

He added that OneTable is one among 24 student-led groups at Fuller, and provides a “safe place to discuss issues related to sexuality and gender – issues that are vitally important, personal, and fraught with debate that is frequently divisive and contentious, not least in an evangelical context.”

According to Labberton, OneTable isn’t an advocacy group and the LGBT organization isn’t going to influence the seminary’s policies.

“[M]any evangelical and other churches are being asked questions related to sexuality by their congregations,” he commented. “As our students at Fuller train to become pastors and church leaders and for other vocations, issues about sexuality will likely be asked and discussed with some regularity. Our goal at Fuller Seminary is to help prepare our students to be able to minister lovingly, biblically, and faithfully on this and many other issues as well.”

Labberton noted that Fuller has always taught and discussed issues pertaining to sexuality, marriage and family, and will continue to do so in the classroom and in campuswide workshops.

Nick Palacios, president of OneTable, and McInturff and Curley, OneTable’s founding presidents, told CP on Thursday they believe that having access to the organization on campus will serve to “encourage, equip, and empower seminary students to engage in dialogue with the LGBT community, regardless of their personal or theological convictions.”

The OneTable presidents explained, “Jesus teaches us what relational ministry looks like, and we hope that OneTable is helping students to be more relational in how they think about their ‘other,’ in this case, the LGBT community. We do this by giving students the opportunity to share a meal with people who are different from them, while providing a safe space for people to listen, learn and ask questions.”

Palacios added that OneTable will “help students think about faith and sexuality from a broader perspective, one that includes each of us, not only the LGBT community.”

He continued, “We are all embodied, sexual beings and the blessing of the LGBT community and a group like OneTable is that the entire seminary community has the opportunity to think more theologically about their own sexuality, however they would define it.”

Thus far, the students said the Fuller community has responded positively toward OneTable, and reiterated that the purpose for having the organization at the seminary is to ignite a dialogue and understanding, not to change the seminary’s policies or advance any political agenda.

“We’ve encountered people from various beliefs and convictions regarding faith and sexuality, and my sense is that the community seems relieved to have a safe space to participate in this dialogue – to listen, to learn, and to meet people from different backgrounds and beliefs,” Palacios said. “Certainly, there is a lot of fear and skepticism around even having the dialogue, but we strive to be a place where everyone’s voice is welcome and necessary. The more people hear and trust this posture and approach, the more I hope they will join the conversation.”

The OneTable presidents also said they don’t believe the student-led organization runs counter to Christian doctrine, when asked this question by CP, and maintained that OneTable is “very much in line with Christian doctrine.”

“We also believe our approach is in line with Jesus’ relational ministry and a Gospel that models what it looks like to sweep from the margins,” they said.

Even though Palacios, McInturff and Curley believe OneTable is going to be a success at Fuller, they don’t believe they can prescribe that all Christian institutions should follow their lead.

“We’ve found a space and an approach that is working for our community and I hope other Christian communities take the time to discern what is best for them,” Palacios said. “This is a conversation and a community that is not going away, so I believe seminaries and universities must address the dialogue with faith, hope and love. But what that looks like is a question specific and contextualized for each community.”

 

http://www.christianpost.com/


  • Ex-Gay Pride
    (Photo: Screengrab/Voice of the Voiceless)
    Voice of the Voiceless and Equality and Justice for All.org, announce September as Ex-Gay Awareness month, and will celebrate the achievements of ex-gays and bring awareness to the intolerance of members of the ex-gay community.
By Melissa Barnhart, CP Reporter

The first-ever “Ex-Gay Pride Month” reception, scheduled to be held in Washington, D.C. on July 31, has been postponed until September following multiple security threats directed toward members of the ex-gay community and the Family Research Council, where a reception celebrating ex-gay leaders and supporters was planned to be held.

Christopher Doyle, the co-founder of Voice of the Voiceless (VoV), told The Christian Post on Tuesday that VoV and Equality and Justice for All have decided to continue to hold some Ex-Gay Pride events in the nation’s capital at the end of the month, which will be posted on the VoV website later this week, but the reception at the FRC building has been postponed and moved to an undisclosed location to ensure the safety of speakers and guests at the event.

“When we announced that this event was going to happen at FRC about two weeks ago, we received – as did FRC – a lot of attention, which was good, but we also received a lot of negative attention,” Doyle explained. “Some liberal news organizations, like the Huffington Post, started saying things about this event that weren’t true, like it was being sponsored and run by FRC just because FRC was the venue. And that wasn’t true at all. So that riled up a lot of people who don’t like FRC, because FRC takes a very traditional stance on marriage, and they’re considered, by the Southern Poverty Law Center, to be one of those anti-gay hate groups.”

