Archivos de la categoría ‘Sociedad’


Francisco trabaja en una fórmula para ofrecer la información del Vaticano

Buenos Aires
ampliar foto  El Papa recibió ayer al presidente ecuatoriano Correa. / REUTERS

El papa Francisco está muy pendiente de Argentina, recibe a personas relevantes de este país cada semana y tiene un papel destacado, en la sombra, en la política nacional. Ahora Francisco ha decidido tener un gran protagonismo en el asunto más delicado, el de los desaparecidos de la dictadura. El colaborador más estrecho del Papa, Guillermo Karcher, el hombre que suele utilizar para enviar sus mensajes a Argentina, ha confirmado en una entrevista a Radio América que Francisco está dispuesto a abrir los archivos de la Iglesia sobre la dictadura argentina y ya se está trabajando en una fórmula para hacerlo de manera generalizada. La Iglesia fue clave porque era el lugar al que llegaban las denuncias de las madres y familiares de desaparecidos y es probable que también se conserven las gestiones que hicieron los religiosos ante el régimen military.

La semana pasada, Ángela Boitano, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por razones políticas, fue recibida por el Papa y anunció que Francisco le había garantizado que se abrirían los archivos. Pero el Vaticano no quiso confirmar ni desmentir. Ahora llega la confirmación oficial a través de Karcher, formalmente responsable de Protocolo y, en realidad, el hombre más cercano a Francisco. “El deseo del Papa es ese, que se haga algo, y para eso encargó a la Secretaría de Estado y se ha comenzado a trabajar en el tema de la desclasificación de los archivos del Vaticano relacionados con la dictadura argentina”, dijo Karcher a Radio América.

Pero esta asociación cree que además el Papa irá más lejos y colaborará para que la Iglesia argentina haga una auténtica autocrítica de su papel en la dictadura, en la que muchos religiosos colaboraron activamente con el régimen, cuyos dirigentes se declaraban profundamente católicos. El Papa, nada más ser nombrado, recibió críticas de colectivos de derechos humanos por su actitud en 1976 con dos religiosos de su congregación que fueron secuestrados y después liberados. Él siempre ha defendido que hizo todo lo posible por ayudarlos. “La voluntad política del Papa es clara, va a abrir los archivos y va a impulsar la autocrítica”, asegura Graciela Lois, una de las fundadoras de la agrupación que reclama al Pontífice abrir los archivos.

“Buena parte de la Iglesia, no precisamente Bergoglio, fue cómplice de la dictadura. La autocrítica es una necesidad. Creemos que se va a hacer. Y confiamos en que la apertura de archivos sea útil para conocer la verdad. Ya se han abierto algunas cosas y si hay una petición de un juez están dispuestos, pero lo importante es que ahora se va a hacer de manera generalizada. Nos han dicho que están en ello”, sostiene Lois.

Además, en este marco de revisar la historia trágica de su país, el Papa promueve la beatificación de algunos sacerdotes asesinados por la dictadura. Karcher aseguró que la apertura de archivos es un “trabajo muy serio, que es poner en orden todo lo que es el archivo vaticano para que se haga una búsqueda y se pueda ayudar a mucha gente”. “Va a llevar tiempo”, admitió Karcher, que destacó “lo hermoso de la voluntad positiva del Papa de dar luz a muchas situaciones que han quedado sin explicación”.

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/04/28/actualidad/1430255970_700837.html


Se ven como una nueva banda de chicos … pero es la primera TRES VÍAS matrimonio del mismo sexo en el mundo: los hombres  gay tailandeses  se casan en una ‘ceremonia de cuento de hadas ”
Tres hombres se han casado en la primera de tres vías el matrimonio entre personas del mismo sexo del mundo
Hombres tailandeses gay Broma, Bell y Arte se arriesgaron en el Día de San Valentín
El trio se casó bajo la ley budista debido a restricciones matrimoniales de Tailandia
Bell dijo: “Creemos que muchas personas no entienden y aceptan en nuestra opción»

Por Corey Charlton para MailOnline

Tres hombres gays de Tailandia se han casado en lo que se cree que es la primera de tres vías matrimonio del mismo sexo en el mundo.

Felices de recién casados ​​Joke, 29, Campana, 21 y Arte, de 26 años, tomó la zambullida en el Día de San Valentín después de intercambiar sus votos en una ceremonia de cuento de hadas en su casa en la provincia de Uthai Thani, Tailandia.

En el rubor de los tres novios se cree que ellos son sólo el primer casamiento trío masculino del mundo, y desde entonces se han convertido en sensaciones de Internet después de que las fotos de su gran día se volvió viral.

2623FB8900000578-0-image-a-77_1425060937907
Bell, Arte y Broma fotografiados juntos después de atar el nudo en la primera de tres vías matrimonio homosexual en el mundo
2623FC2D00000578-0-image-a-79_1425060946269
Los recién casados ​​se arriesgaron día de San Valentín cuando intercambiaron votos en Uthai Thani, Tailandia

2623FC9D00000578-0-image-a-80_1425060948417
El trío consumó su amor bajo la ley budista en la ceremonia de los matrimonios del mismo sexo no son reconocidos como legítimos bajo la ley tailandesa

En lo que describieron como el día más feliz de sus vidas, los tres hombres fueron adecuados y arráncaron para la ceremonia en la que se intercambiaron anillos después de caminar por el pasillo.
Campana, de la provincia de Phitsanulok, dijo: “Creo que somos el primer matrimonio de tres vías del mismo sexo para tener una boda, posiblemente en el mundo.

“Algunas personas pueden no estar de acuerdo y probablemente sorprendido por nuestra decisión, pero creemos que muchas personas no entienden y aceptan nuestra elección. El amor es el amor, después de todo. ”

Aunque los matrimonios del mismo sexo no son reconocidos como legítimos bajo la ley tailandesa, el trío pudo consumar su amor bajo la ley budista en la ceremonia simbólica.

Arte, de la provincia de Chiang Mai, se reunió Broma, de Uthai Thani Province, a través de negocios y comenzó una relación después de darse cuenta de su amor el uno por el otro y cooperar estrechamente en el 2010.

Ambos sabían que eran homosexuales antes de conocerse y han estado viviendo juntos durante los últimos cinco años.

Mientras tanto Bell, quien estudiaba administración de la Universidad Phitsanuloke, con frecuencia se reunió con la pareja en las fiestas luego los tres hombres se dieron cuenta que comenzaron  a tener sentimientos el uno por el otro.

Pero después de Bell fue hospitalizado con una enfermedad congénita, el trío se convirtió en inseparable,  Broma y Arte se proponiéron  la idea de un matrimonio de tres vías.

La única condición era que Broma y arte deben pedir a los padres de Bell por su mano en matrimonio.

Art dijo: ‘Cuando Bell estaba en el hospital, se hizo evidente que todos teníamos un montón de sentimientos el uno por el otro.

