Archivos para febrero, 2015


Birdman (o la condición humana como género)

Publicado: febrero 28, 2015 en Cine

Samuel Arjona

El guión, escrito a seis manos, no da tregua al espectador que desde el primer momento se ve arrastrado a una auténtica montaña rusa de sensaciones, siendo éste mi principal problema con “Birdman”.

Birdman
Un plano de la película. / Birdman

Participé en el año 1998 en un encuentro con el galardonado con el premio Cervantes de ese mismo año, el escritor cubano Guillermo Cabrera Infante. El encuentro consistía en tomar un mojito en su compañía y acto seguido asistir a 24 horas de proyección de cine clásico que él mismo había seleccionado (aprovecho para recomendar sus obras “Cine o Sardina” y “Un oficio del siglo XX”). Yo solo me permití permanecer sentado las 8 primeras horas, y aun recuerdo como si fuera ayer mismo el impacto que supuso para mí ver esas cuatro obras maestras, en nítido blanco y negro y en pantalla grande; que por orden fueron: “Ciudadano Kane”, “Frankenstein”, “Perdición” y “La novia de Frankenstein”.

Pero lo que cambió para siempre mi perspectiva al acercarme al cine desde aquel día, fue la presentación que el propio Cabrera Infante hizo de las mismas como bloque. Siendo obras tan diferentes entre sí (excepto el díptico de “Frankenstein”, ambas de James Whale y que funcionan como continuación) tienen algo en común y es su capacidad para abordar aspectos de la condición humana. Desde entonces no puedo evitar el considerar el análisis de los aspectos que conforman al hombre y su plasmación en pantalla de una manera tanto explícita como implícita, pero internamente, un género propio (las hay que lo hacen también de manera indirecta, por ejemplo al convertirse en un fenómeno social, pero en este caso el análisis es externo a la propia película).

De la última ceremonia de entrega de los Oscars ha salido vencedora “Birdman (la inesperada virtud de la ignorancia)”, de Alejandro González Iñarritu, cineasta que necesitaba retomar el vuelo, volver a gustar a la crítica y al público y lo ha logrado, provocando un entusiasmo generalizado, pero que yo no comparto. Y no es porque no encuentre virtudes, que las tiene y en exceso. Todos los aspectos técnicos y creativos apabullan. Para lograr ese efecto que ha ayudado tanto a vender la película, la sensación de estar asistiendo a un único (y falso) plano secuencia, todo debía de estar completamente medido, sin margen de error y tanto Gonzalez Iñarritu como todo el equipo de la película lo logran. Él tras la cámara consigue un pulso vibrante, apoyado en la arriesgada y conceptual banda sonora (un solo de batería espléndido y poderoso en matices), la fotografía de Lubezki es portentosa y aporta aún más tensión con la complicidad de todo el elenco actoral, perfecto.

 

Otro plano de la película.

El guión, escrito a seis manos, no da tregua al espectador que desde el primer momento se ve arrastrado a una auténtica montaña rusa de sensaciones, siendo éste mi principal problema con “Birdman”. Porque durante la proyección, una vez uno se sitúa y se deja llevar por las subidas y bajadas, por las curvas, no dejaba de preguntarme al servicio de qué se empleaba tanta virtud.

Los responsables de “Birdman” consiguen convertir su propuesta en una experiencia predominantemente sensorial. Y conscientes de estar provocando con el instrumento audiovisual el estado de ánimo adecuado al espectador es cuando acuden a ese cajón de sastre que frecuentemente es la “condición humana” (género del que quiere formar parte) y van extrayendo de él material para justificar la proeza. Y no al revés, como debería haber sido, porque la intención del director era abordar lo efímero que resulta el reconocimiento y los conflictos del “ego” que surgen a raíz de esto y mi sensación es que su pretensión acaba ahogando la esencia de la película.

“Birdman” será recordada por cómo ha sido rodada y no por lo que cuenta, por el ruido más que por la reflexión. En un año cinematográfico en el que hemos asistido a sutilezas como “Boyhood” o la gran ausente en las candidaturas a mejor película (de habla inglesa, por supuesto): “Foxcatcher”.

