Archivos para noviembre, 2014

Evan Craft: ‘Diez mil razones’

Publicado: noviembre 23, 2014 en Música

Evan Craft, cantando ‘Diez mil razones’, una versión de ‘10.000 reasons’ de Matt Redman.


Los ‘dreamers’ reconocen como un triunfo, aunque agridulce e insuficiente, la iniciativa migratoria de Obama

Nueva York

‘Dreamers’ protestando ante el Congreso

United We Dream, la organización que ampara a los jóvenes indocumentados de Estados Unidos, los dreamers o soñadores, nació en 2008 producto de una derrota: la DREAM Act, una reforma frustrada que debía garantizar el acceso a la educación a los sin papeles y abrirles un camino hacia la ciudadanía. Desde entonces, los soñadores no conocen el fracaso, pese a que sus victorias tienen siempre un sabor agridulce. La iniciativa del presidente Barack Obama sobre inmigración es, en gran medida, deudora del trabajo de los activistas de United We Dream, como lo fue el programa DACA, que impide la deportación de estudiantes indocumentados. Pero la lucha, dicen sus miembros, no ha hecho más que empezar.

“Es un victoria grande, pero una victoria incompleta”, explica a EL PAÍS Cristina Jiménez, ecuatoriana de 30 años, líder de United We Dream y una de las personas jóvenes más influyentes de Estados Unidos. “Cinco millones de beneficiados son muchos, pero otros siete millones se han quedado fuera. Aunque lo asumimos y celebramos como un éxito, también nos sentimos defraudados. Tuvimos la misma sensación cuando conseguimos DACA. No fue una victoria completa, pero cambió la vida a cientos de miles de personas. Fue doloroso no conseguir todo lo que pedíamos, pero también mucha gente pudo levantarse un día sin miedo a ser deportada”, añade.

Seis años después de su nacimiento, United We Dream es un actor fundamental en la cuestión migratoria en Estados Unidos. Los colectivos estudiantiles de indocumentados surgidos en la primera década del nuevo siglo, desconectados entre sí, limitados a sus ciudades o condados, se han convertido en una organización en red que da la batalla por todos los inmigrantes sin papeles, que tiene sedes en la mitad de los Estados, que trabaja para formar líderes políticos capaces de ser elegidos para puestos de relevancia desde los que defender sus objetivos y que, tal vez lo más importante, fiscaliza el cumplimiento de las reformas legales.

“Hemos luchado muy duro hasta llegar hasta aquí y ahora no vamos a parar. La iniciativa de Obama es temporal. El próximo presidente puede anularla. Vamos a defenderla y ayudar a que se cumpla. Queda mucha gente vulnerable. Nuestros padres, los padres de los dreamers, siguen siendo deportables. Sigue el drama para ellos y para nosotros. Esto no es el final de nada. Es solo el principio”, defiende Jiménez.

Los problemas administrativos de la aplicación de la iniciativa de Obama no son un tema menor. Los beneficiados van a tener que hacer trámites complejos, contratar abogados, presentar documentos… Muchos no culminarán el camino, temerosos del carácter unilateral y temporal de la acción. Hasta ahora, buena parte de esa cobertura la ofrecían organizaciones como United We Dream. Está por ver que la Administración responda con medios y eficiencia. Una mala aplicación de la ley puede provocar más frustración que una ley inexistente, advierten los dreamers.

En los últimos meses, United We Dream ha centrado su estrategia en presionar a los políticos en actos públicos para que se posicionaran sobre le reforma migratoria

Julieta Garibay, mexicana de 34 años, cofundadora de United We Dream, considera fundamental la labor que su organización realiza en la prestación de asesoría legal e información. Es la mejor manera, afirma, de superar el alcance limitado de la iniciativa presidencial. Garibay conoce a varias personas que confiaban en verse amparadas por la reforma, una de ellas un familiar cercano, pero han quedado excluidas. “Tengo sentimientos encontrados. Por un lado, una enorme felicidad por esos cinco millones que tendrán vida fuera de las sombras; por otro, frustración, dolor, tristeza…”.

Tanto Cristina como Julieta tiene residencia legal en Estados Unidos. Cada una por una circunstancia distinta, las dos desgraciadas. La primera se acogió a una visa especial para víctimas del crimen organizado cuando su pareja fue atacada por una pandilla en Nueva York. La segunda, como víctima de la violencia doméstica. Su pareja le maltrataba. “En los próximos dos años vamos a seguir creciendo y vamos a defender que se aplique bien la reforma. Nuevos líderes van a salir de las sombras y luchar por nuestra comunidad. Soy optimista. Lo sucedido demuestra que nuestro trabajo sirve, que tenemos fuerza. Hay que seguir. Esto es sólo el principio”, afirma Garibay.

En los últimos meses, United We Dream ha centrado su estrategia en presionar a los políticos en actos públicos para que se posicionaran sobre le reforma migratoria. Ahora tienen que dar la batalla para que en los dos años que quedan para las elecciones presidenciales de 2016, en las que el voto latino volverá a ser fundamental, la iniciativa de Obama se consolide. Y en el plazo más inmediato, como reclama el presidente, presionar para que los republicanos desbloqueen la reforma migratoria integral bipartidista de 2013, bloqueada desde entonces.

Jiménez desconfía de los republicanos, que a partir de enero tendrán el control del Congreso. “No creo que el problema se solucione con más vallas en la frontera, como piden ellos. Creo que seguirán atacándonos. No les veo con voluntad de encontrar una solución, así que me temo que, como comunidad, vamos a tener que seguir defendiéndonos”.