2623FAAC00000578-0-image-a-81_1425061078447
Los recién casados ​​posan para una fotografía en su día de la boda después de caer en el amor durante su tiempo en la Universidad

2623FAB400000578-0-image-a-82_1425061091382
En la foto de izquierda a derecha, Broma, Arte y Bell dijo que muchas personas aceptaron y entendieron su situación

‘Pensamos qué mejor manera de mostrar nuestro amor a los demás por casarse.

“Puede parecer extraño para algunos, pero muchas personas pueden entender nuestro vínculo y las razones porque nos casamos.

En Tailandia, las uniones del mismo sexo no son jurídicamente vinculantes, y las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) pueden enfrentar desafíos legales a sus libertades sexuales porque las parejas del mismo sexo aún no están bien vistas.

Sin embargo, más derechos LGBT son aplicables mas que nunca antes en el país, uno de los países más tolerantes en Asia, con los grupos religiosos que declaran su apoyo a los matrimonios civiles entre parejas gays y lesbianas.

Broma, Bell y arte se unen bajo la Ley budista en una ceremonia que no fue legalmente registrada.

La ceremonia incluyó el tradicional intercambio de votos en el que el trío declaró su amor, y al hacerlo, aceptó compartir su hogar y las responsabilidades.

2623FAC000000578-0-image-a-83_1425061102675
Los tres hombres creen que los matrimonios entre personas del mismo sexo son tan válida como cualquier otra ceremonia legalmente sancionada

Según Broma, los matrimonios entre personas del mismo sexo son tan válidas como cualquier ceremonia legalmente sancionada y son tratados como tales.

Él dijo: ‘Ahora la sociedad tailandesa tiene una mejor comprensión de la orientación sexual como muchas bodas entre personas del mismo sexo aparecen en televisión, periódicos y medios de comunicación social, se sienten más aceptados y podrán salir.

‘Pero yo no creo que el mundo jamás haya visto tres hombres se casándose antes, esto es algo nuevo.

‘La mayoría de las personas que nos rodean pueden aceptar eso y muchas personas nos han dado su bendición.

“Nos amamos y vivimos juntos como hermanos; espero que esto es algo que el mundo puede entender en el siglo 21 “.

 http://www.dailymail.co.uk/news/article-2972542/They-look-like-new-boy-band-s-world-s-THREE-WAY-sex-marriage-Gay-Thai-men-tie-knot-fairytale-ceremony.html

Hierbitas y café para desayunar

Publicado: enero 31, 2015 en Sociedad

CUATRO HISTORIAS: MÉXICO

La pobreza marca la vida de los niños del México rural. Los padres batallan por darles educación pero muchos no escapan a la necesidad de trabajar

Sayra, de dos años, vive en un área rural de México. / Carlos R. Cervantes

Cada día, Sayra se cuelga su mochila de Spiderman y se va a la escuela. En esa bolsa de 15 centímetros no lleva nada salvo, a veces, las llaves de su casa. A sus dos años recién cumplidos, acompaña a su madre a dejar y recoger a sus hermanos mayores. Corre un cuarto de hora montaña abajo: carretera, camino, arrollo, colegio. Y de vuelta. Carga la ilusión de ir, por fin el curso que entra, a la escuela. Es la misma que tenía su madre 20 años atrás, cuando veía que sus hermanos emprendían hora y media de ruta a pie para ir a clase y ella se quedaba preparando tortillas, cuidando pollos, cortando café y buscando agua para que comieran algo a su regreso. Se hartó y se fue de casa a los 10 años. Quería a ir a la escuela, pero nunca consiguió estudiar.

Juliana Juan tiene ahora 25 años y no sabe si sus hijos llegarán a la universidad, pero lo espera. Desea, al menos, que estudien. Cuanto más tiempo, mejor. “Yo no pude por falta de dinero, pero ahora, si no vas a la escuela no tienes oportunidades”, afirma mientras hierve agua en una fogata frente a su casa en Ayutla, un pueblo de 2.000 habitantes en el estado de Oaxaca, al sur de México, con una población mayoritariamente campesina e indígena.

Sayra Zaori es la tercera de tres hermanos, la última, de momento, de una saga Domínguez Juan que crece en esta localidad de la sierra de Mixe, donde las montañas chocan con las nubes, la conexión a internet llegó hace un año y los adultos eligen a sus representantes comunitarios a mano alzada. “Sí, queríamos tres niños”, dice Juan, que ahora lleva un DIU y viste jersey y pantalón, “mi esposo quería otro, pero con la falta de dinero, no podemos tener más”. El abandono paulatino de la agricultura por trabajos más estables y un primer intento de inculcar la planificación muestran una brecha generacional en esta localidad donde la mayoría de familias viven de lo que les da el campo.

La falta de dinero lo marca todo en la familia. Reúnen entre 3.000 y 4.000 pesos al mes (unos 200 euros) entre lo que sacan el padre y la madre. Marciano Domínguez, de 32 años es carnicero de profesión pero últimamente solo consigue trabajos esporádicos, casi siempre en el campo, de donde a veces vuelve con verduras para cenar. Juan está en casa, cuida de vez en cuando el bebé de una maestra y vende lo que encuentra en el mercado del pueblo de los domingos: ropa usada que le manda su hermana del Distrito Federal, la capital del país, u objetos que ella misma produce con materiales reciclados: “Las flores de palo se venden bien porque como no hay que regarlas, duran mucho”, celebra.

Cartilla de Sayra

1. Nombre y fecha nacimiento: Sayra Zaori Domínguez Juan, 29 de octubre de 2012

2. Pero al nacer / ahora: 3,95 kilos / 11,5 kilos

3. Lactancia: Sí. Un año

4. Posición entre los hijos: tercera y última

5. Padres: Marciano Domínguez, Ayutla (Oaxaca), 32 años, campesino y Juliana Juan, Ayutla (Oaxaca), 25 años, ama de casa

6. Revisiones médicas: 1

7. Hospital: Hospital Básico Comunitario de Tamazulápan del Espíritu Santo (Oaxaca), a 2 kilómetros de Ayutla

8. Pediatra: No tiene. La enfermera del centro de salud de su localidad le controla el peso y el único doctor que hay en este centro atiende también a los niños en caso de necesidad

9. Número de controles médicos: 11 (una revisión general y el resto “control nutricional” o vacunas)

10. Enfermedades pasadas: ninguna grave

11. Vacunas: BCG – tuberculosis, hepatitis B, petnavalente acelular DPaT + BPI + Hib – disferia, tosterina, tétanos, poliomielitis e infecciones por h influenza b, rotavirus, neumocócica conjugada, influenza, SRP – sarampión, rubeola y parotiditis

12. Alimentación: un año de lactancia. Ahora: Desayuno: café y “hierbitas” (un vegetal parecido a la lechuga que crece en la zona). Comida y cena: sopa de tomate con pasta, frijol, arroz y tortillas de maíz. Antes de dormir, un vaso de leche los días que consiguen comprarla

13. Cuidados: padres, especialmente la madre

14. Guardería: no va.

15. Dotación de la casa y el barrio donde viven:  au hogar está hecho de ladrillo y madera, tiene una habitación con dos camas y un armario y una cocina. Su pueblo, San Pedro y San Pablo Ayutla, tiene unos 5.000 habitantes, un centro de salud y el Ayuntamiento es comunitario. La principal actividad económica de la localidad es la agricultura.

