Archivos para diciembre 11, 2014


Un estudio de investigadores españoles analiza 437 autopsias de consumidores habituales

Imágenes de un corazón sano (izquierda) y afectado por el consumo de cocaine.

El consumo reciente de cocaína cuadruplica el riesgo de muerte súbita cardíaca. Así lo reflejan investigadores españoles en la revista Addiction a partir de la información obtenida de 437 autopsias correspondientes a todos los fallecidos por muerte repentina en Vizcaya entre enero de 2003 y diciembre de 2009.

Los efectos del consumo de cocaína en el sistema cardiovascular son conocidos, ya sea el aumento de la frecuencia cardiaca, de la presión arterial o la contractilidad del ventrículo izquierdo. También se relaciona con la aparición de trombosis y arritmias. “Ya sabíamos que es un factor de riesgo de las enfermedades cardiacas, pero desconocíamos cómo se traduce en incremento de probabilidad de muerte”, explica Javier Meana, de la Universidad del País Vasco y coautor del trabajo. En ello se centra el estudio, en el que también ha participado el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam) del Instituto de Salud Carlos III y el Instituto Vasco de Medicina Legal.

Los investigadores seleccionaron de entre todos los fallecidos por muerte súbita a un segmento de población relativamente joven (entre 19 y 49 años) para evitar que la influencia de los problemas cardiovasculares, más frecuentes en personas mayores, pudieran enmascarar el resultado del estudio. También se introdujeron variables para evitar otros sesgos que pudieran empañar las conclusiones como el consumo de otras drogas u otros factores de riesgo: obesidad, hipertensión, diabetes o tabaquismo. El trabajo se centra en consumidores habituales —dos o tres veces a la semana—, lo que comprobaron mediante la detección de la sustancia en orina e incluso con datos del historial clínico. La medición de las cantidades en los fallecidos también sirvió para descartar casos como intoxicaciones por sobredosis.

A la información obtenida (de 311 consumidores fallecidos por muerte súbita cardiaca y 126 por otros tipos de muerte súbita) aplicaron tres modelos estadísticos de regresión lógica. Observaron que el consumo de cocaína cuadruplica el riesgo de muerte súbita cardiaca y que en los hombres es un 1,6 superior al de las mujeres.

El problema en de estos pacientes es que son asintomáticos hasta que su corazón se para, y entonces ya es tarde para tomar medidas. Como nunca han tenido manifestaciones clínicas, no suelen acudir a los servicios de cardiología para revisar su salud. Aunque si lo hicieran, tampoco es fácil detectar alteraciones con pruebas convencionales. De ahí los esfuerzos que se están desarrollando, por ejemplo, mediante métodos de diagnóstico por imagen de alta tecnología, para identificar las alteraciones cardiacas iniciales que asoman y que conductas como el consumo de cocaína pueden acelerar fatalmente. Un trabajo del mes pasado, en el que también participó el Cibersam, detectó con el empleo de resonancia magnética por imagen lesiones cardiacas en el 71% de adictos con aparente buen estado de salud.

España está, junto con el Reino Unido y Francia, en cabeza del consumo de cocaína en la UE, según el informe del Observatorio Europeo de las Drogas correspondiente a 2013, aunque la tendencia en toda Europa es a la baja desde los registros máximos alcanzados en 2008.

 

http://elpais.com/elpais/2014/12/11/ciencia/1418303693_015529.html

Algodón duro (FOTOGRAFIA)

Publicado: diciembre 11, 2014 en Fotografía

1418147947_332031_1418149286_album_normal

Sajan, un tendero de una tienda de alimentos, pesa el azúcar para los clientes en la aldea de Meeran Pur. Allí, las mujeres iniciaron una huelga por los bajos salarios que no les permitían adquirir comida para sus familias. AKHTAR SOOMRO (REUTERS)

1418147947_332031_1418149271_album_normal

La colectora de algodón, Azeema Khatoon, justo antes de empezar la colecta en el poblado de Meeran Pur, al norte de Karachi (Pakistán), el pasado 26 de septiembre de 2014. Las mayor parte del medio millón de productores de algodón en aquel país son mujeres y trabajan por menos de 2 dólares al día. Los activistas defensores de los derechos laborales denuncian que a menudo son explotadas por sus capataces, quienes suelen retener sus salarios y las acosan sexualmente. El año pasado, un grupo de unas 40 empeladas de este sector en una zona rural hicieron algo inaudito para ellas hasta entonces: se declararon en huelga para quejarse de sus bajos salarios, que no les daban para cubrir la alimentación familiar.