 

http://protestantedigital.com/cultural/35411/Birdman_o_la_condicion_humana_como_genero

Una historia de fe e identidad

Publicado: febrero 28, 2015 en Cine

José de Segovia

Premiada con el Oscar a la mejor película extranjera, ‘Ida’ nos muestra la lucha entre la razón y la fe, la carne y el espíritu, el odio y el perdón.

fotograma
Ida confronta a esta religiosa con una tía alcohólica y promiscua, que le recuerda que su Jesús vino a perdonar pecadores

Una película en blanco y negro, “Ida”, ha ganado el Oscar al mejor film extranjero, el Premio del Cine Europeo y el Goya a la mejor película europea. La obra del director Pawel Pawlikowski –un polaco afincado en Inglaterra– nos recuerda al cine de otra época, pero sobre todo, nos presenta una visión de la vida, que muchos consideran ya desfasada, la que ve la naturaleza humana desde la realidad del pecado.

Si para entender a alguien, hay que ponerse en su lugar, la ficción intenta lo que no podemos hacer en realidad, experimentar la vida de otra persona. “Vivimos en la apoteosis de un narcisismo que se ha convertido en ideología –dice Pawlikowski–. Lo más importante somos nosotros.” El personaje de su película Ida, “no siente que ella misma sea el centro del universo”. Su deslumbrante mirada te traslada al asombro de una vida, comprimida en apenas medio año de una joven novicia en la Polonia de los años sesenta.

Anna sale unos días del convento en el que ha crecido, para conocer a su tía Wanda, su único familia, antes de tomar los votos. Juntas emprenden un viaje en busca de sus orígenes, que las enfrenta a la culpa de un pasado olvidado. El país está bajo el régimen comunista, mientras que Anna es como si hubiera vivido en la Edad Media. Su tía acumula los horrores de la Historia del siglo XX, primero el Holocausto, y después la represión estalinista.

 

Ida nos presenta a una novicia que sale de un convento en la Polonia de los años 60

Nada es lo que parece. Anna se llama en realidad Ida, y es judía. Sus padres fueron asesinados durante la Segunda Guerra Mundial, en circunstancias no aclaradas.  Cuando conocemos a su tía Wanda, vemos que sale de su dormitorio, un hombre vistiéndose. Nos preguntamos si se estará prostituyendo, cuando descubrimos a continuación que es juez. No tardamos en saber que jugó un importante papel en el terror del estalinismo. La llamaban Wanda la Roja.

Cuando nació Pawlikowski en 1957, Polonia tenía un sistema burocrático y corrupto, basado en una estructura de poder totalitaria, sin ninguna ideología. Los años sesenta traen una cierta apertura, pero a los catorce años el director se va a Italia y Alemania, hasta que se establece finalmente, en Inglaterra, donde empieza a hacer documentales en los años ochenta. “Ida” es su quinta película, pero también el regreso al país de su infancia, sin la música, el color y los movimientos de cámara, que habían caracterizado hasta ahora su cine.

 

MIRADA DESLUMBRANTE

Poco de lo que uno ve en la pantalla hoy, se queda en la retina, algo después de desplegarse los créditos. Esta conmovedora historia, sin embargo, rodada en un impresionante blanco y negro, tiene un efecto hipnótico. Me ha trasladado a la época en que empecé a amar el cine.

 

Esta tía y su sobrina emprenden en una viaje que enfrenta la fe al misterio del mal

Si no supieras nada de esta película, pensarías que está hecha en el tiempo en que se ambienta. No es algo de ahora. El formato es casi cuadrado, como los televisores de los años sesenta. No tiene el movimiento nervioso de cámara en mano, que muchos confunden hoy con la emoción. Nada resulta falso e impostado. 

Como dice Carlos Boyero, “el claustro nevado de un convento, la bruma acercándose a un bosque, un tenue rayo de sol filtrándose en un cementerio, parece que siempre han pertenecido en esos paisajes, que no forman parte de la puesta en escena”. La única música que se escucha, es la que ponen en casa (Bach y Mozart), los cánticos religiosos del convento, o el grupo de jazz que interpreta en un hotel, “Naima” de Coltrane.

En los ochenta minutos que dura el film, no sobra, ni falta nada. Aprovecha el espacio de una puesta en escena con una cámara fija, donde los personajes sólo ocupan una parte de la pantalla. La sorprendente escena final, observa Paul Schrader que podría recordar a “El tercer hombre”, pero es un plano tan insólito, que alguien que conoce tanto cine como él, dice que nunca lo ha visto en ninguna película.

No es extraño que por donde vaya, consiga premios. Recibió el galardón de la crítica en Toronto, además de los mayores reconocimientos de su país. En Gijón se llevó seis premios, incluyendo el de mejor película, guión y actriz. Aunque se hizo el año pasado, se exhibe todavía en cines de todo el mundo.