16. Juguetes: un muñeco de plástico, una pelota, una silla, una taza y el trapo de cocina de su madre, que le encanta

17. Dónde y cuándo va a ir a la escuela: el curso que viene (septiembre de 2015) entra en la escuela pública preescolar de San Pedro y San Pablo Ayutla, su pueblo.

18. Qué esperan los padres ella: poder darle la oportunidad de estudiar para que ella sea lo que quiera ser.

También los niños contribuyen a la economía familiar desde que sus manos se lo permiten. Carlos Uriel, de cinco años, es el primogénito y los fines de semana y durante las vacaciones acompaña a su padre al campo: “Desde que cumplió cinco lo mandamos a cuidar chivos, limpia, barre, acumula leña… si no va con su papá, se queda acá conmigo, pero lo pongo a trabajar. Ahorita hay niños que no hacen nada, no los ponen a hacer nada y no saben hacer nada”. Él sabe cómo calmar a su hermana pequeña cuando llora y saca la libreta de tareas después de comer para dejar los deberes hechos ya el viernes por la tarde. Le gusta mucho la escuela y, de mayor, quiere ser albañil y comprarse un celular y un terrenito donde construir una casa más grande que la que tienen sus padres. “Cuando se porta mal y le digo que lo voy a sacar de la escuela y lo voy a mandar con su papá, chilla”, cuenta Juan, orgullosa de que a sus niños les guste tanto estudiar. En el campo, en México, a los pequeños no se los achucha, se los quiere, se los educa y a correr. Uno de cada ocho menores del país trabaja. Uno de cada cuatro de ellos, tienen menos de 13 años, según las estadísticas oficiales.

Juliana Juan dio a luz por primera vez a los 20 años, una edad razonable en una zona donde muchas mujeres se quedan encintas durante la adolescencia. Su segundo parto, el de Dulce Esmeralda, ahora de tres años, fue en casa casa. “No me dio tiempo a llegar… ¡ni dolores me dio!”, exclama. Este tipo de partos imprevistos y apresurados, incluso en la calle, de camino al hospital o en una sala de espera por falta de atención médica, son habituales en México.

El 29 de octubre de 2012 llegó tercera. Juliana Juan entró al hospital, parió, pasó 24 horas en observación y se fue por donde vino con la criatura en brazos. La niña pesó 3.950 gramos y no volvió a pisar ese hospital, en Tamazulápam del Espíritu Santo, una localidad a dos kilómetros de Ayutla. Nunca ha padecido una enfermedad grave y, cuando tiene alguna “gripita”, la llevan al centro de salud del pueblo, pero no siempre la puede ver el médico, un doctor en prácticas que va rotando cada varios meses. “A veces le dan algún medicamento, no más. Otras, nos dicen que no volvamos o porque tienen demasiada gente o porque se acabó el horario”, sonríe la madre. Enciende la cadena de música y suena un disco alegre de un cantante de Ayutla que la hace bailar con su niña, de ojos grandes, negros y una sonrisa que cepilla dos veces al día.

En Ayutla no hay pediatras. Es el mismo doctor el que se encarga de rellenar una cartilla médica en la que constan seis visitas para controlar el peso: cinco kilos y medio a los dos meses, seis a los cuatro, seis y medio a los seis… 11,5 kilos en su última revisión, en mayo de este año. El médico califica de “normal” la evolución del peso del bebé, que tiene todas sus vacunas al día: tuberculosis, hepatitis B, tétanos, diarrea, infecciones por neumococo, influenza y sarampión y rubeola.

La casa donde viven se la compraron a plazos a un señor que necesitaba dinero hace dos años. Y la siguen pagando. Es un cubículo de cinco metros por dos, con una tabla de madera y varios cartones por ventana a la que añadieron, con maderas una segunda estancia donde tienen la cocina. El baño está fuera de la casa, tiene las paredes de hojalata y unos cubos de agua helada para tirar de la cadena. Los niños llevan doble pantalón y forro polar y, para dormir, se cubren con varias mantas pese a que los cinco comparten dos camas en un cuarto donde solo sobra espacio para un armario.

La falta de dinero lo marca todo en la familia. Reúnen entre 3.000 y 4.000 pesos al mes (unos 200 euros)

Después de un año de lactancia, Sayra desayuna café y hierbitas, como llama su madre a la mortaza, un vegetal salvaje comestible que crece en el campo. Juan prepara durante la mañana una sopa de tomate con pasta que sus hijos toman por la tarde y por la noche. Antes de ir a dormir, un vaso de leche, si hay: “Está bien cara”, se queja su madre. Frijol, arroz y tortillas de maíz completan una dieta en la que la carne es un invitado de honor: “Nosotros no llegamos y comemos pollo. Solo cuando al papá le va bien. Igual una vez al mes, o más…”, explica. Las verduras que le regalan sus padres, agricultores en un rancho a unos kilómetros le permiten también preparar una cena más rica de vez en cuando. Ahora tiene naranjas y chayotes que aguantan desde la semana anterior, del Día de Muertos, una fecha que se celebra en México con la intensidad que se festeja la Navidad en España, y fueron a visitar a su familia. A la vuelta del paseo al colegio, sin embargo, Sayra se queda dormida sin comer.

Juega con el trapo de su madre, se sienta en una silla de latas recicladas y orina aún en el pañal. Balbucea palabras como “mamá”, “papá”, “agua” y “cola” y algunas más en mixe, la lengua indígena que se habla en la zona y la única que habla su abuela. Sayra hablará mixe, asegura su madre, pero la nueva generación pone cada vez más obstáculos para aprender el idioma local y sus sueños se alejan de un modelo de vida tradicional dependiente de la naturaleza.

 

http://elpais.com/elpais/2015/01/12/planeta_futuro/1421081711_078865.html


Corresponsales y analistas debaten sobre el faraónico proyecto de una empresa china en Nicaragua

 

http://elpais.com/elpais/2015/01/31/videos/1422661716_080357.html


La influencia de la comunidad hispana es mayor en la industria del cine que en la política

Una mujer visita una exposición de fotografía en Miami. / EFE

Suponen el 17% de la población de Estados Unidos. A día de hoy, más de 54 millones de habitantes tienen raíces hispanas. El grupo de mayor crecimiento del país. Entre los más jóvenes, datos oficiales apuntan a que cada año unos 800.000 latinos cumplen 18 años. De media, tienen 27, diez menos que la población general. El panorama actual, y el futuro que se avecina, apuntan al optimismo para esta comunidad; el día a día dicta otra máxima: la influencia de los latinos es mayor en el consumo cultural que en la relevancia en la sociedad estadounidense.

