Archivos para abril, 2014

Publicado: abril 27, 2014 en Noticias

Estado Vaticano

Karol Wojtyla, un ‘santo demasiado súbito’

Operarios instalan tapiz de Juan Pablo II, mientras reza una monja / Reuters
El papa polaco es entronizado como santo católico tan sólo nueve años y tres semanas después de su muerte, un plazo récord que ha molestado o sorprendido a no pocos católicos.

 ROMA

“Un joven de 21 años de edad ha muerto hoy viernes, cerca de Brescia (norte de Italia), aplastado por una cruz de madera de 30 metros de altura que se construyó en 1998 por Enrico Job en honor de papa Juan Pablo II, quien será canonizado este domingo en Roma junto a Juan XXIII”, destacaba ayer mismo el diario madrileño El Mundo. El papa que va a ser canonizado en Roma no hizo milagro alguno en este caso. Tan sólo otros dos milagros han sido suficientes para llevarle a los altares: la curación del Parkinson de una monja francesa, (por el que fue beatificado en 2011) y la curación “inexplicable” de una mujer costarricense que había sufrido un aneurisma cerebral…

El pontífice número 264 de la historia de la Iglesia católica fue beatificado por su sucesor, Benedicto XVI, y va a ser canonizado por Francisco, el primer papa latinoamericano, en una ceremonia en la que también será elevado a los altares, como santo, otro pontífice, Juan XXIII.

El papa polaco será entronizado como santo tan sólo nueve años y tres semanas después de su muerte, un plazo récord que ha sorprendido a no pocos católicos. (Uno de los pocos santos “express” de la historia de la Iglesia Católica fue san Antonio de Padua, que murió en junio de 1231 y sería canonizado menos de un año después).

“AGUJEROS NEGROS” DEL PONTIFICADO DE JUAN PABLO II
Elegido Juan Pablo II papa el 16 de octubre de 1978, Karol Wojtyla (su nombre de pila) sucedería a Juan Pablo I (muerto en extrañas circunstancias apenas un mes después de ser elegido pontífice). El papa Wojtyla moriría el 2 de abril de 2005, tras cerca de 27 años de pontificado. Un pontificado polémico para unos, y ejemplar para otros.

Muchos católicos (y no católicos) no pueden llegar a comprender cómo un papa cuyo pontificado ha estado minado por cientos o miles de casos de pedofilia en la Iglesia católica (con crímenes de pederastia cometidos por sacerdotes, obispos, cardenales y hasta un fundador de una Congregación religiosa, que durante muchos años fue, según la expresión popular, su “brazo derecho”), ha sido beatificado y es canonizado en tan poquísimo tiempo después de su muerte.

No pueden comprender cómo ha podido llegar a “santo” un pontífice que, por el contrario, no dudó lo más mínimo en condenar la llamada “Teología de la Liberación” y a teólogos como el franciscano brasileño Leonardo Boff y otros teólogos comprometidos en los países más pobres de África o Latinoamérica, como los jesuitas españoles Jon Sobrino o Ignacio Ellacuría, este último asesinado en El Salvador, como lo fuera otro obispo igualmente comprometido, Oscar Arnulfo Romero, que no gozó precisamente de las simpatías del nuevo papa santo. Papa que sí simpatizó con dictadores tan sangrientos como lo fuera el presidente de Chile, Augusto Pinochet, a quien no dudó en administrarle personalmente la Comunión.

Simultáneamente a sus posturas con los sectores más progresistas de la Iglesia, más acordes al espíritu del Concilio Vaticano II, convocado precisamente por Juan XXIII, el otro papa que va a ser canonizado, Juan Pablo II, apoyó sin ambages movimientos ultraconservadores como el Opus Dei (a cuyo fundador también canonizaría) o el movimiento neocatecumenal conocido como “los Kikos” por el nombre de su fundador, de gran influencia en la iglesia española y en la archidiócesis de Madrid, Kiko Argüello, ambos movimientos con gran poder e influencia en las instancias vaticanas.

Otro de los asuntos que han puesto en duda la “salud” del pontificado de Juan Pablo II ha sido el de la Banca Vaticana IOR (Instituto para las Obras de Religión), que han corrompido la vida financiera de la Iglesia y que está en el punto de mira de la reforma -aún no culminada- del papa Francisco.