 

ATMÓSFERA MAGNÉTICA

Anna sigue la rutina diaria de devoción y servicio del convento, mientras que Wanda es una mujer traumatizada por el Holocausto, alcohólica y promiscua. “La identidad de Ida está definida por su fe y no es superficial”, dice Pawlikowski. El director explica que “su fe cambia en la película, pero nunca la pierde”. Wanda es una mujer inteligente, que realmente creía en el marxismo. Se sentía más comunista que judía, pero ha pasado del idealismo al desencanto.

 

Ida presenta con sutilidad la relación de esta novicia con un joven saxofonista de jazz

Cuando Wanda le cuenta a Anna su origen judío, lo hace como una especie de ajuste de cuentas. Tía y sobrina emprenden este viaje con diferentes motivaciones. Wanda lo hace como una especie de autocastigo, pues sabe lo que la espera, pero Anna vive sin interés por su pasado, ignorante de todas las Idas que murieron en los campos de exterminio. Los judíos de Polonia fueron tanto victimas de los nazis, como del antisemitismo polaco. La población vive como si se hubieran esfumado, adoptando quizás otra identidad.

Al finalizar esta investigación, ninguna de las dos mujeres vuelve a ser la misma. La película nos enfrenta a la culpa y el olvido, que se confunde con el perdón. En el camino, se encuentran con un joven saxofonista que les invita al concierto de jazz que va a dar. Su relación con Anna muestra la complejidad y sutilidad de esta película. Es una historia descrita con gestos leves, silencios reveladores y miradas llenas de expresividad. Los diálogos son breves y justos, creando “una atmósfera magnética”, como dice Boyero.

 

ESPIRITUALMENTE SOBRECOGEDORA

“Ida” podría ser la confrontación entre una novicia inocente y la maldad del mundo exterior, pero es una obra mucho más profunda y compleja. Hay una dualidad en Anna, que nos muestra una realidad, pero también su oscuro anverso. Anna es Ida, e Ida es Anna. Son la misma persona, pero representa dos posibilidades de vida, para la misma persona. Una posible lectura de la conclusión podría ser que Anna tiene que intentar ser Ida, para saber qué decisión va a tomar respecto a su futuro.

 

Ida nos recuerda que sin identificación no hay compasión

Otra interpretación es la que hace Alissa Wilkinson en su interesante comentario en Christianity Today. Anna intenta entender  por qué su tía no la quiso tener, cuando se quedó huérfana, a pesar de que se lo pidieran sus hermanas. Para poder comprender la vida que ha elegido, tiene que convertirse en su doble, vivir su realidad. Es por eso que se pone su ropa y hace sus mismas cosas, para saber lo que es ser ella, entender por qué ha hecho lo que ha hecho.

El amplío espacio que dejan los planos de esta película, sobre la cabeza de los personajes, parece sugerir una presencia invisible, el peso de una autoridad que no podemos ver. El estilo ascético de “Ida” recuerda la desnudez de Bresson, pero también su visión jansenista de que en la abundancia del pecado, sobreabunda la gracia. Antes de emprender el viaje, Wanda advierte a Anna: “¿qué ocurre si vas allí y descubres que no hay Dios?” Ida nos muestra la lucha entre la razón y la fe, la carne y el espíritu, el odio y el perdón.

 

EL MISTERIO DE LA ENCARNACIÓN 

En cierto modo, Ida nos recuerda la Encarnación. Solemos hablar de un pensamiento judeo-cristiano. Los griegos despreciaban el valor del cuerpo y la vida material, pero ¿hay algo menos judío que la idea de que Dios pueda vivir en un cuerpo humano? En estricto sentido, el cristianismo no es ni griego, ni judío. Nos presenta la locura del Creador haciéndose criatura, para que le podamos conocer y confiar en Él, siendo salvos por el mayor acto de amor que se puede hacer por una persona.

 

Ida nos muestra el conflicto entre la carne y el espíritu

Una noche en que Wanda intenta ahogar sus penas en alcohol, le dice a Anna que “tu Jesús no se escondió en una cueva con libros, sino que salió  al mundo”. El cristianismo no se vive en un convento. “La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros”, dice Juan (1:14). Si “la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo” (v. 17), es experimentando nuestro dolor, para mostrarnos el verdadero amor que nos libera.

