Archivos para julio 23, 2013

Sex in Leviticus

Publicado: julio 23, 2013 en Género, Teología

It’s part of a much broader teaching in Scripture.

Christopher J.H. Wright

Editor’s note: This article appeared as a sidebar to Wright’s “Learning to Love Leviticus,” part of CT’s July-August cover story on Grappling with the God of Two Testaments.

The law in Leviticus prohibiting sexual intercourse between men (18:22) comes in the same book that contains laws prohibiting foods that Israelites were to consider unclean (chapter 11). We eat shellfish today without any moral problems, so why should we treat this sex law as morally binding? Haven’t we outgrown all of that Levitical law anyway? Christians who insist on the sexual laws of the Bible are being inconsistent in not keeping all the other laws too. So goes one line of argument in modern debates about homosexuality. To this, three things must be said.

First, as I note in “Learning to Love Leviticus,” we no longer keep the food laws because the separation they symbolized (between Israelites and Gentiles in the Old Testament) is no longer relevant in Christ. But the ethical principles embodied in Old Testament laws on sexual relations (positive and negative) remain constant and are reaffirmed by Jesus and Paul in the New Testament.

Second, the argument would reduce the Bible to absurdity. The Ten Commandments come in the same book that commanded Israel not to climb the mountain. If we are told that we cannot with consistency disapprove of same-sex activity unless we also stop eating shellfish, then we should not condemn theft and murder unless we also ban mountaineering.

Third, and most important, the biblical discussion of homosexual behaviour begins not in Leviticus, as if the whole argument depends on how we interpret a single Old Testament law. When Jesus was asked about divorce, he would not let the argument get stuck around the interpretation of the law. Instead he took the issue back to Genesis. That is where we find the foundational biblical teaching about God’s purpose in creating human sexual complementarity—and it is very rich. It reflects God—male and female together being made in God’s image—and it provides the necessary togetherness and equality in the task of procreating and ruling the earth. This God-given complementarity is so important that God explains how it is to be joyfully celebrated and exercised—the union of marriage that is heterosexual, monogamous, nonincestuous, socially visible and affirmed, physical, and permanent (Gen. 2:24, endorsed by Jesus).

On that foundation, the rest of the Bible—in the laws and narratives, in the prophets and wisdom literature, in the Gospels and Epistles—consistently teaches that any other kind of sexual intercourse falls short of God’s best will and plan for human flourishing. (And we should note that the Bible has far more to say about all forms of disordered heterosexual sexual activity, including nonmarital and extramarital, than its prohibition of same-sex intercourse).

The law in Leviticus, then, must not be isolated, stuck alongside shellfish, and mocked into irrelevance. It is one small piece of a much larger and consistent pattern of whole-Bible teaching about the gift and joy and purpose and disciplines of our sexuality.

Sexo en Levítico

Publicado: julio 23, 2013 en Teología

Es parte de una enseñanza mucho más amplia en la Escritura.

Christopher J. H. Wright

 

Que la ley en Levítico prohíbe las relaciones sexuales entre hombres (18:22) se presenta en el mismo libro que contiene las leyes que prohíben los alimentos que los israelitas fueron a considerar impuro (capítulo 11). Nosotros comemos mariscos hoy sin problemas morales, por lo que ¿por qué deberíamos tratar esta ley el sexo como moralmente vinculante? ¿No hemos superado todo eso la ley levítica de todos modos? Cristianos que insisten en las leyes sexuales de la Biblia están siendo inconsistentes en no mantener todas las otras leyes también. Así que va una línea de argumentación en los debates modernos sobre la homosexualidad. A esto, hay que decir tres cosas.

En primer lugar, como se observo en “Aprender a amar Levítico,” ya no guardamos las leyes de la alimentación debido a la separación que simbolizaban (entre los israelitas y los gentiles en el Antiguo Testamento) ya no es relevante en Cristo. Pero los principios éticos consagrados en las leyes del Antiguo Testamento sobre las relaciones sexuales (positivas y negativas) se mantienen constantes y se reafirman por Jesús y Pablo en el Nuevo Testamento.

En segundo lugar, el argumento sería reducir la Biblia a lo absurdo. Los diez mandamientos vienen en el mismo libro que mandó a Israel a no subir a la montaña. Si se nos dice que no podemos rechazar con consistencia de la actividad del mismo sexo a menos que también dejamos de comer mariscos, entonces no debemos condenar el robo y el asesinato a menos que también prohibimos montañismo.

Tercero, y más importante, la discusión bíblica de la conducta homosexual no comienza en Levítico, como si todo el argumento depende de cómo interpretemos una sola ley del Antiguo Testamento. Cuando le preguntaron a Jesús sobre el divorcio, él no permitiría que el argumento se atascan en torno a la interpretación de la ley. En su lugar, tomó el asunto de nuevo a Génesis. Ahí es donde nos encontramos con la enseñanza bíblica fundamental acerca del propósito de Dios al crear sexual humana complementariedad-y ​​es muy rico. Refleja Dios-hombre y una mujer están hechos a imagen de Dios, y que proporciona la unidad y la igualdad en la tarea de procrear y gobernar la tierra necesaria. Esta complementariedad dada por Dios es tan importante que Dios explica la forma en que se va a celebrar con alegría y se ejerce-la unión del matrimonio es heterosexual, monógamo, nonincestuous, socialmente visible y afirmó, física y permanente (Gen. 2:24, aprobado por Jesús).

Sobre esa base, el resto de la Biblia, en las leyes y las narrativas, en los profetas y literatura sapiencial, en los Evangelios y Epístolas-consistentemente enseña que cualquier otro tipo de relaciones sexuales está a la altura de la mejor voluntad y el plan para el florecimiento humano de Dios. (Y hay que señalar que la Biblia tiene mucho más que decir acerca de todas las formas de actividad sexual heterosexual desordenada, incluso fuera del matrimonio y fuera del matrimonio, que la prohibición de las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo).