According to Doyle, the comments made against the Ex-Gay Pride month led to him and others receiving hate-filled emails and harassment over the phone. “And there started to be a lot of online chatter about trying to disrupt this event,” he added, “trying to demonstrate against it, trying to protest it. Basically, after experiencing all of that hate and harassment toward us online and also directed at FRC, we just started to take a second look at this event.”

Doyle added that after receiving threatening messages from anti-ex-gay extremists, he and other organizers were concerned about a repeat of the violence in Seattle, Wash., where Christians were recently attacked for opposing homosexuality. He said they were also concerned about the safety and security at the FRC, which was a “target of hate in August 2012 by Floyd Corkins, the gunman who shot a security guard” at the conservative nonprofit organization.

“Corkins acknowledged in a plea agreement that he wanted to kill as many people as possible and smear Chick-fil-A sandwiches in their faces. It was later determined by the Federal Bureau of Investigation that Corkins was inspired by the SPLC,” Doyle said.

When asked by CP whether the SPLC is fueling the attacks against the Ex-Gay Pride month, Doyle said that what he believes is that SPLC is targeting ex-gay organizations through their hate campaign.

“They are actively engaged in the hate campaign, and I believe they are responsible for some of this ill sentiment,” he said. “They’re saying a lot of half-truths, they’re lying, and they’re basically not telling the whole story. And they’re really spreading a lot of hate against people like me, the organization and the people that we represent.”

Doyle added that the SPLC is targeting ex-gay organizations by using an interactive map on their website, which he believes threatens organizations like VoV with “potential violence at the hands of extremists who are intolerant of opposing viewpoints on homosexuality.”

He continued, “So there’s just a lot of hatred and ill sentiment going on out there right now. And we feel like we didn’t want this event to be dominated by these extremists coming and protesting and surrounding the building, and intimidating people as they were trying to come in. We wanted this to be a very positive event.”

The postponement of the Ex-Gay Pride lobbying efforts and reception have led Doyle and VoV to expand the initiative to celebrate September as being Ex-Gay Awareness month, despite recent threats against July’s Ex-Gay Pride events, which he says are a reminder that many are intolerant of the ex-gay community.

In addition to ongoing plans for the remaining Ex-Gay Pride events later this month, Doyle said September’s Ex-Gay Awareness initiative will be used to increase awareness and educate college and secondary students about discrimination and intolerance in schools toward members of the ex-gay community.

“Ex-gays are being discriminated against, and the LGBT population is not the only one experiencing that type of rejection and harassment,” Doyle added.

Even though the new venue location for September’s reception has yet to be determined, Doyle has confirmed with CP that Matthew Staver, founder of the Liberty Counsel, will be one of the keynote speakers and will be the recipient of the first Ex-Gay Pride Freedom Award.


Juan Francisco Martínez

Trayvon Martin , cuando la justicia es casi imposible

 El caso cobra mayor importancia en EEUU porque nos obliga a reconocer varios problemas sociales profundos que a todos nos incomodan.

21 DE JULIO DE 2013

  Los eventos relacionados con la muerte de Trayvon Martin de manos de George Zimmerman ha suscitado opiniones encontradas. Para unos es muestra de la falta de justicia en EEUU y para otros es señal de un contexto socio-político que sólo favorece una postura “liberal”.

El viernes pasado el presidente Obama le añadió complejidad al asunto al proclamar que “ese [Trayvon Martin] podría haber sido yo” hace unos 35 años atrás. Comentó sobre la realidad de que varones afro-americanos jóvenes, incluyendo él mismo cuando era joven, viven en un mundo donde el hecho de ser hombres negros los hace automáticamente sospechosos ante los ojos de muchas personas.

Tristemente, el dictamen de no-culpable no sorprendió, aunque sí fortaleció las opiniones encontradas que ya existían. Las leyes de Florida y las circunstancias específicas de la muerte de Trayvon Martin hacían casi imposible que se diera otra conclusión. Sin embargo, la decisión jurídica suscitó protestas en muchas ciudades y siguen las reacciones contra la decisión.

El caso cobra mayor importancia en EEUU porque nos obliga a reconocer varios problemas sociales profundos que a todos nos incomodan.

Por un lado vimos en un país donde ser varón negro lo hace a uno sospechoso. George Zimmerman siguió a Martin, a pesar del consejo contrario de la policía, porque era “sospechoso”. Los varones negros jóvenes tienen que comportarse en forma diferente que jóvenes de otros grupos étnicos para evitar ser parados por la policía o por vigilancia privada.