De la misma opinión es la líder más joven del colectivo de soñadores, Hareth Andrade, boliviana de 21 años. “Necesitamos una reforma permanente. El próximo presidente puede dar marcha atrás a la orden de Obama y todo nuestro trabajo no habría servido para nada. No vamos a bajar los brazos”, afirma.

Andrade fue noticia el pasado año cuando lanzó una campaña en las redes y en actos públicos para impedir que su padre fuera deportado. Lo consiguió. Un vídeo suyo, leyendo un poema titulado America en una reunión de centrales sindicales de EE UU, dio la vuelta al mundo. Ahora, sus padres pueden ampararse en la iniciativa de la Casa Blanca gracias a que la hermana pequeña de Hareth nació en Washington y tiene la ciudadanía estadounidense. “La pasada noche nos reunimos en casa para ver el discurso de Obama. Fue un momento de celebración, pero también de llanto porque en la misma sala, junto a mis padres, había otros que no podían acogerse a la reforma”, recuerda la joven.

Es el caso de María Fernanda Cabello, mexicana de 23 años y residente en Austin (Texas). “Es un sentimiento mezclado, agridulce. Mis padres no pueden acogerse a la reforma, como los de todos los dreamers. Mi madre, llorando, me dijo que no me preocupara, que nuestra próxima victoria les permitirá conseguir los papeles”, explica. “Tengo confianza en mi comunidad. En nadie más. Sé que ellos y nosotros vamos a seguir luchando”.

Ese es el compromiso de Felipe Sousa, brasileño de 28 años. Su hermana lleva dos décadas en Florida. Tiene dos hijos estadounidenses. Podrá acogerse a la iniciativa de Obama. “Para mí es un momento histórico. Pero esta es una lucha a largo plazo. La decisión de Obama es un símbolo de nuestro poder y del trabajo que hemos hecho. Casi cinco millones de personas regularizadas temporalmente es mucha gente. Pero tenemos que seguir ahí. Tenemos que seguir caminando como una nación unida”, explica a EL PAÍS desde Miami, donde reside.

 

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/11/22/actualidad/1416673312_637677.html

Sufrid, niñitos

Publicado: noviembre 23, 2014 en Inmigración, opinión, Sociedad

El Museo de los Apartamentos, en Lower East Side, es uno de los sitios que más me gustan de la ciudad de Nueva York. Se trata de un edificio antiguo de la época de la Guerra Civil que dio cobijo a varias oleadas consecutivas de inmigrantes, y en el que han restaurado algunos apartamentos para que tengan exactamente el mismo aspecto que tuvieron en distintas épocas, desde la década de 1860 hasta la de 1930 (cuando el edificio fue declarado inhabitable). Cuando uno recorre el museo, se queda con la fuerte sensación que produce la inmigración como experiencia humana, la cual —a pesar de los muchos malos momentos, a pesar de un entorno cultural en el que a los judíos, los italianos y otros se los consideraba a menudo una raza inferior— ha sido en su mayoría positiva.

El apartamento Baldizzi de 1934 me impresiona especialmente. Cuando les describí su distribución a mis padres, ambos afirmaron: “¡Yo crecí en ese apartamento!”. Y los inmigrantes actuales son iguales, en cuanto a sus aspiraciones y su comportamiento, que mis abuelos; gente que busca una vida mejor y que, en su mayoría, la encuentra.

Por eso es por lo que apoyo sin reservas la nueva iniciativa sobre inmigración del presidente Obama. No es más que una cuestión de decencia humana.

Eso no quiere decir que yo, ni la mayoría de los progresistas, estemos a favor de unas fronteras completamente abiertas. Se puede ver una razón importante ahí mismo, en el apartamento Baldizzi: la foto de F. D. Roosevelt en la pared. El New Deal convirtió Estados Unidos en un lugar inmensamente mejor, aunque probablemente no habría sido posible sin las restricciones inmigratorias que entraron en vigor tras la Primera Guerra Mundial. Por un lado, sin esas restricciones, se habría hablado mucho, con razón o sin ella, de toda la gente que llegaba en tropel a Estados Unidos para aprovecharse de las ayudas gubernamentales.

Además, la inmigración libre significaba que muchos de los trabajadores peor pagados de Estados Unidos no eran ciudadanos y no podían votar. Una vez que entraron en vigor las restricciones a la inmigración, y los inmigrantes que ya estaban en el país obtuvieron la ciudadanía, esa clase inferior privada del derecho al voto se redujo rápidamente, lo que contribuyó a crear las condiciones políticas necesarias para un colchón de seguridad social más fuerte. Y sí, los inmigrantes poco cualificados probablemente influyan un poco en la bajada de los salarios, aunque los datos que tenemos indican que esa influencia es bastante pequeña.

Mis padres tuvieron la vida que tuvieron porque EE UU estuvo dispuesto a tratarlos como personas

De modo que la política sobre inmigración se enfrenta a algunos problemas complejos. A mí me gusta decir que, si no nos sentimos en conflicto respecto a esos problemas, es que hay algo en nosotros que no va bien. Pero algo con lo que no debemos tener ningún conflicto es la propuesta de que deberíamos ofrecer un trato decente a los niños que ya están en nuestro país (y ya son estadounidenses en todos los aspectos importantes). Y de esto es de lo que trata la iniciativa de Obama.

¿De quiénes hablamos? En primer lugar, hay más de un millón de jóvenes en este país que llegaron —sí, ilegalmente— cuando eran pequeños y han vivido aquí desde entonces. En segundo lugar, hay un gran número de niños que han nacido aquí —lo que los convierte en ciudadanos estadounidenses, con los mismos derechos que tenemos ustedes y yo— pero cuyos padres llegaron ilegalmente y, según la ley, pueden ser deportados.