La ley en Levítico, entonces, no debe ser aislado, atrapado junto a los mariscos, y se burló en la irrelevancia. Es una pequeña pieza de un patrón mucho más amplio y coherente de enseñanza a toda la Biblia acerca del don y de la alegría y el propósito y las disciplinas de nuestra sexualidad.

 

http://www.christianitytoday.com/

“Cosa de hombres”… y mujeres

Publicado: julio 23, 2013 en Fotografía

Manuel López

“Cosa de hombres”… y mujeres

 Todos son mujeres en esta foto, salvo dos.

Una mujer alza su mano derecha extendida en medio de una asamblea de mujeres. Por lo que se ve en la foto, tomada desde atrás, con lo que hasta que se identifique la mujer permanecerá anónima, la mujer lo hace con determinación y firmeza pero sin estridencias ni bamboleos. Está levantada en medio de una asamblea en la que las demás mujeres están sentadas, pero lo hace en la última fila, con lo que no dificulta la visión a otros.
La foto es adecuada para ilustrar lo que es un culto, no un  espectáculto .
La foto dice más cosas. Muestra una reunión de mujeres que siguen con tranquila reverencia la participación en un canto del grupo de alabanza que aparece desenfocado en el fondo. Solemnidad, adoración y orden son benditos sinónimos en este caso. ¡Aleluya!
[re[La diferencia entre una y otra expresiones litúrgicas la conté así, al poco de iniciar su andadura, en la sección Religiones/Ciudadanía que creé y modero en Periodistas en Español:  Por una parte, culto solemne con música religiosa protestante “de toda la vida” y predicación racional a cargo de un pastor con una sólida formación teológica. De otro lado, ‘espectáculto’ con “música cristiana”, manos alzadas ondeando al modo de los conciertos de música pop y sermón emocional de un predicador al modo de los ‘tele-evangelistas’ americanos. Dicho artículo, por cierto,  La Unión de Mujeres Evangélicas (UDME), o cuando el ecumenismo empieza en casa , es el  quinto tema más visto  de los 450 que llevamos publicados en los dos años de vida de la sección].
  Hay más elementos importantes para la lectura de la imagen. La mano de la mujer nos dice que se trata de una mujer en plena y gloriosa madurez, casada. Una mujer trabajadora, indica esa mano abierta como dando gracias a Dios en las alturas por poder haber llegado hasta ahí sirviendo e implorando bendición para seguir activa echando una mano -nunca mejor dicho- en la dura faena de cada día en este valle de lágrimas… y bendiciones de lo Alto.
 Todos son mujeres en esta foto, salvo dos. Uno, en el borde izquierdo de la foto, ahí tan discreto y anónimo en la imagen que le ven, de espaldas como todas, pues resulta que es el protagonista del acontecimiento en el marco del cual está tomada la foto. Es Jaime Fernández, archiconocido columnista de este medio, quien tuvo a su cargo la serie de conferencias en el  47 Retiro Nacional de la Unión de Mujeres Evangélicas UDME)  celebrado hace justo ahora un año en Peñíscola (Alicante).
 Otro hombre aparece en la foto: es Jesús Fernández, quien toca la guitarra en el grupo de alabanza de la Iglesia Bautista de Zaragoza, que tiene a su cargo parte musical y de alabanza del Retiro.
[Un tercer hombre en la foto, el que justo hace visible la imagen -es su oficio en ese instante- queda totalmente invisible: el fotógrafo, un servidor].
  La presencia con cara y ojos en la foto corresponde a Rosita Dobato y Aurora Millán, las voces del grupo de alabanza. Más que mostrados, sus rostros aparecen sugeridos por obra y gracia del desenfoque selectivo de la foto, justo para resaltar el impacto visual del brazo de la mujer, protagonista absoluto de la imagen.
 Dice también mucho la discreta mano apenas alzada sobre la altura del codo de esta mujer en la parte izquierda de la imagenque además de recordar al observador la discreción y el recogimiento propios de la oración personal, también ilustra indirectamente la sagrada costumbre de la liturgia judía que no permite alzar la mano por encima de la altura de los labios cuando el creyente habla con el Eterno.
  No es insignificante el peso de esta ‘manita’ en el conjunto de la imagen, pues confiere ni más ni menos que el equilibrio estático de la imagen. Es el elemento definitivo, el que remata el discurso visual.
[Equilibrio estático es el basado en la repetición de elementos equivalentes y/o simétricos -en esta caso las manos-, mientras que equilibrio dinámico es el que se obtiene por influencias contrapuestas, como son el hombre y los tanques en la  foto de Tiananmen  con la que iniciamos esta serie de artículos].
Viene a cuento la publicación de esta foto a modo de humilde homenaje a la UDME, que hoy concluye la celebración de su 48 Retiro Nacional en Peñíscola. Ninguna otra organización ha trabajado tanto por la plena incorporación de la mujer a las iglesias y los entornos eclesiásticos como la organización que preside Ana María Huck, quien ayer fue reelegida presidenta.  “La UDME es un caso totalmente pionero en Europa” , tenemos escrito.
—————-
Mujeres relevantes, “haberlas, haylas”
N. del A.- Hace justo un mes, en el acto de entrega del premio a la “Personalidad del Año” de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (ADECE) del que fui objeto, dije que me sentía abrumado por tamaño reconocimiento ante la “gran nube de testigos” que tenía allí delante inmerecido: Samuel Escobar, Máximo García Ruiz, Antonio Cruz, Félix Benlliure, Stuart Park, Gabino Fernández Campos, Alfredo Pérez Alencart, Juan Carlos Martín, José Pablo Sánchez… aparte de los que tenía a ambos lados: Pedro Tarquis y Juan Antonio Monroy.
No solo me reafirmo en lo que dije, sino que amplío el reconocimiento de más méritos que los míos a una serie de mujeres evangélicas que están haciendo lo posible y más por que Gálatas 3:28* no sea papel mojado.
Confieso que empecé a hacer una lista de mujeres evangélicas relevantes y voy llegando a las cincuenta, pero para que ninguna se me quedase fuera, me limitaré a enumerar en representación de todas ellas a unas pocas que están en puestos de responsabilidad en los medios de comunicación: Asun Quintana en Protestante Digital, Ana María Huck Vangioni en  Nosotras en la onda  (Radio Encuentro) y la revista  Nosotras , Joana Ortega en Lupa Protestante, Noa Alarcón en Ediciones Noufront. O con colaboraciones destacadas en medios evangélicos (Jacqueline Alencar –Sembradoras, Protestante Digital-, Beni Moreno -Buenas Noticias TV-, Esperanza Suárez -Protestante Digital, Radio Encuentro- Beatriz Garrido -Protestante Digital y Nacer de Novo-, Isabel Pavón en Protestante Digital…) o seculares (María Rosa Medel – Periodistas en Español -Canfali Marina Alta-…).
La lista de mujeres evangélicas relevantes, ya digo, incluyendo todos los campos de actividad, se dispara. Ocasión habrá de traerla aquí.
De que hay ‘cantera’ entre las mujeres evangélicas en el ámbito de los medios tengo, sin ir más lejos, dos claros ejemplos en este Retiro de la UDME al que estoy asistiendo: Edilene Andrade, cuyas fotos de esta celebración publicará este medio; y Eva López Cañas, encargada de subir los  podcast  del Retiro en el Muro de la UDME en Facebook.
Lo dicho: la religión es cosa de hombres… y mujeres.
 *  “Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo”.
 Mujeres en Fe y Constitución: Comprometidas en hacer atractiva la teología