MARCIAL MACIEL Y LA PEDERASTIA
Pero  el caso más sangrante del pontificado de Juan Pablo II, y que en situaciones “normales” le impediría llegar a los altares, ha sido el del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel , que gozó durante todo su pontificado de la protección del papa polaco, pese a las acusaciones (llegadas a las instancias vaticanas desde la década de los años 50 del siglo pasado) de haber abusado de muchos de sus seminaristas y colaboradores, de haber mantenido una doble vida con dos mujeres y varios hijos, de entregarse a las drogas y de otros actos que han ido descubriéndose aún en vida del papa Wojtyla, hasta que fue “relegado al silencio” una vez desaparecido el pontífice polaco y siendo papa quien debería ser conocedor de todos estos delitos, Joseph Ratzinger (después Benedicto XVI), que dirigió durante el pontificado de Wojtyla la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, el antiguo Santo Oficio.

Las dudas y comentarios acerca de esta precipitada canonización, que parece llegar “por la puerta de atrás”, ya que el proceso de elevar a Juan Pablo II a los altares lo inició Benedicto XVI, que había trabajado con el papa polaco un cuarto de siglo, no han parado desde hace varios años.

Se acaban de conocer las declaraciones de quien fuera portavoz del nuevo santo, el español Joaquín Navarro Valls, acerca de que “Juan Pablo II no conocía los resultados de las investigaciones sobre los casos de abusos sexuales contra menores de edad en la Iglesia Católica”, que es una de las lacras adjudicadas a Karol Wojtyla. Pero no pocos investigadores consideran que “el papa peregrino” no quiso condenar los casos de pederastia en los que estuvo involucrado Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo. Navarro Valls es un miembro cualificado del Opus Dei, sector católico que atrajo decisivamente al papa polaco.

El vocero de Karol Wojtyla insiste en que el sumo pontífice “supo solo al final de su papado de los crímenes de los curas y que debido a la “pureza de su pensamiento” le resultaba difícil aceptar que sacerdotes abusaran sexualmente de los infantes”… Ya en abril de 2011 Navarro Valls afirmaba que “la beatificación de Juan Pablo II no comporta un juicio histórico sobre la manera cómo administró la Iglesia, sino una evaluación sobre sus virtudes cristianas… En cuanto a esto no caben dudas… Las vivió de manera heroica”. Pero no todos piensan lo mismo. La revista tradicionalista estadounidense The Remnant expresó sus reservas sobre aquella beatificación debido a los escándalos sexuales durante el pontificado del papa Wojtyla, la debacle de los Legionarios y lo que la revista entendía como los abusos en la Liturgia.

LA “AMBIGÜEDAD” DE FRANCISCO
A juicio del secretario de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, y profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, Juan José Tamayo Benedicto XVI “ha sido tan cómplice o más que los otros papas. Ante todo fue el guionista de todo el pontificado de Juan Pablo II, porque le marcó la ruta en todos los campos, durante los 23 años y medio que estuvo al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe (antiguo Santo Oficio), donde recibió una gran cantidad de denuncias contra Maciel. Durante su prefectura se prohibía a las víctimas revelar los abusos sexuales que le llegaban… Esto revela que o no alertó al papa Juan Pablo II o el papa miró a otro lado. Un papa que sí fue duro, inquisidor y represivo contra los teólogos, los reformadores y los renovadores del Concilio Vaticano II”. Tamayo se sorprende de la canonización de dos papas tan diferentes como Juan XXIII y Juan Pablo II, ya que este último tomó “una dirección completamente contraria a la del papa Roncalli”.

Por todo ello, el secretario general de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII califica de “ambigua” la decisión del papa Francisco de canonizar a dos Papas tan diferentes como Juan XXIII, “papa del diálogo, la reforma y la apertura, que convocó el Concilio Vaticano II”, y Juan Pablo II, “un Papa de la involución y la ruptura de puentes con la modernidad”.

Para él, día tras día se va manifestando de forma más clara la “ambigüedad” del papa argentino, cuya expresión doctrinal, sin ser tan extrema como la de Juan Pablo II o la de Benedicto XVI, se escora cada día más hacia una línea conservadora. Ello no quiere decir -precisa Tamayo- que Francisco no sea sincero en su voluntad de reforma de la Iglesia, “pero lo está haciendo a fuego lento y sin dar pasos adelante en los aspectos más importantes (el papel de la mujer, la teología moral, o la reforma de la Curia) que todo el mundo esperaba del nuevo Papa”. Francisco dio recientemente el visto bueno a la beatificación de 522 asesinados -calificados de mártires- de la guerra civil española, y desaprovechó esa circunstancia para pedir a los obispos españoles una condena expresa y largamente solicitada por los muchos católicos españoles del apoyo de la iglesia católica de España a la dictadura de Franco, así como la condena del fascismo y del nazismo. Son otras pruebas evidentes de la ambigüedad de este Papa, que va a canonizar a dos pontífices tan diferentes: la santidad de Juan XXIII puede justificarse, la de Juan Pablo II no”.

