Pedro Tarquis: Para Jesús, autoridad es servicio

Publicado: diciembre 21, 2014 en Conciencia, Historia, Iglesia, Missio Dei, Teología

QUIÉN ES JESUS III

Jesús no sólo reconcilió al hombre con Dios, sino al ser humano consigo mismo, trayendo nueva visión de la mujer, de los niños, de la forma de ejercer autoridad.

Era Navidad y Dios llegaba al mundo personificado en un niño, lo cual resalta la importancia de estos en todo lo que había diseñado en favor del hombre. El Dios todopoderoso eligió venir al mundo siendo un niño, quiso mostrar su grandeza a través de lo pequeño, poniéndolo todo al revés, trastocando todos los valores de la época en favor de los más desfavorecidos como eran las mujeres, los niños, los extranjeros…

 

Pedro Tarquis. / M.Gala

De ellos dice Jesús en Mateo 18.3: “En verdad os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos”, tomándolos en cuenta, es más, poniéndolos como ejemplo a seguir por nosotros los adultos. Suponemos que hay un contundente mensaje en estas afirmaciones. Y para ahondar más en el asunto, al responder a la compleja pregunta que se hacían sus discípulos, dice Marcos que se sentó y llamó a los doce, y les dijo: “Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos”. Y que luego tomó un niño, y lo puso en medio de ellos; y tomándolo en sus brazos, les dijo: “El que recibe en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me recibe a mí sino al que me envió“. Es como si dijera que el que recibe, ama, acoge, educa, enseña, escucha, consuela, da de comer, cura, discipula, busca a uno de ellos… por Él lo hace.

“Dejad que los niños se acerquen a mí… . Eso lo dijo Jesús. No hay metáfora en esa frase. Parece que nos dijera que seamos sus voces para preservar sus derechos, su dignidad.

De ese Jesús que pidió que no impidiesen que los niños se acercasen a él, hoy nos habla Pedro Tarquis, Director de Protestante Digital.

 

Pregunta.- Si hoy Jesús le preguntara, ¿quién crees que soy yo? ¿Qué le respondería?

Respuesta.- El creador y Señor del Universo, y salvador de mi vida.

 

P.- ¿Cómo y cuándo lo conoció? ¿Es para usted un amigo?

R.- En 1978. Me habló un amigo de su experiencia personal con un Jesús vivo y real y se me quedó el texto que me recalcó: “Jesús es El camino, La verdad y La vida, ¡nadie va al Padre sino a través de Él!”. Sentado en un Seat 600 en el Paseo de la Castellana, en un momento en que tenía todo lo que entonces soñaba, pero con un profundo vacío interior, entregué mi vida a Jesús y toda ella dio un giro increíble y feliz.

P.- ¿Hay evidencias históricas del paso de Jesús por la tierra? ¿Podemos los cristianos hablar de un Jesús histórico?

R.- Muchísimas, baste citar al historiador Flavio Josefo, judío y contrario a Jesús, por eso fiable en lo que relata de su historicidad como personaje histórico. Podemos dudar de si existió Platón o Julio César, pero no es serio dudar de si existió un judío llamado Jesús.

P.- ¿Por qué decimos los cristianos que Jesús es nuestro Salvador personal?

R.- Juan 3:16. De tal manera amó Dios al mundo que envió a su único Hijo para que todo aquel que en Él crea no se pierda mas tenga vida eterna. Esto se lo dijo Jesús a Nicodemo, de persona a persona.

P.- ¿Cómo puedo explicarle a una persona que no le conoce, que fue enviado por Dios para salvarle?

R.- Es tan simple como buscar en el fondo del corazón el mensaje sencillo que se recuerda en Navidad. Sólo que hay que creer que fue real, y que Dios sigue queriendo entrar en cada pesebre oscuro que es nuestra alma para llenarla de luz y de ángeles.

 

P.- En las Escrituras dice que Jesús es el intermediario entre Dios y los hombres. ¿Por qué piensa que muchos cristianos buscan otros intermediarios dejándole de lado?

R.- Cuando has experimentado la presencia y perdón auténtico de Jesús es imposible siquiera pensar en otro intermediario, además de que la Biblia dice en efecto que no hay otro. Quien actúa así no ha experimentado realmente la plenitud del perdón de Dios en Cristo Jesús.

 

P.- ¿Cuál fue la misión que se le encomendó al bajar a este mundo? ¿Es integral esta misión, es decir, incluye las necesidades básicas del ser humano, desde su necesidad de Dios, pero también su necesidad de alimento, educación, salud, relaciones, amor…?

R.- Salvación para la cultura judía es un concepto global; salvar del pecado es salvar de la injusticia, de la corrupción, del egoísmo, de la avaricia. Jesús no sólo reconcilió al hombre con Dios, sino al ser humano consigo mismo, trayendo nueva visión de la mujer, de los niños, de la forma de ejercer autoridad.