Autores:  Manuel López

©Protestante Digital 2013


Juan Antonio Monroy

El mensaje de los profetas (6)

60669_N_03-07-13-17-34-36Dios no es de ningún pueblo. Es Dios de todos los pueblos.

 

En los 83 países que he recorrido he visto iglesias destrozadas por la misma razón. Los miembros conocen bien la Biblia, pero sus corazones están vacíos de Dios.
Un tema que denunciaban los profetas es el de la contradicción que existe entre lo que creemos y lo que vivimos.
Por medio del profeta Isaías Dios se rebela contra todo lo que hay de vacío en las prácticas religiosas:
 “¿Para qué me sirve, dice Jehová, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas, ni de machos cabríos.
 ¿Quién demanda esto de vuestras manos, cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios?
 No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación; luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas, no lo puedo sufrir; son iniquidad vuestras fiestas solemnes.
 Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas.
 Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.
 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda” (Isaías1:11-17).
Este texto va desde la impresionante condenación del culto religioso hasta la promesa de reconciliación.
Los profetas denunciaban el monopolio de Dios
Existe en la literatura profética un tema que se trata muy poco: el acaparamiento que se hace de Dios. La manipulación de la divinidad con fines nacionales o particulares.
Dios es exclusivo del pueblo hebreo, dicen los judíos.
Dios es exclusivo de la Iglesia católica, dice el Vaticano.
Dios es exclusivo de los musulmanes, dice el Islam.
Dios es Testigo de Jehová.
Dios es budista.
Dios es protestante.
Y así hasta 3.000 grupos religiosos que hay en Estados Unidos y que pretenden tener la exclusiva de Dios.
Dios no es de ningún pueblo. Es Dios de todos los pueblos.
El Dios del Antiguo Testamento no es un Dios exclusivo ni exclusivista. Es un Dios global, universal.
Cuando inicia la formación del pueblo hebreo tiene en cuenta a toda la humanidad, a hombres y mujeres de todas las generaciones, de todos los rincones del globo.
Al padre de los judíos le dice:  “Serán benditas en ti todas las familias de la tierra” (Génesis 12:3).
El profeta Isaías recuerda a su pueblo la universalidad del mensaje divino.
 “La tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar” (Isaías 11:9).
Es el mismo mensaje del profeta Jeremías:  “¡Tierra, tierra, tierra, oye palabra de Jehová!”  (Jeremías 22:29).
Jonás, el libro perla de la literatura judía, tiene un claro mensaje: Jehová es un Dios universal interesado en salvar a todos los habitantes de la tierra. Es un Dios global antes de la globalización.
Pero la denuncia más enérgica contra un Dios nacionalista y nacionalizado la encontramos en la literatura del profeta Amós:  Hijos de Israel, ¿no me sois vosotros como hijos de Etíopes, dice Jehová? ¿No hice yo subir a Israel de la tierra de Egipto, y a los filisteos de Caftor, y de Kir a los arameos?”  (Amós 9:7).
Es imposible decir algo tan duro contra el orgullo hebreo en menos palabras. Pero coincide con la perspectiva brillante de David cuando destaca la nota de la universalidad de Dios:  “Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras”  (Salmo 19:4).
Los predicadores cristianos tampoco deben caer en la tentación de monopolizar a Dios.
Su tarea debe consistir en anunciar el carácter universal de Dios, como hizo el apóstol Pablo en Atenas:  “De una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres… para que busquen a Dios”  (Hechos 17:26-27).

Autores:  Juan Antonio Monroy

©Protestante Digital 2013


Antonio Cruz Suárez

Grandes mitos sociales del mundo moderno (4)

Maquiavelo, un mito que sigue vivo

 El mito maquiavélico está vivito y coleando en el corazón de la sociedad postcristiana.