Fuentes: Público

Editado por: Protestante Digital 2014


Luis Guillermo Solís designa a su asesor más cercano para el gabinete de la católica Costa Rica, con la promesa de avanzar hacia un Estado laico

San José (Costa Rica)

El presidente electo Luis Guillermo Solís, con el obispo luterano Melvin Jiménez. / Fabián Hernández

La primera actividad pública de Luis Guillermo Solís como presidente electo de Costa Rica fue una reunión ecuménica en una iglesia cristiana protestante . El lunes 7 de abril, doce horas después de dar su discurso triunfal con un acento mayúsculo en la palabra “cambio”, el futuro mandatario se estrenó rodeado de clérigos de distintas iglesias en un encuentro de oración organizado por Melvin Jiménez, el único obispo luterano en la Costa Rica católica, el único país de América cuya Constitución Política establece religión oficial para el Estado.

Ese mismo Melvin Jiménez, un extraño en la pasarela política costarricense se estrenaba como figura de poder vestido de púrpura y con alzacuello clerical. Una semana después, cuando Solís lo anunció de primero en la lista de sus ministros, ya vestía de corbata. Será la mano derecha del presidente electo, quien este viernes ha recibido la credencial oficial del Tribunal Supremo de Elecciones, para que comience a gobernar a partir del 8 de mayo. El presbítero luterano, sociólogo y teólogo de estudios pero activista social por su trayectoria, ocupará el cargo de Ministro de la Presidencia con funciones de portavoz de gobierno, coordinador del gabinete e interlocutor con sectores políticos, sociales y económicos.

La designación se explica por el grado de confianza de Solís con su exprofesor de ética en la secundaria en el Colegio Metodista, pero nombrar a un obispo protestante al frente del gabinete no puede pasar inadvertido en un país inmerso en el debate de reformar su Constitución Política para dejar de ser un Estado católico.

“Costa Rica debe avanzar hacia un Estado laico”, ha dicho Luis Guillermo Solís, un católico practicante a medias, quien desde el principio anunció que no iría a agradecer ni encomendarse a la Virgen de los Ángeles, patrona de Costa Rica cuya imagen está basada en la ciudad de Cartago, 22 kilómetros al este de la capital.

La discusión se complica cuando Solís advierte que quiere un Estado laico, “pero un Estado con Dios”, quizá consecuente con sus creencias o consciente de que algo más radical resultaría chocante en un país donde más del 60% de la población profesa la fe católica, que hace mancuerna con otras iglesias protestantes frente a las iniciativas de reformas legales en temas sensibles para la moral cristiana. La discusión se torna más complicada que cambiarle cinco palabras a la Constitución Política; en el ambiente hay proyectos para reconocimiento legal de parejas homosexuales, la fecundación in vitro, las investigaciones biomédicas y, más incipiente, el aborto. Además hay preguntas sobre las transferencias estatales a las cuentas de la Iglesia y el contenido de la asignatura de religión en las escuelas públicas.

El obispo Jiménez no es para nada un conservador moral. Pertenece a la corriente más liberal de la iglesia Luterana y ha sido uno de los nombres recurrentes de los colectivos pro derechos de homosexuales para mostrar la diversidad de sus respaldos. Aunque declara que su modelo político es Jesucristo, su añeja relación con círculos sociales ajenos al poder formal se refleja también en la empatía con las causas de minorías.

En el gabinete de Solís, Jiménez no representa a la comunidad luterana, un grupo religioso que llega a apenas a unos 5.000 miembros en Costa Rica. Su presencia al frente del gabinete se explica más por razones políticas y los planes de Solís de gobernar más cerca de sectores sociales o gremiales. El próximo mandatario quiere ir más allá del sistema político tradicional, cuyo desgaste ayudó al triunfo del Partido Acción Ciudadana (PAC) en la segunda ronda electoral del 6 de abril, con 1,3 millones de votos, para llevar a Solís a sustituir a Laura Chinchilla, una devota católica que ha contado con los dirigentes de esta iglesia entre los pocos aliados permanentes en su criticado gobierno.

Melvin Jiménez, divorciado como también es Luis Guillermo Solís, será uno de los rostros del nuevo gobierno, a pesar de la molestia de algunos sectores católicos que consideran “discriminatoria” su designación. Esto, porque se basa en la interpretación de que solo los católicos están aludidos por una norma constitucional que prohíbe clérigos en el gabinete. Resoluciones de años recientes del Tribunal de Elecciones respaldan la decisión de Solís, pero las dudas siguen flotando entre dirigentes católicos, de por sí expectantes por el impulso de Solís a favor de un Estado laico. No es ruptura ni conflicto (Solís asistió a la misa el día de las elecciones), pero las cosas están cambiando.