¿Qué debemos hacer con estas personas y sus familias? Hay ciertas fuerzas en nuestra escena política que quieren que los tratemos con mano de hierro; que busquemos y deportemos a jóvenes residentes en EE UU que no nacieron aquí pero que nunca han conocido otro hogar; que busquemos y deportemos a los padres indocumentados de niños que son estadounidenses, y obliguemos a estos niños a exiliarse, o bien a arreglárselas solos.

Pero eso no va a pasar; en parte porque, como nación, no somos en el fondo tan crueles; en parte porque esa clase de campaña exigiría unas medidas que se parecerían a las de un Estado policial; y en gran medida, siento decirlo, porque el Congreso no quiere gastar el dinero que se necesitaría para algo así. En la práctica, los niños indocumentados y los padres indocumentados de niños con papeles no se van a marchar.

La verdadera pregunta, por tanto, es cómo vamos a tratarlos. ¿Seguiremos adelante con nuestro actual sistema de abandono perverso, les negaremos derechos comunes y corrientes, y los someteremos a la amenaza constante de la deportación? ¿O los trataremos como a los conciudadanos nuestros que ya son?

La verdad es que el puro interés personal nos dice que actuemos con humanidad. Los niños inmigrantes de hoy son los trabajadores, contribuyentes y vecinos del mañana. Condenarlos a vivir en la sombra significa que tendrán una vida doméstica menos estable de lo que deberían, que se les negará la oportunidad de adquirir una educación y formarse, que contribuirán menos a la economía y desempeñarán una función menos positiva en la sociedad. El hecho de no actuar es autodestructivo sin más.

Por lo que a mí respecta, no me preocupa demasiado el dinero, ni siquiera los aspectos sociales. Lo que de verdad importa, o debería importar, es la humanidad. Mis padres pudieron tener la vida que tuvieron porque Estados Unidos, a pesar de todos los prejuicios de aquella época, estuvo dispuesto a tratarlos como a personas. Ofrecer esa misma clase de trato a los niños inmigrantes de hoy es la manera práctica de actuar, pero también, y esto es fundamental, es lo correcto. Así que aplaudamos al presidente por ello.

Paul Krugman es profesor de Economía de la Universidad de Princeton y premio Nobel de Economía de 2008.

© 2014, New York Times Service.

Traducción de News Clips.

 

http://economia.elpais.com/economia/2014/11/21/actualidad/1416579196_483680.html


. Manuel Suárez

¿Qué ha sucedido en Rumanía para que se eligiese a un protestante presidente? ¿Qué podemos aprender?

Klaus Iohannis
Klaus Iohannis, ganador de las elecciones a la presidencia en Rumanía.

Contra todo pronóstico, Klaus Iohannis acaba de ser elegido presidente de Rumanía. Es un caso sorprendente y especial, porque Iohannis pertenece a la minoría de origen alemán, de la que hoy sólo quedan unos 60.000 habitantes en el país y –lo que más nos interesa– es protestante, cuando en Rumanía la mayoría de la población es ortodoxa.

En ese país la Iglesia Ortodoxa mantiene mucho poder social y político y no es raro ver iconos religiosos en los despachos oficiales. El adversario de Iohannis, el actual primer ministro, intentó en la campaña electoral descalificarle por esto mismo apelando a su identidad protestante, absolutamente minoritaria allí.

Vivimos en una situación semejante: somos una minoría igualmente reducida. ¿Qué ha sucedido en Rumanía para que se eligiese a un protestante presidente? ¿Qué podemos aprender?

Klaus Iohannis pertenecía a un pequeño partido, el Foro Democrático Alemán, pero fue reconocido unánimemente como candidato a presidente por todos los partidos de la oposición, algo poco frecuente. ¿Por qué lo hicieron?

Es cierto que Iohannis había sido alcalde de su ciudad y la había rehabilitado con creatividad y excelencia; fue reelegido por abrumadora mayoría durante cuatro mandatos consecutivos. El entorno municipal es útil para una minoría como la nuestra porque permite cercanía y visibilidad, no necesita grandes recursos publicitarios y financieros para darse a conocer.

Y después, ¿qué ha tenido de especial Iohannis para alcanzar ese reconocimiento de un amplio espectro del abanico político de su país? Ha venido siendo reconocido como una persona fiable, seria, trabajadora, rigurosa. Ese reconocimiento no sólo es personal, sino parte de una imagen pública ganada con el ejemplo por la comunidad protestante en Rumanía, una comunidad que ha conquistado el respeto de los demás, sin que su condición de minoría fuese impedimento alguno: ¿Es protestante? es fiable, trabaja con rigor. El lema de campaña de Iohannis ha sido “El trabajo bien hecho”.

No es un caso único en Europa del Este: Boris Trajkovski, miembro de la pequeña minoría evangélica de Macedonia, fue elegido presidente y su mayor capital fue igualmente el respeto ganado con la integridad y el trabajo riguroso.

Esas comunidades protestantes no han tenido complejo de minoría y se han esforzado en ser coherentes con su identidad, con excelencia y verdad en su forma de ser, vivir y trabajar. Durante décadas en España los evangélicos se han ido ganando esa misma imagen y cualquier empresario podía contratar a un protestante sabiendo que tenía un trabajador fiable. Me pregunto si hoy los evangélicos mantienen esa imagen; muchos se están conformando con la mediocridad, y además tienen vocación de mediocridad. Muchos han renunciado a la creatividad y se limitan a copiar y pegar ideas de otros, presentándolas como algo que “el Señor ha puesto en mi corazón”.