En la actualidad millones de criaturas continúan creyendo lo mismo que creía Maquiavelo. Su mito se adhirió a la conciencia del mundo occidental y sigue siendo como una pesada rémora que con los aires postmodernos aumenta de tamaño sin parar.
¡En cuántas situaciones y conflictos actuales los medios se esclavizan y condicionan a los fines!
Casi todo el mundo está a favor de reconocer que el maquiavelismo, o lo maquiavélico, son conceptos de los que es mejor apartarse, sin embargo, ¿quiénes están dispuestos hoy a sacrificar sus deseadas finalidades en aras de unos medios que no son todo lo justos que deberían ser?
No se trata sólo de aquellos políticos corruptos que sacrifican su prestigio y credibilidad inmolándose ante el altar de Mamón, el dios de la riqueza.
Están también los que matan para defender una idea. Los terroristas que disponen a su antojo de la vida ajena o los policías que combaten el terrorismo con métodos ilegales.
El mito maquiavélico está vivito y coleando en el corazón de la sociedad postcristiana.
Quizá donde sea más evidente es en los conflictos armados que de manera endémica vienen sangrando a la humanidad.
Los métodos que tales luchas emplean han creado un nefasto diccionario en el que se definen sin horror términos como “limpieza étnica”, “masacre humana”, “fosas comunes”, “castigo al pueblo”, “hora de la venganza”, “daños colaterales”, “bombardeos indiscriminados sobre la población civil”, “inmunidad para los criminales de guerra” y un largo etcétera de maquiavelismo solapado.
La repercusión de tales conceptos son heridas que nunca acaban de curar porque la paz no es sólo el silencio de las armas.
Dejando de lado la amenaza de los misiles y de los coches bomba, la violencia del mito se descubre también en otros ambientes.
Desde los banqueros que aprendieron a defraudar y se convirtieron de pronto en pedagogos de una sociedad ávida de modelos, sean del cariz que sean, hasta los mafiosos del deporte o de la cocaína, los secuestradores amantes del dinero fácil e, incluso, los maridos que asesinan a sus esposas por considerarlas objetos personales, todos responden al mismo patrón mítico.
La pegajosa tela de araña se extiende asimismo a los empresarios desaprensivos que juegan con la salud pública contaminando alimentos, piensos o bebidas refrescantes.
Y aquellos otros que directa o indirectamente son responsables de los vertidos de petróleo a los océanos, de la contaminación en todas sus facetas, del paro o de la explotación salarial.
¿Qué pensar de ciertas multinacionales de farmacia cuando se niegan a fabricar determinadas vacunas, como la que podría curar la malaria, exclusivamente en base a puros intereses comerciales? ¿o de los modistos prestigiosos que diseñan tallas mínimas sin importarles para nada el futuro de las jóvenes anoréxicas? ¿y las decenas de miles de muchachas inmigrantes que son obligadas a practicar la prostitución para sobrevivir? ¿no es todo esto consecuencia del egoísmo y la maldad humana que subyace en la creencia de que el fin justifica los medios?
El mundo entero rezuma maquiavelismo por todos sus poros.
El mito no está todavía superado, como piensan algunos, sino que subsiste en estado latente, escondido en los más oscuros rincones del alma humana, para manifestarse con toda su virulencia allí donde se le permite.
La semana próxima,  Maquiavelo a la luz del Evangelio

Autores:  Antonio Cruz Suárez

©Protestante Digital 2013


Óscar Margenet Nadal

Revelación, iglesia y crisis (6)

Pérgamo, la que habita donde mora Satanás

 La carta a la iglesia de Pérgamo en el Apocalipsis.