 

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/04/27/actualidad/1398558107_818575.html



Crecimiento ‘milagroso’

China, 2030: el país con más cristianos en el mundo

Cientos de cristianos, reunidos frente a la iglesia de Wenzhou. / ChinaAid
El ritmo de crecimiento del cristianismo en el país comunista hace prever a los expertos que no tardará ni una generación en ser la nación con más cristianos.
 LONDRES

Hace 50 años, el cristianismo era una religión totalmente prohibida en China. Cientos de misioneros tuvieron que huir de la persecución desplegada por Mao y un sistema comunista que consideraba toda religión un obstáculo para el avance del país con más habitantes del planeta.

A pesar de las dificultades para conseguir una Biblia o tener reuniones, el mensaje de Jesús siguió ganando el corazón de miles de chinos, que se reunían en la intimidad de los hogares. El crecimiento de esta comunidad cristiana es uno de los movimientos misioneros o “avivamientos” más impresionantes en la historia, según muchos estudiosos.

Este domingo de Pascua, la iglesia Liushi recibía a unos 5.000 fieles, en la que es una de las congregaciones cristianas más grande del país, situada a algunos kilómetros de Sanghai. “Es un milagro que un pueblo tan pequeño haya sido capaz de construir una iglesia tan grande”, decía un visitante.

“Es algo maravilloso ser un seguidor de Jesucristo. Esto nos da mucha confianza”, dice Jin Hong Xin, miembro de unos cuarenta años de edad. “Si todo el mundo en China creyera en Jesús no necesitaríamos tantos puestos de policía. No habría tanta maldad ni tanta delincuencia”, expresa el creyente.

EL CRECIMIENTO DE UNA IGLESIA PERSEGUIDA
Oficialmente, la República Popular de China es un país ateo, pero eso está cambiando rápidamente. Muchos de sus 1,3 mil millones de ciudadanos buscan un sentido y consuelo espiritual que ni el comunismo ni el capitalismo parecen haber suministrado.

Las congregaciones cristianas, en particular, se han disparado desde que las iglesias comenzaron a reabrir cuando la muerte de Mao en 1976 marcó el fin de la Revolución Cultural. Menos de cuatro décadas después, algunos creen que China está a punto de convertirse no sólo la economía número uno del mundo, sino también en la nación con un mayor número de cristianos.

“Según mis cálculos China está destinada a convertirse en el país cristiano más grande en el mundo muy pronto”, dijo Fung Yang, profesor de sociología en la Universidad de Purdue y autor de “Religión en China: Supervivencia y renacimiento bajo el régimen comunista”.

“Va a ser menos de una generación. No muchas personas están preparadas para este cambio dramático”, dice el experto.

LOS EVANGÉLICOS, AL FRENTE DEL CRECIMIENTO
En 1949 la comunidad protestante de China tenía sólo un millón de miembros. Hoy, ya supera a muchos países con mayor arraigo evangélico. En 2010 había más de 58 millones de protestantes en China en comparación con 40 millones en Brasil y 36 millones en Sudáfrica, de acuerdo con el Foro Pew.

El profesor Yang, un destacado experto en la religión en China, cree que ese número aumentará hasta alrededor de 160 millones en 2025. Eso podría poner de China por delante incluso de los Estados Unidos, que tenía alrededor de 159 millones de protestantes en 2010, pero cuyas congregaciones están en declive.

En 2030, la población cristiana total de China, incluyendo los católicos, superaría los 247 millones, por encima de México, Brasil y Estados Unidos, como la mayor congregación cristiana en el mundo, dice Yang.

“Mao pensaba que podría eliminar la religión. Y creía haberlo logrado”, dijo el profesor Yang. “Es irónico pensar que lo que hicieron fue fracasar por completo” en su intento.

IGLESIAS OFICIALES E IGLESIAS ‘SUMERGIDAS’
En China, muchos cristianos asisten a iglesias “permitidas” por el Gobierno Comunista, que ejerce cierto control sobre las mismas. Muchos otros continúan reuniéndose en hogares, evitando la “supervisión” del régimen.

Estas iglesias “sumergidas” son las que están detrás del movimiento misionero en China, una inversión histórica en un país que se ha caracterizado por recibir misioneros, que ahora los está enviando a todo el mundo, y sobre todo, a la vecina Corea del Norte.