La comunidad evangélica española tiene que desembarazarse de la tentación de la mediocridad, pero también del complejo de minoría, reafirmarse con orgullo en su propia identidad, trabajar con excelencia y mostrarse como son, con transparencia.

La corrupción campa en Rumanía y en un momento en el que ya no es soportable, los rumanos han vuelto sus ojos a la minoría protestante confiando en Iohannis como alguien moralmente autorizado y profesionalmente preparado para abrir un nuevo camino en ese país. ¿No podría suceder lo mismo en España?

Ser minoría no es un impedimento. Lo que es un impedimento es la renuncia a la diferencia, a la identidad propia, a la conquista del respeto desde la integridad, la excelencia, el rigor ganado día a día en el trabajo, en los estudios, en la participación en la vida pública, en la ejemplaridad de nuestras familias; pero también en la unidad. Podemos discrepar entre nosotros lo que queramos, pero no podemos permitirnos una imagen pública de desunión, porque eso liquida toda posiblidad de influencia; para eso, hemos de renunciar a un concepto mundano de liderazgo y recuperar el sentido evangélico de la autoridad, que se basa en el servicio, no en la avidez de poder.

En determinados momentos el pueblo puede tornar su mirada a una minoría íntegra con conciencia de su identidad diferenciada y con las ideas claras. En España un movimiento como “Podemos” podría haber surgido de la comunidad evangélica; de otra forma y mejor.

 

http://protestantedigital.com/blogs/34520/como_se_hace_presidente_un_protestante

Dios en el banquillo

Publicado: noviembre 22, 2014 en Conciencia, opinión, Teología

Lidia Martín

Cada vez que las cosas no nos van como querríamos, sometemos a Dios a juicio.

El saber estar es probablemente una de las bases de lo que llamamos “la buena educación”. Más allá de cuestiones de modales simplemente, saber estar tiene que ver con escoger bien las formas, las estrategias, la manera de comportarse, en definitiva, en función del lugar y personas con las que estemos en cada momento. Pero saber estar también implica, de una u otra forma, ser conscientes de quiénes somos nosotros frente a los demás y de cuál es el lugar que verdaderamente nos toca ocupar en cada situación.

Poner a Dios en el banquillo ha sido una de esas meteduras de pata que todas las personas de todos los tiempos y épocas hemos venido cometiendo sistemáticamente de una u otra manera, precisamente en una clara puesta en evidencia de hasta qué punto no sabemos estar por no tener demasiado claro, parece, qué papel jugamos cada uno en este escenario nuestro que es el Universo creado.

Cada vez que las cosas no nos van como querríamos sometemos a Dios a juicio, como si intentáramos hacerle comprender cuán injusto es al actuar hacia nosotros de una forma y no de otra. Le sentamos en el banquillo para hacerle culpable de nuestros errores, de nuestros pecados, incluso, tal como ya sucedió en el Edén. Le exigimos, más o menos abiertamente, un trato justo hacia nosotros, porque pensamos que no nos compensa adecuadamente al seguirle, y esperamos que nuestra “secuencia lógica” de acontecimientos coincida con la suya. Le sometemos a juicio al no aceptar que, desgraciadamente, a los malos a veces les va aparentemente bien y los justos sufren mientras tanto. Nos da miedo obedecerle porque, en el fondo de nuestro ser, aún le percibimos como a un Dios tirano que, en el fondo, no está tan interesado en beneficiarnos como en probarnos y dudados de Su buena voluntad para con nosotros. En nuestra desconfianza de Él le sometemos a juicio, dudando de Su palabra, de Sus promesas, de Su carácter en definitiva.

Pero se nos olvida que no podemos sentar en el banquillo al juez. Incluso aunque en nuestros sistemas políticos, democráticos o sociales eso pueda darse (aunque escasamente, desde luego), no es posible en el orden establecido en nuestro mundo, en el que nosotros somos las criaturas, seres diminutos y ridículos al lado del Dios Altísimo, que es el Creador y sustentador de todo lo que se mueve alrededor nuestro. Ese es nuestro verdadero papel, y ceñirnos a él sería una verdadera muestra de saber estar de nuestra parte. Pero seguimos tratando a Dios de tú a tú, no tanto como hijos que se acercan a su padre en términos de confianza, algo que Él mismo nos permite, sino como el que se toma la licencia inadecuada de pedirle cuentas a quien no tiene por qué dárselas a nadie.

Por mucho que hayamos sentado a Dios en el banquillo a lo largo de la historia, el juicio está ya sentenciado y Él no sólo es un juez justo, sino que es el absoluto vencedor en el proceso. Él pedirá cuentas a todas y cada una de sus criaturas. Nosotros seremos verdaderamente los que un día tendremos que vernos respondiendo ante Su tribunal y nadie podrá jugar con Él a replicarle o contrarreplicarle. Toda rodilla será doblada ante Su presencia, no existirá otra forma de poder enfrentarse a ese momento que el reconocimiento de nuestro verdadero lugar, amparados en la sangre de Cristo aquellos que así lo aceptamos, con temblor y crujir de dientes quienes decidieron no hacerlo, pero todos y cada uno asumiendo sin posibilidad de error que Aquel a quien tanto juzgamos, ignoramos, enfrentamos o retamos era, desde el mismo principio, el Dios justo y bueno que siempre dijo que fue, empeñado en hacernos bien, en cumplir Su voluntad y Sus planes de bien para nosotros, sustentador de todas las cosas, las que vemos y las que no vemos, y la fuente directa de todo bien del que hayamos podido disfrutar en el tiempo que se nos ha dado en esta tierra.