 

P.- ¿Por qué piensa que Dios le envió como si fuera cualquier ciudadano de a pie… Se esperaba a un rey poderoso que acabara con el yugo romano…

R.- Porque desde su nacimiento Jesús muestra los valores del Reino de Dios que nada tienen que ver con los humanos. Poder en la debilidad, grandeza en la sencillez, misión basada en la fe en Dios y no en el poder humano. Hacerse cercano a todos y no sentarse en un pedestal. Generosidad en vez de buscar posesiones. Idealismo contra materialismo…

P.- ¿Por qué Jesús se coloca como un marginado?… Come y bebe con pecadores, no tiene dónde recostar la cabeza… En fin se sale de los cánones.

R.- No creo que Él se colocase como marginado, sino que al negarse a marginar a nadie rompió el esquema de los marginadores y estos reaccionaron destruyéndole (más que marginándole). El sistema no admite que le rompan los esquemas.

P.- Mucha gente piensa que esa actitud choca con las situaciones injustas que se suceden en el mundo: pobreza, llanto, violencia, corrupción, desastres ecológicos… ¿Qué podemos decirles?

R.- La mayor parte de las desgracias del mundo son achacables al ser humano. Incluso en tragedias como el terremoto de Haití quienes murieron fueron los pobres con casa mal construidas. El propio Jesús y la Biblia dicen que el problema está en el corazón del ser humano. Por otro lado, hay una parte de injusticia, dolor y sufrimiento que sólo entenderemos más allá de esta vida. La Biblia dice que Jesús enjugará toda lágrima, y estoy seguro que lo cumplirá.

P.- ¿Qué significan las Bienaventuranzas pronunciadas por Jesús? ¿Quién es el hombre citado en las mismas?

R.- El mensaje del Reino de Dios, y sin duda es para quienes creen y siguen a Jesús, para que sepan qué atesorar y qué deben esperar sin temerlo ni perder de vista la meta.

P.- ¿Cómo podemos vivir las Bienaventuranzas aquí y ahora?

R.- Es vivir contracorriente siguiendo el mensaje de Jesús.

P.- ¿Se comprometió Jesús con la realidad que le tocó vivir?

R.- Plenamente. Revolucionó su mundo con su vida, y al planeta entero con su resurrección. Es difícil pensar en Derechos Humanos, democracia, trato justo a la mujer y los niños, etc. sin ver en Jesús su raíz histórica última. Eso sin hablar de la dimensión espiritual de salvación de la condenación por la culpa y sus consecuencias presentes y eternas.

P.- ¿Fue una estrategia el renunciar al poder que poseía? ¿Cuál fue su alternativa al dominio y poder e este mundo?

R.- Sin duda Él así lo decidió. Huyó cuando querían hacerle rey y volvió cuando sabían que iban a prenderle y crucificarle. Tenía clara su misión, y que era Rey pero no de la forma que las personas entendían. Su alternativa clara fue que autoridad es servicio, así lo expresó en varias ocasiones: “los reyes de este mundo se enseñorean de los demás, pero no será así entre vosotros, sino que el mayor será como el que sirve”.

P.- ¿Cómo encaja en lo anterior su muerte y posterior resurrección? ¿Cuál su importancia para el hombre?

R.- Es tal grado de entrega y amor, que sólo personas como Jhon Newton, el esclavista convertido a Jesús, ha podido expresar en Amazing Grace (Sublime gracia). La misericordia de Dios derrotando todo el odio, corrupción, egoísmo del ser humano, ofreciéndole el perdón sin mérito alguno por nuestra parte para merecerlo. El mundo, la Tierra y la Historia serían un auténtico infierno sin la resurrección de Jesús.

P.- Podemos concluir que el hombre es de suma importancia para Jesús, el Hijo, y para el Padre que lo envió. ¿Cómo debe entonces ser el papel de la iglesia frente al hombre y todas sus necesidades?

R.- Deberíamos decir que nada humano nos es ajeno, pero sabiendo vivir esa humanidad desde los valores, principios y mensaje del Evangelio. Al menos intentarlo con todas nuestras fuerzas.

P.- ¿Cuál debe ser la respuesta del hombre?

R.- Arrodillarse y creer. O pedir creer. Y actuar en consecuencia cuando el regalo de la fe llega a nuestro corazón.

P.- Se acerca la Navidad… Veo grandes preparativos. ¿Hemos entendido su verdadero significado?

R.- La mayoría de la sociedad celebra la Saturnalia romana con un barniz de Navidad. Navidad es todo lo que hemos hablado.

P.- ¿Cómo se celebra la Navidad en su casa?

R.- Muy sencillo. Ponemos alguna figura del Belén, algún año un arbolito de Navidad, la cena de familia; tenemos actos especiales en la iglesia donde invitamos a familiares y amigos. Pero sobre todo intentamos que la Navidad se celebre cada día del año como una realidad de Emmanuel, Dios con nosotros.

 

Finaliza la entrevista. Gracias, Pedro, por esta entrañable semblanza de Jesús, nuestro mejor regalo de Navidad.

 

http://protestantedigital.com/magacin/34798/pedro_tarquis_para_jesus_autoridad_es_servicio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s