“Crecen más como consumidores que como ciudadanos”, ahonda Jéssica Retis, profesora de la California State University Northridge y coautora del documento de trabajo Los latinos y las industrias culturales en español en Estados Unidos, elaborado por el Real Instituto Elcano, a partir de datos de distintas instituciones y organismos como Nielsen o el Pew Center, por ejemplo. Con él, Retis y Ángel Badillo buscan “poner en perspectiva” la situación de los latinos. “No se trata de un estudio académico, pero sí un documento a partir del cual poder trabajar en áreas más concretas”, añade Retis.

Los votantes latinos suponen un 48% de quienes pueden acudir a las urnas

A pesar de que la palabra latino, o hispano, englobe a decenas de millones de personas de distintas nacionalidades y clases sociales, el idioma (el español) y la religión (catolicismo) actúan de vasos comunicantes entre todos ellos. Además, hay un aspecto, según recalca el trabajo del Elcano, que facilita la integración: su incorporación como consumidores. De acuerdo con datos de Nielsen recogidos en el informe, en 2012 el poder adquisitivo de los latinos se estimaba en un billón de dólares (880.000 millones de euros), mientras que se presupone un billón y medio para este año. Todo ello ha impulsado la creación de mercados propios dirigidos a la comunidad latina en concreto.

Mientras esto ocurre, y pese a que cada vez se escucha más en boca de los políticos estadounidenses la importancia del voto latino, que alcanzó una marca histórica en las elecciones de 2012 (11,2 millones de latinos votaron), solo suponen un 48% de quienes pueden acudir a las urnas. Como recuerda el documento de trabajo, menos de la mitad de los hispanos tienen derecho a votar (exactamente un 43,4%), un porcentaje inferior al de otros grupos de la población, como los asiáticos (51,7%), los afroamericanos (69,1%) y los blancos (78,9%). Los Ángeles, Nueva York, Houston, Miami y Chicago continúan siendo las áreas que aglutinan los principales mercados de consumidores, y aunque se mantienen creciendo, otros lugares como Charlotte, Atlanta, Orlando o Seattle lo hacen a mayor rapidez, pese a estar alejados de los focos.

El aumento de su poder adquisitivo ha impulsado mercados propios

La industria del cine es una muestra de la realidad de los latinos. Por un lado, se hacen notar en las taquillas; suponen el 17% de la población que acude a las salas de cine, con una media de seis veces al año. Si esa división se hace por grupos, se trata del 32% de los espectadores, un porcentaje que no ha dejado de crecer, al contrario que el de los anglosajones, mayoritario, obvio, pero que desde 2000 ha caído un 4%. Pese a ello, como recuerda el documento de Retis y Badillo, históricamente la industria de Hollywood “no sólo ha ignorado a los hispanos, sino que cuando los ha incorporado a sus narrativas ha tendido a hacerlo desde perspectivas estereotipadas y discriminatorias”. Además, según un estudio de la Asociación Nacional de Productores Latinos Independientes (NALIP, por sus siglas en inglés), de 2010 a 2013 en la plantilla profesional solo un 2,3% eran directores; un 2,2%, productores y un 6% guionistas, unos porcentajes muy bajos.

En cuanto a datos sobre el consumo de información, los latinos en Estados Unidos han incrementado el uso de Internet, que pasó del 37% al 56% entre 2006 y 2012. Un crecimiento que contrasta sin embargo con la disminución del consumo de radio (del 64% al 56%) o de periódicos (58% a 42%). También baja el consumo de televisión, aunque se mantiene con un porcentaje alto, al pasar del 92% al 86%.

Los estudios más recientes a los que hace referencia el documento de Retis y Badillo sí recalcan una mayor adquisición de smartphones, a través de los que consumen información.

 

http://cultura.elpais.com/cultura/2015/01/30/actualidad/1422648468_512208.html


Charles Darwin »

El naturalista siempre temió por la salud de sus hijos, fruto de su enlace con una prima

ampliar foto

Montaje de una imagen de Charles Darwin y su primogénito William con otra de su mujer Emma abrazando a Leonard.

Charles Darwin llegó a tener diez hijos con su mujer, Emma Wedgwood, entre 1839 y 1856 y, como es natural, temía por la salud de su prole. Pero sus miedos iban más allá de las preocupaciones habituales de un padre, ya que partían de un cierto sentimiento de culpa: un pecado original propio que podía provocar que sus hijos fueran enfermizos o, cuando menos, más débiles de lo normal. Charles y Emma eran primos hermanos. El más relevante de los Darwin sabía que la consanguinidad deteriora a las siguientes generaciones, ya sean plantas o animales. Ahora sabemos que sus temores estaban justificados: su estirpe sufrió muertes prematuras y falta de fertilidad por culpa de la endogamia.

Tres de los hijos de Darwin murieron antes de los diez años y otros tres no tuvieron descendencia aunque se casaron repetidamente

El problema no surge únicamente del lecho de Charles y Emma. Los Darwin y los Wedgwood se emparejaron entre ellos durante muchas generaciones, lo que provocaba que el naturalista y su esposa tuvieran muchos otros parentescos además de ser primos hermanos. Otros tres hermanos de Emma se casaron con sus primos y la hermana de Charles, Caroline, también se enlazó con un primo Wedgwood. El cuñado de Charles, Harry Wedgwood, se casó con Jessie Wedgwood, que era su prima hermana por partida doble: sus padres eran hermanos y sus madres eran hermanas.

Esta endogamia desbocada de los Darwin-Wedgwood los convierte en una dinastía perfecta para que los genetistas estudien las consecuencias de la consanguinidad, como ya hicieran con la familia real de los Habsburgo. La primera y más evidente es que los niños nacidos de estos matrimonios tenían menos opciones de llegar a la pubertad, como mostró un estudio publicado en 2010 que generó un ruido importante en la prensa británica. Tres de los diez hijos de Darwin murieron durante la infancia, en dos casos por enfermedades que hoy sabemos que generan menos resistencia en los menores fruto de la endogamia. Ahora, los mismos investigadores acaban de analizar en otro estudio cómo estas relaciones de consanguinidad mermaron la fertilidad de esta dinastía.