No perdamos fuerzas ni energías en lugares inadecuados. Sepamos estar, desde esta nuestra posición frágil, ante el Dios de todo, ante Su poder, Su Santidad y Sus pensamientos, que no son como los nuestros. Cuando en un enfrentamiento ya hay un ganador, hay también un perdedor, y el saber estar obliga a saber también retirarse a tiempo de una contienda inútil, por mucho que a nuestro orgullo, prepotencia y autosuficiencia humanos les cueste.

http://protestantedigital.com/magacin/34527/Dios_en_el_banquillo

Obama anuncia su reforma migratoria

Publicado: noviembre 21, 2014 en Noticias, Sociedad

Estados Unidos

Muchas iglesias evangélicas se han movilizado en los últimos años pidiendo una regularización, de la que se beneficiarán hasta 5 millones de extranjeros.

FUENTES Efe, Christianity Today AUTOR Redacción P+D WASHINGTON
Evangélicos orando por la reforma migratoria. / HuffPost

Barack Obama ha decidido seguir adelante con la reforma migratoria. En un discurso televisado, ha explicado los motivos por los que entiende que es necesario dar un paso más que sirva para regularizar la labor que millones de personas realiza en Estados Unidos actualmente sin papeles.

En un discurso plagado de referencias a la tradición de Estados Unidos como país receptor de inmigrantes, Obama ha señalado que la protección de los padres inmigrantes de hijos nacidos en Estados Unidos se hará efectiva solo para aquellos que lleven al menos cinco años en el país y haya llegado antes de cumplir los 16 años, independientemente de la edad.

El mandato de Obama no afectará a aquellas personas que hayan cruzado la frontera de forma ilegal en el último año, que serán deportadas de manera prioritaria.

En cuanto al escepticismo o las críticas de voces dentro y fuera de su partido, el presidente ha instado a los congresistas a trabajar unidos para reparar “un sistema migratorio roto” pero, mientras tanto, hará uso de su capacidad legislativa para transformar en ley la propuesta. “Tengo la autoridad como presidente para dar este paso como lo han hecho otros presidentes antes que yo”, ha declarado.

A los que hablan de que su medida es una amnistía, Obama les ha dicho que “la amnistía es lo que tenemos hoy en día” y les ha pedido que no cumplan la amenaza de cierre de la administración que han blandido los republicanos, que pasarán a controlar el Congreso el próximo enero, al conocer la noticia.

 

CONDICIONES

A partir de 2015 podrán solicitar un receso temporal de la deportación y obtener un permiso para trabajar durante tres años aquellos inmigrantes padres de un ciudadano estadounidense o con permiso de residencia que hayan llegado al país antes de enero de 2010 siempre y cuando pasen a formar parte de un registro en el que quedarán recogidos sus datos biométricos, cumplan con la verificación de antecedentes y paguen las tasas correspondientes.

“Millones de inmigrantes siguen viviendo aquí de manera ilegal. Buscarlos, detenerlos y deportarlos no es algo realista. Muchos han estado aquí por mucho tiempo, trabajan duro y muchos de sus hijos son estadounidenses. Son parte de la vida americana”, ha destacado el presidente que ha destacado que la legalización ayudará a sacarlos de las sombras de la economía sumergida.

“No se pueden aprovechar solo de los beneficios de vivir en Estados Unidos”, ha señalado el presidente en la presentación de una medida que supone una ampliación de la Acción Diferida (DACA), un plan de 2012 para evitar la deportación de jóvenes que llegaron al país siendo niños, que ponía como condición haber entrado al país antes del 15 de junio de 2007 y ser menor de 31 años.

El Gobierno advierte que revisará cada caso cuidadosamente y al igual que con cualquier otra solicitud de inmigración, ocultar hechos o faltar a la verdad puede ser motivo para la apertura de una causa penal y la posible expulsión del país. También alerta a quienes vayan a solicitarlo de que estén atentos a posibles estafas de personas que se ofrezcan a ayudarles como intermediarios con los servicios de inmigración.

 

DEPORTACIONES

Por su parte, según ha avanzado la Casa Blanca, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) elaborará una nueva guía de acción para que la política de deportaciones se centre en los criminales, personas con delitos vinculados a la seguridad nacional y aquellos que cruzaron la frontera desde el 1 de enero pasado.

En el especto técnico, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) llevará a cabo un plan para fortalecer la frontera sur y los esfuerzos de las agencias que trabajan en asegurar los límites territoriales.

Además, el Departamento de Justicia realizará una serie de reformas en las cortes de inmigración para desatascar los casos pendientes y trabajará con el DHS para adjudicar más rápidamente los casos de los individuos que cumplen con las nuevas prioridades de expulsión y cierre los casos de individuos que no son considerados prioritarios.

El Departamento de Trabajo aumentará las opciones de protección de las víctimas de delitos y de tráfico de personas que cooperaren en investigaciones del Gobierno.

Durante el Gobierno de Obama, las deportaciones han alcanzado niveles récord de unas 400.000 al año, lo que ha generado muchas críticas entre los activistas defensores de los inmigrantes. Tras la oleada entre marzo y junio, el flujo de menores comenzó a reducirse notablemente a partir de julio, en parte por las medidas adoptadas por los gobiernos del presidente Obama y de sus homólogos centroamericanos.