“Ida” no es sólo una historia sobre nuestra búsqueda de identidad. Es una reflexión sobre la fe y su lugar “en el mundo”. Jesús le pide al Padre: “no riego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal” (Jn. 17:15). Wanda le dice a Anna que Cristo vino a perdonar pecadores como ella. ¡Ese es el Evangelio! Lo que la religión entonces, como ahora, no acaba de comprender…

 

 

http://protestantedigital.com/blogs/35383/una_historia_de_fe_e_identidad


Se ven como una nueva banda de chicos … pero es la primera TRES VÍAS matrimonio del mismo sexo en el mundo: los hombres  gay tailandeses  se casan en una ‘ceremonia de cuento de hadas ”
Tres hombres se han casado en la primera de tres vías el matrimonio entre personas del mismo sexo del mundo
Hombres tailandeses gay Broma, Bell y Arte se arriesgaron en el Día de San Valentín
El trio se casó bajo la ley budista debido a restricciones matrimoniales de Tailandia
Bell dijo: “Creemos que muchas personas no entienden y aceptan en nuestra opción»

Por Corey Charlton para MailOnline

Tres hombres gays de Tailandia se han casado en lo que se cree que es la primera de tres vías matrimonio del mismo sexo en el mundo.

Felices de recién casados ​​Joke, 29, Campana, 21 y Arte, de 26 años, tomó la zambullida en el Día de San Valentín después de intercambiar sus votos en una ceremonia de cuento de hadas en su casa en la provincia de Uthai Thani, Tailandia.

En el rubor de los tres novios se cree que ellos son sólo el primer casamiento trío masculino del mundo, y desde entonces se han convertido en sensaciones de Internet después de que las fotos de su gran día se volvió viral.

2623FB8900000578-0-image-a-77_1425060937907
Bell, Arte y Broma fotografiados juntos después de atar el nudo en la primera de tres vías matrimonio homosexual en el mundo
2623FC2D00000578-0-image-a-79_1425060946269
Los recién casados ​​se arriesgaron día de San Valentín cuando intercambiaron votos en Uthai Thani, Tailandia

2623FC9D00000578-0-image-a-80_1425060948417
El trío consumó su amor bajo la ley budista en la ceremonia de los matrimonios del mismo sexo no son reconocidos como legítimos bajo la ley tailandesa

En lo que describieron como el día más feliz de sus vidas, los tres hombres fueron adecuados y arráncaron para la ceremonia en la que se intercambiaron anillos después de caminar por el pasillo.
Campana, de la provincia de Phitsanulok, dijo: “Creo que somos el primer matrimonio de tres vías del mismo sexo para tener una boda, posiblemente en el mundo.

“Algunas personas pueden no estar de acuerdo y probablemente sorprendido por nuestra decisión, pero creemos que muchas personas no entienden y aceptan nuestra elección. El amor es el amor, después de todo. ”

Aunque los matrimonios del mismo sexo no son reconocidos como legítimos bajo la ley tailandesa, el trío pudo consumar su amor bajo la ley budista en la ceremonia simbólica.

Arte, de la provincia de Chiang Mai, se reunió Broma, de Uthai Thani Province, a través de negocios y comenzó una relación después de darse cuenta de su amor el uno por el otro y cooperar estrechamente en el 2010.

Ambos sabían que eran homosexuales antes de conocerse y han estado viviendo juntos durante los últimos cinco años.

Mientras tanto Bell, quien estudiaba administración de la Universidad Phitsanuloke, con frecuencia se reunió con la pareja en las fiestas luego los tres hombres se dieron cuenta que comenzaron  a tener sentimientos el uno por el otro.

Pero después de Bell fue hospitalizado con una enfermedad congénita, el trío se convirtió en inseparable,  Broma y Arte se proponiéron  la idea de un matrimonio de tres vías.

La única condición era que Broma y arte deben pedir a los padres de Bell por su mano en matrimonio.

Art dijo: ‘Cuando Bell estaba en el hospital, se hizo evidente que todos teníamos un montón de sentimientos el uno por el otro.

2623FAAC00000578-0-image-a-81_1425061078447
Los recién casados ​​posan para una fotografía en su día de la boda después de caer en el amor durante su tiempo en la Universidad

2623FAB400000578-0-image-a-82_1425061091382
En la foto de izquierda a derecha, Broma, Arte y Bell dijo que muchas personas aceptaron y entendieron su situación

‘Pensamos qué mejor manera de mostrar nuestro amor a los demás por casarse.