El naturalista fue el primero en estudiar el efecto de la endogamia: las plantas eran más débiles y pequeñas

“Actualmente hay una cierta unanimidad en que la consanguinidad afecta a la fertilidad y a la esterilidad en los humanos, el problema es que aún no se ha podido concretar el modo. En la dinastía de Darwin hemos encontrado que la culpa de que las parejas consanguíneas tengan menos hijos que las parejas no consanguíneas no es de la propia pareja, sino de los varones consanguíneos”, explica Francisco Ceballos, genetista de la Universidad de Santiago de Compostela. El resultado de sus análisis muestra que los varones Darwin-Wedgwood fruto de la endogamia tuvieron 1,2 hijos por mujer frente a los 2,1 que tuvieron los no consanguíneos, tras descartar otros factores demográficos o socioeconómicos.

De los hijos de Charles Darwin, tres no pasaron de los 10 años y otros tres fueron incapaces de tener descendencia. En concreto, William y Leonard (retratados en la imagen) se casaron dos veces pero no tuvieron prole y su hermana Henrietta tampoco, a pesar de disfrutar de un matrimonio estable. Siguiendo un análisis estadístico, Ceballos y sus colegas han encontrado que las parejas consanguíneas de esta dinastía tienen un intervalo reproductor más corto tras examinar las edades, la duración de los matrimonios y otros aspectos. “La calidad del esperma es peor y cuanto mayores son los varones menos posibilidades tienen de ser fértiles”, asegura Ceballos.

La calidad del esperma es peor y cuanto mayores son los varones menos posibilidades tienen de ser fértiles”, asegura Ceballos

Tanto preocupaba la consanguinidad al naturalista que fue el primer estudioso de sus consecuencias. Darwin publicó varios trabajos sobre el efecto nocivo de la endogamia en 57 plantas distintas: la descendencia era más pequeña, florecía más tarde, tenía menos peso y producía menos semillas que aquellas plantas que no eran fruto de la consanguinidad. Hasta tal punto le inquietaban los resultados que se sirvió de sus contactos políticos para conseguir que el Parlamento incluyera en el censo británico una pregunta específica para el estudio del matrimonio consanguíneo. Trasladó sus miedos incluso a su hijo George, que estudió detenidamente la materia para llegar a la conclusión de que los efectos negativos no eran importantes en familias criadas con buenas condiciones de vida, como la suya.

Nada hacía pensar que los Darwin-Wedgwood arrastraban esta desventaja genética, ya que estaba plagada de cerebros eminentes, con diez miembros de la Royal Society en la familia, y así opinan por lo general los darwinólogos. Sin embargo, estos nuevos estudios señalan que tanto enlace entre primos tuvo sus consecuencias en la salud de la familia. Como concluyen los autores de este examen, “las pruebas sugieren que los temores de Darwin sobre la salud de sus hijos como resultado de su matrimonio con su prima hermana Emma Wedgwood no eran ni exagerados ni injustificados”.

 

http://elpais.com/elpais/2015/01/26/ciencia/1422302286_328586.html


Un oficial del ejército soviético fue el primero en entrar al campo de concentración el día de su liberación hace 70 años

El primer hombre que entró a Auschwitz tras su liberación
Este fue el panorama que encontraron los soldados soviéticos cuando arribaron a Auschwitz. (Foto: AFP)

“Había tal hedor que era imposible estar ahí por más de cinco minutos. Mis soldados me rogaban para que los dejara ir. Pero teníamos una misión que cumplir”. Estas palabras pertenecen a Anatoly Shapiro, el primer oficial del ejército soviético que entró en el brutal campo de concentración de Auschwitz después de la derrota alemana en la Segunda Guerra Mundial.

El 27 de enero de 1945, durante la etapa final del conflicto, las fuerzas soviéticas lograron ingresar al campo de Auschwitz, actual Polonia.

Por esa razón este martes, cuando se cumplen exactamente 70 años de ese hecho, se han realizado distintos actos conmemorativos de la liberación por parte del ejército soviético del que es considerado el lugar donde se cometieron los peores crímenes durante la guerra.

Se estima que en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau desde mayo de 1940 hasta enero de 1945 fueron exterminadas 1,1 millón de personas, la mayoría de ellas judíos polacos.

El hombre que abrió las puertas de aquel infierno y lo liberó del dominio nazi fue Shapiro, un comandante de batallón de 32 años, quien puso en libertad a los 500 prisioneros que estaban allí.

En una entrevista con el diario New York Daily News, pocos meses antes de morir en el 2005, el oficial ucraniano describió el horror de lo que vio hace 70 años.

LOS SOBREVIVIENTES

“No teníamos la menor idea de la existencia de ese campo. Mi comandante no nos había dicho nada sobre este asunto”, contó Shapiro.

“Entramos en la mañana del 27 de enero de 1945. Vimos algunas personas vestidas con harapos. No parecían seres humanos, lucían terrible, eran puro hueso”, añadió.

Shapiro, como comandante del batallón, les dijo a los sobrevivientes que eran el ejército soviético y que quedaban libres del dominio alemán.

“Pero ellos no reaccionaron, no podían ni mover la cabeza o decir una palabra”.

Recordó de aquella impresión sobre las personas, además de su aspecto esquelético, que no tenían zapatos y sus pies estaban envueltos en ropa vieja: era enero y la nieve rodeaba el lugar. “No sé cómo sobrevivieron a eso”, señaló.

MUJERES Y NIÑOS

Pero Shapiro no solo conversó con el diario estadounidense. En aquel entonces, el militar también dio una entrevista a la radio nacional israelí, donde entregó más detalles sobre lo que él y sus hombres hallaron en Auschwitz.

“Cuando nos aproximamos a las barracas que se suponían eran para mujeres, nos encontramos con una imagen terrible”, narró.

“Mujeres que yacían sin vida sobre el suelo, desnudas, porque la ropa se la habían robado las personas que sobrevivieron. Había mucha sangre y excrementos humanos alrededor”, añadió.

Todo aquel panorama dantesco estaba impregnado por un olor imposible. Los soldados de Shapiro comenzaron a rogarle que abandonara la misión.

La fatídica inscripición en la entrada de Auschwitz que significa en español: “El trabajo libera”. (Foto: Reuters)

“Pero no podíamos hacerlo. Nos habían dado la orden de estar allí”, relató.

En su testimonio al New York Daily News, en las barracas donde estaban los niños, el horror continuaba.

“En el último cuartel solo habían dos menores que habían logrado sobrevivir y cuando nos vieron comenzaron a gritar: ‘¡No somos judíos!, ¡no somos judíos!’. Estaban asustados porque pensaron que los íbamos a llevar a la cámara de gas”, dijo.

MATANDO POR COMPASIÓN

Pero el empeño de ayudar a los prisioneros no siempre fue exitoso, como se lo confesó Shapiro a la radio israelí.

“Apenas llegamos, montamos algunas cocinas de campaña y preparamos algunos alimentos ligeros. Pero algunos de ellos murieron al probar la comida, porque sus estómagos no funcionaban normalmente”, explicó.