 

REACCIONES EN EL ÁMBITO EVANGÉLICO

Cinco millones de inmigrantes podrían verse afectados por la reforma migratoria. En su discurso, Obama citó la Biblia, en concreto Éxodo 23. “La Escritura nos dice que no vamos a oprimir al extranjero, porque sabemos que nosotros también lo hemos sido”, dijo Obama. “Mis compatriotas estadounidenses, que son y serán siempre una nación de inmigrantes. Éramos extranjeros”.

Desde la asociación World Relief, entienden que se trata de una reforma “necesaria ante un sistema que no funciona. La inmigración es una característica definitoria de la historia de Estados Unidos y seguirá siendo un tema importante para el futuro de América”.

El pastor Sam Rodríguez, de la Coalición Nacional de Líderes Evangélicos Hispanos (NHCLC), entiende que la idea de Obama “no es el mecanismo de devolución más adecuado”, pero lo describió como una “acción misericordiosa”, ya que “inicia una plan de reconciliación necesario para hacer frente a una crisis humanitaria dentro de nuestras fronteras: millones de hijos de Dios creados a su imagen que viven en las sombras”.

“Durante años, nuestro gobierno, bajo el liderazgo de ambos partidos, fracasó estrepitosamente en lo que respecta a la inmigración”, dijo Rodríguez. “Como una organización comprometida tanto con la compasión cristiana como con el estado de derecho, hacemos un llamado a Congreso y al presidente Obama a trabajar de inmediato en conjunto”.

Russell Moore, presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa de los Bautistas del Sur, expresó que la reforma era necesaria pero no está de acuerdo con la decisión de Obama de “actuar de manera unilateral”.

“En más de una ocasión, le pedí al presidente Obama que no convirtiese la reforma migratoria en un tema de enfrentamiento entre partidos”. “Actuar de manera unilateral pone en peligro que el consenso”, dice Moore.

Otro líder evangélico, Noel Castellanos, expresó su deseo de que el Congreso “arregle nuestro sistema de inmigración basándose en los principios bíblicos de amor al prójimo y la dignidad humana”, por lo que aplaudió a Obama por “cumplir su promesa de dar alivio”. “Nuestra nación como un todo, y nuestras comunidades de inmigrantes, en particular, tienen la urgente necesidad de una acción decidida en materia de inmigración que afectará al bienestar de nuestra nación para las generaciones venideras”.

 

http://protestantedigital.com/internacional/34542/obama_presenta_su_reforma_migratoria


El astofísico Rodney Holder analiza la relación entre fe y ciencia, la teoría del Big Bang, y el debate científico y teológico sobre eldiseño del universo.

AUTOR Belén Díaz MADRID
Rodney Holder
El astrofísico Rodney Holder visitó Madrid para impartir dos conferencias en el marco del Curso

La pasada semana se celebró en Madrid el curso “ Teología y Ciencia de la Creación”, organizado por el Instituto Faraday de la Universidad de Cambridge y el Centro de Ciencia y Fe de España, que ha contado con la participación de varios especialistas extranjeros en estos temas, así como de profesores de las Facultades Protestantes UEBE y SEUT y la Universidad Pontificia de Comillas.

Uno de los principales ponentes del curso, ha sido Rodney Holder, licenciado en Matemáticas, doctor en Astrofísica, y Pastor de la iglesia Anglicana, además de ex director de cursos del Instituto Faraday.

En una entrevista concedida a Protestante Digital, Holder nos habla sobre los principales temas de debate entre la Cosmología moderna y la Teología: el origen y el diseño del universo; así como la relación entre ciencia y fe, o la relevancia que algunos científicos que se declaran ateos militantes, han adquirido en nuestra sociedad en los últimos tiempos.

 

Pregunta.- Casi siempre escuchamos que ciencia y religión no pueden ir juntas. ¿Son la ciencia y la religión explicaciones contradictorias sobre el mundo?

Respuesta.- No, al contrario, creo que son complementarias y se relacionan perfectamente. Creo que la idea de que están en conflicto solo viene si tomamos una de estas dos posturas: desde el punto de vista cristiano, algunos cristianos creen que sólo se pueden leer los primeros capítulos del Génesis de forma literal, creyendo que realmente la Tierra fue creada en 6 días y 6 noches, yo creo que eso es un error, biblícamente hablando, porque la Biblia es un texto teológico, no un texto científico, y eso es importante tenerlo en cuenta. Por el otro lado, están los científicos ateos militantes, sobre todo en Gran Bretaña, como Richard Dawkins, que dicen que la ciencia es el único camino a la verdad, y cualquier pregunta que nos hagamos, tiene una respuesta científica, y eso me parece falso, porque cómo debemos vivir, o cuál es el propósito de la vida, son cuestiones importantes y no son preguntas científicas, y preguntas sobre el origen del universo, cómo funciona el mundo, o el Big Bang, son preguntas científicas sobre cómo trabaja Dios, pero no están en conflicto con lo religioso en absoluto. De hecho, esta idea del conflicto entre Religión y Ciencia, fue una invención de algunos historiadores de finales del siglos XIX, especialmente Draper y White, que escribieron libros sobre ello, pero los historiadores de hoy en día no le dan credibilidad a todo eso.

 

P .- En 2013, escribió el Libro “Big Bang , Big God”, y ha estado hablando sobre eso en el curso Faraday celebrado estos días en Madrid, ¿qué nos dice la teoría del Big Bang sobre el origen y la evolución del universo?