1418147947_332031_1418149294_album_normal

Un niño empuja un carro tirado por burros cargados con fardos de flores de algodón recogidos por las mujeres. AKHTAR SOOMRO (REUTERS)

 

1418147947_332031_1418149298_album_normal

Un hombre fumiga con pesticida un campo de algodón. AKHTAR SOOMRO (REUTERS)

 

1418147947_332031_1418149289_album_normal

Un niño comprueba las flores de algodón en bruto en el punto de recogida en Meeran Pur.

1418147947_332031_1418149284_album_normal

Tulsi clasifica flores de algodón mientras está sentado en una cama de cuerda en las instalaciones de su casa.  AKHTAR SOOMRO (REUTERS)

 

1418147947_332031_1418149281_album_normal

Una olla de leche cubierta con un cuenco y metida en un agujero en la pared. Este es el sistema para almacenar la leche en una casa que pertenece a la familia de un recogedor de algodón.

1418147947_332031_1418149292_album_normal

Un hombre toma notas mientras que otros llevan un manojo de flores de algodón colgadas de una balanza.

1418147947_332031_1418149282_album_normal

Un niño que trabaja como colector en el campo sonríe al ser fotografiado en la calle de su pueblo.

1418147947_332031_1418149291_album_normal

Un niño porta un manojo de plantas de algodón secas para utilizar como combustible para cocinar.

1418147947_332031_1418149279_album_normal

Tangoo, una de las trabajadoras de este sector, alimenta a sus búfalos en el exterior de su casa.

1418147947_332031_1418149278_album_normal

La humilde vivienda de un recolector de algodón en Meeran Pur (Pakistán).

AKHTAR SOOMRO (REUTERS)

 

1418147947_332031_1418149277_album_normal

Interior de la vivienda de un recolector de algodón, donde se ven utensilios colocados en un estante en una pared de barro adornada con carteles de estrellas de Bollywood. AKHTAR SOOMRO (REUTERS)

 

1418147947_332031_1418149296_album_normal

Laali, de once años, porta flores de algodón recogidas junto a su familia.

1418147947_332031_1418149276_album_normal

Sadori, un recolector de 35 años, prepara una comida en su casa por la noche después de trabajar en los campos de algodón. AKHTAR SOOMRO (REUTERS)

 

1418147947_332031_1418149275_album_normal

Un grupo de mujeres rurales del sector del algodón escuchan las enseñanzas durante el curso de liderazgo impartido por la SCF.

1418147947_332031_1418149274_album_normal

Beena Hussain imparte un taller de liderazgo y defensa de las propias habilidades personales a las recolectoras. El curso fue organizado por la Fundación de la Comunidad Sindh (SCF) en la aldea de Meeran Pur el pasado 23 de noviembre de 2014.

1418147947_332031_1418149273_album_normal

Tulsi, una de las trabajadoras del sector, toma su comida a base de arroz hervido en su casa.


Los 196 países presentes en Lima no se ponen de acuerdo en los compromisos que deben adquirir para luchar contra el cambio climático

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry. / Paolo Aguilar (EFE)

Se sabía que la cumbre del clima que se celebra en Lima debía hacer en 12 días lo que no se había hecho en cinco años. Pero la situación es ahora aún más complicada: hay que conseguir en horas de negociación lo que no se ha podido lograr en diez días. Los delegados de los 196 países presentes han empezado a trasnochar desde el miércoles para tratar de consensuar un texto final sobre el que a estas alturas no hay nada acordado.

El objetivo de la 20ª Conferencia de las Partes (COP) de las Naciones Unidas es sentar las bases del acuerdo global contra el cambio climático que los países están obligados a firmar en 2015 en París para sustituir al ya obsoleto protocolo de Kioto. Pero a 11 días del inicio de la cumbre el borrador de cara a París se ha dejado aparcado mientras los países se centran en definir cómo serán los compromisos individuales que asumirá cada nación para luchar contra el calentamiento global.