“Estábamos furiosos. Los soldados querían matar a todos los alemanes, pero me tocó explicar que muchos de ellos no eran fascistas ni responsables de los crímenes que habían cometido los nazis”, añadió.

ESCONDIENDO LA EVIDENCIA

Pero más allá del lamentable estado del campo de concentración, los rusos no pudieron encontrar ninguna evidencia física relacionada con los experimentos médicos, ni siquiera a los pacientes que trataban en los hospitales.

“El 18 de enero de ese año los alemanes que dirigían el campo reunieron a toda las personas que pudieron. Nuestro servicio de inteligencia estimó que eran al menos 10.000 y que los nazis los obligaron a marchar, hambrientos y desnudos, hacia otros campos ubicados en el oeste. Ninguno de ellos logró sobrevivir. Todos murieron en el camino”, señaló.

Shapiro recordó que al inspeccionar las instalaciones de Auschwitz se encontró con hornos y máquinas de exterminio, mientras las cenizas de los cuerpos eran sacudidas por el viento.

Muchos niños fueron utilizados como objetos de experimentación médica mientras eran prisioneros de Auschwitz. (Foto: BBC Mundo)

“Si tengo algún mensaje para la siguiente generación sería muy simple: no permitir ni por un segundo que lo que ocurrió durante estos años se repita de nuevo“.

La mayoría de las personas que perecieron en este campo de concentración fueron debido a las cámara de gas, o por el hambre, distintas enfermedades o el agotamiento.

Shapiro recibió todos los honores militares posibles en el Ejército Rojo y después del desplome de la Unión Soviética, fue declarado héroe de Ucrania por el presidente Víctor Yushchenko en 2006.

En 1992 emigró a a Nueva York, donde murió en el 2005. Fue enterrado en el cementerio judío de Beth Moses en Long Island.

 

http://elcomercio.pe/mundo/europa/primer-hombre-que-entro-auschwitz-su-liberacion-noticia-1787579?ref=nota_mundo&ft=mod_interesa&e=titulo


El fiscal fue víctima de una sociedad anómica, un sistema político disfuncional y un gobierno perverso, corrupto y desconectado de la realidad

Para escapar del Laberinto, donde habían sido encerrados por Minos, Dédalo fabrico alas para él y su hijo, Ícaro, y así volar hacia la libertad. Dédalo instruyó a Ícaro no volar cerca del sol, porque las alas estaban adheridas a su cuerpo con cera. Desoyendo a su padre, sin embargo, y ante la fascinación de ser capaz de volar, Ícaro voló tan alto y tan cerca del sol que el calor derritió la cera que sostenían sus alas. Las perdió y cayó al mar, donde murió.

La alegoría es por Alberto Nisman, quien voló demasiado alto para una sociedad resignada a que los poderosos queden siempre impunes y la verdad, oculta. Todos estos años siguiendo su investigación sobre el caso AMIA, cada vez más cerca del fuego, siempre pensé en la analogía de Ícaro. Nisman fue un Quijote dispuesto a llegar a la verdad hasta sus últimas consecuencias. Descubrió que el gobierno que le encomendó esa tarea, ahora, en la figura de la viuda y heredera política de quien lo nombró, era cómplice de los criminales que él mismo había identificado y acusado. Y eso por petróleo, así de insignificante.

Nisman se propuso exponer la simulación de un gobierno corrupto y ahora también criminal. Su fingida retórica de derechos humanos, de igualdad de género, tan progre y tan moderna, se desvanecería para siempre ese lunes en el Congreso Nacional, ese lunes al que Nisman nunca llegó. Ese lunes habría sido el momento más dramático de la historia política argentina desde 1983. Y, al final, el día más dramático fue el anterior, el domingo de su muerte, una muerte solitaria. Tan cerca del fuego, el calor derritió sus alas.

Ahora mártir de la democracia argentina, no puedo dejar de pensar en Nisman muriendo en un departamento de Puerto Madero, ese lugar horrible, barrio irreal sin historia, ni afecto, ni identidad, burda imitación de Miami Beach, pero más caro y sin sentido estético alguno. En ese lugar, arquetipo del exceso y la ostentación, bunker del kirchnerismo y aguantadero de sus más corruptos funcionarios, allí murió Nisman, en soledad.

Nunca sabremos la verdad. Tal vez se suicidó. No puedo evitar recordar a Favaloro, quien se mató porque Argentina era demasiado corrupta para alguien que solo aspiraba a curar. ¿Qué menos haría quien solo buscaba justicia al darse cuenta que el mismo gobierno que iba a la AMIA cada año a honrar a las víctimas del terrorismo, era cómplice de los terroristas? O tal vez lo asesinaron cualquiera de las mafias a las que desnudó, la de Irán y sus trasnochados socios locales, la de los servicios de inteligencia politizados, o la de un gobierno hundido en el barro de una corrupción de inimaginables proporciones. O las tres mafias juntas conspirando contra la verdad y la justicia prometida a los familiares de la AMIA.

Ahora Nisman es la víctima número 86 de aquel ataque, solo que a él no lo mataron los terroristas, a él lo matamos entre todos, de a poco. En realidad no importa demasiado quien apretó ese gatillo, porque Nisman es nuestra víctima, seamos sinceros, asesinado también por una sociedad anómica, un sistema político disfuncional y un gobierno perverso, corrupto y desconectado de la realidad al que votamos no una, no dos, sino tres veces. ¿Acaso no ha sido una verdadera crónica de una muerte anunciada?

Al mismo tiempo Nisman es un síntoma. Su muerte y el acoso sufrido en vida—siendo además fiscal federal—son el síntoma más feroz de toda esa patología colectiva. Tal vez empezamos a matarlo cuando asesinaron a José Luis Cabezas en 1997, un reportero gráfico que seguía pistas de corrupción entre contratistas del Estado, o cuando desapareció Jorge Julio López en 2006, querellante en un juicio por violación de derechos humanos por quien la justicia no hizo demasiado.

Tal vez lo matamos cuando gritamos “que se vayan todos”, acelerando la descomposición de un sistema político que jamás se recuperó de aquella crisis. Tal vez lo matamos con la fragmentación del peronismo, nunca más evidente que en 2003 cuando tres peronistas se disputaron la presidencia. Aquello transformó lo que había sido el partido político más importante de la Argentina en una mera confederación de jefes territoriales sin cohesión alguna, obligados entonces a negociar el control de sus distritos con toda forma de ilegalidad imaginable: el juego, el tráfico y las barras bravas del fútbol.

Esto importa porque de las ruinas de ese partido político nació el kirchnerismo, un proyecto que entendió la conveniencia de la fragmentación y se abocó a profundizarla, haciendo política siempre con la chequera en la mano, intimidando al crítico, centralizando todo el poder en el Ejecutivo y financiándolo con los precios internacionales más favorables que Argentina tuvo en al menos dos generaciones.