R .- La teoría del Big Bang nos dice que el universo empezó alrededor de hace 13,8 billones de años, estamos consiguiendo ser muy exactos en estimar la edad del universo, hace unos años se pensaba que fue hace 13,7 billones de años, pero ahora se sabe que son 13,8. Esa explosión gigante de energía, que hizo que el universo se expandiera y aparecieran galaxias que colisionaron contra estrellas, formando los elementos químicos de los que estamos hecho, las supernovas, los planetas y finalmente la vida, es básicamente, la teoría del Big Bang, y está muy respaldada por evidencias científicas. Teologicamente, esta teoría yo creo que plantea dos cuestiones muy interesantes: la primera, es que apunta a que el universo tiene un principio, y eso es muy difícil de aceptar para algunos científicos ateos: si hay un principio, se necesita un Dios para empezarlo, y eso es un problema para los ateos,especialmente para un científico británico llamado Fred Hoyle, que hacía un programa en la BBC donde aseguraba que Dios es un engaño, y él odiaba la idea del Big Bang, de hecho, propuso una teoría alternativa que decía que quizás lo que pasó fue que una materia nueva entró en el universo y se crearon nuevas galaxias, pero el universo siempre ha sido y será el mismo; esta teoría se ha descartado, y la reconocida es la del Big Bang. Stephen Hawking también quiere descartar la idea de que el universo tenga un origen, porque lo ve como un problema teológico; en realidad, para muchos teólogos no es importante si esta teoría es cierta o no.

La teoría del Big Bang fue formulada por primera vez por un sacerdote católico, Georges Lemaitre, que era un gran cosmologo, además de miembro de una orden contemplativa, y él no estableció ninguna relación entre su teoría y la teología, es más, diferenciaba mucho su vida científica de la religiosa. Ha habido mucho debates a lo largo de la historia sobre si el universo tiene un comienzo, y todavía los hay.

Hoy en día, parece demostrado que el universo tuvo un principio. Hay un importante cosmólogo en los Estados Unidos, Alexander Vilenkin, que ha escrito algunas teorías que demuestran que el universo tuvo un principio.

 

P .- Además del Big Bang, la cosmología moderna también habla mucho de la idea del ajuste fino, que dice que las leyes de la naturaleza son tan perfectas y especiales que permiten que en el universo haya criaturas inteligentes como nosotros, frente a la teoría del multiverso, que establece que hay más de un universo, ¿la idea de multiverso explica el diseño del universo mejor que la creencia de la existencia de un Dios creador?

R .- El ajuste fino tiene mucho que ver con las diferentes fuerzas y leyes de la naturaleza: la fuerza que mantiene los átomos juntos, la fuerza de la gravedad, la fuerza nuclear, la electromagnética, todas ellas tuvieron que ajustarse de manera muy precisa, para dar lugar a la aparición de las galaxias, las estrellas, y finalmente,la vida. Y lo mismo ocurre con el inicio del Big Bang: el universo tenía que ser muy, muy liso, con una densidad muy precisa, porque sino, o se hubiera expandido demasiado rápido, o nada interesante hubiera pasado, porque no hubiera dado tiempo, y no habría galaxias, ni estrellas, ni planetas, ni vida. Así que que esto plantea muchas cuestiones interesantes, y si tú eres cristiano, la respuesta es fácil y obvia: Dios creó el universo, con la intención de que hubiera vida inteligente, que sería capaz de relacionarse y contemplar Su universo:”los cielos declaran la gloria de Dios”, dice la Biblia.

Uno de las evidencias de este “ajuste fino” fue descubierta precisamente por Fred Hoyle, el científico ateo del que hablamos antes, él se dio cuenta de que, el hecho de que estemos aquí, demuestra que necesitábamos algunos elementos químicos para existir que solo podían crearse dentro de las estrellas, porque no hay otro lugar donde puedan aparecer. Al mismo tiempo, descubrió que, de todos los Universos posibles, nosotros debemos estar en alguno que permita la creación de carbono, necesario para la subsecuente formación de vida como la nuestra,y dicho carbono tiene que tener una nivel de energía específico, o no se hubiera producido en cantidades suficientes para permitir que estemos aquí. Hoyle mandó sus predicciones a unos colegas americanos, que descubrieron cuál era efectivamente ese nivel concreto de energía necesaria para la vida, y ganaron el Premio Nobel, que Hoyle también debería haber ganado, porque él lo empezó todo.

Cuando Hoyle hizo este descubrimiento, a pesar de su ateísmo militante, dijo que solo un ser super inteligente, con grandes conocimientos de física, química y biología, podía estar detrás de algo tan perfecto. Así que tenemos a un científico, que dice que Dios es un engaño, y a la vez afirma que una super inteligencia tiene que haber ideado algo así, no se atrevió a llamarle Dios, pero ¿quién va ser sino Dios esa mente perfecta que ha ideado ese diseño del universo?, tiene que ser Dios. Es fascinante que una investigación puramente científica, llevara a alguien a pensar en una ser superior, porque si no hay alguien detrás de todo eso, sería un cúmulo de casualidades, y la ciencia no cree en eso.