Esta carta, la tercera de siete, fue escrita a la primitiva congregación de cristianos que vivían en Pérgamo  (1) , ubicada a unos 30 kms del Mar Egeo en la región llamada Eólida, en lo que hoy es Turquía.
Según la leyenda fue fundada por Pérgamos  (2)  y en 560 a.C. pasó a pertenecer a Creso, rey de Lidia, y luego a Ciro II, rey de Persia, entre otros.
Bajo el control de Roma Pérgamo se convirtió en la capital de la provincia de Asia Menor y en una de las ciudades más importantes de la Antigüedad.
La ciudad ya no existe con ese nombre y de Pérgamo sólo quedan algunas importantes ruinas. En las partes bajas de este escenario surgió la ciudad de Bergama, que cuenta hoy con unos 55 mil habitantes.
ARQUITECTURA QUE RESALTA LA BELLEZA DEL PAISAJE En la ciudadela situada a 335m sobre el nivel del mar, se dice que el general romano Lisímaco de Tracia guardó sus tesoros, una riqueza estimada en 9.000 talentos que, junto con otras joyas, dejó en la fortaleza al cuidado del gobernador de la zona llamado Filetero  (3) ; no es un dato menor si tomamos en cuenta el desarrollo arquitectónico y urbanístico producido en Pérgamo durante esa época. Tales avances requerían no sólo enormes recursos sino una gran creatividad; y esos requisitos fueron plenamente satisfechos.
Un paisaje de particular belleza resultó de la armoniosa combinación entre lo natural y el aporte humano. Los arquitectos respetaron las terrazas naturales, dando forma y volumen a los edificios de modo de adecuarlos a la escala natural. Si bien siguieron fórmulas tradicionales también integraron el paisaje a la composición arquitectónica, combinando pórticos y columnas en los edificios con gran acierto estético; y dimensionando la calle principal para ofrecer ricas perspectivas, lo que constituyó toda una novedad en la historia de la arquitectura y del urbanismo griego.
Esta idea, innovadora en la construcción de la ciudad clásica, fue producto de la ambición de los reyes atálidos que deseaban emular a la Atenas de Pericles. Los hechos demuestran que Pérgamo se convirtió en una rica y poderosa potencia, conservando grandes colecciones de arte y siendo cuna de buenos bibliógrafos y del arte de la jardinería, entre otros atributos  (4) .Su  biblioteca  llegó a ser la más importante del mundo después de la de  Alejandría , pues tenía 200 mil volúmenes en pergaminos, material producido allí en lugar del papiro egipcio. Se dice que esta es la biblioteca que Antonio obsequió a Cleopatra; finalmente fue enviada a Alejandría.
Además, había en la ciudad dos ágoras, un palacio real, un gran teatro, varios gimnasios, una fortaleza militar y cuatro santuarios: Zeus, Atenea, Hera y Démeter  (5) . En el siglo II los romanos construyeron otro santuario, la Basílica Roja, enorme complejo edilicio dedicado a Esculapio nombre romano del antiguo dios griego de la curación  (6) . Pérgamo llegó a ser el centro religioso más importante del Imperio romano.  (Ver nota de la ilustración).
¿QUÉ DICE EL SEÑOR A LA CONGREGACIÓN DE PÉRGAMO? Cuando Juan escribe las cartas a las siete iglesias, Pérgamo está en su época de apogeo económico y político. Por ello lo que el apóstol transmite a los creyentes de esa ciudad puede sorprender a más de uno:
 “Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto: Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco. Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.” (7)
Recorramos juntos el contenido de la carta a los creyentes de Pérgamo, recordando la primera de las cuatro frases que se repiten a cada una de las siete iglesias:  “… escribe al ángel de la iglesia en…”.
En primer lugar, ya aclaramos al comenzar esta serie que las siete iglesias no eran ficticias; que existían en el momento en que Juan recibe el encargo de transmitir el mensaje del Señor a cada una de ellas; que muchas iglesias actuales se parecen en parte o en todo a una o varias de ellas. También, que ‘el ángel’ a quien se dirigirá cada vez el anciano apóstol podría ser el encargado o pastor de la congregación(como ya vimos en los casos de Éfeso y Esmirna).
El único nombre que aparece de un fiel de la iglesia en Pérgamo es el de Antipas  (8) ; aparte de esta cita, no hay ninguna otra mención acerca de él en las Escrituras. No guarda ninguna relación con Herodes Antipas  (9) , el tetrarca de Galilea que reinaba en días de Jesús de Nazaret y consintiera con la muerte de Juan Bautista.
El Señor se presenta como ‘el que tiene la espada aguda de dos filos’, en referencia a la visión que Juan recibió en el primer capítulo  (10) . La espada es la Palabra de Dios  (11)  que sale de la boca del Verbo encarnado y llega hasta lo más recóndito de nuestra interioridad; saca a luz nuestros pecados (tanto los conocidos como los ignorados), exponiendo ante nuestros ojos las raíces de nuestra pecaminosidad.
Esta acción, produce un intenso dolor, por lo que intentamos resistir formulando toda clase de justificativos y razonamientos; hasta que –ya sin argumentos- reconocemos nuestra condición natural y nuestra réproba conducta con que ofendemos al tres veces santo Dios. En condición de culpables del juicio divino, se nos hace real la necesidad de confesar que somos merecedores del castigo divino, y nos invade la urgencia de arrepentirnos y cambiar nuestra manera de ser.
La espada del Espíritu es la única que separa la verdad de la mentira, la virtud del error, lo santo de lo corrupto; y, porque hace libre al esclavo, es la única que puede desactivar nuestra dependencia del pecado. Al inducirnos al arrepentimiento, nos hace ver al Único que puede tener misericordia de nosotros y perdonarnos  (12) .
La Palabra –como bisturí en mano del experto cirujano- después de abrir nuestro entendimiento (el oído interior), encapsula el tumor mortal con el que venimos al mundo y nos da una nueva vida en el Espíritu Santo. Como nuevas criaturas ahora –también nosotros- podemos hacer uso de la espada de dos filos y, de la misma manera que ella actuó en nosotros, usarla para fortalecer nuestro espíritu y el de otros creyentes, y ayudar a los perdidos a ser rescatados de su eterna condenación. Esto será posible sólo si la incorporamos a nuestro atuendo diario  (13) .
Junto a la oración, la espada de la Palabra es nuestra arma más poderosa. Con ella somos colaboradores en la obra Redentora de Dios, por medio de Jesucristo, y triunfamos al defendernos de los ataques del enemigo  (14) .
Un error muy común, y lamentable, es enseñar a usar la espada de la Palabra como arma de ataque; el Evangelio enseña que no tenemos necesidad de atacar a un enemigo que ya fue vencido por Jesucristo; con ella sólo tenemos que resistir y él huirá de nosotros  (15) .
Esta dramática presentación del Señor a la iglesia en la próspera y pagana Pérgamo permite reflexionar sobre la relación que existe entre el sistema del mundo secular y la realidad de una vida de fe:
Una vez que la Palabra de Dios obra aquello para lo cual fue enviada  (16) : ¿cambia la visión que del mundo tiene todo pecador? En el ser ‘cristiano’ ¿hay una línea divisoria entre el mundo secular y el reino de Dios?
Ubiquémonos, por un momento, en el lugar que habitaba esa pequeña minoría de creyentes, insertada en un contexto socio-cultural fuertemente opuesto al Evangelio de Jesucristo. El hecho de no pertenecer a la mayoría dominante ¿les favorecía o perjudicaba? ¿En qué se parece su situación a la nuestra, hoy, allí donde vivamos? Dejo con los lectores la tarea de investigar en sus Biblias y encontrar las respuestas a estas inquietudes.
EL OBRAR CRISTIANO EN UN MEDIO TENEBROSO Después de expresarles la segunda de sus frases: ‘Yo conozco tus obras’ el Señor agrega algo que debe haber sorprendido a más de un miembro en la iglesia: ‘y donde moras, donde está el trono de Satanás’ .  Notemos que a la primera aseveración elSeñor le agrega una segunda, que introduce como fuerte contraste. La pequeña comunidad de fe daba testimonio de Jesucristo desde donde gobierna el mundo el enemigo de Dios y acusador de los hermanos (17) .
Podríamos preguntar aquí acerca del sitio donde está el trono de Satanás: ¿Se refiere a la ciudad de Pérgamo; o a la iglesia que estaba en Pérgamo?