A ese tren se subió más tarde la actual Presidente, decidida a exacerbar ese modo de hacer política instalado por su pragmático esposo, pero ahora con un barniz pseudo ideológico presentado como moralmente superior, barniz tal vez extraído de pretender ser una intelectual de izquierda. Una Presidente que sonaba como Mafalda pero cuyos zapatos de Prada siempre le recordaron al país que en realidad es Susanita. Y digo sonaba porque parece haberse curado repentinamente de su crónica verborragia: ahora está muda.

Tal vez allí también comenzó a morir Nisman. Toda esa hipocresía ha sido el sello de una época que hoy concluye en una muerte trágica, y que transformó ese estilo de hacer política en algo aún más perverso y autoritario. La viudez le puso en bandeja la reelección, y usó la empatía popular para hacerse impune y, con un cierto fundamentalismo, justificar el acoso a la prensa crítica, la intimidación a los jueces y fiscales independientes, la politización de la inteligencia, las platas mal habidas y la pretensión (fracasada) de perpetuarse en el poder. En definitiva, ha sido un gobierno autoritario pero también psicópata, tan psicópata que ya ni sorprende que hayan dicho que el principal culpable de la muerte de Nisman ha sido el propio Nisman. Y cuando dejaron de hablar de suicidio para decir que fue asesinato, lo hicieron por las encuestas, preocupados por la imagen presidencial.

Esta tragedia nos marcará. Por ahora nos toca hacer introspección, hacer el duelo y hacer tripas corazón frente a la peor crisis de los últimos treinta años. Aunque tal vez haya algo más que podamos hacer: en el próximo octubre electoral no olvidemos nada de esto y votemos por quien haya estado más lejos de esta manera de hacer política, por aquel que se haya situado en las antípodas del fenómeno más perverso que la Argentina democrática haya conocido.

Ese será el candidato que tendrá mi voto. Ojalá que gane y haga sucumbir cualquier intento neo kirchnerista. Recién entonces esta pesadilla podrá quedar definitivamente atrás y seremos capaces de honrar a Alberto Nisman y las restantes ochenta y cinco víctimas.

Twitter @hectorschamis

 

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/01/23/actualidad/1421972610_998872.html


Los asesinatos de los periodistas de Charlie Hebdo han impulsado globalmente el debate sobre la libertad de expresión y sus límites.

 ¿La blasfemia debe ser protegida por la libertad de conciencia y la de expresión? ¿Tiene que acotarse y hasta penalizarse cuando hay quienes se sienten ofendidos o degradados al ser caricaturizados por los blasfemos? El tópico se ha redimensionado en las últimas semanas y reflexionar sobre el mismo es tanto un deber intelectual como vital.

Los asesinatos de los periodistas de Charlie Hebdo han impulsado globalmente el debate sobre la libertad de expresión y sus límites. Para unos dicha libertad debe ser irrestricta, ya que es un logro histórico en la construcción de sociedades horizontales. Para otros la libertad de expresión debe refrenarse ante lo que para ciertas personas y colectivos es considerado como sagrado.

Blasfemar es lanzar una blasfemia contra alguien o algo. La primera acepción de blasfemia está definida, por la Real Academia Española, como “palabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos”. La segunda acepción incluye proferir “palabra gravemente injuriosa contra alguien”. Injuria es un “agravio, ultraje de obra o de palabra, y en términos jurídicos se considera “un delito o falta consistente en la imputación a alguien de un hecho o cualidad en menoscabo de su fama o estimación”.

¿Los periodistas de Charlie Hebdo blasfemaron contra el profeta Mahoma, es decir lo ridiculizaron, ofendieron y menoscabaron su estima? Sin duda que lo hicieron. Estaban conscientes de que al caricaturizar a ése personaje millones de musulmanes se iban sentir ultrajados y burlados. Los dibujantes siempre reivindicaron su derecho al sarcasmo contra las representaciones y símbolos sagrados. Para ellos lo sagrado no se quedaba nada más en el terreno de lo religioso, sino que también abarcaba lo político, económico y sociocultural. En buena parte su labor periodística consistía en desacralizar todo tipo de tótems para bajarlos de sus pedestales. De ahí que sus punzantes caricaturas, cartones y tiras cómicas fuesen dirigidas contra encumbrados políticos, magnates empresariales, integrantes de las realezas europeas, dirigentes religiosos y reconocidos socialités.

El ácido humor del semanario Charlie Hebdo tiene sus semejantes en distintas partes del mundo, pero no, por supuesto, en lugares donde está prohibido legal o simbólicamente ridiculizar a los representantes de los poderes político, económico, religioso y patriarcal. El caso de la masacre en las oficinas de la publicación francesa ha llamado la atención mundial por la forma en que ocurrió el salvaje atentado y el número de víctimas. En estos aspectos el de Charlie Hebdo es un caso límite, un punto de quiebre que ha mostrado el alto precio que debieron pagar unos periodistas dispuestos a desnudar con su agudo humor los excesos de algunos fanáticos islamistas. Y escribo algunos, porque es un despropósito y deformación ofensiva estigmatizar al conjunto de los musulmanes por lo que unos integristas perpetraron el siete de enero en París. Valga como muestra de crítica y desacuerdo de feligreses musulmanes con la masacre de París las demostraciones en distintas ciudades de España, bajo el lema “Soy musulmán, no terrorista”.

No han faltado quienes prácticamente culpabilizan de su muerte a los periodistas de Charlie Hebdo, ya que los irreverentes sabían bien que podrían ser atacados por ofendidos musulmanes prestos a defender la honra de Alá y su profeta. ¿Para qué satirizar a un símbolo sagrado, si de hacerlo había elevada posibilidad de ser ajusticiado por iracundos vengadores del honor mancillado? Porque los de Charlie Hebdo reivindicaban plenamente la libertad de expresión, y de ella, en su vertiente humorística, hicieron una herramienta para desmitificar a ideas, prácticas y personajes sagrados. Para ellos no había intocables.

Quienes señalan la falta de respeto a la sacralidad por parte de los caricaturistas de Charlie Hebdo como resultado de su trágico fin, olvidan que no fue la mordacidad de los periodistas lo que les mató, sino la reacción fanática de los criminales. Lo evidente no ha sido bien comprendido por un buen sector que dice defender la libertad de expresión, pero al mismo tiempo pareciera conceder que los periodistas fueron víctimas de su irreverencia y no de sus fanáticos victimarios. El fanatismo no debe ser un atenuante a la hora de querer explicar sucesos como los de París, sino un agravante que llame la atención de quienes pensamos en la importancia de construir sociedades diversas y, por lo tanto, multiculturales.