“A solo un día parece que los negociadores se han olvidado de que están aquí para resolver una emergencia planetaria. Los esfuerzos para recortar emisiones antes de 2020 -fecha en la que la ciencia asegura que hay que reducir drásticamente las emisiones- parecen estar totalmente fuera del radar de los políticos”, critica Roberto Troya, director de WWF para Latinoamérica y Caribe.

El acuerdo no acaba de arrancar por el enfrentamiento entre países desarrollos y países en desarrollo, que chocan a la hora de las exigencias que cada bloque debe asumir. Los países en desarrollo, en virtud de un historial menos contaminante y por su alta vulnerabilidad a los efectos adversos del cambio climático, exigen a las mayores economías del mundo más compromisos en la reducción de emisiones y contribuciones financieras que les ayuden a enfrentarse al calentamiento global.

Las naciones ricas, por su parte, aseguran que están comprometidas a ayudar, pero no quieren que el monto ni la forma en la que se dará el dinero se incluya por escrito en el acuerdo. Para los países en desarrollo eso significa abocar el plan de ayudas al fracaso.

Ningún país por sí mismo puede resolver el problema del cambio climático. No podemos pagar la cuenta solos

John Kerry

Para tratar de avanzar hacia un posible acuerdo, Estados Unidos quiso mostrar que las señales que ha dado este año en materia ambiental, como su compromiso de reducción de emisiones, no son un gesto aislado. El secretario de Estado de EE UU, John F. Kerry, representó este jueves a la administración de Obama en Lima y ofreció un largo un discurso en el que animó a todos los países a acercar posturas. “Sé que las discusiones pueden ser tensas. Sé que hay personas molestas porque los países más industrializados, entre ellos EE UU, hemos empeorado el planeta. Pero ya no tenemos tiempo de hablar de las responsabilidades. (…) Comprendemos nuestro papel de liderar esta lucha global, pero ningún país por sí mismo puede resolver el problema. No podemos pagar la cuenta solos”, advirtió.

Las palabras de Kerry, aplaudidas por algunas organizaciones no gubernamentales, no impiden que el optimismo que rodeaba a esta cita de Lima empiece a languidecer. En la sede de la COP ya nadie espera que las negociaciones acaben el viernes, como estaba previsto, y se sospecha que el texto final se conocerá a lo largo del sábado, un retraso que ya ha sucedido en otras cumbres pero que suena diferente esta vez. La necesidad de firmar un nuevo acuerdo global en París el próximo año que dé respuesta al reto de no superar los dos grados de aumento de la temperatura obligaba a hacer avances contundentes en Lima. “Teniendo en cuenta los progresos hasta ahora, parece que no se alcanzarán muchos acuerdos aquí y que el trabajo difícil se dejará para el año 2015”, resume Oxfam.

 

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/12/12/actualidad/1418339490_654097.html


Ciencia y Biblia

El épico pasaje bíblico, que la película “Exodus” ha vuelto a poner de actualidad, pudo haber sido provocado por fuertes vientos

FUENTES ProtestanteDigital AUTOR Redacción P+D EE.UU. 
Exodus Éxodo

La separación del Mar Rojo es uno de los relatos bíblicos más épicos, emocionantes y legendarios. Una escena que con todo tipo de modernos efectos especiales, podemos ver en la nueva superproducción «Exodus» de Ridley Scott, con Christian Bale como profeta.

La película, ahora en cartelera, ha vuelto a poner actualidad la separación de las aguas hace más de 3.000 años. ¿De verdad pudo ocurrir algo así?

Un estudio realizado por investigadores del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) y la Universidad de Colorado en Boulder (CU) daba en su día una explicación alternativa: un efecto especial del movimiento de fuertes vientos en la zona.

 

CIENCIA Y BIBLIA

Un fuerte viento del este que soplase durante toda la noche podría haber hecho retroceder las aguas de una zona cercana al mar Rojo de manera idéntica a la descrita en el libro de Éxodo (Antiguo Testamento cristiano), según un experimento realizado por investigadores estadounidenses cuyo trabajo no tiene vinculación con la fe cristiana.