“Puede parecer extraño para algunos, pero muchas personas pueden entender nuestro vínculo y las razones porque nos casamos.

En Tailandia, las uniones del mismo sexo no son jurídicamente vinculantes, y las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) pueden enfrentar desafíos legales a sus libertades sexuales porque las parejas del mismo sexo aún no están bien vistas.

Sin embargo, más derechos LGBT son aplicables mas que nunca antes en el país, uno de los países más tolerantes en Asia, con los grupos religiosos que declaran su apoyo a los matrimonios civiles entre parejas gays y lesbianas.

Broma, Bell y arte se unen bajo la Ley budista en una ceremonia que no fue legalmente registrada.

La ceremonia incluyó el tradicional intercambio de votos en el que el trío declaró su amor, y al hacerlo, aceptó compartir su hogar y las responsabilidades.

2623FAC000000578-0-image-a-83_1425061102675
Los tres hombres creen que los matrimonios entre personas del mismo sexo son tan válida como cualquier otra ceremonia legalmente sancionada

Según Broma, los matrimonios entre personas del mismo sexo son tan válidas como cualquier ceremonia legalmente sancionada y son tratados como tales.

Él dijo: ‘Ahora la sociedad tailandesa tiene una mejor comprensión de la orientación sexual como muchas bodas entre personas del mismo sexo aparecen en televisión, periódicos y medios de comunicación social, se sienten más aceptados y podrán salir.

‘Pero yo no creo que el mundo jamás haya visto tres hombres se casándose antes, esto es algo nuevo.

‘La mayoría de las personas que nos rodean pueden aceptar eso y muchas personas nos han dado su bendición.

“Nos amamos y vivimos juntos como hermanos; espero que esto es algo que el mundo puede entender en el siglo 21 “.

 http://www.dailymail.co.uk/news/article-2972542/They-look-like-new-boy-band-s-world-s-THREE-WAY-sex-marriage-Gay-Thai-men-tie-knot-fairytale-ceremony.html


“El odio no es para los humanos. El juicio le corresponde a Dios.”, escribió Goto en Twitter en septiembre del 2010

Twitter: tuit de Kenji Goto se viraliza tras su ejecución
El mensaje de tolerancia de Kenji Goto fue retuiteado por miles de japoneses. (Foto: Getty Images) 

Usuarios de las redes sociales adoptaron un mensaje publicado en Twitter hace cuatro años por Kenji Goto como un homenaje póstumo al periodista japonés asesinado.

En su cuenta de Twitter, el periodista de 47 años solía hacer referencias al vino francés, se quejaba de sus ojos cansados y apareciendo hablando a la cámara mientras informaba desde Siria, pero hay un mensaje que ha captado la atención, pues parece resumir la personalidad del profesional que fue decapitado por extremistas del grupo Estado Islámico que lo tuvieron cautivo durante meses.

El mensaje de Twitter que se viralizó fue publicado el 7 de septiembre de 2010 y dice: “Cierro mis ojos y espero. Si grito o enloquezco será el fin. Se parece a una oración. El odio no es para los humanos. El juicio le corresponde a Dios. Es lo que he aprendido de mis hermanos y hermanas árabes”.

El mensaje fue reenviado en 20.000 ocasiones por quienes revisaron la cuenta de Goto el lunes y fue replicado en innumerables ocasiones por otros.

La cuenta de Goto fue verificada por su amigo Toshi Maeda, quien dirige la empresa Pacific Bridge con sede en Tokio, que creó la aplicación de video para teléfonos móviles que Goto usó para enviar sus informes desde Siria.

El mensaje de tolerancia pareció resonar entre miles de usuarios japoneses de Twitter, que expresaron su admiración por el trabajo de Goto acerca de los niños que sufren problemas en Sierra Leona, Afganistán, Irak y otras regiones.

Goto apareció junto con otro rehén y su amigo Haruna Yukawa en un video presuntamente difundido por el grupo Estado Islámico el mes pasado. El fin de semana se dio a conocer la imagen de Goto muerto en una cuenta afiliada al grupo EI. Otra Yukawa también sin vida fue dada conocer previamente. La autenticidad de los videos no ha sido confirmada de manera independiente por The Associated Press.

Fuente: AP

 

http://elcomercio.pe/redes-sociales/twitter/twitter-estado-islamico-kenji-goto-viraliza-su-ejecucion-noticia-1788760