“Ir a Corea del Norte es más fácil para nosotros que para los misioneros británicos, surcoreanos o estadounidenses”, dijo un líder de la iglesia subterránea en el norte de China, que pidió no ser identificado.

LAS AUTORIDADES, DEL ASOMBRO A LA AMENAZA
Esta nueva expansión del cristianismo ha generado inquietud entre los líderes políticos chinos. Algunos funcionarios sostienen que los grupos religiosos pueden prestar servicios sociales que el gobierno no puede, y al mismo tiempo, ayudar a revertir la creciente crisis moral en una tierra en la que el dinero, y no el comunismo , ahora se ha convertido en rey.

Algunos podrían estar de acuerdo con David Cameron, el primer ministro británico, que la semana pasada dijo que el cristianismo podría ayudar a impulsar el estado “espiritual, físico y moral” de Gran Bretaña.

Sin embargo, otros dentro del liderazgo están preocupados por cómo el paisaje religioso puede dar forma a su futuro político, y su posible impacto en la adherencia del Partido Comunista en el poder, a pesar de la cláusula realizada en 1982 en la Constitución del país, que garantiza a los ciudadanos el derecho a participar en “actividades religiosas normales”.

Como resultado, los cristianos continúan siendo vigilados de forma rutinaria, sobre todo los pastores a quienes se vigila en sus sermones. En la iglesia Liushi una cámara de circuito cerrado de televisión cuelga del techo, justo enfrente del atril.

“Ellos quieren que el pastor predique de una manera comunista. Quieren formar a la gente a practicar de una manera comunista”, dice un pastor de la iglesia sumergida, fuera del circuito oficial de iglesias. “Por ejemplo, no quieren que se predique sobre pasajes que consideran subversivos, como cuando Daniel se niega a obedecer la orden de adorar al rey. Lo consideran peligroso”.

FE EN MEDIO DE LA PERSECUCIÓN
El creciente impacto de los cristianos en la sociedad se vio reflejado recientemente en la ciudad de Wenzhou, donde miles de fieles se congregaron para proteger el templo ante las amenazas de derribo pronunciadas por las autoridades. Ante la presión ciudadana, los funcionarios finalmente optaron por negociar y conversar con los líderes eclesiales para resolver el asunto.

“No confían en la iglesia, pero tienen que tolerarla, porque el crecimiento está ahí”, dijo el líder de la iglesia. “No quieren a 70 millones de cristianos como enemigos”.

Sin embargo, la amenaza del Partido Comunista sigue presente, sobre todo para los que se reúnen en secreto en las casas. “Temen que el cristianismo pueda convertirse en una especie de fuerza política que acabe derrocando el sistema”, dice el pastor en el anonimato. Por todo ello, en las iglesias se preparan ante el que pueda ser un “ultimo intento” de control sobre una comunidad que sigue creciendo, a pesar de los impedimentos que se han interpuesto en el camino.

Fuentes: Daily Telegraph

Editado por: Protestante Digital 2014


Will Graham

Por qué me opongo al matrimonio gay

En España se registran más de 100.000 rupturas matrimoniales al año. / Getty

 Cristo enseñó que Dios quiere que el hombre y la mujer estén juntos hasta que la muerte los separe.

Me opongo al matrimonio gay por la misma razón que me opongo a cualquier otro tipo de relación sexual fuera de los confines del pacto del amor heterosexual. Me opongo al matrimonio gay por la misma razón que el Antiguo y el Nuevo Testamento se oponen a él. De hecho, me opongo al matrimonio gay por la misma razón que Cristo se opuso a él. ¿Cuál es esta razón? Respuesta: la creación. ¡Es así de sencillo!

Cuando los teólogos contemporáneos de su generación preguntaron a Jesús acerca del divorcio, Jesús apeló al Edén para demostrar la voluntad de su Padre con respecto al matrimonio (Marcos 10:2-9). Cristo enseñó que Dios quiere que el hombre y la mujer estén juntos hasta que la muerte los separe. Esta ideal se dio a conocer en la misma creación- antes de que naciera la cultura humana- para que todos entendieran que el anti-homosexualismo no es fruto de una determinada nación o tribu. Adán y Eva juntos representan el plan universal de Dios para el resto de la historia humana. “Según las enseñanzas de Jesús,” escribe el renombrado Dr. Wolfhart Pannenberg, “la sexualidad humana entre hombre y mujer pertenece a la unión indisoluble del matrimonio. Este estándar es la base de todo lo que enseña el cristianismo sobre el comportamiento sexual”. Jesús se refería a la creación a posta. Créeme: sabía perfectamente lo que estaba haciendo.