En segundo lugar, existen muchos estudios que demuestran que el nivel de encarcelamiento cuando un blanco mata a un negro y cuando un negro mata a un blanco en circunstancias similares, son muy diferentes.

Muchos comentaristas han reflexionado sobre el hecho de que si Martin hubiera matado a Zimmerman en “defensa propia” porque lo estaba siguiendo, Martin ya hubiera sido encontrado culpable.

Y esta diferencia se ve a todos los niveles de criminalidad. Los varones afro-americanos están sobre representados en la población carcelaria y uno de cada cuatro varones negros pasará tiempo en la cárcel.

Y a pesar de todo ello estos factores no crean el contexto para que las leyes y la aplicación de la justicia cambie. Nuestra sociedad y nuestro sistema jurídico no reconoce la injusticia sistémica, así que cada caso se trata como que no existiera una historia de injusticia.

Se añade a todo lo dicho que está claro que se ha creado una sub-cultura de violencia entre muchos jóvenes de grupos minoritarios, particularmente en contextos urbanos. Entre muchos jóvenes se glorifica la violencia como señal de hombría. También se trata el caer en la cárcel como señal de “madurez”. La música y la cultura popular urbana celebran la violencia física y sexual como algo “normal”.

Esta glorificación también crea un ambiente de temor entre mucha gente, particularmente de raza blanca. Es por eso que han surgido tantas leyes de “defensa propia” como la de la Florida. El temor fortalece el deseo de “protegerse” que luego crea la tendencia de crear reacciones contra los “sospechosos”. Y el círculo vicioso parece no romperse.

Dentro de este marco con perspectivas tan divididas se hace imposible una conversación honesta y profunda que confronte todos los lados del problema. Cada quien ve la culpa y el mal del otro, y minimiza los aspectos del problema que son contrarias a su punto de vista. Como resultado muchos blancos viven en temor existencial y muchos afro-americanos asumen que nunca habrá justicia en casos cuando un blanco mata a un negro. Y la separación entre las dos perspectivas sigue aumentando.

¿Es posible que las iglesias cristianas puedan crear puentes entre estas perspectivas encontradas?Urgen cristianos de los dos lados de este debate que puedan reconocer la validez de la perspectiva del otro para que se pueda romper este ciclo.

¿Dónde los encontraremos?

Autores: Juan Francisco Martínez

©Protestante Digital 2013


Francisco ha escogido el continente de donde salió para presentar su programa a un millón de jóvenes llegados de todo el mundo

Río de Janeiro 

Miles de peregrinos en una marcha en Sao Paulo. / S. Moreira (EFE)

El pontificado del primer papa no europeo y el primero llegado de las Américas arrancará definitivamente con su viaje a Brasil, desde donde lanzará la próxima semana el programa revolucionario de su pontificado basado en el llamado “evangelio social”. Llegado a la silla de Pedro desde la periferia de la Iglesia, Francisco ha escogido el continente de donde salió para presentar su programa a un millón de jóvenes llegados de todo el mundo para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

El Papa ha elegido el país con mayor número de católicos del mundo y que aunque está saliendo de la pobreza aún tiene las venas abiertas de una profunda desigualdad social. Desde Brasil hablará a todas las periferias abandonadas y humilladas del planeta y a todos los países emergentes que pueden caer en la tentación de poner sus riquezas en manos de los que menos las necesitan.

Amigos del Papa aseguran que la importancia que ha dado a su viaje a Brasil, donde permanecerá una semana, se debe a que desde allí desea presentar al mundo su programa de gobierno. Lo escucharán cerca de seis mil periodistas llegados desde todos los rincones del mundo.

En sus primeros cuatro meses de pontificado, Francisco ha ido mostrando con la simbología de los gestos y algunas afirmaciones clave que desea centrarse en los olvidados del planeta. Ha pedido que la Iglesia no solo se preocupe por los pobres sino que sea pobre ella misma y hasta mostró su tristeza en una visita al parque móvil de coches de lujo de los prelados del Vaticano, a los que pidió austeridad en su testimonio de vida. También ha arremetido contra las mafias anidadas en el Banco del Vaticano mientras él sigue viviendo en una habitación de hotel tras haber renunciado a los aposentos pontificios.

Francisco se ha ido despojando de los símbolos del poder que alejaron durante siglos al papa de Roma de sus los obispos de la Iglesia. Ni siquiera se ha llamado “papa” a sí mismo, solo obispo de Roma, que es lo que es. Ha criticado la “tiranía del dinero” y la “globalización de la indiferencia” hacia los que sufren.