Pero claro, la ciencia necesita una respuesta alternativa a la idea de que el universo ha sido creado por Dios, y ahí aparece la idea del multiverso, la existencia de una colección gigante de universos; lo interesante de esta idea es que es una mera especulación, no hay evidencias de que haya múltiples universos, y además, por principio no puede demostrarse, porque no hay en nuestro universo ninguna señal o material de otro universo, que nos permita investigar la existencia de otros. Además, nunca podremos saber si estamos en otro universo, así que no parece una teoría muy científica, aunque Richard Dawkins, que afirma que solo podemos creer en aquello de lo que tengamos evidencias, a la vez apoya y cree en la teoría del multiverso, cuando no existen evidencias. Es muy interesante la relación entre teología y cosmología, y siguen apareciendo teorías como la teoría de las cuerdas, que parecía que iba a ser más radical que alguna de las teorías modernas, como el Bosón de Higgs, pero todas hablan de varios universos, y eso no se puede demostrar, así que al final queda en el plano de la especulación. Se necesita una nueva teoría física sobre qué ocurrió en el primer micro segundo del origen del universo, y todos estos temas dan para dialogar y debatir mucho entre ciencia y teología.

 

P .- Muchos científicos están escribiendo específicamente libros divulgativos contra la idea de Dios, ¿cree que son honestos, o simplemente intentan aprovechar una corriente de pensamiento de moda?

R .- Es verdad, está de moda criticar la religión. Richard Dawkins siempre lo ha hecho, desde sus primeros libros, pero sus primeros libros eran sobre todo de ciencia, eran muy buenos, estaban muy bien escritos y eran fascinantes, con una exposición brillante, aunque siempre tenían alguna pequeña mención en contra de la religión, pero ahora parece que eso es lo más importante, su foco principal, y es muy, muy anti religioso, especialmente en el tema de Dios como un engaño. Y me cuesta mucho entenderlo. Especialmente Richard Dawkins es con el que estoy más familiarizado, del que más conozco, él tiene una educación de clase media, colegio privado y todas esas cosas, y de alguna manera, a él le gusta la tradición, de hecho, hace tres años participó en el aniversario de la versión King James de la Biblia, donde él quiso leer el libro de Cantares, porque es un precioso poema de amor escrito en un perfecto inglés de Shakespeare; pero no estoy seguro de donde le viene esa activa militancia en contra de Dios, quizás haya aumentado desde los atentados del 11 de septiembre; Richard Dawkins pone a todos los creyentes en el mismo saco, ya sean monjas católicas o Bin Laden, y eso es una auténtica locura. No se me ocurre otra forma de calificarlo, ya incluso en sus primeros libros consideraba iguales a las monjas católicas y a los miembros de la secta suicida de la Guayana, y también dice que la religión es la causa de todas las guerras, ¿cómo puede decir eso cuando hemos tenido figuras como Stalin, que mató a más de veinte millones de personas,o a Hitler, o a Pol Pot? Lo que dice no es cierto, ni hay evidencias de eso, aunque en este caso él olvida la importancia que siempre da a las evidencias, todo eso me deja muy perplejo. Aunque también tenemos puntos en los que coincidimos: él está en contra de las supersticiones, nosotros como cristianos también, sabemos que no hay que mirar el horóscopo y cosas así. Desde un punto de vista cristiano, creo que hay muchísimas evidencias de la existencia de Dios, y las más detalladas e interesantes vienen de la mano de la vida, muerte y resurrección de Jesús, pero algunos ateos militantes nunca parecen estar preparados para dialogar sobre eso, lo cual es una pena.

 

P .- Hablamos antes sobre si ciencia y religión son o no complementarias: ¿puede la ciencia demostrar la existencia de Dios?, y si no puede, ¿debemos considerar el creer en Dios como un acto de fe irracional?

R .- Bueno, yo creo que en este caso es cuando intervienen las evidencias. Se han cometido a veces errores al pensar en las evidencias, como ciertos movimientos de EEUU ,que han buscado las posibles lagunas que pueda tener lo que cuenta la ciencia, sobre todo en el tema de la evolución, pero luego la ciencia ha dado respuestas científicas a esas preguntas que se cuestionaban, así que no ha servido de nada. Pero cuando pensamos en las grandes meta peguntas, que van más allá de la ciencia, por ejemplo, ¿cómo hemos entendido el universo?, o ¿cómo somos capaces de hacer ciencia?, preguntas que inquietaban a Einstein. ¿Cómo es posible todo eso?: Dios lo explicó cuando dijo que estamos hechos a su imagen y semejanza; y ¿cómo es posible que exista el “ajuste fino” del que hablábamos antes?, la ciencia no puede dar respuesta a esas cosas, y nos lleva a la conclusión de solo puede ser posible si hay alguien super inteligente detrás de todo eso.

En cuanto a las particularidades de nuestra fe, están respaldadas por las evidencias de la Biblia, el Nuevo Testamento ha sido analizado en detalle por especialistas, sobre todo en los últimos trescientos años, ningún otro texto ha sido analizado tantas veces, con tanta precisión y aprendemos mucho de eso. Las evidencias de la resurrección de Jesús también son muy poderosas: la primera evidencia de eso que encontramos está en la primera carta de Pablo a los Corintios, en el capítulo quince, donde Pablo detalla quienes fueron las personas a quienes se apareció Jesús después de su resurrección, y los evangelios también son una muy buena evidencia; así que creo que tenemos una roca segura a la que agarrarnos, y evidencias sólidas para creer, de hecho, Pedro nos dice que debemos defender lo que creemos, y tenemos las herramientas suficientes para hacerlo. La ciencia puede probar todo, que hay Dios, que no lo hay, y es más difícil probar que no hay Dios; por supuesto, la idea de Dios es caricaturizada por gente como Dawkins, pero estamos hablando de un ser super inteligente que está detrás de la creación del universo, nuestro Dios y padre y nuestro Señor Jesucristo, y por eso todo tiene sentido.

 

http://protestantedigital.com/ciencia/34508/los_cristianos_tenemos_herramientas_suficientes_para_defender_lo_que_creemos