Es a la luz de la creación que tenemos que entender todas las condenaciones a la ‘sodomía’ que se nombran en las Escrituras. La Biblia no es anti-gay por ser anti-gay. Es anti-gay porque es pro-creación. El hecho de que varias leyes anti-homosexuales fuesen incorporadas en la Torá judía nos revela que la  Revolución gay  no nació en nuestra generación. En los días de Levítico, la homosexualidad era tan desenfrenada entre los apostatas e idolatras de las naciones vecinas a Israel que el pueblo de Dios tuvo que separarse de ellos y consagrarse al Señor. En los días de Moisés, por ejemplo, cualquier manifestación de homosexualidad merecía la pena de muerte inmediata (Levítico 20). ¡Dios no la toleraba para nada!

La misma condenación se transmite en el Nuevo Testamento.En vez de seguir la corriente tan lujuriosa y carnal de la cultura greco-romana que prevalecía en el primer siglo, Pablo advirtió a todos los creyentes de la homosexualidad en términos bien, pero bien, severos. La homosexualidad, explica Pablo, es una exhibición pública de idolatría y apostasía (Romanos 1) y excluye a los hombres (y mujeres) del Reino de Dios (1 Corintios 6). El apóstol habló directamente sin dar rodeos. Es imposible malinterpretarlo (aunque algunos pensadores están intentando hacerlo). ¿Qué más podría haber dicho Pablo para posicionarse con más contundencia?

El veredicto categórico de la Escritura es rotundo: la homosexualidad tiene que ser devuelta al abismo de donde ha salido. No hay nada en la Biblia que promueva una vida gay. Se trata de un pecado sumamente detestable. “Es abominación” (Levítico 18:22). Ésta, por lo menos, es la opinión de Dios. Y no solamente esto, representa una rebelión abierta contra las enseñanzas de Jesucristo, el Señor de la Iglesia. ¿Qué quiere decir todo esto?

Primero, quiere decir que si alguien está luchando contra inclinaciones homosexuales, no significa que esté condenado al lago de fuego.Significa, sencillamente, que tiene que batallar contra esta tentación- como cualquier otra- en el poder del Espíritu y por medio de las disciplinas espirituales que Dios nos ha dejado (las Escrituras, la oración, la comunión con los santos). Debe recordar también que Cristo es poderoso para conquistar cualquier pecado vil que nos asedia. Su gracia vence nuestra iniquidad. Así que hay esperanza para todos. ¡Bendito sea Dios!

Segundo, quiere decir- y voy a emplear términos muy claros- que cualquier Iglesia que acepte el matrimonio gay ya no es una Iglesia. Se hace anti-Iglesia.Puede llamarse como quiera, pero ha dejado de ser un vocero del Omnipotente. No es fiel al Señor de la Escritura ni a la Escritura del Señor. Una Iglesia gobernada por la Biblia jamás podría desviarse en esta cuestión tan fundamental. De nuevo, cito al Dr. Pannenberg, “Si una Iglesia se dejara llevar hasta el punto de ver la homosexualidad como forma de desviación del patrón bíblico y de reconocer las uniones homosexuales como equivalentes a un verdadero matrimonio de amor, tal Iglesia ya no estaría posicionándose a favor de la Biblia, sino en contra de ella”.

Así que la creación, el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y la verdadera naturaleza de la Iglesia: éstas son las razones por la cuales me opongo al matrimonio gay. ¡Menuda combinación! ¿Verdad?

Autores: Will Graham
©Protestante Digital 2014

Creative Commons

Cristo en el Islam

Publicado: abril 16, 2014 en Teología

Juan Antonio Monroy

Introducción al islam

Cristo en el Islam
“La aceptación de Jesús por los musulmanes -dice un teólogo del islam- es un artículo de fe fundamental en el Islam y un musulmán jamás pensará de Jesús en términos degradantes”.

El personaje más controvertido en la Historia de la humanidad y sobre el que más se ha escrito es, sin duda, Jesús de Nazaret.

Para unos, Jesús no existió nunca; para otros, fue un impostor. Se ha dicho de Él que fue sólo un profeta, un hombre bueno, un iluminado que se creía Dios, y muchos etcéteras. Para el cristiano Jesús es quien dice ser, el Hijo de Dios, la segunda persona de la Trinidad, el Verbo encarnado, Dios con nosotros.