En Brasil abrirá el resto de su caja de sorpresas y presentará la identidad de la Iglesia que él desea. Hay hasta quien apuesta que a partir de sus discursos en Brasil, el catolicismo de América Latina ya no será el mismo.

Se engañan los que han pronosticado que el papa Francisco va a Brasil y a América Latina para “frenar la avanzada de los evangélicos” en favor de los católicos, Francisco aspira a un programa para la Iglesia mucho más amplio, que sirva incluso como acicate para todas las otras confesiones religiosas, a las que pronto desea convocar a Roma.

La visión del futuro de la Iglesia que él sueña no pasa por las viejas teologías, ni siquiera por la teología de la liberación, que nació en tierras latinoamericanas como antídoto contra las injusticias sociales y que se inspiraba socialmente en las ideas de El Capital de Marx. La revolución que presentará Francisco en Brasil viene del cristianismo de hace dos mil años, del profeta Jesús que proclamó las bienaventuranzas de los pobres, de los que tienen hambre y sed de justicia, de los hacedores de paz. La teología que Francisco predicará es la del “evangelio social” del cristianismo, no ideológico sino práctico.

Hace unas semanas ya pudo escucharse de sus labios el eco de lo que será el verdadero y definitivo mensaje de su pontificado, cuando recordó en la periferia de Italia el drama de los emigrantes ilegales que arriesgan su vida en busca de trabajo. El Papa se preguntó “quién llora por ellos” en el mundo y en la Iglesia.

En la idílica playa de Copacabana, en Río de Janeiro, han organizado un vía crucis representado por artistas. Quienes conocen de cerca al papa Francisco han alertado de que bajo ese escenario casi irreal de la Pasión de Cristo, él dirá a los jóvenes cuales son las “nuevas heridas del crucificado”, las “venas aún abiertas en su carne” por las injusticias sociales que conviven con la opulencia del consumismo mundial.

Hace 15 días Francisco anticipó parte de lo que dirá en Río: “El cuerpo de tu hermano está herido porque tiene hambre, tiene sed, está desnudo, humillado, porque es un esclavo, porque está encarcelado, porque sufre en un hospital”. Y añadió: “Estas son las heridas de Jesús, hoy”. Esa quiere que sea la nueva revolución social de la Iglesia, con menos perifollos teológicos e ideológicos y más encarnada en el hermano que sufre.

El de Francisco será, según los obispos brasileños, un programa y un mensaje que servirá para creyentes y agnósticos, para todos los que dicen inspirarse en el evangelio de las bienaventuranzas y para los creyentes de cualquier dios. En ese contexto, no extraña que el Papa haya confirmado que estará al lado de los jóvenes brasileños que están saliendo a las calles a pedir más justicia social y mejor calidad de vida para todos.

Por eso, Francisco ha pedido que no quiere estar blindado en sus encuentros con la gente. Quiere poder mirarles a los ojos sin que se interpongan ni cristales antibalas ni militares armados. Ya le había dicho a su amigo, el rabino de Buenos Aires, Abraham Skorka, que él “no tiene miedo a morir”.

 

http://internacional.elpais.com/


Refugiado palestino lleva cuatro meses en un aeropuerto kazajo -el ex analista de la CIA ya cumplió un mes- y nos cuenta su experiencia

Mohammed Al Bahish se siente desesperado al no poder abandonar el aeropuerto.
Al Bahish puede ver el flujo de pasajeros desde su habitación en la zona de tránsito.
Al Bahish recibe alimentos de la aerolínea bandera de Kazajistán.
Al Bahish siente que tiene contacto con el mundo exterior cuando se conecta a internet.
1 de 4
Mohammed Al Bahish se siente desesperado al no poder abandonar el aeropuerto.

(BBC Mundo). Este fin de semana, el ex analista de la CIA Edward Snowden cumple cuatro semanas en el aeropuerto moscovita de Sheremetyevo. Pero lo que no todos saben es que en la vecina Kazajistán, un joven ya ha pasado cuatro meses en la zona de tránsito de un aeropuerto y reconoce que la situación lo está afectando seriamente.

Como muchos aeropuertos, el Aeropuerto Internacional de Kazajistán de Almaty no tiene muchas opciones para entretenerse.

Para Mohammed Al Bahish el hecho de estar atrapado por 120 días ha sido un calvario insoportable. Ni siquiera tiene acceso al área libre de impuestos o a los costosos cafés y restaurantes.