Vimos en nuestra anterior que a la iglesia de Esmirna el Señor le había revelado que convivía con la sinagoga de Satanás; que los falsos judíos actuaban contra ella a las órdenes del diablo. Según este precedente, podemos afirmar que la iglesia de Pérgamo estaba donde el diablo tenía su asiento. Esto me recuerda aquella oportunidad en que, siendo yo niño, escuché decir a un predicador ‘Os exhorto a venir preparados a la reunión, porque el diablo siempre llega primero’. También recuerdo las bromas que se hacían sobre el tema, tiempo después.
Lo cierto es que el sitio no hace a la santidad; no hay nada menos escritural que decir ‘Bienvenidos a la casa de Dios’ si no se aclara que esa es una referencia a la comunidad de fe compuesta por los templos del Espíritu. A los de Pérgamo el Señor les notifica que viven donde mora Satanás; y el sitio de reunión no era una excepción.
Pero, vayamos a las obras dignas de encomio por parte del Señor; obras que se le reconocen a la congregación de Pérgamo aún en el tenebroso contexto en que daban testimonio de Jesucristo. Son dos:
1. Retienes mi nombre
 Reteneres un verbo del griego κρατέω (kratéo); significa: usar fuerza, agarrar (en sus formas literal y figurativa), echar mano, guardar, abrazar, aferrar, asir, prender, tener, tomar. No debe interpretarse como ‘detener’ o ‘impedir’. La frase habla de una firme fidelidad al nombre del Salvador y Señor Jesucristo; esta es una de las obras fundamentales en la vida de todo creyente. ¿Por qué? Porque la persona que se aferre al Nombre del Hijo de Dios nunca lo invocará en vano; cuando hable verdad no la negará con su conducta. Es honrar a Dios al pensar, sentir, hablar y actuar; es vivir una vida de integridad. Los de Pérgamo eran seguidores de Cristo Jesús a cualquier costo;  ‘aún  en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás’. Antipas (18)  había dado su vida por el Nombre.
No es aventurado, entonces, decir que los cristianos de Pérgamo conocían bien al Señor.
2. No has negado mi fe
Esta otra obra viene a corroborar la anterior; aunque parezca redundante evita toda posible contradicción. ¿Cómo podría alguien confesar a Jesucristo y, al mismo tiempo, negar su fe al obrar carnalmente?
Una manera sutil de negar Su fe es dudar si eso que estamos a punto de hacer habrá de agradarle y, aún así, seguir adelante y hacerlo.
También le negamos cuando no practicamos lo que predicamos; o cuando salimos del paso no declarándonos como creyentes cuando en reuniones sociales o de trabajo se mofan de Dios y de sus hijos.
Los de Pérgamo difícilmente negarían su fe cuando alguien les demandase la razón de su esperanza  (19) .
Nos engañamos a nosotros mismos si creemos que no cosecharemos aquello que sembramos.
Padre nuestro, confesamos nuestra inexcusable liviandad al leer tu Palabra y pasar por alto tus enseñanzas; el aferrarnos a lo perecedero más que a tu Nombre. Perdónanos por equivocarnos al establecer nuestras prioridades y responsabilidades. Enséñanos a usar bien la espada de tu Palabra, siempre; a mantener la visión del Espíritu, y a cumplir con la misión de Cristo. Danos hoy una nueva oportunidad de servirte por amor de tu Hijo. Amén.
En nuestra próxima concluiremos con la carta a la iglesia en Pérgamo, si Dios lo permite. Paz del Señor.
 ————————————————————  Notas
 Ilustración: La Basílica Roja (en  turco : Kızıl Avlu) monumental templo construido sobre el río Selinus en el siglo II por los romanos, probablemente en tiempos de  Adriano . Medía 60m de largo por 26m de ancho y tenía una altura de cerca de 20m. Construido en un lugar sagrado (témenos) de 270m por 100m, son las ruinas de una de las construcciones romanas más grandes que todavía sobreviven del mundo  Helenístico . Este templo pagano fue posteriormente usado por la iglesia cristiana oficial del Imperio Romano de Oriente (o Bizantino) desde 396, hasta que en 1453 Constantinopla (luego Estambul) fue tomada por los otomanos poniendo fin al Imperio Romano. La Basílica (casa real) podría ser uno de los primeros edificios destinados al culto ‘cristiano’. Una de sus rotondas es una mezquita islámica desde hace mucho tiempo (link: es.wikipedia.org )   Sorprende su semejanza con las ruinas jesuíticas de San Ignacio en Misiones, Argentina (link: www.sanroman.esc.edu.ar )   Es interesante agregar que el término ‘témenos’, según algunos autores, se aplicaba a santuarios urbanos; mientras que el científico suizo  Carl Gustav Jung (1875-1961) fundador de la ‘psicología analítica’, relaciona ‘témenos’ con el fascinante ‘ círculo mágico ’, que actúa como un ‘espacio cuadrado’, o ‘lugar seguro’, donde se ‘puede trabajar’ mentalmente   1. Pérgamo llegó a tener 150 mil habitantes en su época de mayor esplendor, en el siglo I   2. Hijo de  Neoptólemo y  Andrómaca , personajes de la  Guerra de Troya (fecha incierta entre 1194 y 1250 a.C)   3. Según otros historiadores Filetaro o Filetairo (343-263 a.C.) era un eunuco que actuó como administrador de Lisímaco. A la cotización actual de la plata, y considerando un talento igual a 26 kilos, sólo en dinero esa fortuna ascendería hoy a €170 millones   4. Cuando Roma despuntaba como imperio, Atalo supo hacer alianzas con sus emperadores. En su reinado, Pérgamo sobresalió como un gran centro artístico y literario. Su sucesor,  Eumenes II Sóter que reinó desde 197a.C. a 159a. C. construyó el gran altar de Zeus, obra máxima del arte helénico   5. Zeus, en la mitología griega, es el ‘padre de los dioses y de los hombres’; gobernaba desde el monte Olimpo como padre de familia tanto a hijos como a bastardos. Era el  Rey de los Dioses que supervisaba el universo; con   Atenea,  (también conocida como Palas Atenea ): uno de los doce dioses olímpicos griegos; es la diosa de la guerra, la civilización, la sabiduría, la estrategia, las artes, la justicia y la habilidad. Hija de Zeus y Metis, fue virgen perpetua, su fama se extendió por todas las colonias de Grecia, incluyendo España y el norte de África, llegando hasta la India. Su culto tomó muchas formas y llegó a sincretismos con otras divinidades y religiones conocidas   Hera, (Juno para los romanos), hija de Rea y Crono en la mitología griega, esposa legítima de Zeus, considerada Reina de los dioses, era la diosa del matrimonio y le sacrificaban vacas y luego pavos reales  Deméter, (Ceres para los romanos), es anterior al Olimpo pues aparece en el himno homérico a Deméter (siglo VII a.C.) con que se la venera como ‘la portadora de las estaciones’. D iosa griega de la  agricultura , del nutrimento de la tierra verde, del ciclo vivificador de la vida y la muerte, protectora del  matrimonio , la ley sagrada y venerada como ‘portadora de las estaciones’   6. Asclepio es el nombre griego. Se dice de él que tenía el don de la curación y conocía muy bien la Botánica y en particular las  plantas medicinales ; también, que la familia de  Hipócrates descendía de este dios cuyos atributos se representan con  serpientes enrolladas en un bastón, entre otros símbolos. De allí lo del ‘juramento Hipocrático’ de los médicos al comenzar su actividad profesional    7. Apocalipsis 2:12-17   8. Antipas fue un cristiano martirizado por Domiciano a causa de su fe en Jesucristo, en el año 92, es decir pocos antes de que Juan escribiese el Apocalipsis (probablemente en 96), por lo que tanto él como otros ancianos bien podrían haber sido discipulados por Juan    9. Herodes Antipas, hijo de Herodes I como Arquelao y Felipe, tetrarca de Galilea; Mateo 14:1; Lucas 3:1; 3:19; 9:7; Hechos 13:1   10. Apocalipsis 1:16    11. Hebreos 4:12   12. Juan 16:8; Efesios 2:4; Tito 1:9; 2ª Timoteo 3:15; 1ª Juan 4:10   13. Efesios 6:17   14. Efesios 6:12; 1ª Juan 2:14; Apocalipsis 12:11    15. Santiago 4:7; 1ª Pedro 5:9   16. Isaías 55:11   17. Apocalipsis 12:10   18. Según la tradición, Antípas era el anciano (obispo) de la iglesia cuando Domiciano autorizó su muerte (lo cocinaron vivo en una olla de bronce) por no haber consentido a abandonar su fe en Jesucristo, ni adorar al emperador en el templo a Zeus (trono de Satanás)   19. 1ª Pedro 3:15