¿Qué lugar ocupa Jesús en el Islam? Un filósofo y teólogo del Islam moderno, Hammudah Abdalati, dirigente de la International Islamic Federation of Student Organizations (Federación Islámica Internacional de Organizaciones estudiantiles), con oficinas centrales en Kuwait, dice en su libro “Islam in Focus”: “La aceptación de Jesús por los musulmanes es un artículo de fe fundamental en el Islam y un musulmán jamás pensará de Jesús en términos degradantes”. Aunque las creencias islámicas sobre Jesús son impopulares para los cristianos, de ninguna manera deben interpretarse como un intento de minimizar su papel, desestimar su carácter o degradar su gran personalidad. De hecho, los musulmanes son más respetuosos con Jesús que muchos cristianos…” (pág. 172).

Sin embargo, tal como admite el propio Hammudah Abdalati en otro lugar de su libro y todos los teólogos musulmanes, existe una gran diferencia entre el Korán y el Nuevo Testamento respecto a la persona de Jesús.

El Korán menciona a Jesús en unos 25 textos principales. Dice que es Hijo de Dios en el mismo sentido que lo es Adán: “Jesús es, ante Dios, igual que Adán, al que creó del polvo” (Korán 3:52). No lo reconoce como Dios ni lo admite como segunda persona de la Trinidad (Korán 5:76-79). Tampoco es Hijo de dios en el sentido que dan los cristianos al término (Korán 9:30-32).

Para el Islam, Cristo fue un apóstol enviado al pueblo de Israel (Korán 3:43-44) con el encargo de predicar el Evangelio (Korán 5:50-51). Auxiliado por un grupo de apóstoles (Korán 61:13-14), anduvo realizando milagros por las ciudades que transitaba, incluso resucitando muertos (Korán 5:109-117).

Los versículos 16 al 41 del capítulo 19 del Korán, titulado María, trata del nacimiento de Cristo.

La historia difiere totalmente de la narrada por Mateo y Lucas. Más bien parece inspirada en las tesis de Nestorio o de Filipón y en leyendas recogidas en los Evangelios apócrifos. María da a luz bajo una palmera. Se presenta en casa de los padres con el niño. Estos le preguntan qué extraña aventura le ha acontecido. María responde que pregunten al niño. Y el recién nacido, en brazos de la madre, dice: “Yo soy el servidor de Dios; El me ha dado el libro y me ha constituido profeta….”.

El Islam no acepta la muerte de Cristo en la cruz. Afirma que los judíos no lograron matar a Jesús, aunque pusieron todo su empeño en ello. En el último instante Dios lo descolgó de la cruz, puso en su lugar a otro que se le parecía totalmente y lo llevó hasta El, engañando así a los judíos: “Ellos dicen: Ciertamente nosotros hemos matado al Mesías, Jesús, hijo de María, Enviado de Dios, pero no le mataron ni le crucificaron, pero a ellos les pareció….Con certitud, no le mataron, al contrario, Dios lo elevó hacia El, pues Dios es poderoso y sabio” (Korán 4:156).

La naturaleza de este trabajo no permite un estudio exhaustivo de la cristología en el Islam. Aquí se han ofrecido las ideas fundamentales. Aún así, a la hora de exponer o discutir el tema con fieles del Islam, puede ayudar la consideración de estos siete puntos contenidos en el Korán y referidos a Jesús.

1. Según el Korán, Jesús es concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, sin la intervención del varón (Korán 4:16-20).

2. En el Korán Jesús llamado Verbo de Dios (Korán 4:169).

3. El Korán afirma que Jesús es Espíritu de Dios (4:169) y en su misión fue asistido por el Espíritu Santo (2:82;254).

4. El Korán da a Jesús título de Mesías (4:156), que quiere decir Ungido, consagrado.

5. Jesús, que según el Korán nació por obra del Espíritu Santo, no murió como desde Adán han muerto todos los seres humanos, excepto Enoc y Elías: “No le mataron ni le crucificaron” (Korán 4:156).

6. Jesús ascendió al cielo sin pasar por la tumba. El Padre lo arrebató al Paraíso: “Dios lo elevó hacia El” (Korán 4:156).

7. En fin, según el Korán la superioridad de Jesús se evidencia en que el día de la resurrección, tal como dice el Nuevo Testamento, Jesús será el juez de vivos y de muertos: “El día de la resurrección será testigo frente a ellos” (Korán 4:157).

Autores: Juan Antonio Monroy

©Protestante Digital 2014

Creative Commons

Rusia, ‘reserva espiritual’

En la Guerra Fría moral Rusia-Occidente 'Dios está con Putin'

Vladimir Putin con un representante de la Iglesia ordodoxa / RIA Novosti Alexéi Nikolski, RT
Según el presidente Putin “Es Rusia la que está del lado de Dios, mientras que Occidente es (Sodoma y) Gomorra“. Se trata de una nueva “Guerra Fría ideológica”.

