NHCLC: ‘Padres, por favor, no enviéis a vuestros hijos a la frontera de EEUU’

Publicado: julio 17, 2014 en Noticias

Crisis migratoria

NHCLC: 'Padres, por favor, no enviéis a vuestros hijos a la frontera de EEUU'

Manifestaciones a favor de proteger inmigrantes que llegan a EEUU. / Reuters.
La mayor organización de líderes evangélicos latinos en EEUU se moviliza para buscar soluciones con las iglesias.

 LOS ANGELES

La llegada masiva de inmigrantes menores de edad se ha convertido en un tema de Estado en EEUU. Decenas de miles de hijos e hijas de padres sin recursos llegan de países como Honduras, Guatemala y El Salvador. Samuel Rodríguez, líder evangélico hispanoamericano en EEUU, pide a los padres que no pongan en riesgo la vida de sus hijos.

En los últimos meses más y más niños sin acompañante llegan a la frontera de EEUUdespués de recorrer en algunos casos más de 2.000 kilómetros. Tras un viaje muy peligroso, los que llegan a su destino viven con la esperanza de que una vez en territorio estadounidense no serán deportados, por ser menores de edad.

La tragedia humanitaria se ha convertido en las últimas semanas en arma de discusión política entre el presidente Obama y la oposición republicana, que pide cerrar las fronteras. Es uno de los principales temas de conversación en los medios de comunicación, donde abundan las historias de grupos de niños que consiguen llegar a la frontera entre México y Texas (EEUU) en muy malas condiciones.

Ante la gravedad, organizaciones evangélicas especialmente preocupadas por la situación como la Alianza Evangélica Latina (AEL) y la National Hispanic Christian Leaders Conference (NHCLC) , se han ofrecido para colaborar con el Gobierno.

RODRÍGUEZ: RIESGO ENORME PARA LOS NIÑOS
Samuel Rodríguez, presidente de NHCLC, fue contundente en la necesidad de parar la crisis humanitaria: “Tendremos que ir a países de Centroamérica y a México, encontrarnos con líderes evangélicos clave en esos países y regiones y decirles: ‘No enviéis a vuestros niños a la frontera estadounidense’”.

“Hablando con evangélicos en diferentes países, hemos oído de la ansiedad, la consternación, el miedo… Padres deseando que sus hijos tengan un mejor futuro y por eso los envían a EEUU. Pero tenemos un problema… Al llegar estos niños sin padres, ¡la probabilidad de que caigan en manos de bandas y en drogadicción es prácticamente la misma que la que hay en su propio país!”

“Esto significa”, explicaba Rodríguez, “que el primer cortafuegos para la seguridad de un niño son sus propios padres, comprometidos con Cristo y proveyendo una estructura familiar segura”. Añadió que “el riesgo de que estos niños, enviados solos a EEUU, sean captados para redes de explotación sexual es muy grande”.

Rodríguez insisitió: “Padres de Latinoamérica, si amáis a vuestros hijos, no los enviéis a la frontera de EEUU”.

El líder de NHCLC también explicó que acaba de estar en Guadalajara (México) en una conferencia de líderes evangélicos, donde se acordó lanzar una campaña pública en radios y prensa de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua para avisar a los padres de los enormes riesgos de enviar a sus hijos menores sin documentación y solos a la frontera estadounidense.

ONGS EVANGÉLICAS TOMAN ACCIÓN
Pese a la división de opiniones entre los propios ciudadanos evangélicos sobre en qué dirección debería ir la legislación migratoria (más control o más ayudas), varias ONGs e iglesias evangélicas han tomado acción a favor de los menores que llegan al país, ofreciendo colaborar con las autoridades hospedando temporalmente a niños y cubriendo sus necesidades básicas de alimentación, sanidad y educación. El propio presidente Obama se reunió en un viaje a Texas con líderes religiosos de la región, con el fin de ver cómo se puede coordinar los esfuerzos.

CONTEXO DE LUCHA POLÍTICA
Tras anunciar desde 2012 que iba a reducir la presión expulsiva y defender una ley que permitiría una regularización masiva de personas sin documentación (hay 11 millones en EEUU), el presidente americano ha respondido a la ‘ola’ de menores migrantes (más de 50.000 en nueve meses) con la amenaza de deportaciones.

Este gesto de dureza, sustentado en el miedo a un efecto llamada, ha enfadado a las organizaciones humanitarias. Y tampoco ha contentado al sector duro del partido republicano.Los próximos pasos de Obama no dejan de ser una incógnita. Y la solución no se ve a corto plazo.

Fuentes: El País, NHCLC Mundo Cristiano, Protestante Digital, Christian Post

Editado por: Protestante Digital 2014

Creative Commons
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s