Autores:  Óscar Margenet Nadal

©Protestante Digital 2013


Mario Escobar Golderos

El compromiso de Ciudad del Cabo 2010 (6)

Verdad, mundo digital y tecnologías emergentes
El Cristianismo tiene que entrar de una vez por todas en la Era Digital, pero lo debe hacer de una manera inteligible para sus contemporáneos.

 

Los acuerdos y compromisos de Ciudad del Cabo 2010 nunca han sido tan urgentes y acuciantes como en este primer cuarto del siglo XXI. En muchos sentidos, la Iglesia no ha comprendido la complejidad de su misión en un mundo globalizado, en el que la religión se ha convertido en un producto más de consumo. Detrás de cada cambio siempre hay una oportunidad y un peligro. Lo triste es cuando el peligro nos hace perder la oportunidad.
Internet, las redes sociales y la inmediatez de la información han creado un torrente vertiginoso de información, muchas veces poco contrastada, que inunda las cabezas y los corazones de los frágiles habitantes de nuestro planeta. La tecnología, siempre un medio y nunca un fin, fue demonizada por el mundo evangélico en sus comienzos. Grupos cristianos lucharon primero contra el cine, después contra la radio y la televisión, en los últimos años contra los videojuegos e internet. Ir contra corriente no significa suicidarse social e intelectualmente, ir contracorriente es mantener tus principios y valores cristianos en un mundo cada vez más paganizado.