 MOSCÚ

Vladímir Putin, como defensor de valores tradicionales, lidera la lucha ideológica contra el “corrupto Occidente” y sus “crímenes morales”, según el analista político Patrick J. Buchanan, que responde a la pregunta del “papel de Dios” en esa confrontación.

En su blog, Buchanan, que fue consejero de los presidentes estadounidenses Richard Nixon, Gerald Ford y Ronald Reagan, citó el reciente discurso del mandatario ruso sobre Crimea en el que mencionó que “en Crimea, casi todo está literalmente impregnado con nuestra historia y orgullo comunes” y subrayó que allí, en el antiguo Quersoneso, fue bautizado el príncipe Vladímir que dio inicio a la fe ortodoxa en la antigua Rus de Kiev. Su hazaña espiritual, continuó Putin, definió el fundamento común cultural, como civilización y de valores, que une a los pueblos de Rusia, Ucrania y Bielorrusia. 

RUSIA, DEL LADO DE DIOS. OCCIDENTE ES GOMORRA 
Ese discurso le recordó a Buchanan a otro discurso presidencial ante la Asamblea Federal el año pasado, en el que el líder ruso hablaba de la oposición rusa al decadente Occidente. “Muchos países europeos se han desviado de sus raíces, incluyendo los valores cristianos; los matrimonios entre personas del mismo sexo están al mismo nivel que las familias numerosas, así como la fe en Dios y la adoración de Satanás, ese es el camino a la degradación”, dijo Putin.

Buchanan destaca la dura postura de Putin sobre este tema. El presidente ruso cree que se ha desatado una nueva lucha ideológica entre un Occidente corrompido liderado por EE.UU. y un mundo tradicionalista que Rusia se sentiría orgullosa de encabezar. En la nueva guerra de creencias, escribe Buchanan, Putin asegura que “es Rusia la que está del lado de Dios, mientras que Occidente es (Sodoma y) Gomorra”. 

A pesar de la ola de críticas por parte de líderes occidentales, Putin sabe exactamente lo que está haciendo y sus afirmaciones sobre valores morales “tienen un linaje venerable”.

Putin considera que Moscú es “una ciudad divina”, la Tercera Roma, y “puesto de mando de la reformación contra el nuevo paganismo”. La primera Roma fue la ciudad santa y sede del cristianismo que cayó ante Odoacro y sus bárbaros en el año 476 d.C. La segunda Roma fue Constantinopla, Bizancio (actual Estambul), que cayó ante los turcos en 1453. Moscú se considera la ciudad sucesora de Constantinopla, o la Tercera y última Roma.

“PUTIN CONTRA LA ‘CULTURA DE LA MUERTE’ DE OCCIDENTE”
Buchanan menciona que Putin no sólo se opone abiertamente a la búsqueda de la hegemonía global de EE.UU., no sólo trata de proteger a los ciudadanos de habla rusa de la antigua Unión Soviética que fueron olvidados después de su disolución, sino que también se ha unido a la resistencia global contra “la propagación de la revolución secular y social hedonista de Occidente”. 

En la guerra cultural para el futuro de la humanidad Putin pone la bandera rusa en el lado del cristianismo tradicional. Sus últimos discursos se hacen eco del discurso de Juan Pablo II, cuyo Evangelium Vitae de 1995 contiene duras críticas a Occidente por su adopción de la “cultura de la muerte”, escribe el experto político.

Para el papa Juan Pablo II el crimen moral fue la capitulación de Occidente ante la revolución sexual con sus dudosos logros: el divorcio temprano, la promiscuidad sexual, la pornografía, la homosexualidad, el feminismo, el aborto, el matrimonio entre homosexuales, la eutanasia, “los valores cristianos sustituidos por los valores de Hollywood”.

Masha Gessen, autora de un libro sobre Putin, dice que “Rusia se está rehaciendo a sí misma como el líder del mundo antioccidental”. Pero Buchanan subraya que la guerra contra Occidente no se lleva a cabo a través de misiles, sino que es una guerra cultural, social, moral, donde el papel de Rusia, según Putin, es “evitar los movimientos hacia atrás y hacia abajo, en la oscuridad caótica y el retorno a un estado primitivo”.

“Mientras que otras superpotencias se mueven hacia la visión pagana del mundo, Rusia defiende los valores judeocristianos. Durante la era soviética, los comunistas occidentales acudieron a Moscú. Este año, el VII Congreso Mundial de las Familias se llevará a cabo en Moscú”, escribió el líder del dicho congreso, Allan Carlson.