El refugiado palestino de 26 años, nacido en Iraq, está confinado a lo que los funcionarios del aeropuerto llaman “una zona estéril” para viajeros y para el personal del terminal aéreo. Él es la única persona que no pertenece a ninguna de las dos categorías, ni es pasajero ni trabaja en el aeropuerto.

Al Bahish no puede entrar a Kazajistán porque no tiene visa, pero tampoco tiene visa para ingresar a otros países. Israel no le permitirá viajar a los territorios palestinos y las Naciones Unidas aceptan que como no tiene familiares vivos en Iraq, podría ser muy arriesgado para él regresar a su país de origen.

ENCIERRO
Cada día, se despierta al escuchar la misma monótona voz femenina que anuncia la información de los vuelos, el cierre de puertas y un monólogo un tanto largo que se repite con regularidad sobre las regulaciones aduaneras del país.

“Yo siento que poco a poco me estoy volviendo loco”, dijo. Con el rostro pálido e hinchado, Al Bahish vive en un cuarto de 2 metros por 3 metros que no tiene ventanas y que está ubicado en la sala de llegadas.

El lugar huele a cigarrillo, tiene una litera, un sofá viejo y un Corán sobre una mesa que está pegada a la pared.

A través de la puerta, que está entre abierta, se pude ver un nuevo flujo de pasajeros que se desplaza desde las puertas de desembarque hacia los puestos de control de pasaportes.

Para intensificar la sensación de estar en el limbo, Mohammed come las comidas preparadas para los pasajeros de la aerolínea bandera del país, Air Astana.

“Me traen comida de avión tres veces al día, con cajas pequeñas de ensaladas y pasteles”, cuenta. “En todo el mes de junio, comí strogonoff de carne y champiñones. Dudo que vuelva a comer carne otra vez”.

CONTROL
Los agentes de seguridad del aeropuerto controlan sus movimientos cuando sale del cuarto. Ir a tomar café de las máquinas dispensadoras está permitido así como también bañarse en las duchas que usa el personal, ubicadas en el departamento de equipajes.

Dondequiera que vaya, la policía y los guardias de seguridad lo acompañan. Su única oportunidad para respirar aire fresco es durante las caminatas a la zona donde se puede ver la pista de aterrizaje. Su único contacto con el mundo exterior ocurre cuando la irregular señal de Internet vuelve a la vida. En ese momento, cuando hay un destello de luz, usa Skype.

“Hablo con mi primo Yaser, quien vive en Noruega. No tengo otro familiar cercano, mis padres murieron en Iraq cuando yo tenía 16 años y no tengo hermanos o hermanas”, dijo.

FAMILIA
Fue el deseo de crear su propia familia lo que lo llevó a Kazajistán. Allí vive su novia, Olesya Grishenko, quien se encuentra embarazada con su primer hijo. La joven de nacionalidad kazaja conoció a Mohammed en sus vacaciones en Dubái cuando él trabajaba como diseñador de interiores.

En Kazajistán, cuando efectuaba el trámite de registrar su intención de casarse, los documentos de viaje como refugiado de Mohammed se extraviaron y su visa para ingresar a Kazajistán y su visa para entrar en los Emiratos Árabes Unidos ya se habían vencido.

Posteriormente viajó a Turquía con la esperanza de renovar su visa kazaja, pero fue devuelto en la frontera. “Fui deportado de Estambul por no tener una visa válida y me enviaron de regreso a Almaty. Aquí, como tampoco tenía una visa válida, me enviaron de regreso a Estambul. Viaje de ida y vuelta a las dos ciudades cuatro veces”, indicó Mohammed.

Las autoridades migratorias kazajas mantienen a Mohammed en la zona de tránsito, la cual no es considerada territorio nacional. El mes pasado, las autoridades rechazaron su aplicación de asilo.

ESCAPE
Mohammed cuenta que una sola idea lo ha mantenido preocupado desde que quedó atrapado en el aeropuerto: ¿cómo escapar? “Echo de menos la luz del sol, me hace falta salir”, señaló.

“Veo a toda esta gente cuando deja el edificio y yo sigo varado aquí, no pudo ir a ninguna parte”, dijo. Caminamos hacia las puertas que giratorias y que son atravesadas por los pasajeros que embarcan y desembarcan los autobuses. Pero Mohammed no puede llegar hasta ahí.

El sonido de los motores del avión se apoderan del aire. Más allá de Almaty, brillan las montañas. “Estoy muy molesto cuando salgo hasta aquí porque realmente me siento como si estuviera en la cárcel”.

http://elcomercio.pe/