Algunas predicciones para el Año Nuevo

Publicado: enero 20, 2014 en Iglesia, Luteranismo, LUTHERAN CORE, opinión

Por el Pastor Steve Shipman

ducks

Mi predicción es que en el año 2014:

•  Los medios de comunicación se habrán movido más allá de Phil Robertson y la Dinastía Duck en encontrar alguna nueva causa para la ofensa.

•  El reverendo Frank Schaefer (que fue apartado del sacerdocio por la Iglesia Metodista  Unida por negarse a seguir el Libro de Disciplina con respecto a los temas LGBT) ganara más dinero  hablando en  giras  que él jamás haría sirviendo a su parroquia.

•  Admiradores de Francisco, no se han dado cuenta de que el Papa es católico.

• Todos nosotros que sostenemos los valores morales tradicionales aún no sabemos cómo presentar nuestro caso a nuestra cultura.

Hace muchos años el piadoso Teólogo luterano James Burtness me tomó por sorpresa al decir que si permitimos que los heterosexuales  puedan hacer lo que les plazca, nuestra prohibición de la conducta homosexual es un fenómeno de justicia social. Él no estaba a favor de las relaciones entre personas del mismo sexo, estaba resaltando que la rampante inmoralidad que estaba siendo aceptada en las iglesias ya entonces (alrededor de hace treinta años) hace nuestras objeciones a las relaciones del mismo sexo no creíbles.

La atracción de la familia Robertson en Dynasty Duck (un espectáculo que nunca he visto y no planeo ver) no son los comentarios crudos que el   patriarca de la familia hizo sobre la homosexualidad o sus declaraciones ignorantes sobre la raza. Sospecho que ver a una familia, que al parecer vive valores sólidos en una atmósfera de amor y disfruta de hacerlo, es la razón de su popularidad. La gente como ellos,  no por lo que pueden estar en contra,  pero por la forma en que viven-una especie de siglo  veintiuno de Leave It to Beaver o Papá lo sabe todo, pero con más pelo.

El movimiento pro-vida tomó décadas para darse cuenta de que sus tácticas eran contraproducentes. Protestas bulliciosas en las clínicas de aborto alimentaron la mentira de que la gente pro-vida eran peligrosos y violentos, aunque la verdad es que los pro-vida eran mucho más a menudo al extremo receptores de los ataques de violencia.

Del mismo modo, los comentarios de Phil Robertson no cambian la mente de  cualquiera, pero ellos apoyan la acusación de que los que estamos abogando por valores  cristianos tradicionales  son personas llenas de odio que injustamente oprimen e intimidan a  “las minorías sexuales.” Si usted está leyendo esto, usted sabe tan bien como yo que esas acusaciones no son ciertas a excepción de una pequeña, pero pequeña minoría de personas que constantemente se avergüenzan del resto de nosotros.

El problema con el Pastor Schaefer ha sido presentado regularmente en mi noticiero local, ya que su casa está a menos de una hora de la mía. No tengo ninguna duda de que el Pastor Schaefer ama profundamente a su hijo gay, como yo amo al mío, y que él cree que él apoya a un grupo de personas que son injustamente discriminadas. El hecho de que esto dividirá la  denominación United Methodist mundial, si él tiene éxito, se pierde en nuestro Etnocentrismo Norteamericano.

El verdadero carácter de algunos de  los activistas se muestran mediante las rabietas (extrañamente ignorados en los  informes de los medios), que incluye tirar sillas, así como por sus amenazas de hacer todo lo posible para interrumpir eventos denominacionales hasta que se salen con la suya.

¡Nosotros NO nos atrevemos a ser así!

En primer lugar, tenemos que poner nuestra propia casa en orden. Necesitamos orar y comprometernos a amar a nuestros propios cónyuges e hijos, y si es soltero, hay que observar castidad en nuestras vidas. Tenemos que mostrar a la gente con nuestro ejemplo que la sexualidad es un hermoso regalo de un Dios amoroso, que Él nos dio para solidificar la fidelidad de toda la vida de un hombre y una mujer, y que es el ambiente más saludable en el cual se transmite la fe y los valores morales de una generación a otra. Muchos de nosotros tenemos que arrepentirnos de nuestra complicidad en la “revolución sexual” que comenzó en la década de 1920 y fue normalizado por los años 60. Tenemos que ser honesto acerca de nuestros propios fracasos a ” temer y amar a Dios de modo que el sexo, nuestras palabras y conducta sean puras y honorable, y el esposo y la esposa  se amen y se respetarnos mutuamente”. (Martin Lutero, Catecismo Menor)

Necesitamos tomar tiempo para conseguir y  conocer gente gay y lesbianas. Yo he sido sorprendido por  hombres homosexuales jóvenes que han confiado en mí y compartieron sus luchas personales. Ellos conocen mi posición a su estilo de vida, y yo necesitaba  orar acerca de cómo responder. La respuesta que recibí fue: “Tú los amas, yo soluciono. “Los Robertson tendrán más impacto si hablan menos y dejan que sus vidas sean su mejor argumento.

Los hombres gay que he tenido el privilegio de hablar con ellos no han sido estridentes, ellos han experimentado gran angustia, ya que han intentado cambiar sin éxito. Creo que a veces Dios nos quita deseos pecaminosos, pero otras veces Él dice como lo hizo con St. Paul, “mi gracia es suficiente para ti. “(2 Corintios 12:09) La gente que luchan con atracciones hacia el mismo sexo necesitan nuestro amor y nuestra amistad, no nuestra condenación. Cada uno de nosotros peleamos con nuestros propios demonios, y sólo en la cruz de Jesús nosotros encontramos  la victoria.

Para este nuevo año, les pido a todos nosotros en Lutheran CORE proteger nuestro palabras cuidadosamente y nuestras acciones, aún más. No vamos a discutir con las personas para que cambien sus actitudes acerca de la sexualidad. Sin embargo, nuestras vidas pueden ser testigos poderosos, guiando a otros a buscar el amor y la estabilidad que Dios crea en nosotros. Di la verdad, sí, pero  hablando con amor. (Efesios 04:15) y el cuerpo de Cristo será construido en el poder de la Palabra de Dios y el Espíritu.

Pr. Steve Shipman, director of Lutheran CORE, puede ser localizado  al  570-916-7780   o  sshipman@lutherancore.org.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s