Mediante simulaciones basadas en un estudio con catorce modelos realizados por ordenador, y como parte de una más amplia investigación sobre cómo los vientos afectan a las grandes masas de agua, los científicos mostraron que el viento puede empujar y hacer retroceder el agua partiéndola en dos cuando una curva de río se funde con una laguna costera.

Lo curioso ha sido que “las simulaciones encajan de forma bastante cercana con el relato descrito en el Éxodo“, dijo Carl Drews de NCAR, que lideró el estudio. Así, “la separación de las aguas puede entenderse mediante dinámica de fluidos. Los vientos mueven el agua de una forma acorde a las leyes de la física, creando un pasaje seguro con agua a ambos lados y permitiendo luego volver al agua a su posición original de forma brusca”, indicó.

Drews y sus colegas estudian cómo los tifones del Océano Pacífico pueden crear aumentos de tormentas y otros efectos de vientos fuertes y sostenidos en aguas profundas. Su equipo localizó un lugar al sur del mar Mediterráneo donde pudo realizarse el legendario cruce del Mar Rojo y modeló diferentes formaciones de tierra que pudieron existir en aquel tiempo, y que habrían generado la historia del mar abriéndose para atravesarlo.

El modelo requiere un terreno en forma de ´U´ en el río Nilo y una laguna poco profunda a lo largo de la costa, carcaterísticas que encontraron en una zona cerca del delta del Nilo, y que pudo ser la que relata el libro del Éxodo (ver video al final de esta noticia).

El estudio, realizado por el Centro Nacional para la Investigación Atmosférica de Estados Unidos y la Universidad de Colorado, sitúa el paso del Mar Rojo muy cerca del Mar Mediterráneo, donde mediciones a través de satélite muestran que un antiguo brazo del delta del Nilo se acercaba al lago Tanis, de poca profundidad y próximo a la costa, cerca de la actual ciudad de Port Said.

La fuerza del viento habría repartido las aguas del Mar Rojo -la lengua que sube desde Suez- entre el lago y el brazo del Nilo.

 

RECREADO POR ORDENADOR

En la simulación realizada y recreada se muestra por tratamiento informático que un viento de 101 kilómetros por hora, soplando de forma continua durante 12 horas, pudo hacer retroceder las aguas –que en esta zona tienen 2 metros de profundidad- hasta dejar a la vista la tierra del fondo de manera que constituye una pista en forma de puente de tierra flanqueado por dos paredes de agua, una a cada lado.

“Este puente de tierra mediría unos 3 kilómetros de largo y 5 kilómetros de ancho, y permanecería abierto durante 4 horas”, refleja el estudio publicado en la revista Public Library of Science, PLoS ONE. “A las personas siempre les ha fascinado esta historia del Éxodo, preguntándose si proviene de hechos históricos. Lo que muestra este estudio es que la descripción de las aguas separadas tiene una base en las leyes físicas”, dijo Drews.

.

¿CONTRADICE LA INFLUENCIA DE DIOS?

La investigación no busca negar ni apoyar la intervención divina, sólo examinar la posibilidad de que efectivamente las aguas se abrieran y ofrecieran el poder cruzar a pie a través del lecho del mar, algo a lo que da credibilidad.

Para un creyente que el viento abriese un camino de tierra entre las aguas del Mar Rojo en el exacto momento en que estaban atrapados en la orilla, para luego cerrarse al paso de sus perseguidores, sería ver la mano de Dios a través de un fenómeno físico, natural pero inusual, con la providencial aparición en el momento y lugar exacto.

Hay otras teorías físicas que han intentado explicar este mismo fenómeno (una de ellas un tsunami, como consecuencia de una erupción volcánica en una isla de Grecia); y desde luego para quienes creen en un Dios todopoderoso nunca se puede descartar la acción directa sobrenatural del poder de Dios.

En cualquier caso, que un pueblo de esclavos lograse huir del mayor imperio de su tiempo a través de un mar que se abre y luego se cierra, no puede dejar dudas de que, o no es cierto, o caso de serlo la mano de Dios estaba detrás.

http://protestantedigital.com/ciencia/34713/Cientificos_separan_las_aguas_del_Mar_Rojo_como_Moises_en_Exodus