Con buenas intenciones desde distintos lugares se llama a ser respetuosos con las creencias, sobre todo religiosas, de los otros y otras. Respetar significaría no burlarse, ni caricaturizar, como lo hicieron los de Charlie Hebdo, figuras sagradas para ciertas personas y grupos. La libertad de expresión, dicen, debe limitarse para no irrespetar a los demás. El problema es que históricamente el irrespeto ha sido un motor de transformaciones en sociedades cerradas en determinados ámbitos. El sentido del humor, muchas veces duramente ofensivo, ha sido fuente de desacralizaciones necesarias para que las sociedades se democraticen, sean más participativas y se amplíen las libertades y derechos ciudadanos.

Desde todo tipo de poderes se busca someter a los irreverentes cuando éstos no respetan la jerarquía o sentido del honor de aquéllos. Las armas de los irrespetuosos son la crítica, la desdivinización de quienes se pretenden infalibles y reclaman obediencia irrestricta. La historia universal abunda en casos de irrespetuosos que fueron precursores de cambios mentales y posteriormente culturales que sedimentaron reivindicaciones benéficas para muchos, incluso para los opositores de esos cambios. De semejante itinerario da cuenta, por ejemplo, Perez Zagorin, en How the Idea of Religious Toleration Came to the West, Princeton University Press, 2003.

Escribo este artículo para Protestante Digital el 21 de enero, en la misma fecha que hace 490 años un pequeño grupo retomó la enseñanza neotestamentaria sobre que la Iglesia cristiana se conforma de creyentes, quienes de forma voluntaria y formando parte de una comunidad de fe se comprometen a seguir a Cristo, dan testimonio público mediante bautismo de adquirir tal compromiso, propagan el mensaje, afirman la separación Estado-Iglesia(s), son constructores de paz y renuncian al uso de la violencia. Desde fuera del movimiento les dieron el mote de anabautistas y en el siglo XVI ningún otro grupo fue tan perseguido, y con tantos (hombres y mujeres) entre sus filas en ser martirizados y/o ejecutados en la horca, ahogados, decapitados o quemados en la hoguera. Entre las acusaciones que sus perseguidores les hicieron estuvo la de blasfemia, herejía, enemigos del Estado (por no estar dispuestos a empuñar la espada en defensa de un territorio y sus gobernantes).

Confieso que me identifico doctrinal y vitalmente con el anabautismo, y por lo mismo creo que la forma de convencer a otros debe ser la persuasión mediante argumentos, no la imposición y menos la violencia. Me pongo del lado de la libertad de expresión, incluso cuando no comparto ni estoy de acuerdo con quien incurre en excesos que son ofensivos. No me parece sensato hacer burla de la tragedia de otros y otras, ni hacer escarnio de sus debilidades o fracasos.

Antes del sangriento atentado Charlie Hebdo podría ser considerado un semanario casi marginal, circulaba sesenta mil ejemplares de cada número. La edición posterior al criminal ataque fue de tres millones de copias que se agotaron en pocas horas, y por las redes sociales se subastan a postores dispuestos a pagar tres mil dólares o más por tener un número de la edición. El mercado lo banaliza todo. El semanario, me parece, iba cuesta abajo y perdía lectores por lo grotescamente reiterativo de sus sátiras. Ya no era tanto la irreverencia lo que le alejaba potenciales adquirientes a la publicación, sino el tono francamente provocador, de buscapleitos y permanente sarcasmo (burla sangrienta, ironía mordaz y cruel) con el que exhibía temas y personas. Con todo, los periodistas de Charlie Hebdo tenían derecho a hacer lo que hacían, a blasfemar como ejercicio de su libertad de conciencia y expresión. A ese derecho unos fanáticos antepusieron el sentido del deber, consistente en aniquilar a los burlones, creyendo que al hacerlo cumplían con un mandato divino.

 

http://protestantedigital.com/magacin/35090/blasfemia_y_libertad_de_expresion


#jesuisNigeria

Los mismos días de los atentados en París, unas dos mil personas, la mayoría cristianos, morían a manos de Boko Haram en Nigeria. Ante el grito de ‘#jesuisCharlie’, muchos echaron en falta ‘#jesuisNigeria’

FUENTES Cadena Ser LAGOS
#jesuisNigeria, viñeta
Una viñeta de #jesuisNigeria

En las últimas semanas el mundo ha sido testigo de la enorme movilización en respuesta a los atentados de París. Los ataques yihadistas a la revista ‘Charlie Hebdo’ y al supermercado judío dejaron un total de 17 muertos.

Sin embargo, mientras los hechos se sucedían, en otra parte del mundo ocurría otra importante masacre de la que poca gente habló. En Nigeria el grupo Boko Haram, también yihadista, asesinaba a unas dos mil personas en lo que se ha considerado como su ataque “más letal” hasta el momento, tal y como informó Amnistía Internacional.

Ante esto, un sector de la sociedad alzó la voz por la desigualdad del nivel de protestas entre ambas tragedias. La polémica se ha desatado especialmente en las redes sociales, donde la gente ha mostrado su indignación.

Preguntas como ¿Por qué no se habla de Nigeria?, ¿Por qué nadie protesta contra Boko Haram?, o ¿Que hay de #jesuisNigeria? se han repetido en las redes. No obstante, estas protestas se han dado de forma minoritaria.

Otra de las viñetas de #jesuisNigeria

BOKO HARAM

Boko Haram cuyo significado es ‘la cultura occidental es pecado’, es un grupo islamista considerado como ramificación de Al Qaeda. Su actividad se centra sobre todo en Nigeria, aunque ya se ha infiltrado en Chad, Camerún y Níger convirtiéndose en una amenaza regional. Para hacer frente a este problema en la zona, hasta el momento sólo se han reunido diversos líderes de países de África Occidental para coordinar esfuerzos y así combatir a los yihadistas, mientras que la Unión de Estados Africanos empieza ahora a movilizarse.

El grupo nigeriano se dio a conocer internacionalmente tras el secuestro de doscientas niñas en Nigeria en abril de 2014, un acto que sí provocó la movilización de la comunidad internacional y de grandes personalidades como la primera dama de EEUU, Michelle Obama.

Posteriormente, con el paso del tiempo el suceso pasó al olvido retomado únicamente por voces puntuales que recordaban la vigencia del secuestro, pues aunque el grupo extremista anunció que liberaría a las rehenes hace unos meses, finalmente se retractó y la mayoría de ellas siguen en paradero desconocido.

En los últimos días se han seguido produciendo trágicos hechos en el país africano. Varias niñas de 10 años han sido utilizadas por Boko Haram para cometer ataques suicidas causando numerosas víctimas y los secuestros de niñas, tampoco han cesado. Se trata de sucesos que a pesar su crudeza, normalmente nos son incluidos entre los grandes temas de la agenda internacional.

http://protestantedigital.com/sociedad/35029/Quien_llora_las_victimas_de_Boko_Haram_en_Nigeria