“El siglo Bio-tech” se parece mucho al “Siglo de las Luces”en el que la llegada de inventos como la enciclopedia, pretendía poner el conocimiento al servicio de la gente. La gran diferencia es que la gigantesca biblioteca virtual que es internet no tiene un plan ni un desarrollo racional.
El Cristianismo tiene que entrar de una vez por todas en la Era Digital, pero lo debe hacer de una manera inteligible para sus contemporáneos.
Yo siempre he sido un apasionado de la tecnología, hace casi catorce años realicé mi primera página web para promocionar una revista de historia del protestantismo, cuatro años más tarde la revista física dejó pasó a la digital. Con la primera alcanzábamos 300 suscriptores y doscientos lectores habituales, el noventa y cinco por ciento de ellos españoles, cuatro años más tarde la revista había alcanzado medio millón de visitas en todo el mundo. Aunque gracias a las nuevas tecnologías podemos salir de un pequeño gueto para crear un inmenso gueto global, en el que los cristianos nos sintamos cómodos pero no seamos testigos del mensaje que predicamos.
La palabra testigo viene del latín  Testificare  y está compuesta por las palabras testis  (testigo) y  facer  (hacer). Curiosamente los latinos lo entendían como la tercera persona que puede confirmar algo, podríamos decir que es el testimonio definitivo. La Iglesia es testigo en las tecnologías cuando comunica el mensaje ya testimoniado por Cristo, que a su vez da testimonio de Dios. Por eso desde el liderazgo tiene que darse el mensaje claro del Evangelio, para que eso luego se transmita a través de los medios tecnológicos.
Es necesario para salir de nuestros guetos una evangelización efectiva de la cultura, como C. S. Lewis explicó magistralmente en su libro Mero Cristianismo. No necesitamos más escritores cristianos que escriban sobre “temas cristianos”, tampoco más web o redes sociales para cristianos, necesitamos impregnar la cultura de los valores cristianos.   Uno de esos hermosos ejemplos en los que fe y cultura se dan la mano es el de Francis Collins, que se hizo cristiano tras leer precisamente Mero Cristianismo. Collins es el encargado en Estados Unidos del proyecto del Genoma Humano y ha escrito un increíble libro sobre ciencia y fe titulado  El lenguaje de Dios .
Los líderes y profesionales cristianos deben poner sus talentos al servicio de su fe, para ser testigos, el tercer testimonio que falta, el humano, ante una sociedad perdida, sin liderazgo y confusa.
Los seminarios y facultades de teología son el semillero de los futuros líderes cristianos de los países. En ellos se debe implementar la importancia de los medios tecnológicos para la difusión del mensaje cristiano. Es en estos centros educativos, en los que los jóvenes son mayoría, donde se puede adaptar de una manera más efectiva el lenguaje, su forma y medio de difusión.
Uno de los problemas a solucionar es la fusión entre diseñadores y creadores de contenidos. En muchos casos, algunos dan más importancia a la forma que a la función, en otros la forma impide que la gente disfrute del contenido. Técnicos e intelectuales cristianos deben trabajar unidos para difundir mucho más que una cultura concreta, el mensaje contra cultural y transcultural del Evangelio.
La creación de “think tanks” es una prioridad, pero intentando mezclar los grupos, en muchas ocasiones se separa a periodistas de historiadores, se pone en diferente foro a economistas y teólogos y la riqueza del mensaje está en mezclar estas disciplinas. Hoy, más que nunca, necesitamos una economía con bases teológicas, una prensa con profundad histórica o un derecho impregnado de justicia social. Los trabajos sectoriales se quedan muy cortos a la hora de dar respuestas a los problemas y retos de las nuevas tecnologías.
Nuestro papel no es santificar las redes sociales ni Internet, más bien es introducirnos como agentes de cambio y utilizar las nuevas tecnologías como instrumentos difusores de nuestros principios, creencias y valores. La importancia de crear películas, música, juegos y libros que lleguen a todos y que no estén pensados para un público cristiano.
  Las tecnologías deben ayudarnos a lanzar las grandes preguntas del hombre, no tanto a responderlas de antemano. La prepotencia es la peor enemiga de la tecnología, ya que el mundo de las redes sociales es muy sensible al paternalismo y el sectarismo. Twitter, Facebook, Pinterest, YouTube, los blogs, los iTunes o el modelo Kindle de Amazon, son grandes instrumentos que otros grupos están utilizado mejor que nosotros. El problema es cuando estos medios como meros púlpitos desde los que lanzar un mensaje.
CONCLUSIONES. Nuestra visión de las “Bio-tech” debe ser muy diferente a la de las generaciones anteriores, que vieron en los medios de comunicación de masas un peligro y no una oportunidad.
Las nuevas tecnologías son un instrumento potenciador de nuestro mensaje, pero el mensaje es lo más importante. Nuestra habilidad para transmitirlo y envolverlo en un diseño adecuado, será lo que facilite la recepción del mensaje.
La evangelización de la cultura pasa por las nuevas tecnologías, no debemos dar respuesta a las preguntas del hombre, debemos sobre todo intentar que se haga esas preguntas y busque.
Los líderes y profesionales cristianos tienen que utilizar un lenguaje adecuado a estos mediosy difundir los valores cristianos, sin añadidos culturales propios.
Los formadores tienen que dar las nuevas herramientas tecnológicas a los estudiantes en los seminarios, ya que ellos son el futuro del liderazgo cristiano.
La unión entre diseñadores y creadores de contenidos en fundamentalpara que forma y fondo sean adecuados.
La creación de “think tanks” tiene que ser multidisciplinar y abierta a nuevos caminos en lo social, económico y espiritual.
En definitiva, las “Bio-tech” son las herramientas de Dios para el siglo XXI. Seamos cartas abiertas, como dice el Apóstol Pablo a los corintios, pero para ser cartas abiertas debemos estar escritas en el lenguaje de nuestra generación.
 Este artículo se corresponde a la serie que en un  blog bajo el nombre de “Lausana”  analiza y aplica el documento “Para el mundo al que servimos: La llamada a la acción de Ciudad del Cabo” , elaborado en el tercer encuentro del Movimiento Lausana (realizado en 2010 en África del Sur, al que acudieron cuatro mil líderes evangélicos de todo el mundo, y que se celebra cada diez años aproximadamente).

Autores:  Mario Escobar Golderos

©Protestante Digital 2013